Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Foyer douce foyer -Priv-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Misaki Tsukuyomi el Mar Dic 07, 2010 3:47 pm

Aspecto Actual:
Spoiler:

El como llegó a aquella casona fue casi mera casualidad, mero "destino" dirían algunos, como otros dirían que sencillamente fueron las triquiñuelas de la pequeña las que hicieron posible aquello. La cosa era que en una noche, había conseguido una buena compañía, una buena diversión, & un buen refugio gracias a su nuevo "amigo". Como le había convencido de que les permitiera a ella & a su "acompañante" habitar en su "mansión", era otra historia, y rápidamente la jovencita se había apoderado de la habitación con decoración más infantil de la casa, probablemente lo que alguna vez fue la habitación de Ravi, o de alguna que otra doncella. No tardó demasiado en darle un toque más "acogedor" a aquella habitación, rasgando paredes, abriendo las ventanas, y haciendo dibujos con sus garras en las paredes. Estaba bastante feliz, aunque un tanto cansada, había sido una noche muy larga, pero reconfortante.

Ahora en las paredes habían rayones con forma de alas, & un par de dibujos abstractos más, aunque había uno que resaltaba entre todos, era la silueta de alguien que sostenía una manzana en una mano, en alto, mientras que en la otra tenía algo que parecía la cabeza de un toro, el puro esqueleto. Solo aquellos que conociesen realmente a Misaki podrían comprender el verdader significado de ese dibujo, que más que un dibujo, era un deseo, un recordatorio para la niña. Dudaba que a Astrain le molestase que hubiese arruinado el cuarto, al fin & al cabo, no le importaba, ya había aceptado que ella viviese con él, y tendría que atenerse a las consecuencias. Fuera de eso, tenía pensado portarse muy bien.

Se dejó caer sobre la cama, de espaldas, mirando el techo. Le observó, imaginándose el cielo más allá de esas paredes, & una sonrisa demencial se dibujó en ru rostro, que luego se transformó en un rostro de ira, de molestia, & de enfado, mientras recordaba muchas cosas. El rostro de una pequeña jovencita humana se veía deformado por el de una sicópata sin corazón, pero solo fueron unos instantes, puesto una presencia le sacó de su ensimismamiento.

{Wow, qué rápido} Pensó mientras dedicaba la última sonrisa de medio labio a los espectadores invisibles, & se levantaba con cuidado de la cama, acercándose a la ventana, asomándose en ella con las manos en los bordes, e inclinándose, mientras su cabellera rosada caía por los costados de su rostro, & con una mano se tapaba el sol que tanto le perturbaba a la vista. Una cinta negra adornaba su cabeza, su cuello & su mano derecha.

Por fin le pudo divisar debajo del árbol, & una sonrisa enorme de felicidad se dibujó en su rostro. Era una actitud completamente distinta a la que le había dedicado al mismo ser en el cementerio, pero era una situación distinta, un momento distinto, un aspecto físico distinto, & Misaki se encontraba de un humor distinto. Además, ahora estaban solos, & en territorio de otro ser, así que había que irse con cuidado... las paredes suelen tener oidos & ojos...

- J'assortis! - Le gritó con el puro hecho quizá de molestarle, quizá de alagarle, o quizá de jugar con él. Le había llamado "hermano", puesto en parte era un pedazo de la gran mentira que se había inventado para si misma. Levantó la mano derecha enérgica & le saludó desde la ventana, intentando llamar su atención, & antes de que el pudiese voltear, o decirle algo, desapareció de la ventana, comenzando a correr las escaleras mientras se tomaba las puntas del vestido con cuidado, en dirección al jardín.

No tenía ni idea de como él había llegado allí, pero era un gustazo. Habían muchas cosas que charlar, & además se encontraba un tanto aburrida sin el dueño de casa en la mansión, que al parecer había tenido que ir al centro del reino a atender un par de cosas...

Que más daba. Bajó lo más rápido que pudo para encontrarse con el sujeto en cuestión en el jardín, mientras sacaba toda su cortesía, su infantilidad & su caracter introvertido para dedicárselo a Georgerous.
avatar
Misaki Tsukuyomi
Bruja
Bruja

Elemento : Aire
Raza : Oceanium
Mensajes : 122


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Georgerous el Mar Dic 07, 2010 4:46 pm

-Luego de aquel hermoso encuentro en el cementerio mis pasos decidieron dirigirse hacía la misma nada, estos se habían encaminado como si supiera de memoria donde me estaba dirigiendo, claro esto era algo intencional, muy bien sabía donde estaba, donde me dirigía y que era justamente lo que sucedería allí, quienes vivirían allí, absolutamente todo lo que tenía que ver con los presentes en ese lugar y el lugar en si...Todo porque era parte del gran plan, todo porque estaba programado en mi impura y nefasta conciencia y todo l oque había llegado a decir en el cementerio, la forma de comportarme frente a los demás, la imagen que llegue a darle, los malos tratos que cerré allí y las cosas que pude observar cuando cada individuo se retiraba...Todo era parte del plan, incluso los pensamientos que surcaron mi mente eran parte de este terrible plan ¿Pero cual era el verdadero sentido de este plan? ¿Que era lo que realmente sentía al crear este plan? Nada, poco me importaba, nada era de mi interés, cualquier condición era planeada de antemano, todo lo que en esta noche se reflejaba en mis ojos era parte de este motor que permitía que yo siguiera planeando. Porque todos tenían planes en su vida, porque cada encuentro terminaba en una planificación mucho mas profunda y que cubría a mas personas, cada ves la red de mentiras se expandía por todo el reino y así comenzaba a hacerme mas poderoso, así las cadenas de mi prisión comenzaban a liberarme, así esta pequeña y ridícula imagen con la que me movía en el plano material, en este universo, quedaba mas y mas opacada ¿Porque? Porque yo ya había triunfado, porque mi plan ya desde hace mucho tiempo estaba en marcha y por mas que se atrevieran a devolverme al mar de almas yo seguiría ganando, porque mi plan de que esto jamas se terminara era un echo , una realidad y nada ni nadie podía escapar...Porque el Destino era inevitable, como el gran Plan-

-Las calles del reino se me habían abierto tras la lluvia, llegue mucho mas rápido que nadie a esa casona, abandonada y alejada de todo, fácil de alcanzar, siempre a mi mano. Colarme en este lugar fue cuestión de segundos, las puertas se habían abierto con mi presencia, ni siquiera había sido necesario que deformara todo el edificio, dudaba que al supuesto dueño le gustara que arruinara su "hermosa" decoración, que simplemente ignore, no me importaba, no había nada dentro de la casa que llamara la atención. Yo no necesitaba dormir, no necesitaba alimentarme, no tenia necesidades, no me ensuciaba, tampoco estaba limpio, no necesitaba nada con excepción de aquel muerto terreno que estaba por lo largo de un oscuro pasillo, un tenebroso y abandonado pasillo que había sido iluminado por mi luz propia y que había recorrido como un niño, corriendo e imitando un aeroplano, distorsionando los conocimientos del tiempo, dando a entender que esto ni siquiera me afectaba y que en mi conciencia había cosas que se perdían en la lógica del presente.
¡Ruuum!-Ese fue el eco en este abandonado lugar, abandonado porque mi cuerpo no tuvo intención de sentir nada, porque estaba concentrado en volar por ese pasillo, demostrando una sonrisa infantil tan hipócrita como lo había sido con el encuentro de Kari y como lo había sido en el cementerio, ta nada me interesaba, solo volar y como siempre lo había echo, el aeroplano de la demencia había aterrizado tras las puertas de un terreno seco y de piedra, donde mi sonrisa se volvió tan serena como la inmensidad de esta luna que había dado finalmente la cara, porque las estrellas me observaban y por el falso respeto yo había bajado mis manos para permitir que el aire seco agitara mis cabellos azabaches y las telas blancas que parecían las ropas de un mendigo, siempre impecables, porque yo era eso, un ser impecable, sería allí cuando podría decir que había llegado a casa para mirar lo que había dejado atrás, una puerta que cerro con la misma indiferencia que yo tenía, ver pasar una vida mas, una vida menos. Para el Destino todo era un proceso-

-Nueve minutos tardé en dar mis pasos, nueve fueron las palabras con las que vida despertaba de su muerte, nueve distintas especies de hierbas y flores habían crecido a mi alrededor porque por donde el heraldo del Cambio caminaba la vida volvía a despertar, se volvía mas hermosa y mas alegre que nunca, porque mis pasos eran eso, la misma vida pisoteando a todos los mortales.
Era un mediano terreno seco, ahora era un hermoso jardín que se azotaba con la constante brisa fresca que recorría el lugar, aquel pasto verde, lleno de vida y movimiento llegaba hasta mis talones, me acariciaba y agradecía la esperanza que les había enseñado a sentir, esa esperanza que se reflejaba en las pequeñas criaturas que comenzaron a habitar de forma exaltada...Ahora era cuando había creado un nuevo mundo para que este propio mundo continuara lleno de vida, la naturaleza reconocía a su verdadero señor, al verdadero señor de este universo y era por eso que los insectos que se habían amontonado en el lugar no se entrometían, no intentaban dañarme, ni siquiera se acercaban a mi imagen sonriente que se acercaba al muerto sauce frente a mi. Las flores que en su mayoría eran blancas observarían, los insectos brillantes danzarían por encima de estas, se perderían en el aire, y volverían a hacer gracia de su danza, todo mientras el viento le daba vida a esta hermosa alfombra de vida, todo mientras la muerte era ahuyentada por la esencia del Cambio-

-Lo que era una estructura de roble muerte , decaída y triste ahora era una fuerte estructura de mas de diez metros, de una madera extremadamente fuerte, grande , que parecía ser el núcleo de toda esta hermosa vida que jamas tendría fin. Sus raíces eran el parásito de la tierra, el absorbía la vida de los seres vivientes, sus emociones, todo lo que estaba sucediendo a mis espaldas, las planificaciones, las mentiras, las esperanzas de las personas en que el reino finalmente sería un reino...Todo lo que tenía nombre y apellido, identidad, una razón de ser, todo lo que era vivo y tendría el propósito del individualismo, observaría así a mi hijo, aquel árbol que había vuelto a la vida y que deformado estaba porque contenía mi esencia y que alejaría a todos aquellos que no deseaban que la vida fuera la vida, que no la percibieran...Que quisieran destruirla y que impedía que nuevas presencias vinieran al paraíso, a mi mundo, como había llegado la reciente niña pequeñas que tras actos de formalidad, que con su esencia gris y falsa me había gritado tras muchos varios minutos de darle vida a este mundo, de observar de espaldas toda la inmensidad de los cielos, para que mi sonrisa se volviera notoriamente satisfecha, que mis ojos esmeralda se cerraran, porque había actuado nuevamente...Porque ella, como en todas las veces, había llegado a mi y que al momento de querer escuchar la fuente del sonido me había encontrado con una pequeña princesa rosada a la cual observaría con la ternura de los miles de ángeles que ella había traicionado-

-Era silencio lo que acompaño que mi sonrisa se volviera un ladeo por mi parte, pero el silencio no era el fin de mis acciones, mis pasos fueron claros y seguros, pero dados con la elegancia que solo la eternidad podía entregar, la iba a esperar a mitad de camino porque el centro de la vida la podría dañar, porque justamente para eso había sido invocada, para proteger mi legado, para incluso protegerme a mi mismo, porque ese lugar estaba lleno de la esencia de vida, mi escondite, mi hermoso paraíso que no podía mancharse con sangre, sino con el fuego que consumía las almas de lo seres vivos. Eran sus ganas de hablar, la oportunidad que había creado para ella, el Destino que para ella solo sería algo insignificante pero que al mismo tiempo era lo que controlaba todo lo que le sucedería, todo por lo que en su pequeña cabeza pasaría, todo lo que su hermosa y dulce voz reflejaría, porque ella era mi pequeña princesa, porque ella era pequeña luz que faltaba en todo este paraíso, porque ella era la imagen de la inocencia, de la ternura, de la hermosura...Porque yo era el que la había creado, el que había provocado que estuviera encerrado en esa imagen caprichosa, pero sería justamente yo el que provocaría que su poder volviera a ser el de antaño porque para eso estaba Destinada...Para recorrer el camino del Caos que la esperaba con los brazos abiertos, como yo lo hacía para que viniera hacia mi como lo había echo hace miles de años-
MI hermosa princesa...Mirá el mundo que cree para Vos, este Paraíso creado por mi sentir...-Falsedad, una falsedad hermosa que era azotada nuevamente por aquella brisa que acariciaría a la recién llegada, a la Reina de este mundo que me pertenecía-
avatar
Georgerous
Hechicero Nigromante
Hechicero Nigromante

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Daímona
Mensajes : 382

Edad : Ahora soy un hombre >:D
Empleo : Forjar el Bonete Cósmico

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Misaki Tsukuyomi el Mar Dic 07, 2010 5:14 pm

Y bajó y bajó los escalones de la magnífica escalera, & sintió como si en vez de estar descendiendo, estuviese ascendiendo al paraíso, al Nirvana nuevamente, donde pertenecía, pero ya no podía estar, donde no sería más que una rosa marchita que no encajaría en ningún florero, & donde solo encontraría irritante toda la luz del lugar & todos los sentimientos que allí encontraría, pero que a pesar de todo, era donde quería estar. Sus caprichos no tenían límites.

