Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Elsa Arendelle

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Elsa Arendelle

Mensaje por Elsa el Mar Feb 25, 2014 3:50 pm



  • Apodo: Els
  • Nombre: Elsa
  • Apellido: Arendelle
  • Fecha de Nacimiento: Diciembre
  • Edad real y la edad que aparenta: 20
  • Sexo: Mujer
  • Raza: Humano
  • Clase: Invocadora
  • Empleo: Nobleza
  • Bando: Leal a la corona.


  • Descripción física: Elsa posee un físico peculiar, digno de una noble. Sus ojos son redondos auque algo rasgados. Sus orbes son de color azul cristal y sus pestañas son negras y largas. Cuando sus mejillas reaccionan a algún estímulo, te tiñen suavemente de un rosa suave. Su cabello es largo y de un rubio muy claro, aunque siempre lo lleva recogido en una trenza debidamente recogida. Su piel es pálida y su complexión es flaca pero a pesar de parecer frágil, está en forma. Mide un metro sesenta y poco y pesa alrededor de unos cincuenta y cinco kilos.

    Suele vestir con ropajes de noble aunque modestos, pues no presume de su estatus.

    Spoiler:

  • Descripción psicológica: De pequeña, Elsa era una chica muy alegre y jovial. Le encantaba jugar con, prácticamente, cualquier cosa que veía y se distraía con facilidad. Sus padres eran más estrictos y querían que su hija se mantuviese en esa línea, sin embargo eso era más fácil pensarlo que hacerlo. Por otro lado, siempre fue una chica aplicada, quien conocía cualquier tipo de modal en la mesa, en saludos, conversaciones... Y en actitud y frente a los demás, podría tener la perfecta. Pero en cuanto los ojos estrictos se daban la vuelta, Elsa corría hacia el jardín a juguetear.

    Más tarde y por sucesos de la vida, Elsa se volvió distante y solitaria. No es que fuera un cambio drástico o quizás sí para aquellos que la conocían. No obstante, no puedo evitar comportarse cómo antes con aquellos con los que ha tenido trato, aunque no sean demasiados, contados con los dedos de la mano. Una pareja, ahora de ancianos, que la ha visto crecer y dejado, muchas veces, jugar en su pequeño jardín junto a sus naranjos y limoneros. Siempre se muestra educada y atenta, y a pesar de que su rostro esté serio, no significa que no quiera entablar conversación con uno.

    Su vocabulario es rico y refinado, y por ello las veces que ha intentado integrarse no le ha sido posible, no obstante poco a poco ha ido aprendiendo el lenguaje más coloquial, sus costumbre y demás, primero por simple curiosidad y conocimiento, y segundo para adaptarse mejor.

    Toda moneda tiene dos caras y aunque Elsa puede aparentar ser refinada y con mucha paciencia, en realidad no es así. Cuando se enfada, a veces prefiere darse la vuelta y no responder para no decir nada grosero. Y cuando se enfada en realidad tiene muy mala leche pero muy pocas personas la han visto enfadada, más bien ninguna.

  • Gustos: El hielo, el frío, los copos de nieve, el invierno... El silencio, lo misterioso y oculto, los paisajes, la naturaleza.
  • Disgustos: Demasiado calor, el sudor, la acumulación de gente, la gente de pelo pelirrojo... Le crea desconfianza.
  • Extras: A pesar de su poder con el hielo, no usa éste para atacar, no le nace así, no obstante y por otro lado, sabe de lucha cuerpo a cuerpo, el arte marcial es su especialidad en cuestión sobre todo de defensa. El único arma que sabe utilizar la daga. Siempre le atrajo la magia desde que supo lo de su elemento interno, es por ello que sabe conjuros básicos, como invocadora.


  • Historia: Hace ya cien años, dos humanos nacieron en dos reinos distintos. Sin embargo, el destino quería que se encontrasen y en más de una ocasión, sus miradas se cruzaron, sus hombros chocaron e incluso, intercambiaron palabras sin saber cual era aún el nombre del otro. No obstante, ambos dos recordarban cada uno de esos gestos y ella, Elsa, había reconocido a su alma que su corazón había sido robado por aquel muchacho en cuanto sus miradas se cruzaron. Y por fortuna, aquel amor fue correspondido en cuanto lograron estar a solas y confesar los sentimientos que albergaban en sus corazones hacia la otra persona. Estos dos humanos eran reyes de reinos distintos, y sin embargo se habían enamorado profundamente. Al principio, sus encuentros eran furtivos y alocados, pero comprendieron que debían hacerlo formal antes sus reinos y por ello, ambos reinos se fusionaron llegando a un acuerdo patrimonial y político, haciendo que todo se enriqueciese pues ambos se complementaban perfectamente. Los bosques de uno acarciaban las praderas y lagos de otro.

