Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Demonio y secuestro

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Sáb Sep 21, 2013 8:31 am

Esto se parecía más a lo que yo quería. Sentía el placer llegandome desde abajo en pequeñas descargas a todo mi cuerpo, que se sentían muy bien. Disfrutaba del placer que sus dedos y su larga lengua me brindaban, aunque aún sentía que podría llenarme mucho más. Pero a diferencia de antes, no estaba tan ansiosa por estar completada, sino que, esperaría a que él decidiese mostrarme más cosas, puesto que en ese mismo instante me sentía enormemente bien.

Mis gemidos eran ya algo bastante frecuente, pero algo me hizo dejarlos un par de segundos. Fue una intrusión que nunca me hubiese esperado, al sentir como uno de sus dedos se colaba por detrás. Mi rostro volvió a sonrojarse con violencia, mientras que un gemido no del todo de placer se escapaba de mi boca. Era una sensación muy rara, puesto que ese agujero parecía más estrecho que otro, donde jugaba con su lengua. Pero eso a su vez me provocaba más placer, puesto que las paredes de mi carne rozaban continuamente con su dedo. Cuanto más movía los dedos y la lengua, más volvía a gemir yo del placer. Me sentía casi volar del placer, no recordaba nada de lo que me rodeaba, casi ni sabía mi nombre. Puesto que no eran cosas relevantes en ese momento. Cerré los ojos para que todo quedase reducido al placer que me brindaban.

Pero en el momento que me sentía en el punto más alto, todo paró de repente. Abrí los ojos y le miré de manera interrogante, mientras que se deslizaba por mi cuerpo hasta quedar frente frente de nuevo. Al no gemir, mi respiración se había hecho más pesada, jadeante para recuperar el aliento. Sentía como si hubiese estado días corriendo sin parar, no creí que podría recuperar el aire perdido en todo ese tiempo aunque pasasen mil años.

- E-estoy deseando... Probarlo- murmuré algo lasciva; conseguí hablar puesto que en esos segundos de calma, conseguí recuperar algo de consciencia. Tenía ganas de saber qué me iba a mostrar mi maestro.

Mi rostro se sonrojó al sentir algo duro y cálido sobre la piel de mi intimidad. Me gustaba la forma en la que se sentían pegadas... Aunque la intuición me decía que no estaba completamente bien hecho. Y eso volvió a frustrarme, siempre tenía que ir despacio para hacerme de rabiar. Al parecer le encantaba hacerlo, y lo peor de todo es que no hacía nada para remediarlo. Pero claro, ¿qué hacer cuando no tienes ni la menor idea? Correspondí a sus besos y caricias, impaciente en mis acciones, siendo estas algo bruscas. Quizás si le seguía el juego de esta manera conseguía que continuase.

Y así fue, sentí como esa parte cálida y dura comenzaba a introducirse en mi estrecho interior. Se sentía bien el roce que hacía, pero a la vez, no sabía si iba a llegar a entrar, porque era demasiado grande para mi piel. Pero sorprendentemente iba abriendose paso en mi interior, hasta que noté que se detenía con algo. Solté un gemido de dolor, me estaba doliendo mucho, sobre todo cuando él siguió avanzando.

- M-me duele- me quejé, puesto que no era placer lo que sentía. Giré mi rostro a un lado, avergonzada de que no me produjese gusto. Seguro que eso era algo anormal, porque si había que pasar tanto dolor no entendía por qué a la gente le gustaba tanto el sexo.

Finalmente noté algo romperse y que él volvía a pasar con facilidad a mi interior. Y ahora tras el dolor el placer volvió y resurgido con más fuerza gracias al contraste. Clavé las uñas, o al menos lo intenté, en el altar. Me sentía perderme en esa sensación tan fuerte de placer. Cuando comenzó a moverse de manera rítmica en mi estrecho interior un gemido más alto salió de mis labios, aunque fue ahogado en el beso que me estaba dando. Me encantaba la sensación que dejaba al frotar las paredes de carne del canal.

Siguiendo el deseo de más y más roce, tracé dibujos en su espalda. Los cuales en algún momento dejaban de ser caricias para ser arañazos. Mi interior era demasiado estrecho y cuando entraba a una zona inexplorada mis dedos, así como mi cuerpo se crispaban por la leve sensación de incomodidad de haberse agrandado y que no pudiese recuperar su posición anterior, sino que se quedaba aprensando su miembro en un cálido y húmedo abrazo.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 21, 2013 11:23 am

La joven y hermosa demonio de seguro no piensa en muchas cosas, pero de seguro habrá escuchado que la primera vez no se olvida, y desde ahora en mas por lo que dure su existencia se acordara de ese conde loco y de haber experimentado por primera vez el éxtasis de la lujuria allí en esas Ruinas Ancestrales. Hay muchos animales que solo se suben sobre su hembra y la montan frenéticamente, algo que de repetirse muchas veces puede aburrir a la hembra, en cambio las criaturas inteligentes dan placer continuo una y otra vez, eso es algo que ha aprendido aquel demonio con el pasar de los siglos. Un demonio cualquiera podría ya haberse montado a Nethestus y ya haber terminado, en cambio ellos dos apenas están empezando, explorando de poco y con sumo deseo cada parte de la joven secuestrada, por delante y por detrás, zonas altas y bajas, con manos, lengua, y todavía falta mas.

Cuando los gemidos de la joven damisela se habían apoderado de todo aquel lugar aquella criatura se detuvo, justo en lo mejor podría haber llegado la jovencita, pero no, ella esta equivocada, lo mejor va a continuación tal y como se lo dijo y ella esta servida y prepara para probarlo. Así fue que la punta del pene de ese demonio comenzó a besar la vagina de la joven por primera vez, tímido al comienzo, poco a poco se fue adentrando dentro de la joven como un lobo que entra en su madriguera, o mejor dicho un demonio que entra en el infierno, gustoso, sin prisas disfrutando de esos momentos. Entre besos y caricias continuo penetrándola despacio, es el primer contacto, primero debe sangrar antes de comenzar realmente con el baile placentero y a veces demencial que se puede obtener a base de sexo, y si bien ella no lo comprende aun pronto lo hará. Entre gemidos de placer y la piel caliente Nethestus dejo escapar un gemido de dolor, incluso tanto como para llegar a quejarse, sabiendo asi el demonio que esta ya lo suficientemente dentro como para "romper tela" dirían los viejos del campo. Siguió adelante y tras romper esa especie de pequeña y suave defensa femenina esta cedió dejando paso a aquel miembro caliente, erecto y deseoso paso libre para dar rienda suelta al deseo de ambos amantes. La besa mientras su cintura se pega mas a la de ella introduciendo mas y mas su pene dentro de la entrepierna de la demonio, apenas cediendo lugar hacia atrás para volver a entrar buscando el limite de ambos. Las caricias cada tanto se vuelven en arañazos que marcan la espalda del demonio, el parece no interesarse en ello, solo en tomar firmemente a su amante de las caderas y en entrar y salir de ella, ya no tan despacio ni lento, mas rápido, haciendo que en cada embestida los senos de Nethestus suban y bajen por el movimiento obligado del demonio al entrar y salir de ella.

-El dolor y el placer van de la mano preciosa...-Le susurra en un momento, en una pausa en que dejo de besarla para tomar aire, entonces la vuelve a besar mientras el verdadero fuego esta en la entrepierna de ambos, donde parece que ese miembro duro y erecto fuera a desgarrar a la desvirgada demonio, pero no, eso no pasara, estando tan mojada lo podrá pasar, esos fluidos naturales existen para ello.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Sáb Sep 21, 2013 1:44 pm

Los besos se daban sin parar, devorando nuestras bocas en un continuo baile. Estaba agradecida de eso, puesto que de haber tenido la boca sin ningún tipo de atención los sonidos que hubiese producido habrían llegado hasta la población. Y al menos en su boca quedaban ahogados lo suficiente para ser solo una melodia para los dos. Llevé mis manos para trazar el resto del torso de mi secuestrador, puesto que había que tenerle bien atendido para que supiera que estaba agradecida con sus acciones.