Bajó con pasos rápidos todos los escalones, & en el último se tropezó, más no cayó, si no que hizo que hiciese ademán de caerse & avanzase con más fuerza hacia aquél pasillo oscuro & sombrío, que le recordaba que para llegar a aquél paraíso tendría que atravesar las penurias de la soledad & de la frialdad nuevamente... Más allí estaba Georgerous, el sujeto más extraño, & que con tanta facilidad Misaki podría llegar a odiar para recibirla con los brazos abiertos, & que se había convertido en su única posibilidad de salvación. Cayó en sus brazos como una niña que cae en los brazos de su padre, & recibió sus palabras como la princesita caprichosa que era, ocultando su rostro en el pecho de él unos segundos, para levantar la vista & observarle con aquellos orbes llenos de falsa ilusión & brillo rosáceo que había creado para él. Era un deleite el como ambos eran capaces de seguir el ritmo de ese baile de la falsedad, de la mentira, & de la teatralidad, sin perderse, mentirse descaradamente, pero a la vez decirse la verdad. Eran un par de seres demenciales que habían estado destinados desde un comienzo para encontrarse en la línea de la vida & que por fin habían encontrado el momento & lugar adecuado para hacerlo.

- ¡Te extrañé! - Dijo con la dulzura de una infante, mientras volvía a hundir su rostro en el cuerpo de él, como para fundirse con el olor inexistente de aquél ser putrefacto, que ni siquiera tenía un cuerpo real. Sus engaños no tenían límites. El había visto la verdadera personalidad de la sucubbo en el cementerio, sin máscaras, sin engaños, sin actuaciones, pero ahora conocería el otro lado de la moneda de la jovencita, & descubriría lo tierna que podría llegar a ser. Era tanto, que a veces se asqueaba de si misma, aunque mirando bien al nuevo sujeto, se percató de que no le importaría comportarse de mañera cariñosa con él. ¡Era un niño! ¡Sería su compañero de juegos! ¡Y lo más genial era que no habría juego que no pudiesen compartir juntos!

Quizá se había forjado una mala impresión de él, pero ahora que la obra comenzaba realmente, estaba segura de que podría hacerla lo más llevadera posible, para ella & para él; claro, mientras nadie se interpusiese en su camino.

Dio un paso hacia atrás, & se inclinó hacia su costado derecho para mirar por al lado del cuerpo del que le estorbaba, & observar el jardín hermoso & brillante, tal como su paraíso. La belleza del lugar hizo que se le irritasen los ojos, & que una sensación extraña recorriese su cuerpo, pero había que continuar con el juego. - ¿Tu sentir vers moi ? - Preguntó en un tono de voz suave, & con timidés, mientras le miraba expectante, esperando una respuesta.

Ahora él para ella era su hermano mayor. El podía ser su jefe, su enemigo, su amante, todo lo que se imaginase, en el momento en el que el entró a esa casa, & comenzó a cambiar las cosas, Misaki se percató de que así sería. El tenía el potencial del cambio, & podría adaptarse a lo que ella le propusiese, como ella se adaptaría a la situación. Ahora se tratarían como iguales, como los pequeños niños que interpretaban, pero aquello podría cambiar siempre, en cualquier momento, además Misaki aún se sentía algo recelosa respecto a la muchachita, esa tal "Kari". No importaba, ya tenía en la noche un nuevo panorama para olvidar aquél suceso.

- ¿Todo eso es para Misa Misa? - Levantó la mano derecha, en la que tenía atadas aquellas cintas, apuntando hacia el jardín, expectante.


[/color]
avatar
Misaki Tsukuyomi
Bruja
Bruja

Elemento : Aire
Raza : Oceanium
Mensajes : 122


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Georgerous el Mar Dic 07, 2010 6:54 pm

-Era la blancura impecable de mis brazos los que rodeaban ese pequeño y morboso cuerpo de niña que despedían las energías para alimentar aún mas la hermosura de este paraíso, sentía como me pertenecía, sentía como todo el universo se le estaba dando vuelta poco a poco, porque a pesar de fingir ella seguramente desearía escapar, nadie quería entrar en las Disformidades cuando uno ya la conocía y era solo cuestión de observar como el vacío de mis ojos parecía arrasar con todo ese falso brillo de infante, violando toda su intimidad, llegando a tocar su alma y alimentando esa locura que de forma pasiva la consumía en su mundo sin sentido, era nefasto mas aún así lo necesitaba porque yo era el que creaba el disfraz para la prostituta, porque yo la vestía de ángel, de princesa, de dependencia y la arrastraba a bailar entre las flores que eran alimentadas por ese odio al Destino, porque era esa fuerza invisible la que la golpeaba y la que ahora se aferraba a su pequeño cuerpo, tomándolo como propio, como si fuera ese amor que se había perdido en la tormenta nevada y que finalmente se había encontrado en la primavera, porque de eso se trataba la esperanza, la esperanza que jamas sentiría pero que estaba obligada a fingir sentir, porque todo este elenco era el que yo respiraba, su fino perfume de mujer que era vomitado por sus sedosos cabellos rosados que caían sobre mis frías y etéreas manos, todo mientras su pequeña cabeza, su rostro angelical, la hermosura de una eternidad que jamas llegaría a comprender, volvía a buscar mi corazón, la protección de su hermano mayor, allí no había nada, porque la realidad, la opinión que tenía sobre mi, lo que ella podía llegar a entender sobre mi, no era nada realmente...Porque ella misma se estaba abrazando a si misma, porque eso era el Caos, eso era este Paraíso, eso era esta hermosa noche de juegos...La inconsciencia de su mente-

Por eso estamos juntos-Ese fue el susurró que llegaría a invadir sus vírgenes oídos que acostumbraban a las blasfemias y a los gritos de placer que se camuflaban con el dolor, esa era la respuesta ante mi ausencia, por esa misma razón estábamos juntos y lo estaríamos por toda la Eternidad, porque la Eternidad era mi ser y ella estaba atrapada en mi ser, mi eternidad, la eternidad, la única realidad que atravesaba toda creencia, todo pensamiento, toda voluntad, que simplemente volvía a "respirar" el perfume de la inocencia algo que a mi rostro poco ya llegaría porque sería ese beso inconsciente y gélido el que coloraría entre sus rosados cabellos que atados estaban con la oscuridad de todo esto, todo porque yo me había rebajado a su oscuridad, a su estatura, a su forma que simplemente complacía la inexistencia, que alimentaba la hipocresía de aquel que era tan hipócrita que ni siquiera conocía el verdadero sentir de esto, porque simplemente no sentía nada, ni siquiera era la satisfacción lo que sentía, ni siquiera el placer que daba el Poder, porque este crecía mas y mas, porque su juego solamente era un beneficio para mi y porque su inocencia de miles de años no conocía realmente lo que era mi gran plan, menos mi culpa y mi poder, solo sabía que ante si, que tras sus pequeños pasos tímidos, podía llegar a observar a la Vida en su obsesión de continuar, esa obsesión que se vio reflejaba en mi recta y dulce posición que la esperaba con atención y que tramaba que a pesar del dolor, de lo ajeno que ella estaba a la vida, siguiera fingiendo, porque la luna y las estrellas eran nuestro público-

-Sería mi afirmación lo que respondería a su primera pregunta en un aparente lenguaje propio de ella, seguramente una de las pocas cosas que había quedado de aquel pequeño cuerpo que ahora ella portaba...Sus raíces, justamente era aquella mi fortaleza, mi ventaja sobre ella , por sobre los demás y a pesar de que ello fuera algo prácticamente invisible , su alma estaba entrada de eso, su precaución, su aberración hacía mi persona, lo que provocaba que esto tuviera este tono alocado, porque eso era realmente, una situación totalmente alocada, un pedazo de memoria que pertenecía a un loco, algo que no tenía mucho sentido de ser pero que era la realidad, que era ese el precio a pagar a tanta deserción, a tanto maldito cambio que en su existencia tuvo que presenciar, porque era cuestión de mirar los cielos para observar como las energías de todos los seres vivientes comenzaban a amontonarse y a formar marte de mi, la vida crecía a mi alrededor, este hermoso jardín era parte de mi, como el gigantesco árbol que parecía absorber mas y mas la comodidad de la pequeña frente a mi, esa pequeña que con un gesto tierno, digno de su infantil reflejo, me había preguntado si todo esto era para ella, si todo lo que ella había construido le pertenecía...Esto sería lo último que perdería-
Todo en este universo es para Misa Misa , Fraus-Sama puede lograr que todos los deseos de Misa Misa se hagan realidad, porque solo Fraus-Sama tiene el poder Crear. -Mi tono de voz estaría dirigido con aquel verdadero significado del juego, ese juego que hace mucho había sido planeado y que ahora era una de las tantas realidades que se asomarían con el salir del sol, una y otra ves, porque la nueva era era la que que cubría la realidad terrestre y eso ella lo ignoraba...O lo sabía muy bien, era por eso que me había buscado, era ese nuestro pacto, era esa la razón de ser, era todo aquello lo que tenía un verdadero significado, de eso se trataba y eso se lo dí a entender, porque de esto se trataba el juego...De que me recorriera en mi totalidad, como buscaba esa mirada rosada que perdida se encontraba entre las luces de los astros que esperaban el anunciar de nuestro plan, de su papel en este gran y eterno juego-¿Misa Misa quiere escuchar las reglas del juego? Fraus-Sama sabe que Misa Misa espera eso, todo para que Misa Misa y Fraus-Sama comenzaran a jugar.-Sería allí que mis brazos se cruzarían para demostrar un gesto que se afilaba con el nuevo viento que ahora dejaría de afectarme, porque hace tiempo me había alejado de este mundo, de eso se trataba todo, el control sutil que había impuesto y que ahora tenía la propuesta de oscurecerse mucho mas-
avatar
Georgerous
Hechicero Nigromante
Hechicero Nigromante

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Daímona
Mensajes : 382

Edad : Ahora soy un hombre >:D
Empleo : Forjar el Bonete Cósmico

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Misaki Tsukuyomi el Mar Dic 07, 2010 7:29 pm

Y el ser buscó los secretos de la pequeña con la mirada, & Misaki lo complacería, si, claro que lo haría, le mostraría todo lo que el quisiese ver, porque al fin & al cabo ¿Para qué ocultárselo? ¿Para que evadirlo? ¿Si podía darle el deleite de ver gritos de dolor, gritos de placer, historias, lineas de vida destruidas en los ojos de Misaki? Y por sobre todo, mucho, mucho rencor. Porque el rencor era lo que mantenía a Misaki con vida, además de sus ganas de vivir a sus anchas, por sobre todos aquellos que la repudiaron por ser lo que era ¿Cómo podían negar algo que ellos mismos habían creado? Ella había estado creada para caer, destinada desde un comienzo para fallar, & nadie se lo había perdonado, nadie había entendido las justificaciones, & se había visto envuelta en aquél espiral descendente (Emo xD) que la llevarría a su propio infierno. Eso era lo que el vería en los ojos rosados de la chica con rostro angelical; puesto continuaba siendo un ángel. Si, alguna vez lo había sido, & de cierto modo, lo seguía siendo. Un angel con intereses especiales, un ángel creado para desequilibrar, no para equilibrar, un ángel basado en una existencia de complacencia & no de abstinencia como todos los demás; un ángel que se había convertido en un demonio, & en uno de los peores demonios.

Su frase le sonó a ironía "Por eso estamos juntos", claro, porque se complementaban, porque el la necesitaba tanto como ella a él. No necesitaba a Misaki en sí, si no a lo que ella representaba, al desequilibrio de fuerzas que creaba, al caos. Eso era lo que Fraus necesitaba, & si, por eso estaban juntos, porque el así lo había querido.

Las palabras de él tenían una importancia mucho mayor a la que estaban representando. Los ojos de ella brillaron y colocó sus manos debajo de su mentón, ilusionada, como niña pequeña ante juguete nuevo, o alguna buena noticia, a pesar de que sus palabras tenían un impacto mucho mayor, significaban esperanza, esperanza falsa & oscura, deprimente, tal como aquellos que te mostraban la libertad & luego te encerraban en el peor de los calabozos, pero esperanza al fin & al cabo. Aunque fuese una mentira, era mejor que la triste verdad.

- ¿¡Todos Todos?! - Dijo al tiempo que su cuerpo comenzaba a mutar lentamente, sus cabellos se blanqueaban & su vestidito se llenaba de pequeños vuelitos rosas, sus ojos se oscurecían un poco más, & orejas & cola salían de su cuerpo de niña.