    Sin embargo, la felicidad duró poco. Pues la Elsa, conocida como la reina del hielo por su poder y afinidad con éste, cayó gravemente enferma. Al ser tan querida por el pueblo, estos salieron en busca de ayuda pero fue en vano. La prosperidad que los reyes habían dado al pueblo estaba llegando al fin, pues ambos dos eran muy queridos allí. La única solución era obtener el objeto que invocaría a las diosas y rogarles a éstas un milagro. Afortunadamente, a pesar de saber que la enfermedad contraída por Elsa era mortal, ésta también la consumía muy lentamente, así pues les daba margen para buscar aquel objeto tan divino y codiciado por todos.

    Tras sudor, lágrimas, esfuerzo y alguna muerte de un soldado leal, por fin aquel cáliz estaba entre sus manos. Derramó en su interior ambas sangres y pronunció las palabras ortogadas por uno de los mayores brujos del reino y entonces... El tiempo se paró. Elsa no era consciente de lo que pasaba, pero su amado sí, Jack.. Sí. Éste rogó a las diosas entre lágrimas que por favor devolviesen la juventud a Elsa, su salud, y que no dejaran que aquella noche se llevara su último aliento para siempre. El rey estaba más flaco que nunca, cansado y desesperado, las ojeras se hacían más que presente en aquellos ojos que habían enamorado a Elsa. Ante aquella muestra de amor verdadera, las diosas llegaron a un acuerdo y dieron un trato al rey. Una vida no podía resucitarse tan fácilmente, el precio para devolver a la vida a alguien era precisamente.. Pagar con otra vida. Y por supuesto, el rey no titubeó al aceptar de forma directa aquella propuesta. Quería que ella viviese a toda costa pero.. Si luego Elsa despertaba y se veía sola.. No podía hacerle eso, a pesar de hacerlo por y para ella. Fue entonces cuando Enume, la más benévola de todas, alzó la mano ante las súplicas del Rey, diciéndole lo siguiente:

    " Una vida por otra y un corazón por otro. Sin embargo, dentro de cien años vuestros caminos volverán a encontrarse.. No obstante, vuestros corazones no se recordarán. "

    Era lo único que podían ofrecerle y para él, la única solución posible. Fue por ello por lo que aceptó y entregó su cuerpo y alma al trato, haciendo que Elsa despertara al cabo de unos días completamente sana de salud pero con el corazón destrozado por la desaparición de su esposo. A pesar de a partir de ahí sentirse completamente sola, siempre se sintió protegida... Siempre sintió que él estaba con ella a pesar de no estarlo físicamente. Sus corazones siempre estarían unidos, pasara lo que pasase. Lo que Elsa desconocía es que el alma de Jack no pudo descansar en paz, convirtiéndose en un alma errante que acabó por volverse en un ángel sin rumbo ni destino.

    [100 años después]
    -Reencarnación-

    Elsa Arendelle viene de una familia noble que siempre ha tenido buenas propiedades y un poder tanto económico como agrícola altos. Sin embargo, estos datos no eran conscientes para una niña soñadora que se distraía con prácticamente cualquier cosa. Le encantaban los libros llenos de dibujo y corretear por los jardines de la propia familia Arendelle. Sus padres siempre se movieron por familias nobles, no obstante Elsa ella no miraba los distintivos de nadie, se dejaba guiar por el corazón de las personas y lo que éstas dejaban ver, fue así como conoció a Anara, su prácticamente única amiga de la infancia. Tenía el cabello rojizo como la sangre y además era una personalidad muy fuerte. Recordaba perfectamente que le costó un poco hacerse amiga de ella porque era la propia pelirroja quien no quería jugar con ella hasta que finalmente, por coincidir en algo, comenzaron a llevarse mejor.