Sentía cada vez más y más pegado su cuerpo al mío. Aunque en parte era normal, porque cada vez más se adentraba más en mi interior. Le quería entero dentro de mí, y ansiosa así como estaba, mi vagina parecía comerse su miembro. Cada vez estaba siendo llenada más y más dentro, como si no tuviese fin alguno y pudiera introducir cualquier cosa por larga que fuese; aunque claro está, eso es solo una percepción mía bajo los efectos del placer, no tiene nada que ver con la realidad.
Comencé a mover mis caderas de manera casi automática, buscando una penetración más y más placentera. Cada milímetro que más lo introducía más calor sentía en mi interior, como si fuese un combustible. El ardor era casi igual que que haría en un incendio o puede que incluso más, que fuese el propio calor de las llamas del infierno. Y por ese sofoco mis gemidos iban poco a poco pasando a ser más gruturales con una nota de pasión en cada uno de ellos.

No solo eso ayudaba a cambiar el registro de mis gruñidos, sino también el rebotar de mi pechos, al moverse continuamente al igual que mi cuerpo, en una pequeña danza casi hipnótica. Arriba, abajo, arriba, abajo. Al mismo ritmo que se movían nuestras caderas. Ese movimiento junto con el propio peso de la carne hacía una leve presión que llegaba a ser placentera, y más si alguno de mis erectos y sensibles pezones rozaba la piel del pecho del demonio que estaba tomando posesión mía.

Con sus palabras, incluso creo que llegue a estar más húmeda de lo que ya estaba. Por supuesto que sin dolor no había placer, y ya me lo había demostrado. La sensación había mejorado mucho después de haber sentido ese dolor en mi interior. Dolor que se repetía con menor intensidad cada vez que entraba en una zona estrecha y virgen. Sensación que me encantaba cuando ya había pasado, puesto que el contraste hacía que el placer fuese mucho mayor.
Bajé mis labios para comenzar a besarle, lamerle y chuparle el cuello. Marcarle de la misma manera que él había hecho antes conmigo, a modo de pago y de recordatorio temporal de su aventura con una demonio secuestrada en unas ruinas antiguas.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 21, 2013 7:56 pm

Los labios de la joven demonio son generosos, no es que se hayan negado a recibir los de su secuestrador en algún momento, pero en cada encuentro de labios y lengua se nota claramente que las ganas están mas fuertes que nunca. La joven demonio casi parece una doncella de lo mas normal entregada a su amado, aunque en este caso esa pasión y entrega fueron tomados casi a la fuerza, fuerza no bruta, otro tipo de fuerza. La palabra, los años, la viveza, el haber usado la inexperiencia de la joven a su favor puede hacerlo parecer casi cruel, o al menos cruel si ella se hubiera negado o no lo estuviese disfrutando como lo goza ahora. Claro que el demonio también lo esta pasando de lo grande, su respiración se agita, el movimiento de adelante y atrás, entrar y salir constante del interior de su joven amante lo empieza a agitar, el jadeo se vuelve constante y el éxtasis continuo va en aumento.

La emoción hace que Nethestus se mueva impaciente, que lo abrace y que lo bese, el demonio se une a ella que en su inexperiencia se mueve alocadamente buscando que le lleguen mas profundo, algo que con una criatura normal no podría, pero ellos son demonios, nada es lo que parece en ellos. Con las manos en la cintura de la demonio, esas que la sujetan con cierta firmeza ahora las desliza hasta llegar a los gluteos de la jovencita para elevarlos un poco y separarlos de la piedra. Luego desliza esas manos hasta detrás de la rodilla haciendo que sus piernas casi le toquen los hombros. Ahora tiene mejor acceso a la vagina de la demonio y puede darle ese placer que ella quiere recibir penetrándola ahora de una forma donde parece martillar, de arriba hacia abajo, como un cuervo que picoteara un cadáver el la penetra dejándose caer de lleno sobre ella para hacer de sus penetraciones mas brutas y profundas ademas de que al cambiar la posición las zonas alcanzadas también varían, asi le da placeres continuos a la joven ex doncella sin parar.

Mientras la jovencita disfruta del cuerpo de su amante entre besos y mordiscos el jadea del placer y le besa un poco la cabeza, concentrandose mas en follarla ahora que no la besa, toda la concentracion esta puesta ahora en la union candente de ambos a traves de sus sexos. Las sombras surgieron de el, magia, lo suficientemente reales como para afectar la materia, y esas sombras que formaron dos manos tomaron los senos de la joven demonio para jugar con sus pezones duros y a la vez sensibles por la excitación.

-Eres mía...-Le susurra suficientemente fuerte como para que ella lo escuche mientras mezcla la magia con la carne de su cuerpo para llenar de placer a esa criatura tan bella, lujuriosa y a su manera hasta inocente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Sáb Sep 21, 2013 9:33 pm

Sentía los músculos de mi cuerpo tensarse y destensarse en el compás del movimiento al que era sometida de manera constante. Mientras, mis labios, dientes y lengua disfrutaban de probar la piel de mi iniciador en estas artes. Me deleité del sabor de su piel mientras que la besaba y lamía, y en algunas ocasiones incluso morderla y rasguñarla. Quería saber si mi acompañante me dejaría probar su sangre... Seguro que sabía mil veces más deliciosa que su piel.

Sin embargo, tuve que dejar mi empeño. Puesto que el cambio en la posición de su forma de sostenerme y penetrarme hizo que volviera a arquearme hacia atrás, mientras que gemía tan alto que hasta sentí mi garganta arder por el dolor. Pero no podía parar ahora, y menos cuando rozó cierta zona de la vagina. ¡Ese era el punto! El gemido que salio de mis labios se alargó más que los anteriores, indicativo de que quería que pasase más a menudo por ese lugar. Aunque por si acaso traté de dar constancia a los sonidos inconexos de mi garganta.

- Más... Ahí... Más, mucho más...

Pocas palabras, pero eran mi mejor esfuerzo en esa situación. No me era demasiado fácil pronunciarlas, sobre todo cuando tu garganta no quiere obedecer a la formación de palabras y preferir dejar soltar sonidos sin más significado que te gustaba. Sonreí ante sus palabras de propiedad, y ahora mismo yo me sentía completamente suya. Pero no iba a reconocerselo, al menos con tanta facilidad por ahora. Una tiene su orgullo.

- Eso ya lo veremos...- dije gastando la última chispa de autocontrol que tenía sobre mi cuerpo.

Más placer en mi interior cuando sentí dos manos más tocarme los senos, jugando con la sensibilidad tan alta que tenían. Y como me había pasado antes cuando me encontré invadida por todos lados, empecé a llegar al punto más alto. No sabía que pasaría cuando llegase, pero algo iba a pasar. Eso era algo que me decía mi cuerpo, y él no tenía motivos para engañarme. Y menos ahora que se encontraba siendo tan sincero y primario.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 21, 2013 10:09 pm

La sonrisa del demonio se mezcla con la leve expresión del dolor, los besos y las lamidas de Nethestus le dan placer, sus caricias también, y si bien los arañazos y mordidas sientan bien sobre el demonio no puede evitar mostrar dolor, porque de otra manera, si el fuera insensible al dolor seria insensible a muchas mas cosas y el se ha negado a buscar ese tipo de habilidad, el no sentir seria sumamente aburrido, no se imagina una existencia tan amargada como la de las criaturas que han perdido sus emociones y la capacidad de percibir los estímulos tanto de su cuerpo como la de los cuerpos ajenos. LA sangre broto del pecho y de parte de su cuello también, claro que eso no le importa solo deja que el liquido que da la vida a los cuerpos mortales continúen su camino hasta que en algún momento han de secarse ya sea sobre su cuerpo, el de la demonio o sobre la piedra del altar eso carece de importancia, solo importan el sexo, eso todo lo que importa.

El cambio de posición trajo consigo el delirio para su acompañante, ya sea por la emoción de su compañero que se muestra ahora mas bruto y decidido a empalarla con su miembro erecto y deseoso o porque ha tocado ese punto exacto donde cada mujer estalla del placer, o tal vez por ambas cosas, una cosa pudo llevar a la otra y ahora la joven demonio con sus gemidos y palabras excita mas al demonio, lo llena de energías, le aumenta la perversión y el deseo hacia ella y por ella.