Spoiler:

Le miró emocionada, meciendo la cola de un lado a otro con lentitud, & con los ojos brillantes. Estar con él era cómodo. Podía moldear su cuerpo a su gusto sin que el dijiese nada, ni hubiese peligro alguno. Como cambiando de la personalidad tímida, a una un poquito más alegre, giró sobre su eje tomándose las puntas del vestido como una princesa, girando & girando muchas veces, & riendo, para detenerse & colocarse en la misma posición de antes, volviendo a su estado de humana otra vez. Probablemente el verle cambiar tanto sería algo mareante, o perturbador, pero poco le preocupaba a la felina.

- ¡Si! ¡Tsuki quiere escuchar las reglas del juego porque quiere jugar con chef Fraus! - Dijo disminuyendo el tono de voz, y jugando con su pie en el suelo, el cual miraba, levemente sonrojada. El vestido había vuelto a ser negro & las cintas también habían vuelto a su lugar.

- Aunque Misa no promete cumplir todas las reglas...- Susurró mientras levantaba solo la vista, & seguía meciendo su pie.

avatar
Misaki Tsukuyomi
Bruja
Bruja

Elemento : Aire
Raza : Oceanium
Mensajes : 122


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Georgerous el Miér Dic 08, 2010 12:44 am

-Todo lo que su alma llego a demostrarme pasó como una rápida película frente a mis ojos, una película demencial que como flashes parecían dejarme mas ciego, hacerme creer que este hermoso jardín verde de hermosas flores blancas era una especie de río de sangre donde la hermosa princesa de color rosa estaba bailando la danza de la muerte mientras reía entre los cantos funerarios de los mortales, sus piesitos estaban manchados de sangre, su vestido estaba rasgado, dejándome ver como sus partes intimas aún vomitaban el elixir del placer, una especie de excitación que provenía de bailar entre los cadáveres de sus amantes, aquellos aún seguían gimiendo y pidiendo a gritos por el nombre de aquella que se había llevado sus almas, el nombre en ruinas demoníacas, su verdadero nombre el cual era privado bajo la gran mentira de ser Misa, la pequeña princesa de rosados mofletes que parada estaba frente a mi, esperando a que yo le dijera las reglas del juego, esperando que fuera mi voz la que la llevara al mundo que pertenecía, aquella que le había entregado la falsa esperanza de quizás volver el pasado atrás, de volver a pisar el paraíso, de encontrarse con sus ángeles trompetistas, de reír aunque una inocente broma, de llorar por los celos que le generaban que un ángel mas hermoso, si es que acaso lo había, le hubiera robado a aquel que le interesaba, pero todo en un exceso sano, todo en querer imitar a las creaciones celestiales que eran llamados como humanos, todo por querer ser uno de ellos, todo por estar ligado al alma...Una niña, una mujer, una amante, una prostituta, una princesa, una reina, un demonio, un ángel, una cazadora, una presa ¿Que era lo que realmente era aquella princesa esquelética que bailaba acorde a la muerte? Era su rencor, era su odio, era su infierno, su orgullo, sus excesos que deseaban atentar contra mi, pero lejos de su conocimiento estaba el echo de que por cada segundo mi fuerza aumentaba, de que poco a poco me liberaba de millón de cadenas que había impuesto Magnus sobre mi, las que su sangre retenía, las que impedían que mi ser fuera completo, poderoso y útil para le Gran juego.
De esto se trataba realmente, el juego había comenzado hace mucho y ella habría quedo atacarme, su alma me rechazaba pero estaba obligada a abrazarse a mi, porque yo era el único que podía complacerla, es por eso que sabiendo esto, que sabiendo que este paraíso lleno de vida le hacía mal, que yo era dañino para ella, aún mantenía mi sonrisa tranquila ¿Porque? Porque este era el castigo por "elegir" porque este era el Castigo de Desafiarnos y quedar impune, porque yo todo lo veo y nada se me escapa de las manos, porque no era justicia, sino que ella le pertenecía al príncipe de los Excesos y no había peor cosa para el que romper su orgullo...Porque de esto se trataba el Gran Juego-

-Porque era el cambio lo que terminaba de transformar su alma, porque su odio por unos momentos se volvía comodidad, porque frente a los ojos de la nada ella jamas se sentiría discriminada, porque frente a mi ninguna actitud era mala o buena , porque simplemente su actitud no me importaba, porque ella no me importaba, no me importaba si se divertía mutilándose para volverse a armar, porque de eso se trataba la transformación, un asqueroso proceso que ella lo hacía ver elegante y que inconscientemente se sentía alentada, porque yo era la Transformación encarnada en este mundo y estos eran los efectos de servirme, el verse obligada a cambiar para mi entretenimiento, porque la monótono aburría, lo que no existía me aburría, apagaba mi conciencia y me hacía mas débil, mas sereno y tranquilo, como le estaba demostrando ahora, como me comportaba de forma falsa, sonriendo con lucidez y amor, cruzando mis brazos en todo momento, asintiendo a sus preguntas de manera lenta y desesperante, porque fue la tranquilidad de mis pasos la que termino por darle la espalda, aún con los brazos cruzados, observando el atípico roble que tenía frente a mi, deforme como ninguna, fuente de todo cambio, de toda vida en este lugar, vida que en forma de insectos brillantes pasaban por delante de mi, vida que me rodeaba en forma de ochos ojos, ya que les era imposible, por instinto, querer entrar a mi mundo, tocar mi inexistente cuerpo que carente de sombra y brillo no era afecto por el viento que provocaba una ola de flores y pasto.
Dado vuelta no tenía sentido saber cual era mi rostro, todo era una gran falsedad, mas era la curiosidad de un niño la que emergería como un animador, mi diestra se había levantado y empuñado con delicadeza, dejando afuera el dedo indice el cual apuntaría hacia los cielos para comenzar a caer de un lado a otro, dándole un "No" corporal, sin mirarla, sin siquiera entregar mi atención a ella, porque las reglas jamas se debían decir en la cara, o por lo menos esta-
Miki Jamas se acercará a este árbol. Señor roble cuida el jardín de Fraus y Señor Roble solo quiere hablar con Fraus, porque Señor Roble es Fraus en esta Tierra y como tal se defenderá...Señor Roble consumiría el Alma de Su o de quien quiera se acerque,porque Señor Roble es alguien sin Limitaciones, como Fraus.-Mi dedo se bajaría para nuevamente voltear y mirarla con una mirada triste, como si realmente me doliera aquellas palabras, como si el rubor que se paso por mi rostro fuera realmente de verdad, como si la falsedad en mi no existiera, como si realmente la "amara" o me importara siquiera el echo de que estuviera conmigo...La realidad es que si se acercaba a ese árbol ella no lo contaría, quien sabe las cosas que podrían provocar las energías del Cambio, con mucha suerte se la podría reconocer, y si eso pasaba no tenía sentido todo este juego...Sabiendo esto la caprichosa amante que tenía ahora frente a mi seguramente respetaría aquello porque sería el fin de sus Deseos lo que encontraría allí, su Destino final-...Fraus se sentiría muy triste si Misa Misa se acerca a Señor Roble y yo se que Misa Misa quiere ver a Fraus feliz, porque si Fraus esta feliz el jugará siempre con ella...-Aquella tristeza se había transformado en un rostro que simplemente se clavaría en el ajeno, observándola con unos ojos esmeralda grandes pero tan vacíos o quizás mas vacíos que antes, un gesto bastante desesperante que se mezclaría con un tono de voz agudo, lento y desesperante, como si fuera una insoportable niña, peor de lo que ella pudiera llegar a ser, porque simplemente no había conciencia en mi ser-Como tampoco podría Peiinarla ~ Maquillaaarla ~ Bañaarla ~ Vestiiirla ~ Mimaarla ~ ¡Y todas eshas CoShas que hacen las princesas! ¡¡Porque Misa Misa es una princesa!! -Después de actuar como un descerebrado terminaría por agacharme y sentarme en el suelo para mirarla de forma infantil, muy feliz, feliz de nada porque ni siquiera tenía sentido, porque parecía haber perdido la cabeza, porque todo podía irse al carajo, podrían estar quemando todo y destruyendo todo y nada me importante, porque era tan eterno como ninguno, porque era ese cambio que había provocado que de la seriedad se pasara a la ridiculez y hasta a la locura, porque eran mis manos las que arrancaban las flores y el pasto a mi alrededor, porque era el contacto con la vida que había creado lo que provocaba que estas plantas se convirtieran en pequeños papeles multicolores que al ser arrojados por sobre mi cabeza terminarían siendo un extraño brillo, como el de una estrella, pero que se terminaba extinguiendo entre mis risas que era soportados por una mirada feliz, por una mirada que emergía de mi cuerpo sentando de forma despreocupada, que lograba que las plantas volviera a crecer, aún mas hermosas que antes-¡Princesa! ¡Princesa! ¡Princesa! -De eso se trato este desquiciado ritual que dejaba mis manos alzadas al cielo, alzadas hasta que mi rostro descendió de manera muy lenta junto con mis brazos y toda la alegría que que le había mostrado, porque era mi cuerpo el que se levantaba impecable, porque la tierra mojada no me hacía nada, porque los insectos no caminaban por arriba mio, porque aquel brillo mágico de antes habían sido aquellas plantas que cree a mi voluntad, las cuales crecieron nuevamente, las cuales indicaban que esto no era nada mas y nada menos que una terrible y alocada pesadilla-

-Como si nada jamas hubiera ocurrido mis ojos mostraron seriedad, mi boca mantuvo una curva que parecía molesta, mis brazos se volvieron a cruzar y mi tono de voz terminó siendo mucho mas adulto que antes, parecía un hombre de treinta años, parecía un adulto que hablaba con cierto desprecio, o mejor dicho, con muy poco interés, otro nuevo cambio que se había reflejado en mi y que ahora le indicaría el resto de las demás reglas, reglas que quizás no debería respetar, reglas que eran muy obvias y que estaba justamente para respetar, o mejor dicho para ignorar y traicionar ¿Porque? Porque tendría que ser así, porque eso me alimentaría de sobremanera, como a todo este jardín, como al Señor Roble, como a las estrellas y a la luna que miraban inertes y despreocupas como yo, que ahora parecía amargarse de todo-
Esta claro que todo lo que hablaremos aquí quedara entre nosotros, como también esta claro que no darás ningún tipo de información sobre nada, ni siquiera mi nombre...Por ultimo, creo que debo decir que también me tendrás que defender si es que acaso yo pido tu ayuda, en mi ausencia estarás pendiente de mi, en mi presencia vigilaras cualquier actitud sospechosa por parte de los demás, se que serás...-Sería mi mirada la que se ablandaría, sería mi ojo derecho el que se entrecerraría como si sufriera de un Tic, serían mis dientes plancos y aparentemente humanos los que se mostrarían en señal de desagradó, sería mis puños los que se harían presentes para quedar de lado a mi cuerpo , una exagerada acción intencional que terminaría por convertirse en una sonrisa despreocupada que se reflejaría con una mirada entrecerrada, como la de alguien que no puede tomar nada en serio, una sonrisa que tenía un cariño extraño y cálido que terminaría con un gesto pensante, colocando mi dedo indice entre mis labios para que al momento de hablar terminara por descender junto al labio interior, casi como si se acordara de algo muy importante, aunque claro, en ese mismo tono vago y despreocupado- Quizás Misa Misa sea débil...Misa Misa tendrá una prueba. No confío, quizás seas Débil...