    Tanta era su amistad que se contaron sus secretos más ocultos, sus elementos internos que no estaba permitido decir así como así o por ejemplo, que Elsa no paraba de tener una y otra vez el mismo sueño, ese sueño en el cual caminaba hacia alguien que le llamaba en la lejanía, alguien que no paraba de repetir su nombre de forma suave, haciéndole sentir que podía confiar en aquella persona, aunque siempre el sueño terminaba igual cuando se despertaba, o por otra parte, el secreto más oculto de la pelirroja, que era no ser humana. Elsa se sorprendió pero nunca le dio de lado, es más le parecía interesante, más aún. Elsa era muy ingenua y sólo comprendió cuando observó la reacción de la gente lo que causaba la diferencia en ellos, les causaba miedo, pero ella no le tenía miedo, ¿por qué iba a tenerlo? Eran amigas, las mejores, nunca se harían daño, ¡era una promesa! O por lo menos, eso pensaba hasta que comenzaron a haber pequeños incidentes en el pueblo. Elsa escuchaba a Anara pedir perdón pero no lograba a comprenderla, pues su inocencia nublaba cualquier culpabilidad que pudiese tener la pelirroja.

    Poco a poco los acontecimientos fueron mayores y tras atar cabos la familia Isildrum, compuesta por Anara y su abuelo, fue desterrada, logrando un gran caos en el pueblo. Elsa se escapó aquella noche para ir en su busca, no podía creer lo que había escuchado a sus padres decir a otros nobles, y fue a comprobarlo con sus propios ojos. La familia había sido acorralada y un aura rojiza rodeaba cada vez más a la pequeña, que no tardó en convertirse en un fiero perro de fuego, a los ojos de Elsa. Ésta, abrió los ojos de par en par, petrificada por lo que estaba contemplando y por ello permaneció quieta, a la espera de Anara volviese a ser la misma, pero ya era tarde, pues su pobre amiga estaba totalmente descontrolada. Espantada, sus piel se enclaron en el suelo y sus manos comenzaron a temblar ligeramente, aunque no de miedo, sino de impresión. Alzó una hacia ella, con la esperanza de ser olida y reconocida, pero las fauces de aquella criatura se abrieron con la intenció de segurarme, asestarle un mordisco, no obstante, los nobles Arendelle aparecieron alejando rápidamente a su hija de aquella, a sus ojos, bestia. El padre amenazó con una orca con fuego en su punta gracias a una antorcha. La criatura, asustada, atacó a su padre, haciendo que éste cayese de forma bruta al suelo, con el brazo rasgado y ensangrentado. En ese instante, Elsa comenzó a llorar y gritarle, maldiciéndole. Era sólo una niña, una niña que había visto como su amiga incumplía una promesa, una promesa que valía mucho para entonces y que a partir de ahí cayó en saco roto. La criatura finalmente huyó.

    A partir de ahí, aquella amistad se rompió y jamás volvieron a verse.

    Elsa dio un cambio, quizás algo drástico, dejando de ser la niña soñadora que era antes y convirtiéndose en una mujer racional con principios claros y concisos.

    Sus propiedades se encuentran en Arcadia, un reino que ha sufrido muchos cambios y donde sus cosechas se han visto muy afectadas por todas las guerras y trastornos. No obstante, el reino ha seguido adelante y ahora prospera más que nunca, viéndose las  tierras enriquecidas gracias al poder de la propia reina y lo que le rodea.

  • Objetivos en la vida: Seguir su instinto.
  • Manga/Anime/Videojuego/Película: Frozen
  • Nombre original del personaje: Elsa.


avatar
Elsa
Invocadora
Invocadora

Elemento : Hielo
Mensajes : 46


Volver arriba Ir abajo

Re: Elsa Arendelle

Mensaje por Administrador el Miér Feb 26, 2014 12:49 pm

Ficha aceptada y cerrada. Bienvenida a las tierras de Arcadia.


Glosario:
- Valentía: Son los puntos o "dados" que un personaje tiene disponibles para hacer daño. Cuanto más tenga, más posibilidades tiene de ganar la batalla.
- Herida/Puntos de Vida: Es la cantidad de Heridas que tu personaje aguanta antes de caer desmayado. Si ésto sucede, no puede despertarse en lo que resta del tema y pierde el combate.
- Muerte de un personaje: Los personajes nunca mueren, si pierden sólo caen desmayados. Pero dentro de un Evento, caer desmayado implica perderse todos los posibles premios y beneficios que pueda otorgar dicho Evento.
avatar
Administrador

Elemento : Hielo
Mensajes : 89


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.