-Mas quieres....Mas tendrás princesa...-Al saber que ese es el momento y lugar exacto se acelera y pone todo se si, le desmostara a la pequeña que es como el dice, es suya y de nadie mas. Otras manos de oscuridad surgen de el, para asi empezar a jugar con el trasero de la joven demonio atendiendo todas sus zonas sensibles. Sus senos, su ano y su vagina, todo es acariciado o penetrado a la vez sin lugar donde escapar. Con tanto éxtasis y perversión que se eleva y se eleva sin parar el demonio tras comerle la boca de un beso a su amante y se erectarse como nunca hasta ese momento dejo escapar los fluidos que en personas normales crearían la vida al unirse con el interior de Nethestus, pero ese liquido espero y caliente no dará vida allí, son demonios, y si bien eso puede pasar lo mas seguro es que si fuera a quedar ella embaraza sea con un ritual hecho previamente. El demonio gime del placer al eyacular luego de tanto sexo placentero, y al no ser una criatura corriente `puede continuar dándole sexo duro y perverso a la joven demonio sin necesidad de un descanso, o al menos no parece necesitar de un descanso por ahora.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Dom Sep 22, 2013 9:08 am

¡Por favor que no acabe nunca! Eso era lo único que podía pensar mi mente mientras que el placer me consumía, rogandole a alguien. No quería que acabase, por eso rezaba no sé si a los dioses -aunque ellos odien por norma general a los demonios- o a otra identidad sobrenatural. No me importaba quién me hiciera caso, con tal de que lo hiciese. Porque yo apenas era capaz de evitar llegar a ese punto tan alto que casi creía que estaba volando en el cielo.

Mi lengua se paseó por las pequeñas heridas sangrantes que le había conseguido hacer, paleando el sabroso líquido rojo como si fuese uno de los mejores vinos de todo el mundo. Creo que podría volver adicta a ese sabor, hasta dejarle seco, pero ahora mismo me encunentro con dificultades para ello. Sobre todo porque cada vez que ataca mi entrada trasera un grito sale de mis labios. No encontraba espacio por el que mi cuerpo no recibiese caricias o fuese penetrado con mayor o menor intensidad por sus manos, su miembro o esas sombras. Cosa que de no estar en un estado sin cerebro, me habría sorprendido; o era un mago muy diestro, tanto que su poder se acomodaba a momentos de placer y goce intensos, o bien es que tenía tanta experiencia en el sexo que era capaz de controlar su poder incluso para dar placer... O quizás eran las dos cosas.

No tenía forma de huir del placer, así que, acabé como estaba claro que iba a hacer. Solté un gemido más alto y más profundo que los anteriores mientras que me sentía recorrer por un cálido cosquilleo por todo el cuerpo, aunque más centrado en mi vientre. Todos mis músculos se tensaron también haciendome quedar tan tensa como una tabla, y en ese momento sentí que una gran cantidad de fluidos salían de mi interior como mayor muestra de que había llegado al orgasmo.
Segundos después de acabar, él beso mis labios donde quedó ahogado un gemido suyo. Y al instante sentí una gran calidez en mi interior, mientras que a su vez sentía más líquidos en mi interior. Solo que esta vez, no eran míos. Sino suyos... Y la verdad ser llenada por ellos era una sensación que me encantaría volver a repetir.

Respiré de manera pesada, antes de pasar mis brazos por su cuello en una especie de abrazo, no hay que olvidar que ha sido mi primera experiencia, y necesito un poco de dulzura al acabar. Aunque eso sí, sin dejarle salir aún de mí. No creo que mi vagina me lo permitiera, se sentía bien con ese miembro en su interior. Y puedo llegar a ser alguien bastante posesivo con las cosas que se me prestan.

- ¿Y ahora qué?- pregunté tras recuperar el aliento con una sonrisa felina.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Dom Sep 22, 2013 1:46 pm

Todo lo bueno llega a su final, pero eso no evita que pueda comenzar otra vez algo bueno, eso esta claro, ese es el pensamiento del conde loco, uno de mucho, uno de tantos. LA jovencita se dio muchos gustos ese día en tan solo unos cuantos minutos de sexo, entre historias, juegos y placer se acaba de abrir un nuevo mundo ante y para ella. La sangre de aquel demonio debe de haber sido un plato apetitoso para la jovencita desvirgada, la sangre de un demonio de la antigüedad de esos que solo paseándote por algunas de las 7 capas del infierno podría encontrar.

Al ser ella avasallada por el intenso placer que recibe por todas partes de su cuerpo no fue de extrañar que llegara al orgasmo primero que el demonio que es una criatura mas experimentada, alguien que esta acostumbra de esas sensaciones, alguien que no es del todo tomado por sorpresa por las reacciones y sensaciones de su cuerpo.  La mezcla de fluidos es una grata sensación, la mejor de todas, el momento cumbre, tanto física, mental como espiritualmente, no seria raro que la jovencita de ahora mas sienta necesidad y apego por el sexo, después de todo lo lleva en el alma como demonio que es, solo que no había sido tentada por ese pecado hasta el día de hoy.
La jovencita de forma amorosa rodea por el cuello al demonio que la secuestro y le "robo" la virginidad, actuando como si fuera una humana normal de su edad, aunque con una sonrisa que la delata claramente como a una joven con deseos perversos, o tal vez, la joven después de sentir el pecado en carne propia lo ha abrazado como parte de si misma.

-Ahora, esto recién comienzo gatita, ahora veras-La abraza rodeándola por la cintura y por parte de la espalda dejándose caer por completo sobre ella, pecho con pecho, boca con boca, pene y vagina asegurándose de que no se separen. Las manos oscuras producto de su magia acarician el cuerpo de la joven demonio, aunque eso no es lo mas sorprendente en esos momentos, es otra cosa muy diferente. Nethestus siente la misma sensación de ser penetrada como normalmente lo venia sintiendo, excepto que el demonio no esta movimiento su cintura, no se esta meneado ni saliendo de ella. El miembro erecto del demonio se mueve dentro de ella como un pez en el agua, como si moviera dedos dentro de ella, algo completamente sobrenatural ya que ese miembro es solo un gran pedazo de carne y musculo sin hueso algo que lo controle. La besa mientras a una velocidad endemoniada ese miembro dentro de la joven ex doncella no deja de moverse, como si fuera un pez en el agua o una especie de serpiente casi como si fueran un tentáculo que se pasea dentro de la vagina de la joven demonio como si fuera casi parte de la misma.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Dom Sep 22, 2013 8:33 pm

` Definitivamente, no iba a dejar la lujuria de nuevo aparcada como había hecho antes por simple gusto de quedarme quieta sin moverme. A pesar de ser una actividad con tanto gasto energético, lo merecía. Ahora me sentía extremadamente relajada y con una sensación placentera en mi interior. Pero eso no quitaba que no quisiese más. Quería ver hasta que punto se podía acumular esa sensación.

- Eso espero, me gustaría aprender más, "maestro"- sonreí traviesa por la imposición del título que le había dado por haberme iniciado en tan placenteras prácticas. No estaba segura de si ese nombre sería de su agrado. Pero para mí siempre sería el que me empezó a enseñar el bello y placentero camino de la lujuria.

Me sentí curiosa cuando me presionó contra la piedra del altar. El cual, ahora que lo pensaba si formaba parte de un lugar sagrado, acababa de ser profanado por nuestras acciones. Eso me sacó una sonrisa malévola, follar dentro de un edificio santo dudo que este bien visto, así que, eso le daba un punto más al haberme dejado desvirgar en aquél lugar. Quizás su siguiente objetivo para tener relaciones sería una iglesia activa, seguro que sería muy divertido ver a los sacerdotes teniendo que limpiar las manchas de fluidos vaginales y de semen.

Esperé algo de movimiento por su parte, pero solo sus manos de sombras se dedicaron a tocarme, ensanchando mi sonrisa y volviendo a hacer que me excitase poco a poco. Y en ese punto, vino de nuevo unas profundas y veloces penetraciones. Abri la boca para gemir, pero en esta ocasión ocurría algo raro. Y era que no sentía que saliera ni entrara, ni tan siquiera que se moviera encima mío. Por que tan pegados como estabamos era imposible que el se moviera sin que yo me diera cuenta.