-Mi cabeza negó con lentitud para alejarse cinco largos pasos de allí, con dirección a aquel majestuoso roble, sería allí cuando mi voz volvería a anunciarse de la misma manera, pero no le estaba hablando a ella, no, le estaba hablando aquel vegetal, le estaba "consultando" o mejor dicho "informando" de lo que "iba" a hacer, cosa que jamas sucedería...Decir alguna vez, por lo menos una maldita vez la verdad-Es verdad, nos conviene...Si, para mi es lo mejor, no hay duda...Seguramente no lo resiste...No se...-En el mundo, en el mundo material, el ambiente había cambiado de forma bastante notable, un agotador y pesado calor se había apoderado del lugar, casi como si ella estuviera bajo una temperatura de 35° Centígrados en un terreno árido, algo demasiado contrario a lo que ella podía ver, porque era un hermoso jardín lo que terminaría por transformarse en una trampa mortal, en una trampa que era aquella prueba que no había consultado, parte de este juego al cual le pondría un nombre, un nombre ofensivo pero que era necesario, ya que no podía dejar que una criatura débil terminara siendo realmente débil e incapaz de soportar el poder del cambio, porque si ella no sobrevivía mucho menos lo haría al momento de que su Destino se realizara-Sera tu Cuna el lugar de tu muerte si es que acaso no sos Digna...Misaki...-Sin verla, con los brazos cruzados y con el indiferente y lento tono de voz mis palabras la advertirían de terrible cambio que surgiría frente a ella, primero notaría como una rápida ráfaga de viento frío, helado, habría e atravesar la distancia entre ella y yo, sería un movimiento demasiado rápido como para ser notado o por lo menos lo era debido a la rapidez de mi ataque que se volvió un echo, sería ese frío que la había recorrido de manera recta, pasando diez metros por sus espaldas, como si fuera la señal de que algo ocurriría, una señal innecesaria que haría volar los pétalos de las flores blancas que se transformarían en pequeños brillos provocados por los copos de nieve cristalinos que terminarían suspendidos en el aire, a lo largo de esa columna de dos metros de alto de cristal, un cristal gélido que parecía surgir desde el centro de la tierra , invocado de forma simplemente atípica, producto de aquellas energías que había utilizado antes para cortar el camino, hacer crecer este paraíso, deformar todo a mi paso, para intentar empalarla y hacer sucumbir su delicado cuerpo en el frío que la alcanzaría y que la haría desaparecer de este mundo. Sería esa fila de cristal que creada a través de estalactita grandes y transparentes, que era la tierra transformada de forma radical, que a una velocidad moderada para que sus sentidos pudieran actuar, sentidos de un ser sobrenatural, y así quizás tomarme por una retaguardia que jamas existiría, porque a pesar de que ni siquiera la observaba sabía demasiado bien donde estaba, todo sumado con el terrible calor que parecía tener la intención de hacer mas pesado su débil cuerpo, casi como si provocara una presión atípica en cualquier tipo de ambiente, un exceso de gases alternativos, una reacción química que parecía quitarle el aire que necesitaría, si es que acaso necesitaba respirar. Pero ese sería mi ataque, las posibilidades de continuarlos eran demasiadas, pero no quedaría nada allí que le fuera hostil, solo los restos gélidos que flotaba en el aire , que serían resto de aquella fila de cristal que se derrumbaría independientemente del resultado. Mi rostro no hizo ningún gesto de esfuerzo, mi cuerpo mucho menos, solamente el darle la espalda, cosa que quizás aumentaría la sensación de inferioridad-
avatar
Georgerous
Hechicero Nigromante
Hechicero Nigromante

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Daímona
Mensajes : 382

Edad : Ahora soy un hombre >:D
Empleo : Forjar el Bonete Cósmico

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Misaki Tsukuyomi el Jue Dic 09, 2010 4:45 pm

Misaki sabía lo que estaba haciendo. Sabía que su aliado más cercano podía volverse en su peor enemigo, que con sus cambios, sus bailes & sus actitudes infantiles & cambiantes, no hacía más que alimentar el desorden del cual estaba forjado aquél ser, & que el lo más probable, era que buscase de alguna forma la destrucción de Misaki, puesto ¿Qué ganaba él a cambio de cumplir los deseos de Misa? No es que le importase pagar un gran precio, puesto no había peor enemigo que el que no tiene nada que perder, pero la relación de "necesidad" se estaba volviendo en una relación "parásita" donde el estaba junto a ella solo para conseguir algo a cambio. Que importaba, no podía negar que ella tenía sus propios intereses puestos en aquella relación de todos modos...

Continuó con la cabeza gacha, pero detuvo el movimiento de su pie, siguiéndo sus pasos con la vista. Este le dio la espalda & su actitud cambió. No era nada que tomase por sorpresa a Misaki, pero sus palabras si le llamaron la atención ¿Intentaba jugar con ella? ¿No sabía que el cartel "prohibido" hacia que uno desease más las cosas? Si. Claro que lo sabía, & estaba utilizando eso en su contra. Cada segundo que pasaba con él era una batalla mental en la cual había que pensar, analizar cada paso, cada respiración, cada pensamiento antes de realizarlo, por imposible que le pareciese, & aquello le fastidiaba. Le gustaba la espontaniedad, la perturbación, el choque de vibraciones, ¡La locura!, ¡El desastre!, ¡El caos! ¡Tanta parsimoniosidad le estresaba!

De todos modos decidió seguirle el juego.

- ¿Monsieur roble me hará daño? - Preguntó mientras daba un paso hacia atrás tapándose el pecho plano con los brazos cruzados, como si intentase evitar que el aire contaminado la tocase, o que las energías del árbol se acercasen a ella; cosa no más alejada de la realidad, puesto lo que más deseaba en ese momento era acercarse & descifrar el enigma de aquél árbol parásito, sanguijuela, como su dueño, pero en fin, ambos sabían que Misaki no obedecería esa orden, & habrían muchísimas noches para que pudiese averiguar de que iba todo eso.

- Si... Misa Misa quiere ver a Fraus feliz para que juegue mucho con ella.... - Dijo un tanto pensativa, mientras bajaba la vista, & rápidamente sus ojos se llenaban de lágrimas, comenzando a gotear abruptamente hasta el suelo, sin motivo aparente, como gotas de lluvia que inundarían aquél oscuro & sombrío pasillo. Su cuerpo se remecía con cada lágrima que caía & sus sollozos podían escucharse claramente en el lugar, más de un momento, los sollozos fueron transformándose en risitas, que se fueron transformando en carcajadas, al tiempo que su cabellera se oscurecía & sus ropajes eran carcomidos por un ácido invisible, & cambiados de forma & tonalidad, quedando con unas medias negras largas, & un traje de noche sugerente a la vista, de tela transparente, pero todo acompañado de un cuerpo infantil de cabellos rosas & mirada inocente.

Spoiler:

Aunque la sonrisa que le dedicó, fue una sonrisa corrupta, una carcajada demencial, acompañada de una completa reacomodación de su rostro, pero que terminó en una sonrisa inocente, & hasta quizá un poco ruborizada, con el rostro ladeado, esperando las siguientes instrucciones de su "jefe". Realmente podía ser una chica muy, muy extraña, pero es que sencillamente el aura del joven, lo que estaba haciendo con el terreno, le afectaba. Podía sentir las energías del cambio, & le obligaban a comportarse de una forma un tanto extraña... acorde a la situación. Además podía sentir el peligro inminente, así que estaba sencillamente "calentando motores".

- ¡Si! ¡Es una princesa!- Dijo al tiempo que volvía a repetir el gesto de comenzar a girar, esta vez con los brazos abiertos no habiendo vestido que sostener, & para dejarse caer de espaldas en el pasillo, conforme le acompañaban múltiples carcajadas aún en el suelo. Por fin se incorporó cruzándose de piernas & mirándole seria, amurrada. - ¡Pero Misa Misa no está! ¡Ahora está Annete! - Frunció los labios & su tonalidad de voz comenzó a cambiar un tanto, volviéndose más suave, más elegante, más sumisa

- Y antes tampoco estaba la señorita Misaki. Ahora está solo Anne - Dijo en un tono suavecito, sonriéndole, intentando complacerlo con dulzura. Fue el cambio perfecto, puesto el cambió de actitud también, mostrándose por fin serio, y la niña se quedó en el suelo escuchando instrucciones con tranquilidad.

- Si señor Fraus - Asintió con la cabeza, sumisa, tomando nota mental de todas aquellas órdenes. No las olvidaría, aunque aquello no significaba que las cumpliría, mas el se detuvo, y cambió de actitud. Anne abrió los ojos, & su rostro demostró preocupación, levantándose. - ¡Anne si puede cuidar al señor! - Se adelantó al tiempo que el se retiraba para hablar con el árbol. Cada loco con su tema.

- Yo se que puedo.. ¡Y que Misaki no está aquí! - Dijo con un tono de melancolía. En ese instante, el ambiente se caldeó. Respiró hondo & comenzó a controlar la presión del ambiente & la temperatura, creando ventiscas & contrarestando su poder. La fiebre aún le atezaba, pero en menor cantidad, así que creía que podría con esto. Al parecer el jefe iba en serio.
El ataque era deducible, & alcanzó a saltar justo a tiempo, mas no hacia atrás, si no que hacia adelante, intentando acercarse a su atacante, puesto si esa pared de hielo los separaba, no tendría ninguna posibilidad de hacer algo al respecto. Se mantuvo agachada allí, observando la espalda de Fraus, pensativa, buscando alguna forma de ganarle. Poco sabía de él, pero lo que tenía claro era que su cuerpo era la clave, puesto no era un cuerpo real, las energías, los cambios... todo eso junto..

- ¿Si gano prometes darme un baño? - Preguntó con tranquilidad, caminando hacia él. Unos pequeños tornaditos se formaron en el jardín, levantando todas las hojas, & limpiando el lugar, llevándoselas lejos, al tiempo que una fuerte ventisca comenzaba a zarandear el sauce de Georgerous.

La niña no planeó ningún ataque en particular, además de comenzar a acercarse a él & a su jardín a paso lento, aunque las puertas de la casa se abrieron de golpe, todas, debido a una fuerte ventisca, & en la cocina se podía escuchar como se movían los muebles, & los utensilios chocaban entre sí.

avatar
Misaki Tsukuyomi
Bruja
Bruja

Elemento : Aire
Raza : Oceanium
Mensajes : 122


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Georgerous el Jue Dic 09, 2010 7:15 pm

-Dándole la espalda y tranquilo supe exactamente lo que había sucedido, ella había esquivado el ataque con suma facilidad, a fin de cuentas este ataque, contando la clara señal fría, era simplemente un ataque de principiantes, algo que jugaba mas con su mente que con la física en si, si se hubiera sorprendido seguramente estaría "muerta" , cosa que ella no sabía, cosa que ella jamas podría imaginar que era una realidad, que la muerte no existía en mi ser ¿Porque? Porque el proceso no podía terminar, porque la muerte jamas ganaría en mis territorios ¡JAMAS LLEGARÍA LA MUERTE A CUBRIR TODO ESTE UNIVERSO MATERIAL QUE ME PERTENECÍA! ¡¡ERA MIO!! ¡¡¡MIO!!! ¡¡¡¡MIO!!!! ... Los vientos que arrasaban con mi hermoso paraíso eran capaces de mover este mundo, eran tan fuertes como un terrible tornado del atlántico, eran energías poderosas, era un control de la magia bastante sorprendente , algo que me alimentaba mucho mas que este hermoso jardín, algo que provocaba que aquella extensión mía, mas que ser azotada, bailara al compás de la magia que se podía respirar en el lugar, el cambio de ambiente, los fuertes corrientes que tomaban la forma de tornado, esa magia que parecía ser absorbida por mi cuerpo, haciendo mas poderoso, haciendo que mis energías crecieran, porque eran mis propias energías las que ella estaba utilizando de forma inconsciente, cosa que no revelaría, un detalle que no estaba a su alcance, a su conocimiento, porque a pesar de estar bastante incompleto, era mi destreza que era capaz de crecer conforme a quien se enfrentaba y la pequeña princesa de rosa era la perfecta victima de la alta magia, aquella que poseía todos los colores, la punta de la pirámide, la magia en su estado puro.
Indiferente mi mirada se había vuelto a aquel árbol azotado, de espaldas a ella ignoraba todo lo que sucedía, porque aquellos brillos gélidas que habían sido resto de el ataque anterior se habían mezclado con las fuertes ráfagas de viento, tomando ese color azulado que emergía del Aura ajena, azul a mi vista, porque era el "Azyr " lo que observaba, la magia celestial, el alimento de los seres vivos, el mensajero natural, el viento...Elemento que me pasaba por un costado ya que mis cabellos no se movían un centímetro, porque mis ropas ni siquiera se inmutaban a la tormenta detrás mio, sin embargo mi voz se escuchaba difusa por el fuerte viento detrás, yo la pude escuchar sin problemas pero no esperara que la sugerente y pervertida niña hiciera lo mismo-
¡Claro! Pero si perdés vas a llamarme "Amo" y demostrarás "Tu Amor" hacia mi de manera verbal...Frente a todos. -Dije encogido de hombros al momento que mis codos se flexionaban para hacer un gesto vago y despreocupado , un simple "No se" , algo que daba un ultimo detalle a mi actitud indiferente de no indignarme a voltear, a mirarla a la cara, a por lo menos actuar con seriedad por una vez en mi vida, de una forma real...¿A que se debía tanta seguridad? Muy simple, era su magia la que utilizaría contra ella, pero esta vez esta me pertenecería, por lo menos por unos segundos, ya que al no estar completo no podía manipular con excelencia su propio ataque, podría oponer resistencia pero en eso se tendría que concentrar, porque estaba luchando con fuerzas que ella no conocía, algo superior a la luz y a la oscuridad, la magia que poseía todos los colores, aquella que es capaz de hacer emerger nuevamente la vida, cosa que para ella podría ser su fin , si es que acaso era la total pureza lo que deseara provocar en ella-