- ¿Qué... o-ocurre?- no sabía si esto era algo normal o es que mi propio cuerpo se había vuelto y hacía extrañas contracciones simulando estar siendo penetrada con tanta fuerza.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Dom Sep 22, 2013 10:13 pm

La acción continua sobre ese altar, mejor dicho seria decir la acción continua dentro y fuera del cuerpo de aquella joven demonio que se presta a ser explorada por completo. Se muestra bien dispuesta a aprender de mano de su "maestro" todo lo que el sexo y los pecados que este conllevan el uno con el otro. Entre sonrisas empezaron de nuevo prácticamente sin detenerse, solo unos momentos para recuperar el aliento y no mas que eso, ya mantienen relaciones sexuales de nuevo y en plenitud.

Entre los toques la empezó a follar de nuevo, pero extrañamente para la joven demonio solo se mantiene sobre ella, pegados los cuerpos sin mover la cadera, pero la forma en que ese pene le recorre el interior de la vagina por momentos rápido, muy rápido, mas que antes al no tener que retroceder para volver a entrar, por otro lado es extraño ya que parecería que el movimiento no es algo recto, es como si fuera casi circular por momentos. La joven demonio al sentirse extraña o sensaciones extrañas se vio sorprendida, el demonio le mordió los labios entre sonrisas y tras unos momentos de placer se separa de ella, incluso saca su pene de la vagina de Nethestus dejando asi que los fluidos que allí estaban atrapados debido al efecto tapón que ejercía ese miembro erecto sobre ella se liberen. Sonríe entre jadeos y luego se digna a responder.

-Practica...Mira- Mueve las orejas como si fuera un elefante, con facilidad manipula sus orejas, algo que algunos humanos y bestias sobrenaturales pueden hacer, como los felinos y lupinos.- Al no tener huesos allí puedo moverlas con facilidad, lo mismo mi hombría preciosa- La empieza a mover como si fuera la trompa de un elefante, o una especie de tentáculo.-Mucha practica e imaginación mi hermosa aprendiz, y ahora, hay otras cosas que debes aprender- Se sube sobre ella nuevamente apoyando las rodillas a los costados de Nethestus, a la altura de su pecho casi debajo de sus axilas. Apoya la punta de su pene sobre los labios de su hermosa y joven aprendiz acariciando los mismos con el glande. -Es hora de que uses tus labios y tu lengua de manera mas perversa y lujuriosa princesita- Con sonrisas y miradas perversas el demonio piensa llevar adelante mas perversiones placenteras y lujuriosas, en este caso claramente esta incitando a la joven demonio a que le de sexo oral.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Lun Sep 23, 2013 12:45 pm

Traté de moverme en esa posición para acompañar los movimientos que mi acompañante realizaba, o al menos que yo pensaba que realizaba. Era casi una pequeña tortura dejarse hacer cuando en realidad tienes suficiente energía para participar más. Pero al parecer, por el momento me iba a ser imposible conseguir hacer nada puesto que con todo su peso encima de mi cuerpo no me permitía apenas movimiento. Bueno, en realidad, podría haber tratado de levantarle, tengo una gran fuerza, pero es agotador mover tantos kilos sobre mi cuerpo en una posición poco propicia. Y además, no había seguridad en que lo consiguiese.

Así que simplemente me dejé... No sé muy bien si decir penetrar, porque no era estrictamente eso lo que hacía. Sino que parecía ser más un pez vivo que acaban de sacar del agua y se remueve de un lado a otro en un espasmo continuo tratando de llegar al agua, o lo que sea que intente hacer saltando tanto.
El mordisco en los labios de mi maestro hizo que dejara de pensar en pesca y pescados. Mirándole fijamente con las mejillas algo sonrojadas por el peculiar contacto. Me estremecí cuando sacó el pene de mi interior, provocando que todos los líquidos que se habían acumulado saliesen. Al principio velozmente por la presión, pero después reduciendo la velocidad poco a poco hasta fluir de manera viscosa. Los miré observando que entre tanto blanco había destellos rojos de mi propia sangre. Eso explicaba que me hubiese dolido tanto en un momento... Dabía haberme herido en algún punto. Aunque no me importaba demasiado, había disfrutado mucho tras esos segundos de incomodidad.

Recuperé la respiración que me había vuelto a arrebatar cuando comenzó el momento pez. Aunque él también parecía estar sin aliento, cosa que me hizo algo de gracia. No por tener mucha experiencia uno deja de cansarse.

- Una habilidad muy interesante. E indudablemente muy imaginativa para usarla en estos actos... Veo que me he topado con un buen maestro.- dije simulando una voz ronroneante. Observando todos y cada uno de los movimientos de su miembro con una chispa de lujuria en mis ojos. Amplié la sonrisa al verle acercarse a mí. Me daba curiosidad qué es lo que pretendía hacer conmigo. Abrí mis labios para contestar a su petición/enseñanza, acariciando levemente con mis labios la punta. - Como ordenes, maestro.

Con cuidado le sujeté el miembro, no quería aplastarselo o apretarle demasiado. Si no tenía cuidado, podría hacerle daño, y si era una zona tan sensible como la mía, entonces no creo que le hiciese mucha gracia sentir como se lo estrujaban, sobre todo si de verdad le hacía daño y no una simple molestia como había sido lo mío. Saqué la lengua comenzando a lamer la punta, en movimientos circulares, mientras que movía mi mano suavemente de arriba a abajo, deslizando con facilidad por los líquidos que aún mantenía impregandos de haber estado en mi interior. Sin apartar mis ojos de su rostro, para saber si iba por buen camino.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Lun Sep 23, 2013 2:09 pm

La joven demonio en los últimos minutos fue totalmente presa del demonio sobre ella, con el peso de su cuerpo y la posición en la que se encontraba le basto para ejercer su voluntad por completo sobre su joven amante la cual no le quedo otra mas que dejarse hacer y disfrutar. Entre mordiscos y sexo entre otras cosas termino el demonio por salirse den interior de su joven amante y aprendiz, explicando el porque de esa clase de movimiento dentro del sexo de la joven.

-No encontraras mejor maestro que yo en esta materia...No al menos en muchas pero muchas leguas de aquí jajaja- Ríe el demonio con esa ironía, seguramente hay sujetos que dedican estudios y casi su vida al arte de la conquista del sexo opuesto y en dar placer a los mismos, y si bien el es bueno en el sexo tiene cosas mas importantes que hacer que solo andar follando por la vida. La joven se muestra expectante, seguramente se pregunta en que harán a continuación, y el conde loco no se hará rogar para dar una respuesta, o mejor dicho una exigencia que la joven demonio en su perversión llevara a cabo para gusto y gracia de ambos por ordenes de su "maestro".

Con suavidad y cuidado tomo aquel pene deseoso de sexo con una de sus manos, probablemente para ser cuidadosa y hacer desear, o tal vez por el simple hecho de la inexperiencia y no conocer como tomar la hombría de su amante sin lastimarlo y generar placer, podrían ser cualquiera de las dos cosas o tal vez ninguna. Con su lengua la joven demonio empezó a lamer la punta del pene ajeno dando lamidas sobre el suave glande en forma circular mientras que con las manos los masturba lentamente y con mucha facilidad al estar tan bien lubricado por el sexo que vienen llevando a cabo desde hace casi una media hora atrás. La observa con mucha satisfacción en el rostro mientras ella lo observa a el, parece comprometida con lo que hace y puede notar el agrado de Cripson en los ojos y en la sonrisas, y si eso no fuera poco el demonio le acaricia los cabellos con las manos que libres de acción se dedican a tratar suavemente a la demonio que le da tanto placer con su boca.

-Mmm...Muy bien, como toda doncella timida- Dice riendo, pero es verdad lo que dice, lo esta haciendo muy bien para ser esa su primera vez, si es que es su primera vez.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Lun Sep 23, 2013 5:28 pm

Me reí con suavidad, obviamente no iba a encontrar mejor maestro en lenguas a la redonda, estabamos en un desierto donde lo único que quedaban en pie eran ruinas. Nadie en su sano juicio iría hasta ese lugar solo por buscar ser el mejor en esa materia en concreto. Con lo único que se podría contar serían los animales, y dudo mucho que se adapten a mis necesidades... Además de que para hacerme llegar hasta ese punto había que tener bastante labia y mantener mi curiosidad por encima de mi recato. Cosa que muy pocos habían conseguido, por no decir ninguno hasta que apareció este demonio en mi vida.

Sonreí levemente al ver la aprobación en los ojos de mi maestro. No todos los días te pones a investigar por tu cuenta y tienes buenos resultados. Todo lo que hacía era lo que me dictaba el instinto y en caso de que no pudiera decirme nada usaba la intuición. Lo cual complicaba mucho el obtener buenos resultados de forma segura. Aunque por ahora parecía que la cosa iba bien.
Con el ánimo que da recibir la aprobación, decidí continuar con mi investigación. Y así pues, comencé a lamer también por los laterales, llevandome con la lengua los fluidos. Y ya de paso saboreándolos, no estaban mal, salados y con leve toque amargo. La verdad es que el sabor no era nada desagradable para mi gusto... Empecé a mover la mano más rápido en el mismo movimiento, tratando de crear la misma fricción que se produciría cuando se internaba en una vagina. Aunque obviamente mucho menos apretado, puesto que no era la función primordial de la mano el acomodar a dicho órgano en su interior.

- Bueno, no sé si cualquier doncella "tímida" accedería a relizar esta acción después de haber perdido la virginidad. ¿O me equivoco?- me detuve un segundo para replicar a esa pequeña broma que había dicho, dicho eso, volví a retomar el ritmo. Lo bueno de esto es que al menos estaba más atenta que cuando me tocaba por todos lados.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Lun Sep 23, 2013 9:34 pm

Las risas del demonio contagia a la mas joven de esa alegría y satisfacción ya que generalmente las aprobaciones suelen produce alegría y otras sensaciones agradables a la persona que la recibe y en parte también a la que las da. El demonio ha dado sus palabras de aprobación y unas caricias muestras de afecto que deberían ser prueba verdadera de que le gusta la atención de Nethestus quien parece estar bastante concentrada en eso, no se la ve tan perdida como en los momentos anteriores.

Con mas confianza que antes la joven y bonita demonio extiende su lengua también a los laterales de aquel pene que se mantiene erecto y deseoso probando asi por primera vez el semen de un hombre y no hubo ninguna reacción negativa al hacerlo, posiblemente le haya gustado. A muchas mujeres no les agrada dar sexo oral y a otras les fascina, posiblemente Nethestus sea de las segunda o mas cercano a ellas que a las primeras.

-Ja, supongo, las hay de todas las formas, pero generalmente depende de que tan bueno seas a la hora de convencerla de ello-Ciertamente muchas veces una persona puede cambiar de opinión depende del poder de convencimiento de aquel que efectúa el pedido o la demanda.

Al aumentar el movimiento de la mano de Nethestus el demonio se mostró satisfecho, se arqueo un poco hacia atrás para con una de sus manos acariciar la vagina de su amante, con la yema de los dedos le masajea la misma haciendo pequeños círculos allí y cada tanto introduce los dedos para tocar el interior de la misma. La otra mano continua acarician el rostro y la cabeza de la hermosa aprendiz a la cual se le da bastante bien esto de dar placer oral a su amante.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Mar Sep 24, 2013 8:55 am

Matuve el ritmo un tiempo, disfrutando del sabor, así como de la textura dentro de mi mano. De nuevo empezaba a sentir que el fuego que ya habíamos apagado con nuestra danza, resurgiendo de nuevo en mi vientre. Era extraño que por hacer lo que estaba haciendo ahora, que no era más que dar pequeños lametones como un gatito que quiere leche del cuenco, me estubiera excitando.

- Se me olvidaba tus grandes dotes de orador.- me reí levemente- No me extrañaría que cualquiera se dejase hacer todo lo que quisieras con tan solo decirselo, hasta a la más reacia... Aunque si alguna no quiere es porque no debe darle mucha importancia a tu experiencia en el ámbito. Lástima por ellas.- En realidad no sentía ninguna, no es un sentimiento muy común entre los demonios.

Al parecer debía estar haciendolo bien, porque me recompensaron masturbandome con los dedos de nuevo, mientras que mi rostro segía siendo acariciado, poco a poco volví a soltar fluidos abajo, además del resto que quedaba de antes... Sí que me había gustado el sexo, tanto como para que mi cuerpo volviera a pedirlo.  
Sonreí confiada, y con esta seguridad decidí introducir finalmente el miembro en mi boca. Ahora me dediqué a dar toques con mi lengua por dentro, mientras que lo sacaba y lo introducía a un ritmo constante. Aún sin meterlo mucho, puesto que tenía que acostumbrar a mi boca a que hubiese algo en su interior que no fuese para masticar, sino solo para lamer, chupar y saborear. Ajusté lo más que pude mis labios a su volumen para que entrara de manera justa, rozando con ellos. Aunque manteniendo lo más lejos posible los dientes para evitarme la tentación de morder.
Ahora podía estar bajo los efectos de la lujuria, pero si la gula decidía aparecer, entonces no habría nada que evitase que le mordiese al estar en mi boca. Pero quien no arriesga no gana, o eso dicen, y él parecia confiar en mantener el resto de pecados lejos de mi cuerpo por el momento.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Mar Sep 24, 2013 1:31 pm

No recuerda el demonio de quien es ese altar donde están fornicando como los mejores, pero de seguro que si ese dios aun existe y los observa debe estar deleitándose con la actuación, o tal vez lo contrario, tal vez esta furioso de que dos demonios se lo estén pasando a lo grande sobre algo que le pertenece.
El demonio ha llamado gatita a esa joven demonio mas de una vez asi como también a sus acompañantes, y ahora que esa pequeña se encuentra dando lamidas una y otra vez sobre su miembro puede decirse que le ha puesto un buen apodo a su manera.

-Hasta el momento pocas veces se me han negado preciosa...Pocas veces-Alguna que otra "santa" o mujer de la alta sociedad fueron esos casos, pero son 1 de 10 casos, na de lo que preocuparse. Lo que realmente merece atención ahora es Nethestus y nada mas, y esa es la razón por la que sigue masturbando a su joven y hermosa aprendiz. No aumento la velocidad de sus dedos, solo la profundad, excavando a fondo y suma delicadeza dentro de la vagina de la joven demonio hasta conseguir que llegue al orgasmo nuevamente haciendo que esta se corra por segunda vez. Con el placer de haberse corrido puede que la demonio se ha sentido incitada a introducir el miembro del demonio en su boca por completo, o casi, pero si la gran mayoría para estimularlo mas, apretando con sus labios y avivando cada roce mas y mas. La lengua de la joven hace estremecer al demonio de placer con sus atenciones asi como también la mano de Nethestus que se concentra en el tronco de su pene a una ritmo constante. Los jadeos del demonio se hacen mas constantes y hasta su pene parece ponerse mas rígido y rudo que en un comienzo. La magia fluye de nuevo para acobijar el cuerpo de la joven demonio en su protección y en el placer que esta genera.

-Así me gusta princesita...Oh si, asi...--Esta el demonio casi al limite, a ese ritmo no durara mas de 5 minutos sin correrse. Toma de la nuca a la demonio y la acaricia trayendola despacio hacia el, hacia su pene para incitar a su joven aprendiz a tragarse mas su miembro si le es posible, sino no importa, solo es la emoción del momento que lo hace desear mas y mas de ella. Cierra sus ojos y tras gemir unos instantes empieza a correrse, algo inevitable pero tan placentero que no se opone mas y deja salir todo el esperma que tenia guardado dentro, ya quedara en la demonio que decide hacer con esos fluidos calientes y espesos que recorren ahora su boca.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Mar Sep 24, 2013 4:35 pm

Sonreí de nuevo ante sus palabras, me caía bien el demonio que me había secuestrado. Era divertido pasar el tiempo con él, y no solo lo decía por el sexo, sino que también contaba cosas muy entretenidas. Pasar una larga temporada con él no me vendría nada mal, aprendería muchas cosas... Aunque por el lado malo, mi hermana seguro que estaría buscándome desesperada. O eso esperaba, porque si no ibamos a tener una conversación muy seria sobre eso. Además siempre podría jugar la baza de hacerla sentir culpable por alguna cosa.