-Sin previo había utilizado aquellas energías "ajenas" que de forma supuesta estaban bajo su control, lo estaban claramente porque aquellos tornados , junto a la increíble ráfaga que parecía un huracán, increíble en estos momentos porque había crecido su fuerza debido a al control que estaba imponiendo, la fuerza del viento se habría de haber multiplicado mucho y si antes las puertas se abría y los utensilios chocaban entre sí, ahora las primeras se azotaban sin un control aparente y las últimas simplemente caían al suelo , rompiendo finos cristales, desordenando todo lo que fue antes un elegante establecimiento, sería incluso la puerta detrás nuestro la que podría llegar a romper si es que acaso esta fuerza creciente seguía aumentando, mas mi control no sería para destruir, sino para dejar en claro lo poco que podría llegar a ser y la ventaja y la desventaja que podría significar para ella mi presencia, porque como también podía impulsar su fuerza también podía someter y aislar toda esa muestra de poder que me había demostrado. Terminaría el ciclo y esto se demostraría por los tornados que la rodeaban que empezaban a perder su forma de embudo, pero no desaparecían, no, estos se distorsionaban, la mitad de su cuerpo se dirigía hacía atrás y la segunda hacía adelante, literalmente retorciendo su figura y su transparencia, porque estos tornados disformes tomarían el patrón multicolor que quizás por primera vez en su vida observaría, el invidente control de que había algo que estaba controlando todo y el único quizás que pudiera hacer ese era el sujeto extraño que había cumplido con su promesa e impuesta otra, esa figura que volvía a cruzarse de brazos y darle la espalda, esa figura llena de incertidumbre que en su variedad poseía muchos nombre y que se trataba de mi.
Fue así que el viento comenzaría a ensordecer al mundo , pero no era el increíble ruido que formaría el ojo del huracán, no , era el silencio tan eterno que se mostró en el ambiente lo que quizás parecería que todos hubieran muerto, porque la noche se había iluminado en un aparente fondo luminoso, porque el cielo había teñido de multicolor a sus espaldas, porque todo el desorden a nuestro alrededor se había tornado en una terrible calma que duraría...¿Menos de segundo? ¿Quien sabe como los mortales medían el tiempo, quien sabe si fue demasiado lento o rápido? Lo único que había que tenía una vista lógica era aquella turbulenta nube multicolor que se había formado por encima de la cabeza de ella y su espalda, pero no era una nube como las que manchaban el cielo de primavera, no, esta nueve , si es que acaso se lo podía llamar así, estaba distorsionada al punto de tomar la silueta de unas alocadas serpientes, el cuerpo de esta energía parecía llameante, aquellas energías "luminosas" , pero multicolores, se retorcerían al momento de entrecruzarse con rapidez, sería así que juntas se asimilarían como la boca de una bestia inimaginable que caerían tan rápido como ese viento que había estado bajo su control . caerían contra la princesa pervertida, sobre su cabeza, sobre ese delicada cuerpo en un ataque que parecía obra de un imbatible ser, pero que era mucho mas espectáculo que nada, ya que cuidando su cuerpo había convertido esos cuerpos multicolores en una bocada de color rojo , como el fuego, la magia de color rojo, la que era alimentada por ese mismo viento la que azotaría a la criatura y que al chocar contra el suelo provocaría que una nube marrón, como la de un verdadero incendio terminara formando una onda de energías invisible que terminarían por hacer desaparecer todo y si ella no se ponía alerta, no pensaba o no tomaba una decisión drástica aquello terminaría con mi victoria y el cumplimiento de mi trato, aunque de todas formas le daría un baño, ya que simplemente me encantaría observar su cuerpo adolescente y su cabello rosado que caía con gracia por su espalda ¿por algo útil la tendría que haber elegido no?-

-Todo sería un echo si es que acaso ella no oponía resistencia, quizás el echo de hacerlo podría hacer que alimentara aún mas el ataque, ya que las energías aquellas eran demasiado complejas como para un demonio terrenal como ella, podría ser también que intentara ceder con aquellas ráfagas y que aquel ataque se produzca con mucha menos intensidad, utilizando las energías residuales que quedarían plasmadas en el lugar y no aquellas entradas de magia que ella estaba utilizando para hacer alarde de su control o quizás cualquier otra forma, como por ejemplo descontrolar todo, cualquiera cosa, cualquier cosa que ocurriera no provocaría que mi voltear sea una realidad, no le daría el gusto de prestar atención, el señor roble me estaba contando cosas muy entretenidas sobre la decoración , el terrible gusto que en mi mente era mi mayor preocupación-
¡Claro que a mi tampoco me gusta!-El señor roble me respondería sobre el enorme hall que parecía ser el de un palacio, allí mi respuesta se desviaría a un pequeño detalle, el echo de que no tuvieran en cuenta mi paradero-No se...No me gustaría, realmente prefiero dormir a los pies esta chica...esta que cambia de nombre... -El señor roble me recordaría que yo no dormía y que justamente era yo el que cambiaba de nombre a cada momento, manía para que nadie descubriera mi verdadera identidad-Jaja ~ Si tenés razón, pero no importa...Ahora concentrémonos en el cuerpo de esa pequeña...¿No te gustaría tener sexo con ella? Tiene que ser buena...creo... -Mi imagen inmóvil simplemente estaba ajena a todo, ni siquiera se preocuparía si este era sorprendido o no, nada, dejaría que todo fluya...Eso hacía siempre ¿No? Si, de eso se trataba todo, de que el progreso sea y el Destino actuara a su voluntad, si tendría que golpearme lo haría, si tuviera que quemar su cuerpo lo quemaría, si tuviera que echarme a dormir bajo la ausente sombra propia y del árbol lo haría porque esto es parte del gran plan-

[El ultimo párrafo es casi relleno así que no es necesario que leas]


Última edición por Georgerous el Dom Dic 12, 2010 4:01 am, editado 1 vez
avatar
Georgerous
Hechicero Nigromante
Hechicero Nigromante

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Daímona
Mensajes : 382

Edad : Ahora soy un hombre >:D
Empleo : Forjar el Bonete Cósmico

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Misaki Tsukuyomi el Jue Dic 09, 2010 9:18 pm

Y continuaba dándole la espalda, mas no ignorándola, puesto respondió a su proposición, aunque el movimiento del viento se hizo tan abrupto, tan brusco, que apenas le escuchó. Internamente Misaki reía a carcajadas ¿Decirle amo? ¡Encantada! ¿Demostrarle su amor? Claro, una sucubbo tiene una forma muy peculiar de "demostrar amor"... sería un placer para ella dejarse perder en aquella batalla, pero no aún... De todos modos continuó interpretando su papel de niña inocente, aunque aún con toques de locura, puesto era el momento de la manía, ¡Era la hora del té!

- Y le preparará a Anne un rico té & unos dulces ¿Trato? - Añadió sin dejar en ningún momento aquella sonrisita tímida de lado, al tiempo que parecía despreocuparse de lo que ocurrría a su alrededor, de que el viento continuaba con su tormenta, pero que ya no era obra de ella, o en parte si, pero era como si un director de orquesta se hubiese puesto a indicarle lo que tenía & lo que no tenía que hacer, lo cual le frustraba. Al momento en el que cayeron los utensilios al suelo, la niña entristeció su rostro & se dejó caer en el suelo, de rodillas mirando a Fraus. - ¡Eso no es justo! El jefe es muy fuerte... - Su frase terminó casi en un susurro, al tiempo que una nube multicolor se formaba sobre ella. Esta cambiaba de forma casi tan rápido como la situación, como los presentes, como el ambiente, & Anne la miraba embelezada, curiosa, mientras la verdadera Naamah por dentro pensaba otras cosas.

{ ¿Qué mierda? ¿Qué tipo de poder tiene este imbécil? }

-¡Wooow! ¿Qué es eso?- Levantó las manos, intentando tocar la nube mágica de atractivos colores, pero está tomó una forma hostil, transformándose en venenosas figuras, en serpientes desfiguradas, que atentaron contra el físico de la chica. Anne soltó un chillido de niña pequeña & se tapó el rostro & la cabeza con los brazos, sentada en el suelo, al tiempo que el viento cesaba, como si la tormenta nunca hubiese existido, & entre ella & el ataque, se interponía una especie de punto negro que creció para tragarse las nubes que se convertían en vapor ante la pérdida de poder. El agujero flotaba, comenzando a oscurecer la habitación, como si se tragase toda las energías positivas, todo lo lumínico que allí había amenazando con dejar todo en penumbras.

Recién allí comenzaba a tomar en serio al oponente que pareccía hablar con su creación, como un científico loco que habla con la monstruosidad que ha creado. Escuchó algo de tener sexo con ella, aunque no terminó de comprenderlo del todo, puesto no sabía a quien mierda le estaba hablando, aunque internamente se le dibujó una sonrisa al escuchar la opinión de él.

{ Si supieras...}

De todos modos ahora se encontraba en una posición desventajosa, con aquél sol negro que oscurecía la habitación, en la mitad del pasillo de la casa que estaban destrozando, & que ni siquiera era propia, esperando el contraataque de su adversario, que estaba segura que sería dificil o imposible de evadir.


avatar
Misaki Tsukuyomi
Bruja
Bruja

Elemento : Aire
Raza : Oceanium
Mensajes : 122


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Georgerous el Vie Dic 10, 2010 4:25 am

Es una sirvienta de Slaa..-Mis palabras se interrumpirían al momento que sentí como el cambio comenzaba finalmente a afectar mi esencia, todo se había apagado, toda la vida que había creado se había marchitado, le hermoso espectáculo de magia que había creado para ella se había esfumado en la profundidad de la magia negra que ella hizo alarde, Dhar...No me lo había imaginado, no había podido llegar a observar que dentro de esa aura azul que la rodeaba se encontraba el color negro, aquel que era capaz de absorber la luz, el conjunto vulgar de todos los colores, el arma que generalmente funcionaba contra cualquier criatura de la noche...Eso sin duda había provocado que volteara, la incertidumbre no me invadió, jamas lo hacía, pero por lo menos ella merecía que fingiera un poco de asombro, un asombro que se torno en seriedad, algo que indicaba que eso no me había gustado un carajo y sin duda eso había sido, la amargura de mis ojos mentirosos ojos se mostró y se pego a ella, la sonrisa tranquila que había permanecido durante la mayoría de mi rostro ahora era una curva negativa que parecía mostrar cierto enojo, algo que se identificaría con una voz seria, altamente varonil, casi adulta, aproximadamente de un joven de mas de 24 años...¿Como se atrevía? Nada de eso estaba planeado de forma superficial, bueno en realidad era un echo de que sus conocimientos básicos se basaran en algo mas que el control del viento que pude manejar sin esfuerzo alguno...Por algo había sido electa y observe muy bien el porque, la capacidad de controlar la magia negra era muy requerida, digamos que se necesitaba una fuerte sensibilidad al mar de almas, teóricamente una persona que tuviera control sobre eso tendría que tener conocimiento , por lo menos mínimo, como para reconocer la alta magia, pero se mostró ignorante y mas allá de sus palabras resaltaran la verdad sabía que muy internamente se había quedado con la intriga y el enfado de haber controlado lo que era suyo, de haberla controlado como siempre, pero esta vez, la muy zorra supo como defenderse...Me hizo voltear, cortó mi conversación con el señor roble, destrozo el jardín que con mi pisada logré traer de la muerte , estaba en la punta de toda esta pirámide y ahora la había destrozado...Al parecer no pudo darse cuenta de lo que había provocado, estaba combatiendo magia con magia y eso me favorecía enormemente, cosa que como aparente habilidad limitada podría llegara demostrar- SlaaI'dhar-Ese sería el inaudible susurro en mi lengua que terminaría siendo una ultima reflexión, una actitud muy falsa que me colocaba nuevamente en el papel de la seriedad, la bestia tras mi falso cuerpo no se inmuto del todo, mas pude observar como sus rubíes se abrieron muy levemente al sacar una conclusión "errada" en el momento, podríamos decir que era un pequeño deslice, algo que ocurría una ves durante muchos años, quizás había sido el efecto embriagador del poder que me rodeaba, internamente mi ser estaba tan turbulento como nunca, desde que había llegado no pude sentir tanta cantidad de energía como la que podía ver y sentir dentro mio, como también fuera de mi falsa imagen juvenil, la verdad que jamas sería revelada demostraba que había alterado mi falsa personalidad, un cambio impredecible que provoco una arrogancia tal que no se había dignado siquiera a observar el aura ajena, tan solo guiarse por las energías que manifestaba su propio elemento, algo que tendría que ser lo mas normal...Ahora bien sabía, o mejor dicho, me mentía a mi mismo y fingía haber aprendido que ella no era una cualquiera, que el poder que anulado estaba superaba al de cualquier Sucubbo terrenal. El fin de ese momento..."confuso" o mejor dicho inestable para mi funcionamiento provoco que la sonrisa emergiera de mi nuevamente, mostrando una ternura un tanto alterada, como la de ella, que vestía de forma sugerente y pervertida...Parecía un pedofilo observando a una niña en el parque, aunque solo era parte de ese juego que me obligaban a resaltar dos detalles, el trato y su forma de presentarse ante mi, su titiritero-¡Es un trato! Jm...Sabes que jamas podría negarte algo y menos cuando enciendes mis deseos, princesa pervertida.