Me sorprendió notar la mano de mi maestro en mi nuca, aunque lo entendí cuando comenzó a hacer mayor presión para que lo introdujera cada vez más en mi interior. Me debatí entre la duda de tragarmelo más rogando porque no me produjese arcadas tenerlo tan dentro de mí o sacudir la cabeza hasta que me soltara. Opté finalmente por la primera, no fuese a incurrir en la ira de él. No se me había olvidado que era mucho más poderoso y peligroso que yo, así que, si quería matarme o castigarme por algo, dudo que pudiese hacer mucho para impedirlo. Sobre todo porque ya tenía sus manos mágicas sobre mí, y por mucha fuerza que pudiese ejercer, estas no eran cosas reales y materiales, se adaptarían y acabarían atandome. Por no decir, que con las energías gastadas lo que menos me apetecía era ponerme a jugar a un tira y afloja.
Noté cómo cada vez se iba poniendo más y más duro mientras que le lamía de manera juguetona. Estaba tan duro que casi sentía la necesidad de clavar los dientes para comprobarlo. Pero antes de que pudiese hacer nada, mi boca fue rellena por un líquido caliente y espeso que salía por el pene del demonio. A punto estuve de ahogarme al no preveer eso, puesto que al ser un líquido repentino en mi boca no quise tragarlo de primeras. Pero apartarme y escupir para respirar iba a ser perder demasiado tiempo, y cada vez había más en mi interior. Así que, simplemente lo dejé pasar a mi estómago. Tragué todo lo que me dio, a excepción de unos hilos que habían salido por mi boca y se escurrían hasta el mentón.

Tosí un poco tras quedar libre, con un suave sonrojo en mis mejillas. Y sobre todo, jadeando por la falta de aire. Me limpié con el puño las dos marcas del semen que no había conseguido tragarme.

- La próxima vez... Avisa de que vas a correrte en mi boca. Casi me ahogas... - dije mirandole molesta. Si quería ahogarme casi prefería que lo hiciese directamente, por lo menos sé por donde esperarme el ataque.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Mar Sep 24, 2013 6:28 pm

La demonio se muestra bastante contenta, tal vez incluso mas que aquel demonio pervertido que esta haciendo de ella una criatura de lo mas lujuriosa. Ya se le olvido el demonio que la ha secuestrado en la cara de sus amigas. Si bien al comienzo esperaba que viniesen a buscarla y jugar un poco con todas ellas ahora solo piensa en su joven aprendiz y en nadie mas.
Parece que su aprendiz entendió rápido las sutiles presiones sobre la nuca, débiles sin presionar demasiado pero bastante evidentes, en su emoción y satisfacción por la sensación cercana a correrse no se pudo aguantar el presionar mas a la hermosa demonio. Lejos esta de imaginar Cripson que esa criatura aun esta temerosa de el, como si le fuera a quitar la vida por tonteras, pero cierto es que ese sujeto inspira temor sin siquiera esforzarse en ello.

El demonio en su éxtasis cerro sus ojos concentrándose mas que nada en la sensación de acabar, apenas si pudo mantener la magia de sombrar que recorre el cuerpo de Nethestus de manera suave y pervertida. Debido a eso no pudo contemplar la sorpresa de la demonio en su rostro ante ese momento donde sorpresivamente se corrió dentro de su boca, pero si pudo ver el sonrojo en sus mejillas y sonrió acariciándole las mismas escuchando sus reclamos.

-Oh, lo siento, pero si te avisa no seria una sorpresa. De todas maneras te avisare de ahora mas princesita, pero lo hiciste bien, desde el comienzo hasta el final has improvisado bien, et felicito.-La felicita por su desempaño y se pone de pie un momento para recostarse nuevamente sobre ella. La abraza y le besa las mejillas antes de lamerle los labios, observando detenidamente el rostro de su hermosa y joven aprendiz.- Me gustas princesita, tanto que no se me apetece el devolverte-En su perversión confiesa cuanta le agrada su joven aprendiz asi como también sus ideas para con ella, las cuales no contemplan en dejarla en libertad asi como asi. La besa y la mantiene entre sus brazos mientras las sombras danzan alrededor de ambos llevando placer al cuerpo de los dos amantes sobre ese altar ya olvidado por dioses y mortales por igual.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Mar Sep 24, 2013 7:35 pm

Me ruboricé más cuanto más me acariciaba las mejillas, mientras que yo le reclamaba. Me hacía sentir tan infantil con ese gesto... Aunque no me aparté, puesto que la sensación de sus manos sobre mi piel era muy agradable. Pero seguía molesta, así que, mostrando que en ocasiones soy verdaderamente infantil los llené de aire, mientras que me cruzaba de brazos y le miraba mal.

- Me gustan las sorpresas, pero no cuando me estan a punto de matar.- Sonreí orgullosa cuando recibí los alagos, relevando mi enfado a segundo plano. No creo que lo olvidase, pero por el momento era mejor dejarlo. Disfrutar del momento por ahora, y ya luego decidiría que hacer con esa chispa de enfado que tenía dentro. Podía pasarse allí toda mi existencia sin volver a salir, pero nunca estaba de más recordarlo por si acaso. - Me alegra saber que se me ha dado bien, no todos los días una puede ponerse a jugar de esa manera y que le salga una buena partida.

Suspiré mientras que me abrazaba, tratando de seguir pareciendo molesta aún un rato más. Para que no creyera que tenía cambios bruscos de humor, cosa que era bastante habitual en mí. Pero que prefería tratar de mantener lo más oculto que podía por si acaso. Nunca se sabe, quizás te entren ganas de matar a alguien mientras que os estáis riendo por algún chiste, y si sabe que te cambia el humor no consigues tu objetivo.
Los besos siguieron al abrazo, y después llegaron los lametones en los labios. Hasta ahí pude resistir antes de besarle de motu propio, mientras que las yemas de mis dedos le acariciaban con bastante delicadeza el cuello y parte del rostro.

Aparté la mirada con un fuerte sonrojo ante sus palabras de no querer dejarme ir. Sobre todo, porque a pesar de que a mí también me gustase tenía que encontrar a mi hermana.- Me gustaría no ser devuelta, pero lamentablemente, mi hermana me estará buscando. Y a pesar de que tengamos nuestras diferencias, no me apetece volver a estar alejada de ella... Quizás sea un rasgo de mi anterior humanidad. Pero si estoy contigo sin saber nada de ella, no creo que pueda estar todo lo feliz que debería estar.- mi voz salió apesadumbrada, mostrando lo que sentía. Me gustaría quedarme con él y aprender todo lo posible para ser un buen demonio. Pero el lazo sanguíneo con mi hermana era más fuerte que lo que yo deseara. Por culpa de eso, no pude disfrutar tanto de las caricias que me brindaban mi acompañante y sus sombras.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Mar Sep 24, 2013 8:27 pm

La demonio es demasiado joven, hay demasiada humanidad en ella aun, no esta mal, sabe le demonio que estando con el la perderá, o tal vez no, todo depende de su fuerza de voluntad y de las pruebas que le ponga delante la vida. Cripson no busco ser un demonio, como la mayoría de los que alguna vez se convierten en ello lo hacen por el odio, por la frustración, por el miedo y la ambición, muchas cosas son las que llevan a transformarse en dichas aberraciones y luego ya depende del camino que recorren en que tan poderosos se vuelven con el pasar del tiempo.

Se ríe el observar esas mejillas sonrojadas, ese enojo infantil la hace mas apetecible, su perversión lo excita ante esas criaturas pequeñas y dóciles, clásico pervertido que gusta de tener el control, se sentirse idolatrado, su soberbia se alimenta de poseer a criaturas como ella.