-Mi zurda se guardaría en su bolsillo correspondiente, mis orbes esmeraldas que en su vacío privaron al mundo de su eternidad, mi cabeza muy levemente se inclino hacía abajo y la sonrisa que antes era una mueca seria se había convertido en un figurar de labios seguro, algo que indicaba que ya había encontrado la clave de todo y que esta batalla se terminaría aquí, porque el progreso lo requería, porque el anfitrión de la casa, ignorante en todo esto, también lo requería...El echo de ver a esta princesa y a su "noble" acompañante destruyendo todo lo que había forjado, negaría de forma leve para que ese pensamiento terminara siendo parte de este vacío que era mi ser, sería en ese olvido que mis ojos se abrirían para mostrar lo que había absorbido a través de mi mirada, los hilos negros que se conectaban con todo el ser que era aquella niña, esos hilos negros que en su boca insaciable emergía como una magia que retenida consumía los restos de lo que había sido aquella ráfaga de viento, como también aquella llamarada de mi parte y por supuesto el cambio que produjo todo aquello, el proceso que se produjo allí, todo, todo estaba siendo aislado en una fuente de magia oscura, literalmente crecía y comenzaba a ambicionar mas pero sería nuevamente la sabiduría que ganaría el encuentro, porque era era la razón del poder y conocimiento de sobre lo que lograba era lo que ella yo no tenía y ella si, conocimiento...Todo lo que uno podía saber en su ilimitado estado, eso sería lo que demostraría al alzar mi diestra y apuntar hacía aquel cuerpo negro que hacía retumbar los cimientos del lugar, de esta marca del presente que indicaba un nuevo comienzo, el verdadero, para Naamah, nombre que no pronunciaría para su asombro...Lo conocía , entra tantos no hubiera sido elegida, entre tantos no la hubiera obligado a desertar- Fraus-Sama le enseñara a la mujer que se esconde tras la rosada princesa...Fraus-Sama le enseñara el Temor del Voluminoso Caballero.¿Pensaba que me olvidaría? ¿Pensaba que iba a olvidar el temblor y la debilidad interna del gordo? ¿Pensaba que iba a olvidar el momento que me encontré con ellos? Podrían seguir soñando en sus mundos limitados, escorias infernales, porque la sonrisa profundamente eterna que se mezclo con mi mirada demostraba el poder de los verdadero y únicos demonios del universo, los habitantes del Immaterium, el lugar donde todos los universos por haber se conectaban, donde cada acción del psique tomaba forma, aquel lugar que era denominado como infinito, eternidad, abismo, paraíso, infierno o nirvana, el poder del Caos, el motor de la conciencia que hacía que todo lo que ocurría en el mundo material, el sueño de todos los seres vivientes, humanos de todos los tiempos y pensamientos, fuera una realidad...Reconocida y condenada por ellos mismos-

-La diestra que se alzo contra ella poco a poco, de manera muy lenta, como si estuviera destruyendo algo entre mis dedos, intentaría provocar la sorpresa en ella, porque el detalle de unas falsas venas se hacían presentes en la superficie de mi pálida mano, un aparente esfuerzo que era un ataque directo...¿Al cúmulo de magia negra? Si, pero no era el agujero en sí lo que era mi objetivo, eran los finos hilos que la conectaban con ella, pequeñas lineas que resaltaban en el abismo de la noche que con la infinidad de mis ojos podía observar sin problemas...Podríamos decir que estaba utilizando el efecto farol en ella, o mejor dicho una improvisación para realizar una nueva transformación. El efecto farol es cuando un ser del mar de almas se intentaba colar por la mente de un experto hechicero, ya que solo estos tenían el conocimiento prohibido para poder liberarse de sus limites y poder invocar todos los vientos del Caos, es decir, atraer hasta esta realidad la alta magia que se convertiría en un solo color, tal y como había echo antes. El hechizo sabía muy bien que si utilizaba la alta magia terminaría muriendo es por eso que su propia mente filtraba los colores de esta y la transformaba en una causa especifica, quizás la muerte, quizás la invocación o el fuego, para omitir grandes detalles, es en ese colado, cuando el adiestramiento falla, ya que en ese estado mental el susurrar de los Dioses, que en realidad eran los mismos demonios, eran inevitables y la mas mínima distracción provocaba una posesión, la perdida del cuerpo y la mente ajena, es decir un ataque totalmente directo...Podríamos decir que justamente eso era lo que afectaba su magia negra, me estaba intentando filtrar entre los limites que la hacían mortal, porque era su cuerpo y su mente la que la diferenciaban de mi y esa sabía que era su debilidad, porque si atravesaba esta dos fortalezas simplemente su alma estaría a mi disposición, pero esa no era la meta...Ahora. Si sus ojos rosados observaban su creación seguramente visualizaran escasos rayos multicolores, pequeños, pero tan rápidos y complejos que poco a poco comenzarían a suprimir aquel agujero en la realidad que seguía alimentándose de todo, de todo menos de aquellas energías que imponía sobre su ser completo, invitándola a una pulseada donde perder significaba perder no solo el reto sino que también perder la estabilidad que le permitían encontrarse de pie, aquellas que permitían que su delicado cuerpo fuera sano y fuerte...Si realmente apreciaba su limitada existencia, sus planes, sus cometidos, lucharía, porque si los hilos negros se cortaban, al mismo tiempo que la magia negra era transformada, sería el fin. Y ahora no me estaba conteniendo, las energías que utilizaba contra ella eran puras, justamente eso era lo que le estaba demostrando, la magia , las energías de este universo, en el estado absoluto, puro. Como la ventaja que llevaría sobre ella si es que acaso seguía fingiendo, si es que acaso intentaba utilizar magia, si es que acaso no se mostraba a si misma como Naamah , la elegida por el Destino-

-En esta hermosa noche joven los detalles del mundo poco importarían, el jardín estaba en seco, aunque el señor roble estaba intacto, mis ropas y mis cabellos estaban petrificados, no se inmutaban siquiera por el viento de la masa negra y mi rostro, la aparente arrogancia de aquel que era eterno se veía reflejado en mi, las estrellas, la luna y el mismo cielo observarían este espectáculo que sutil había sido manejado a oscura conciencia por mi, porque todo accionar mio y ajeno era parte de mi alimento-
avatar
Georgerous
Hechicero Nigromante
Hechicero Nigromante

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Daímona
Mensajes : 382

Edad : Ahora soy un hombre >:D
Empleo : Forjar el Bonete Cósmico

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Georgerous el Sáb Dic 11, 2010 4:22 am

despues borrar : dados
avatar
Georgerous
Hechicero Nigromante
Hechicero Nigromante

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Daímona
Mensajes : 382

Edad : Ahora soy un hombre >:D
Empleo : Forjar el Bonete Cósmico

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por NPC el Sáb Dic 11, 2010 4:22 am

El miembro 'Georgerous' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Red Dado' :

Resultados : 1, 7, 9, 8, 2


Glosario:
- Valentía: Son los puntos o "dados" que un personaje tiene disponibles para hacer daño. Cuanto más tenga, más posibilidades tiene de ganar la batalla.
- Herida/Puntos de Vida: Es la cantidad de Heridas que tu personaje aguanta antes de caer desmayado. Si ésto sucede, no puede despertarse en lo que resta del tema y pierde el combate.
- Muerte de un personaje: Los personajes nunca mueren, si pierden sólo caen desmayados. Pero dentro de un Evento, caer desmayado implica perderse todos los posibles premios y beneficios que pueda otorgar dicho Evento.
avatar
NPC

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 702

Empleo : Todos y ninguno

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Misaki Tsukuyomi el Lun Dic 13, 2010 2:42 pm

El por fin se había volteado, se dignaba a mirarle con aquella falsa molestia. ¿No quería que ella le ganase acaso? ¿No quería que le demostrase que valía su "apoyo"? No es que a Misaki realmente le importase pasar esta prueba que el le imponía, darle en el gusto en lo que él le estaba pidiendo, pero se sentía tan juzgada, & le parecía una situación tan divertida, como inevitable, que no le quedaba otra que seguirle el juego, aunque de todos modos comenzaba a cansarse de esa farsa...
Esperó con tranquilidad sus movimientos, que terminase con aquellos pensamientos demenciales, analíticos que eran fáciles de saber de que se llevaban a cabo, debido a la lentitud de su ser, lo detallado de sus movimientos ¿Acaso él pensaba hasta para respirar? Eran muy diferentes. Ella impulsiva, vividora & él, el que vive a futuro, planificador. Misaki no podría soportar una existencia como aquella ¡La vida es tan efímera! ¡¿Pasarte todo el tiempo pensando que harás después?! Era inaceptable. Tuvo que hacer acopio de toda la paciencia que pudo para escuchar sus palabras con atención, & esperar la frase que adornarría la escena.

Anne se sonrojó, & asintió con la cabeza, en aspecto de sumisión, recuperándose del susto que había pasado. Anne era una sirvienta leal, aunque su amo le atacase, ella velaría por él & no dudaría en obedecerle, tampoco cuestionaría sus métodos, & aquello lo demostró con asu actitud & sus palabras: - Si amo -
Sabía que eso le gustaba al "jefecito", pero era una lástima para él que fuese tan solo una imagen falsa, puesto Misaki, tenía la personalidad que probablemente más pudiese el llegar a detestar.

La última frase que el le espetó le confundió. Sabía a quien se referría con aquél adjetivo, pero no sabía que quería decir. ¿Se habría molestado con la relacióin que había ella demostrado con el demonio acaso? No es que ella hubiese pensado en él hasta que George le nombró... Asmodeus, un sujeto extraño, útil, eficiente ¿Por qué sacarlo a este tema? Bueno, lo importante de la frase era que el estaba llamando al verdadero ser tras la esencia de jovencita, & eso era algo que Misaki no le podía dar, aunque quisiese. Era parte del castigo de encontrarse en este plano terrenal, en paralelo a todos los demás seres con humanidad.

El comenzó a dedicarle otro ataque más, & Misaki no tuvo más remedio que defenderse. Era una lucha de poderes, un pulso, claro, quien tenía mayor fuerza, aunque todo dependía de muchos elementos; ella estaba cansada, & un tanto enferma, & no tenía su cuerpo completo. El poddía decir lo mismo.. de todos modos no dejaría que el le venciese destruyendo su agujero negro; utilizaría el mismo poder para absorber el intento de hacerle desaparecer, haciendo más fuerte, o debilitando el agujero dependiendo del tipo de magia que fuese utilizada en este caso. De todos modos, necesitaba suma concentración para lograrlo, puesto la resistencia mental de Fraus pareccía casi inquebrantable... Esperaba tener éxito, si no se vería exahusta & obligada a detenerse en la batalla.

No le convenía perder, tenía cosas que hacer esa noche & eso lo obligaría a estar en cama la mayor aprte del día, pero ¿Qué más podía hacer?



avatar
Misaki Tsukuyomi
Bruja
Bruja

Elemento : Aire
Raza : Oceanium
Mensajes : 122


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por NPC el Lun Dic 13, 2010 2:42 pm

El miembro 'Misaki Tsukuyomi' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Red Dado' :

Resultados : 4, 5, 9, 3, 4


Glosario:
- Valentía: Son los puntos o "dados" que un personaje tiene disponibles para hacer daño. Cuanto más tenga, más posibilidades tiene de ganar la batalla.
- Herida/Puntos de Vida: Es la cantidad de Heridas que tu personaje aguanta antes de caer desmayado. Si ésto sucede, no puede despertarse en lo que resta del tema y pierde el combate.
- Muerte de un personaje: Los personajes nunca mueren, si pierden sólo caen desmayados. Pero dentro de un Evento, caer desmayado implica perderse todos los posibles premios y beneficios que pueda otorgar dicho Evento.
avatar
NPC

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 702

Empleo : Todos y ninguno

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Georgerous el Lun Dic 13, 2010 6:27 pm