-No te preocupes princesita, tu no morirías con algo como eso, confié plenamente en ti y sabia que podrias hacerlo. Tu anterior yo humano tal vez podría haberla pasado mal en ese momento, pero no tu. Eres una demonio, joven pero demonio en todo el sentido de la palabra. La anterior tu, la humana podría tal vez morir asi, no tu mi pequeña demonio, no tu- Sonríe y la acaricia para hacerle olvidar su enojo, con palabras amables y tocando zonas sensibles de seguro consigue que se centre en las cosas realmente importantes.
El momento entre ambos se puso algo meloso, Cripson la trata realmente bien y ella responde bastante mimoso, nada mal, pueden darse el lujo de actuar como quieran que no por ello dejaran de ser lo que son. Si fuera por el demonio en pocos momentos ya hubiera empezado con las perversiones, son tantas las cosas que pueden hacer dos cuerpos desnudos que le tomara demasiado tiempo enseñarle todo eso a su princesita oscura, aunque al parecer la pequeña en su timidez o mejor dicho en su conciencia tiene algo que hacer, a alguien a quien buscar.

-No tengo queja sobre ello, si eso es lo que deseas por mi esta bien, posiblemente podamos encontrar un punto medio de disfrute mutuo. Claro que tal vez sea mas para mi gusto que para el de ustedes ya que planeo secuestrar a tu hermana y traerla aquí con nosotros ¿A que es una locura que no te esperabas princesita?- Se nota realmente que ella esta preocupada por su hermana, pero claramente el demonio loco no planea perderla asi como asi y dobla la apuesta ya que ahora aquel condenado ser planea también secuestrar a la hermana de su ya secuestrada princesa oscura.
Se queda observando su rostro mientras sonríe esperando por las reacciones de esa preciosura de origen infernal, se esta volviendo algo obsesivo con ella.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Miér Sep 25, 2013 7:09 am

Bufé, claramente molesta por sus palabras. Por mucha confianza que tuviese en mí, eso no quitaba que sintiese como me ahogaba. Obviamente no me hubiese pasado nada demasiado serio, pero prefería estar más preparada para esa sensación. Podría haberlo disfrutado más de haberlo sabido... Quizás con el tiempo ya supiera cuando iba a pasar eso, pero por ahora no tenía ni la menor idea sobre ese tipo de asuntos, así que, me costaba saber qué esperarme.

No me encontraba tampoco demasiado bien por culpa de no saber nada de mi hermana... ¿Estaría bien? ¿Me buscaría?¿O se alegraría de tenerme lejos? Puede que yo no fuese la persona más cariñosa del mundo, pero echaba de menos a mi hermanita, y más ahora que la había vuelto a ver después de mucho tiempo sin estar con ella. Las cosas se habían torcido un poco desde que habíamos salido del monasterio, al conocer a tantos hijos de las sombras. Entre los que se encontraba mi secuestrador.
De las ganas que tenía de volver a verla, por poco no escucho lo que estaba diciendo. Por suerte, me había acostumbrado en el rato que habíamos estado juntos a prestar atención a lo que decía, puesto que muchas veces decía cosas interesantes. Y en esta ocasión era algo que de verdad me importaba.

- ¿En serio? ¿De verdad vas a traerla?- pregunté completamente ilusionada, como cualquier niño pequeño al que le dicen que las criaturas de cuento son reales, solo necesitaría decir que no para entristecerme. Pero lo he dicho muchas veces, soy bastante sincera con lo pienso.- ¡Me encantaría que la trajeras! Y por supuesto que no me lo esperaba.

Me lancé a besarle como agradecimiento por eso. Mientras que le abrazaba con quizás algo más de fuerza que la necesaria... Pero es que, estaba muy alegre por sus palabras. Estaría con mi hermana, y además me quitaría el problema de tener que volver andando desde esas ruinas a la civilización, y después tener que buscar a una súcubo. Eso hubiera sido demasiado agotador.

- ¿Cuándo vamos a ir a por ella?- pregunté bastante animada e impaciente. Ahora tenía energías suficientes como para mantenerme despierta un buen rato. Aunque cuanto más pasara el tiempo y menos cosas hiciesmos, más rápido me volvería la pereza.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Miér Sep 25, 2013 1:00 pm

La joven demonio bufo molesta, al parecer no la convencieron del todo las palabras del demonio mayor, aunque no dijo nada mas, orgullosa como para perdonar asi como asi se ha quedado con un enojo a medias. Aun asi el demonio esta siendo ciertamente bueno con ella, muy bueno, aunque tampoco es que Cripson vaya por allí solo dañando criaturas, aun asi que un demonio sea tan considerado para con los demás debe de sorprender, aunque claro, si uno es suficientemente inteligente sabrá que es lo que le conviene a ambas partes en cuestión.
Esa ilusión que muestra la demonio es la de una chiquilla, de verdad reboza de alegría y darle una negativa ahora la destrozaría, aunque no tiene motivos para ello en realidad ya que realmente planea llegar donde sea que esta esa sucubo y capturarla para el, bueno, es una forma de reunir a la familia, tal vez no tan bondadoso como un buen samaritano pero sera reunión al fin de cuentas, ademas, la otra es una sucubo si no mal recuerda, por lo que tal vez resulte tan interesante como lo ha resultado su joven aprendiz.

-Como ves soy mas bueno e intrépido de lo que imaginabas, que no se diga luego que no malcrió a mi princesita y aprendiz.- Ríe y juega con ella lentamente, entre besos y abrazos observa la impaciencia de la joven demonio que parece tener muchas energías en esos momentos. El por su parte ve difícil el separarse de ella, esta muy apetecible, tan entregada. - No lo se, estoy muy cómodo y deseoso ahora, y ya debes saber que la lujuria es mi pecado favorito.- Dice muy tranquilo, sintiendo el abrazo fuerte de la demonio. El por su parte empieza a jugar con sus pezones, la lengua del demonio se pasea lentamente por ellos alejando ese deseo de ir en busca de la sucubo, un deseo fuerte si pero que se queda atrás ante la fuerte sensación y el placer que entrega la lujuria.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Miér Sep 25, 2013 5:38 pm

Estaba bastante contenta y alegre con saber que no tendía que volver a ponerme a caminar sin parar por medio mundo para tratar de encontrar a mi hermana. Ya habíamos tardado varios siglos en encontrarnos, y porque yo había estado quieta en su sitio. Porque bien que eramos capaces de dar vueltas en círculos, la una tras la otra sin encontrarnos jamás. Aunque bueno, ahora la búsqueda era más fácil, porque antes no sabíamos el aspecto la una de la otra. Y preguntar que si han visto a alguien con unos rasgos que ya no tiene no sirve de mucho.

- Creo que llegas algo tarde para malcriarme. Porque ya el mundo me ha hecho así, pero siempre se me puede empeorar. - repliqué de buen humor, dándole pequeños besos en toda zona de piel a la que tuviese alcance. - Pues espero que sea pronto, no vaya a ser que decida embarcar a zonas lejanas del mundo y deje de tener ganas de volver a encontrarme. Cosa bastante posible a este ritmo. Porque dos hermanas peleadas es una fuerza a la que tener en cuenta, sobre todo si hay que estar en medio de ese conflicto.- mi hermana y yo podríamos querernos mucho, pero cuando nos enfadábamos también llegábamos a dar mucho miedo. Y eso que por aquél entonces éramos humanas. - No estaba del todo segura de que fuese tu pecado favorito. Aunque entraba entre los posibles.  Sin embargo debo decir que para mí no está sino entre los demás. Es agradable, pero hay que dejar mucha energía en ese acto.

Era una forma de decir que yo ahora no me encontraba con un humor tan lujurioso como el de mi acompañante. Pero quizás con el paso de los segundos y algunas atenciones más, se volviese a despertar esa necesidad de gastar mi energía. Pero ahora que había salido de ese bucle de lujuria de antes, prefería terminar de conocer el final de la historia que me había tratado de contar.

- ¿Continuas con la parte de la historia que te quedaba? Tengo curiosidad por saber cómo acaba.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Invitado el Jue Sep 26, 2013 2:07 am

El momento de lujuria se torno en uno de alegría, pero esta bien, con buen humor siempre pueden volver a lujuria con todo gusto y sin problemas. Claro que se sentirán mejor de ahora en mas, con la sonrisa en el rostro nuevas sensaciones encontrara la demonio y su maestro pos supuesto que también.

-Nunca es tarde preciosa, a que veras como te malcrió de ahora en mas, y entonces recordaras este día donde dejaste de ser doncella.-Se muestra confiado y seguro de si mismo el demonio, de seguro que de ahora en mas se divertirá con su aprendiz en muchas formas.-Mmm...Eso seria un problema, podemos viajar por muchos lugares, el dinero no sera un problema, si nos tomaría mucho tiempo pero tarde o temprano daremos con ella princesita-Ríe y le da unos besos dejando que ella también retribuya a gusto, el se centra mas que nada en los senos de la joven demonio, parte jugosa de una mujer, una parte suave que enloquece a los hombres, y en muchos casos a las mujeres también.-Es una pena, deberemos cambiar eso preciosa- Se ríe y continua sin soltarla del abrazo, se mantiene encima suyo chupando sus senos asi como sus pezones mientras ella pregunta sobre el final de la historia que anteriormente el demonio había relatado.

-Mmm...Creo que ya se me olvido jajaja--Clara mentira, pero claro esta que si se acuerda solo que prefiere chupar los pequeños y firmes senos de su aprendiz a hablar de aquella historia del comienzo de los días.- Yo también puedo ponerme caprichoso, aunque...Solo por ti seré algo mas bueno de lo normal, que no se diga luego de que no te doy lo que pides.- A pesar de lo que dijo vuelve a centrarse en sus pezones, dando algunos mordiscos y haciendo mucha presión en ellos, como si esperara sacar leche de ellos si los fuerza mas y mas.

-En recompensa por su servició Nemeroth fue recompensado generosamente, en términos de la criatura a la que ahora servía. Su carne se retorció y fluyo como el agua para remodelar su cuerpo según su retorcido interior, de forma que su maldad y rencor fueron los arquitectos de su nuevo aspecto. Creció hasta alcanzar un tamaño desproporcionado, siendo igual de alto que cinco hombres, a medida que su carne se disolvía en la nada, otorgándole una envoltura donde hebras de pura hechicería se transformaban en sus tendones, huesos y músculos. Alas emplumadas de múltiples colores tanto conocidos como desconocidos brotaron a su espalda, elevándolo gracilmente del suelo. La belleza de los edificios, la gracilidad del paisaje fueron rápidamente depuestas por el horror más profundo y las abominaciones corruptas. Por todas partes se podía observar los sucesos de aquella rebelión antinatural, puesto que cadáveres amontonados por las calles daban forma a grotescas runas impías que brillaban con un fulgor oscuro. Además, aquellos que consiguieron escapar de la carnicería no corrieron mejor suerte e incluso envidiasen a aquellos que fueron segados como el trigo a la hora de la colecta. Sus cuerpos terminaron retorcidos por las energías aleatorias desatadas en la tormenta que fusionaban sus cuerpos con el suelo y las paredes de las casas dando lugar a un paraje de autentica pesadilla. Y en medio de la devastación, se alzó una negra fortaleza donde llamas de hechicería surcaban sus muros y las almas de aquellos condenados se retorcían, girando y danzando en macabra armonía alrededor de la más alta torre Donde se asienta el nuevo gobernante de la zona, un lugar desde donde su visión alcanzaba hasta el más recóndito rincón de sus nuevas tierras, sentado en un trono flotante sobre un vórtice aullante. Y desde allí comprobó que su obra no estaba completa pues la Fuente de los Sueños permanecía intacta a pesar del caos reinante, por lo que decidió beber de sus aguas para alcanzar todavía más poder introduciendo su callosa mano en las pulcras aguas que manaban de ella. Pero la fuente lo rechazó, viendo su rasgada alma no lo consideró digno de sus dones y como castigo por su falta castigó su cuerpo con la magia más pura, capaz de destruir al malvado. Sin embargo ya no era el mismo de antes, la magia y la locura mantenían su esencia y su carne ya no existía para ser castigada. A pesar de su tremenda frustración no tuvo valor para derribar aquella obra, pero determinó que si él no podía hacer uso de su sueño, nadie más lo haría bajo pena de muerte para quienes lo intentasen. Desde entonces, Nemeroth ha permanecido en su trono maquinando sus conquistas y siempre vigilante a quien pudiera tener el valor y la fortaleza necesarios para reclamar su derecho a probar de las aguas mágicas.-Así finalizo su relato, de una forma atroz, pero ¿Realmente allí finaliza? Esa es la historia de lo que sucedió, pero el no ha dicho aun que ha hecho con todo ese conocimiento adquirido ni de donde lo obtuvo.

Claro que el parece mas interesado en el cuerpo de su aprendiz, lo toca y lo besa sin perder tiempo, incluso roza el sexo de ambos mostrando que aun quiere mas, dejando de lado toda la maravilla de historias y secretos que ha acumulado a lo largo de quien sabe cuantos siglos o incluso milenios.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Nethestus el Jue Sep 26, 2013 11:03 am

Soy una persona un poco difícil, o muy sencilla. Según como se mire. Era raro que pudiese sentir dos cosas a la vez en el mismo momento, sólo podía con una, de ahí que pareciese que tenía cambios de humor bruscos. En soledad, cuando podía pensar más y analizar iba haciendo una selección de las personas dependiendo de la cantidad de sentimientos agradables y desagradables que había sentido en su presencia. Así que, por ahora que estaba alegre como un cachorro con el que acaban de jugar no iba a ponerme tan caliente en apenas un segundo. O mantener la excitación anterior.

- Vaya, pensé que serías más avaricioso con tu dinero y te costaría soltarlo. Pero me parece bien eso de viajar a costa de un bolsillo ajeno al mío. Digamos que ando algo pobre tras haber tenido unas "vacaciones" durante 50 años.

Acaricié el cabello del demonio mientras que me recostaba mejor sobre el altar para que me chupara los pechos con más facilidad. Jugaba con esa larga y placentera lengua con mis pezones. Que se mantenía erectos aún, pero más y más se iban poniendo con el pasar de la lengua. Volviendo a llevarme esa sensación de placer tan intensa a causa de su sensibilidad. Iba por buen camino para volver a hacer que me interesara más tener relaciones a mantener una charla.

- Oh, venga, seguro que de algo más te acordarás.- protesté un poco cuando pretendió hacerme creer que se le había perdido el cerebro en algún lugar y no podía seguir contándome la historia. Sonreí satisfecha cuando se dio por vencido y decidió seguir contándola.- Bueno, me gusta ser una niña consentida. Además de que no es divertido tenerme de mal humor solo por no poder contarme una bonita historia. Además, creo que después recibes tú también tu recompensa, ¿o no?

Un gemido de dolor salió de mis labios, impidiendome seguir hablando, cuando él comenzo a chupar y a morder con más fuerza. ¿Qué quería? ¿Arrancarme las tetas de cuajo o qué? Pero como antes, ese dolor no hizo más que excitarme más al sentir también el placer cuando lo hacía con más suavidad, calentandome de nuevo y preparándome para estar dispuesta a otra sesión de sexo lujurioso.

Cerré los ojos y me dejé merecer entre las caricias y la voz de mi maestro. Volviendo a ser llevada a los misteriosos sucesos del pasado. Al parecer, Nemeroth había obtenido casi una victoria aplastante contra los Ancestrales. El único fallo esa misteriosa fuente de los sueños, la cual le había rechazado por su corrupción. Y eso me llevo a preguntarme si a los demonios tampoco nos dejaría probar sus aguas, podría ser entretenido que alguno de nuestros sueños fuese también cumplido...

Esperé que continuase con la historia, pero al parecer hasta ahí había sido todo. Me quedaban algunas dudas sobre ella... Pero por ahora no iba a seguir presionándole a seguir sin que hubiese recibido lo que de verdad quería, y que deseaba con todas sus fuerzas. Puesto que no solo con lamer, chupar y besar creía que me lo había dejado suficientemente claro, sino que comenzó a rozarme abajo con su miembro, haciendo que temblara por las cosquillas de necesidad que me enviaba mi interior.

- Tú turno de tener lo que quieres...- Cómo si yo no lo quisiese.- Haz lo que quieras conmigo.- le susurré con una mirada lasciva, hambrienta de volver a tenerle en mi interior rozando con las suaves paredes de mi vagina.
avatar
Nethestus
Guerrera
Guerrera

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 60

Edad : 195 años aprox
Empleo : Mercenaria

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonio y secuestro

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.