¿Tenes que poner resistencia sabés...?-Mi diestra se mantenía firme mas no se terminó de cerrar, ni siquiera se movió un milímetro...¿Esto era todo? Este es el poder que posee en estos momentos ¿Tan débil? Ni siquiera sentía algún tipo de oposición...¿Este es el poder de los seres del infierno? Tenía entendido que ella era una de las mas poderosas Sucubbos de todas, hasta quizás actualmente lo era...Mi rostro se amargó, se mostró serio y amargado, de un momento a otro mi sonrisa de drástica profundidad para sentir que entre mis dedos literalmente había aire, no había nada, solo un cuerpo desprotegido, una mente titubeante y un alma que esperaba ser devorada ¿Esto era todo? No, era yo...¿Desde cuando mi poder había aumentado? Las energías mágicas me estaban alimentando a mas no poder, mi ser crecía y crecía porque la magia en estado puro estaba rodeando al mundo y en mi eternidad las absorbía y me llenaba, porque el alma estaba reflejadas en estas, la pureza de la misma se veía corrompida no solo por el ser delante mio sino por el mismo terreno que ya no podía aguantar mas el cambio, la presencia de las energías del Immaterium, la magia en el estado mas absoluto y puro...Ya vi la razón el porque ella debía liberar su poder, su poder estaba atrapado entre los nueve infiernos y este universo, era tal la lejanía y la falta de experiencia lo que lograba que ella fuera así de débil. El peor de los casos era que mi imagen de joven casi adulto era una pequeña fracción de la original presencia, esta movía este cuerpo falso, echo de la mas impredecible y milagrosa energía. Literalmente era movido solo con los dedos mientras que mis pensamientos, mi conciencia y mis palabras pasaban como una hipocresía absoluta como en estos momentos, porque la realidad es que todo era una farsa mas era una realidad para un único ser que ni siquiera tenía conciencia propia porque en terminas mas directos, EL, aquel que es llamado como Fraus , Georgerous, entre otros apodos, era la magia en personificación, mejor dicho en Alegoría, aunque solo era un Heraldo de la misma magia en sí...Siervo, creación y creador del mismo Caos-

-La seriedad de mi rostro se borraría con una especie de burla que escaparía con una delicada y ahogada risa-
Pfft...-Mis ojos cerrarían para que en aquella posición ,donde mi diestra estaba adelantada junto al pie zurdo, pudiera negar con la cabeza de manera lastimera en este eterno silencio que se formo ante las palabras que había impuesto al momento que su magia oscura, del color gris oscuro para mis ojos, se había literalmente detenido en el tiempo, se sentía como las fuerzas de este aumentaban pero este no crecía, ni siquiera se encogía. Estaba bajo mi control porque las energías del cambio se debían a la magia en el estado puro que invisible para sus ojos se manifestaba como pequeños y efímeros rayos multicolores que emergían desde el centro absorbente, clara señal de lo que ella había pensando antes, esa irritabilidad que no pertenecía a la pequeña princesa de rosa sino que provenía del desertor ser que en su odio y discordia se alimentaba, ese ser al cual tenía derecho de acceder por el simple echo de tener el poder eterno para hacerlo ¿Efímera la vida? ¿Desde cuando yo tenía Vida? La magia y el cambio eran la vida en su estado en movimiento, el Caos, como el mismo universo, el Cosmos que en su orden era impredecible para los seres vivientes, estaban compuestos del cambio, el Caos es una lucha por el cambio mas todo eso no significaba que realmente estuviera vivo, o por lo menos no en el significado de vida que ella tenía...La magia esta viva mas era vivamente eterna como lo era yo, el immaterium...Las sombras incluso de los Nueve infiernos al que ella estaba adaptada-¡No me digas que las estuviste haciendo! ...-Las esmeraldas vacías que tenía como ojos se abrieron de forma repentina para observarla con una sonrisa un tanto desquiciada, burlesca y egocéntrica que la tachaba indudablemente de inferior, como todas las criaturas que había sentido al momento de poner el primer pie en estas tierras, tan vulnerables, tan débiles y efímeras que ninguna podía siquiera ser merecedora de su titulo ¿Pero porque planeaba con estos? ¿Para eso estaban los mortales no? Para ser consumidos por sus propios intereses, porque ellos no respetaban a la magia, porque ellos ni siquiera la entendían y bien que hacían porque nadie puede siquiera permitir que una fuerza sea superior...Otro plan con éxito, un trabajo brillante a manos de los Dioses estelares, la contrapartida nuestra, pero que ante nosotros seguían siendo débiles mas lo suficientemente destructores como para apagar este sistema solar en cuestión de segundos.
Esa era la inmensidad que se reflejo en mis ojos, serenos y vacíos como el abismo de la propia muerte, que se trasladaba al abismo. En mis ojos, brillantes pero al mismo tiempo vacíos, contradictorios como "mi" conciencia, se adorno una serena sonrisa que la observa desde los cielos, parte de un Ego aparentemente bien merecido, algo que serían las ultimas palabras de esta noche, en este paraíso que jamas dormía y que en el aislamiento del alma se mantenía en silencio, porque ya nada mas importaba y es por eso que al final ella caería en su propio juego dictado de manera intencional-
Es hora de ir a Dormir.-Y tras esas palabras en el mismo averno que había creado cerré finalmente mi mano para que su mundo consciente terminara por privarse de ella misma-

-Miles de cristales se romperían y esto resonaría en los oídos en la mente de la pequeña princesa de color rosado, había finalmente los hilos que eran de seguridad a su cuerpo y a su mente, mas no los corte para dejar a la deriva el mismo conjuro sino que me había encargado de utilizar parte de mi propia esencia, literalmente utilizar aquellas energías multicolores de invisible forma, para transformar de manera brusca el hechizo y absorberlo, volviendo el mismo uno mas de mi mismo. Decís que este había desaparecido no era necesario, decir que el provocar que los hilos de la física y la mente, es decir los terrenales, se cortaron para provocar una exposición directa a mi mismo era también innecesario como también el echo de que aprovecharía aquella brecha en su ser para infiltrar el mismo Caos, las energías que me regían y regía en su estado mas puro, hacía su interior, abrasando su alma con delicadeza para que el proceso fuera controlado a mi propia voluntad, generando un proceso tan lento pero al a vez tan jovial que pasaría desapercibido en su golpeado y agitado ser...Ella había tenido un trato conmigo y eso lo debía cumplir. Le dije que me llamara Amo ante todos, que me demostraría su dependencia incondicional , jamas dije el sentido real ¿Ella lo pensó? Lo dudo, su simpleza era tal que el echo cerrar mi diestra, la cual ahora se ocultaba en el vacío de mi bolsillo, perdiendo lo que era mi sonrisa serena y tranquila que observaba como su cuerpo se desplomaría. Su nuevo cuerpo, su máxima fortaleza, jamas le saldría gratis y quizás ella ignoraba que nada podía perder y peor aún, jugaba algo muy grande al menor de los precios-
avatar
Georgerous
Hechicero Nigromante
Hechicero Nigromante

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Daímona
Mensajes : 382

Edad : Ahora soy un hombre >:D
Empleo : Forjar el Bonete Cósmico

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Misaki Tsukuyomi el Lun Dic 13, 2010 9:13 pm

Sus palabras fueron de burla, & el odio aumentó en la mente de la muchachita. Si ella se hubiese encontrado bien, si sus poderes estuviesen completos ¡Cómo lo habría destrozado! Pero las cosas no eran así, & no había podido siquiera resistirse a aquél control que ejerció el amo en ella, a la transformación que creó en su habilidad. Al fin & al cabo todo estaba muy ligado a la mente de la muchachita, & desde que Maï se había vuelto parte de ella, & sus personalidades & cuerpos se habían fundido, nunca había vuelto a ser la misma... Aunque no era solo eso, había ocurrido algo más en todo aquél proceso, algo de lo que ni ella era consciente, & aquél que poseía la llave de aquél secreto se encontraba tan cerca... Sin que nadie supiese o lo sospechase... En fin.
El rió, al tiempo que Misaki dejaba caer su cabeza hacia delante, mientras se abrazaba a si misma, intentando cubrir un poco la desnudez de aquél cuero juvenil, que ahora se sentía destruido & corrupto, pero corrupto por alguien más, como lo que ella hacía con todas sus víctimas. ¿Así se sentiría ser ultrajado? Vaya, era extraño estar al otro lado de la moneda... pero bajo la protección que le brindaba su larga cabellera rosa, esbozó una sonrisita maniaca. Una parte de ella disfrutaba aquella sumisión, aquél poder que hacía que se arrodillase frente a él. Aquél poder que la liberaría...
No entendió su grito, su frase, & se limitó a mantenerse en aquella posición, & toser un par de veces, intentando liberar su garganta de aquél sabor espeso que le embargaba, como si tuviese algo atascado, al tiempo que sentía su cuerpo tiritar, no de frío, si no que de debilidad, como si no pudiese mantenerle quieto, lo cual era cierto. Cerró los ojos & se dejó llevar por la debilidad. El cuerpo le exigía un descanso, & sabía que no podía hacer nada al respecto. ¿Cómo una niña pequeña podría soportar todo lo que había pasado en esos días? A veces olvidaba que el cuerpo era casi humano, & que tenía que cuidarlo; estas eran las consecuencias, la obligación de verse completamente expuesta & a merced del ser que tenía al frente, obligada a tomar un descanso que no deseaba, mientras deseaba con fuerza el volver a recuperarse, el volver a ser lo que alguna vez fue. No, el volver a ser poderosa, ser mejor de lo que fue.

Dejó que él se burlase, hiciese lo que quisiese, terminase su actuación. ¿Qué más podía hacer? No le quedaba nada. Era completamente patético ver como Naamah, aquella que alguna vez estuvo sentada en las sillas del cielo, se encontraba ahora atrapada en un cuerpo inútil, bajo las órdenes de un amo que no era más que un servidor de aquél que movía los hilos de la destrucción, & que su única misión en la tierra era el caos, cosa no más opuesta que lo que Misaki quería. Ya que estuviese en las garras de alguien más, otra vez, era denigrante... Se había prometido que nunca serviría a nadie que no lo mereciese...

Por fin el pronunció otras palabras, pero estas no fueron más que el pie para que Misaki se retorciese en su posición, soltando un grito de dolor, mientras se sostenía la cabeza con ambas manos en un intento de presionar, e intentar sacarse ese sonido intenso de la cabeza. Fue como si el tiempo se ralentizara, aumentando el dolor, la presión, & la ira que aumentaba en la niña. La impotencia no tardó en hacerse presente. ¡Aquello no podía estar pasando! ¡Ella no podía estar bajo los pies de este falso señor! Pero, lamentablemente era así.. al menos en parte. Por fin se detuvo el dolor, & Misaki suspiró aliviada, dejando caer todo el peso de su cuerpo. Continuó tosiendo un par de veces. Bien, que lindo, además se había enfermado.

{ Te maldigo Fraus } Pensó mientras se dejaba caer. Ya no quedaba otra que dejarse estar, nuevamente ¿Qué más podía hacer?

- Cof, cof - Tosió mientras se abrazaba con fuerza & su cuerpo se contraía. Ahora estaba a completa merced del ganador, esperando tan solo su "misericordia" & que se decidiese por ayudar a la pequeña niña a llegar a su cuarto.. que era lo que Misaki esperaba. Aunque lo más probable era que la dejase allí, que la abandonase a su suerte. Nada de lo que estaba ocurriendo le estaba gustando. Nada tenía sentido, & comenzaba a dudar de su destino, a dudar de su bando, a dudar de su ser... Necesitaba alejarse de él. Mantenerse a su lado era igual a perder cordura, cosa que no podía permitirse más... Necesitaba pensar con claridad


avatar
Misaki Tsukuyomi
Bruja
Bruja

Elemento : Aire
Raza : Oceanium
Mensajes : 122


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Georgerous el Mar Dic 14, 2010 8:37 pm

-Cuando todo termino el jardín volvió a la vida, su grito de dolor había provocado que todo emergiera entre mis pis, la vida, los insectos incluso pequeños animales eran lo que habitaban el lugar. Sobre mi diestra, la cual ocultaba, tenía a disposición al ser ajeno, se arrodillaba y entre sus dientes se sentía el odio del acorralado, su esencia roja como la sangre me lo demostraba, incluso para ella era demasiado esta juego, se lo había seguido porque jamas fingía y al mismo tiempo era mas hipócrita. Podemos decir que era el actor perfecto, podía adaptarme a cualquier rol y no tenía que ser necesariamente el de una persona, un animal, una maquina, un insecto, una deidad, todo...¿Acaso la magia no era parte de este todo? Si, todo provenía de la magia, todo alimentaba a la magia y la magia alimentaba el razonar de este universo, porque el universo realmente no tenia una base lógica, nada podía existir sin esto, como ella ya no podía vivir con aquel remordimiento que realmente era parte de mi, de toda la magia que a mi alrededor se juntaba, formando un hermoso torbellino de ventisca fresca que acariciaba la totalidad de mi ser, mejor dicho aquella falta carne que ella creía que poseía, un engaño mas dentro de este terrible juego que era dirigido con una mirara serena que la ignoraba, mi vista se dirigía al gran roble a mis espaldas, casi como si fuera un amigo, o uno de mis peores enemigos al cual embaucar ¿Quien sabe realmente? Todo esto terminaba siendo parte del Gran Juego, intenciones que quedaban en la nada, como siempre, porque simplemente el viento humano me atravesaba de lado a lado porque era también parte del juego lo que creaba que así ella me viera, desde lo mas bajo del suelo, que sintiera como la pisoteaba y como ella se vendía por una esperanza marchita. Eso es lo único que necesitaba, una esperanza...Es por eso que en entre su odio, en lo mas profundo de su sanguínea alma, ella invocaba al Poder del Cambio, a la magia en persona-

-Mis manos emergieron de su escondite para emerger a un lado de mi cuerpo, allí veía como la débil criatura tosía, esperando ser abandonada a su suerte, desesperada intentando escapar de este tormento ¿Pero que podía hacer? Era su Destino, este la odiaba porque ella lo había elegido desde el primer momento que se dejo seducir por le pensamiento de la deserción, tanto placer, tanto goce, tanta impunidad y poder ¿Pensaba que le iba a salir gratis? Había perdido, se había confiado y a la magia no había siquiera respetado. Ahora se arrodillaba ante ella, ante mi persona, mientras mi mirada se mantenía enfocada en la arrogancia, una arrogancia absolutamente hostil que se burlaba de todo lo que ella había vivido, ella también era pieza y por mas alocada que estuviera ella no tendría un verdadero trato especial, es por eso que mis palabras emergerían como un susurro a sus inicios, algo que si llegara escuchar la sacaría de quicio, era un gesto de extrema soberbia, una actitud que marcaba las diferencias: Ella mortal Yo Eterno-
Y como la pequeña criatura que sos te arrodillas ante las manifestaciones de la infinidad...-El movimiento de mis labios desapareció para que mis ojos se abrieran de par en par, mis dedos se aprisionaran unos contra otros, conformado un triangulo plano sin profundidad, allí colocaría mis brazos a la altura aproximada al cuello, imitando al aeroplano que lejos estaba de ser un conocimiento moderno, allí una sonrisa extremadamente infantil emergió de mi, en esa posición erguida donde mis piernas estaban juntas y mis brazos perfectamente paralelos anuncie con mucho alegría la llegada una nueva y falsa personalidad, aún mas partes de este maldito juego que jamas iba a acabar-¡¡Brrrumm!! ¡¡EL DRAGÓN DE LA AMABILIDAD LLEGO PARA RESCATAR A LA PRINCESA DE CRISTAL!! -Exaltado como ninguno un par de saltos fue a dar, saltos cortos ya que mis piernas estaba pegadas una a la otra. Ese fue el comienzo de este inimaginable vuelo del horror, mi cuerpo, en realidad todo mi torso, se inclinó hacía el lado derecho para comenzar a dar los primeros pasos que estarían siempre acompañados con un "Wusssh" emergiendo de mi boca que sonreía como la de un niño divertido al momento que mis ojos se cerraban con fuerza, una especie de sonrisa exaltada que era unos de esos detalles que uno jamas podría olvidar (Véase: >w<). Hasta ella había cierta distancia y realmente me había tomado el tiempo que había querido desde siempre ¿Que entendía yo de mortalidad? No me podía culpar de nada y muchos menos ahora siendo una nave transportadora de la enfermiza locura, nave que como todo avión imaginable en la cabeza de un niño se inclinaba hacia el otro lado para que aquel "Wusssh" degradara y pudiera elevar su tono otra vez, un juego de graves y agudas que jamas cesaban ,por lo menos no hasta que mis palabras emergieran con esa tonalidad de voz tan despreocupada e infantil que simplemente logra sacar de quicio a cualquiera-¡¡Entramos en primera fase!!-Grite sin mas pensar para que mi cuerpo pudiera dar un giro brusco que terminó en una especie de rotonda que cambiaba mi inclinación, allí mi rapidez aumento y como también al forma en que mencionaba la onomatopeya de una suerte de maquina voladora,este era mas rápido y mas aguado, ahora era tiempo de la segunda fase y eso significaba que estaba muy cercano con la muchacha , casi al punto de pisarla , pero antes de llegar mi cuerpo comenzó a seguir una rotonda muy poca extensa mientras que de un lado al otro este se balanceaba sin control de un lado a otro, quizás era le punto límite entre el juego y la cordura...Dejaba muy bien en claro que esto simplemente no tenía ninguno sentido para mi, porque a pesar de que el viento me rosara y las plantas crecieran en vida y ella desesperada por ir a descansar , seguía ignorando toda necesidad de seriedad, no la tenía, por lo menos jamas la tendría si es que alguna vez deseaba aburrirme- ¡¡Oh no!! ¡Nos estrellamoooooos! -¡BUM! Ese fue el sonido que salió de mi voz al momento que mi rostro se tornaba preocupado, como si hubiera roto algo y no deseaba que alguien se enterara, mis manos se dirigieron hacía mi nuca, mi boca se entre abrió y mis cejas se arrojaron hacía atrás. El dragón del amor se había estrellado, las personas abordo de el había muerto y ahora se incendiaba en el suelo, no había sobrevivido nadie y en mi rostro se notaba mi pena, pero por suerte ajena, mucha suerte ajena, el dragón se había estrellado realmente a su lado ¿Cuando me dirigí allí? No lo se, mis pasos se movían solos desde el primer momento, pero debía admitir algo, la rotonda era girar alrededor la princesa de pelo rosa. Por minutos, por horas o solo segundos ¿Que tiempo podía llegar a valer para mi? Ninguno en estos momentos, seguramente era el tiempo el que le tenía un poco de consideración, yo simplemente podría seguir y seguir sin parar pero el plan dictaba que ella no debía enfermar, morir o algo peor, distorsionarse...No, yo podía controlar lo que ocurriría en su interior, porque fue esa brecha final la que me permitió completarme en su interior, ese había sido el pequeño plan para la ocasión y ahora debido a todo ese movimiento ajeno ella se recargaría entre mis brazos que la protegían de la frialdad de la soledad...Porque mi contacto era frió, porque no había nada que pudiera sostenerla en realidad, era una falsedad y esa imagen se veía claramente al momento en que yo, el Destino, la venía a buscar para cubrirla en su oscuridad. Sin decir nada, sin mencionar palabra y demostrando una seriedad que parecía ser el de un enamorado, un salvador, mis pasos con cuidado se dirigieron, subiendo por los forrados y finos escalones que en la oscuridad emergían. Así la puerta de su infantil habitación se abriría sin movilidad alguna, efecto que había provocado de forma sencilla, magia del mas básica, una invisible ráfaga de viento inteligente que me dejaba paso a la habitación de la niña-

La oscuridad que fue eliminada por el fuego de las paredes, el cual reposaba sobre estas con serenidad, elevado sobre el conjunto químico de una rudimentaria y gran astilla que cumplía su utilidad al aferrarse contra la pared de piedra que en estos momentos estaba dibujada por abstractos símbolos. ¿Esto era todo lo que añoraba? ¿Este era todo su sufrimiento? Parecía la celda de un calabozo, mejor dicho, lo era. Su oscuridad consumía su mente, la ventana que podría iluminar de forma natural su prisión solo era la señal de que la esperanza era inalcanzable, el reforzado y trabajado vidrio era una fina capa entre la realidad, cruel y oscura, como su encierro y la terrible habitación, eso es lo que había dentro de su oscuro corazón y lo que buscaba en mi ser, de manera inconsciente...Era el brillante sol que podía reflejar esa capa de vidrio artesanal, era la hermosura de la noche que como una iluminación plateada bañaba a las criaturas allí abajo, criaturas libre de culpa, dueños de su voluntad. Era ese hermoso jardín custodiado por el árbol de la vida el cual le había echo conocer, su odio, su envidia, su inferioridad lo había atacado y este era el precio que pagaba. Traicionaba, ella vivía para traicionar, era su destino o mejor dicho...Este le había llevado a esto, fue débil, tal y como lo era ahora...Pero ahora era su propia vida la que se reflejaba frente a ella, esta había actuado desde su creación, pero desde las sombras, ahora miraba cara a cara a todo lo que le hacía infeliz, esa maldición en su pensamiento y ese cobijamiento que le ofrecí entre las sabanas, limpias y entregando una temperatura perfecta a ella. Su cuerpo estaba seco e impecable, limpio como ninguno. Su transpiración, su nerviosismo, su dolor...Todo se había calmado para que desnuda pudiera reposar sobre su cama, guiada en su descanso junto a un suave beso en su frente que había sido acompañado por una caricia tierna que liberaba sus mechones de su rostro.
En el silencio y en la poca espera la puerta se cerro, las llamas se apagaron y el abismo reino, así mi cuerpo miraría de reojo la puerta cerrada con una sonrisa serena mientras la diestra se abría y cerraba sin parar, sintiendo como su frágil y patético ser estaba literalmente en mi manos, como lo había estado siempre, porque el pacto que habíamos llevado era añejo y ahora ella lo estaba pagando...Desertora de todo lo que alguna vez soñó, verdugo de su propia cabeza era su naturaleza, atrapada en las disformidades estaba por siempre...Favor por Favor, algo que jamas olvidaría mientras las cadenas de su propia demencia la azotaban contra aquel ventanal, buscando salir de su desesperación cada vez mas..
Así mis pasos se dirigirían hacía el abismo de la escalera para finalmente encerrarme en una habitación con estantes vacíos. Ahí pasaría el resto del tiempo, o por lo menos hasta que la noche desaparezca para dejar salir al sol, en la oscuridad de mi antigua recamara el Destino guiaría mis pasos, así, la puerta de ese lugar se deformaría para trabar los pasos mortales y alejaron de lo que nos les correspondía, al único y eterno conocimiento. Parte de ellos-


[Salgo: Wiii :3]
avatar
Georgerous
Hechicero Nigromante
Hechicero Nigromante

Elemento : Sombra
2º Elemento : Luz
Raza : Daímona
Mensajes : 382

Edad : Ahora soy un hombre >:D
Empleo : Forjar el Bonete Cósmico

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Misaki Tsukuyomi el Miér Dic 15, 2010 12:47 pm

Se mantuvo impasible, ignorándole, a pesar de sus precarias palabras que buscaban sacarla de quicio, molestarle. Se mantuvo allí, sentada, mirándole con odio, pero no sintiéndolo así, puesto esperaba que le recogiera, mas cuando comenzó con su juego, con sus vueltas, como si de un ave se tratase, Misaki intentó levantarse, quedando con una pierna flectada, depositando todo su peso en ella, el cual no era mucho, pero suficiente para hacer que se agotase aún más. La fiebre había vuelto a subir. Sería cosa de que descansase esa tarde, nada más, para poder sacarse aquella molesta enfermedad, pero no podía hacerlo si el no se dejaba de jugar & la ayudaba.

--¡¡Brrrumm!! ¡¡EL DRAGÓN DE LA AMABILIDAD LLEGO PARA RESCATAR A LA PRINCESA DE CRISTAL!! -

A pesar de sus palabras, no paraba de darse vueltas, divertido, disfrutando todo eso, haciendo esperar a la supuesta princesita. Pero sería paciente, esperaría todo lo que tuviese que esperar para recibir su ayuda, que estaba segura de que vendría, & a pesar de que él se limitaba a decir "Wuush" & no avanzar casi nada, sabía que en algún momento llegaría. La distancia que los separaba era casi nula, así que estaba más que claro que lo hacía sólo para fastidiarla ¿Era actuación u obra de su propia locura? ¿El controlaba sus personalidades o ellas lo controlaban a él? Probablemente las respuestas a esas interrogantes significasen la mayor diferencia entre la súcubbo & el demonio, que a pesar de ser de razas semejantes, sus similitudes acababan cuando se investigaba un poco más a fondo lo que realmente eran. Por fin el se estrelló frente a ella, luego de muchas palabras infantiles, & gestos extraños. Anne se limitaba a mantenerse impasible, serena, & sumisa, que era lo que la caracterizaba, lo que la diferenciaba de la Misaki real.

El la carggó, la arropó, & la llevó a su habitación. Misaki era completamente ajena a lo que él pensaba, el imaginaba de los significados de aquella habitación, pero a esta poco le preocupaba. Se limitó a dejarse depositar & acurrucarse en un rincón & susurrar unas cuantas palabras: - ¿Georgie no dormirá con Misa Misa? - Dijo ya un tanto adormilada, mientras se escondía tras las sábanas. El no respondió & se limitó a desaparecer, dejándola sola en sus penumbras, luchando sola contra sus demonios internos, aunque ahora la humanidad ganaría. El cuerpo exigía descanso, & sabía que así había de ser. Aquél cuerpecito del cual Misaki solía abusar, tenía sus límites, no era como su cuerpo real que se encontraba allá abajo, entre aquellos que la odiaban, & aquellos que la amaban, pero compañeros al fin al cabo. Susurró unas últimas palabras a pesar de que George no estaba allí, pero esta sabía que se encontraba fuera de su habitación, pensando en quizá que planes nuevos para realizar. La primera ronda la había ganado el maldito, pero de todos modos ¿Qué perdía Misaki? Nada. Ahora el creía que la tenía bajo su poder, que los hilos que movía en su cuerpo podrían controlarla, pero no era cierto, era cosa de buscar un maldito huesped nuevo con el cual intercambiarse, & joder al señor del destino.

Y creía que ya tenía la solución.


- Bonne Nuit...-

[Fin del tema]
avatar
Misaki Tsukuyomi
Bruja
Bruja

Elemento : Aire
Raza : Oceanium
Mensajes : 122


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Foyer douce foyer -Priv-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.