Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Keldor en-Kor

 :: OFF ROL :: Temas [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Jue Ago 02, 2012 10:35 pm

Desde que regrese de la batalla en el castillo del Lago, lo unico que he estado haciendo es planear hacia donde sera esta vez la nueva ofensiva hacia el reino de Arcadia, esta vez llevando un numero importante de tropas, para asi comenzar la verdadera batalla por dicho reino. El ataque al castillo del Lago fue solo una prueba para lograr ver la capacidad de los hombres de los cuales he logrado hacer alianzas; ademas que el numero que se llevo a dicho lugar fue practicamente insignificante, ademas no se utilizaron maquinas de asedio o alguna clase de tecnologia aun mayor, claramente esos recursos se estan reservando para asaltos de mayor importancia. Hasta ahora entre planes que he estado desarrollando, esta mas que claro que las fronteras del norte de Arcadia las cuales estan custodiadas por el territorio de Lans estan fuertemente resguardadas, pero hay otro bastion en la frontera sur que al parecer no parece estar muy bien resguardado y por lo visto su importancia es unicamente de 2° plano; Monaghan. Dicho lugar se encuentra muy cerca de la frontera sur; y la fortaleza de Volrath se encuentra en las montañas cercanas, pudiendose ver su influencia maligna desde el mismisimo Monaghan; por lo que es la mejor eleccion si se planea efectuar un ataque.

Despues de muchos meses de arduo trabajo de mano de los esclavos que fueron capturados tras la batalla contra las hermanas Soles; sobre lo que fue alguna vez el castillo de Zafra, hogar por generaciones de la familia Pendragon, hoy se levanta finalmente completada una nueva edificacion, simbolo del gran poderio ejercido por mi en mi batalla ganada; un castillo digno del Señor del fuego. Aquella fortaleza que lentamente comenzo a levantarse hoy finalmente se encuentra terminada, erigiendose sobre el centro de la ciudad; siendo tan alta como las mismisimas montañas; siendo tanto o mas maravillosa que los castillos y fortalezas que hoy existen, Llegando a rasgar la tierra y rasguñar el cielo con su imponencia en la hoy oscura y maligna tierra de Pendragon.
Spoiler:
Keldor en-Kor es su nombre; y desde este dia sera el nuevo simbolo en Pendragon, el lugar desde donde se encuentra el trono de hielo, desde donde el señor del fuego gobierna a cada uno de los seres de esta ahora marchita y desolada tierra, donde el poder de la industria de la guerra y de la espada no paran nunca; donde los cielos siempre se encuentran oscuros; donde ahora existe una gran maldad que no descansa nunca. Practicamente este es el gran dia donde se festejara en grande dicho acontecimiento, y no es de esperarse que muchos se presenten para mostrar sus respetos, presentes y ofrecimientos de fidelidad al señor del fuego.


Última edición por Darzo the Great Dragon el Sáb Ago 04, 2012 4:47 pm, editado 3 veces
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Vie Ago 03, 2012 1:48 pm

Me encontraba en mitad del mercado buscando deseosamente unas hierbas muy buenas, eran unas flores comestibles, pero nada, ni rastro de ellas; un anciano me digo que tal vez, en la antaña tierra de las Pendragon puede que hayan de esas flores, me entusiasmo.

Comencé mi caminar , como siempre envuelta en capuchas y demás ropajes para que no se viera mi autentica identidad, tanto la de princesa como la de elfa. Mi amigo Barol, mi enth, se encontraba por las montañas, más allá de ellas seguro, al parecer acudía a la llamada de un concilio, mis amados animales se encontraban reposando en los establos, caminaba sin rumbo hasta que llegué al bosque, ahí me despoje de mi capucha y comencé a inspeccionarlo.

El bosque me transmitía ecos tristes e historias horrendas de maldad y corrupción, historias de batallas que fueron y batallas que se avecinaban; pobre tierra de Arcadia, no sabe convivir.

Oí el rumor lejano de hombres acercarse, me hecha a correr, los árboles me guiaban, ¨Por ahí , no¨ Cuidado¨¨eran los ecos resonaban d ellos, hasta que me tropecé con la raíz de uno, lo último que oí fue su ¨Lo siento, princesa¨ :
-No pasa nada…dije antes de quedar en un estado de semiinconsciencia. Noté como me arrastraban, pero mi cuerpo no respondía, me encontraba bastante mareada. Luego de estar en una especie de carreta maltrecha , llegué a alguna ciudad, negra como el carbón, ese negror, me recordó a los cabellos de mi padre ,quería salir de ahí pero como. Noté como alguien se acercaba y volví ha hacerme la inconsciente en esta ocasión, por el rabillo del ojo pude observar a más personas las cuales tiritaban de frio, por el invierno próximo, y lloraban desesperadas.

Alcé la vista y un enorme castillo se imponía ante mí, me encogió el corazón.

Tras entrar en este, nos pasaron uno a uno a una sala, de ella salían gritos o los mismo esclavos por la puerta, si definitivamente, se volvían esclavos.

De repente llego mi turno, mis piernas se arrastraban por el piso y me postraron frente a un trono, unas pesadas botas de metal, una armadura de algún caballero fue lo que vi en frente mía, comencé a incorporarme, una mano me inmovilizo y me empujo al suelo sujetándome ahora por la melena, mi cara vio al ser que se sentaba en aquel trono, mis orejas sobresalían y mis ojos azules como zafiros que incitaban a ser arrancados y vendidos como piedras preciosas; esos ojos se clavaron en el casco de aquel hombre:

-La encontramos en el bosque-dijo uno de mis captores:

-Pensé que los elfos se habían ido ya de ese bosque

-Yo no soy de ese bosque
-respondí con ira hacia uno de ellos, este me dio un puntapié en la espalda e hico postrarme ante el trono aquel, eleve mi rostro y mis ojos se clavaron de nuevo en aquel hombre:

-No mires-dijo otro de los captores pegándome una cachetada. Volví a alzar el rostro:

-¡No has oído!-
grito dándome otra cachetada mi rostro permanecía impasible observando a aquel hombre sentado sobre aquel trono de hielo.


avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Vie Ago 03, 2012 10:03 pm

En aquel momento donde me encontraba en el gran salon donde varias criaturas, de diferentes clases iban y presentan sus votos, los nigromantes que ya se habian unido a mi anteriormente como siempre prestan sus servicios a su gran señor; los nomadas y barbaros de las tierras del norte se presentan aqui para prestar sus servicios, sus hombres, su fidelidad y sus vidas a su nuevo señor; los nomadas del desierto, apoyados siempre por sus naves del desierto, ya sean camellos u olifantes rinden pleitecia al ser llamados y convocados a pelear en la guerra; los piratas de las costas llegan mostrando y entregando grandes tesoros, provisiones y demases como tributo para esta nueva alianza que esta comenzando y que prestaran sus servicios en los mares para asi atacar desde el oceano a los puertos de Arcadia. Cada ofrenda entregada por aquellos que ya se encuentran a mi servicio parecia complacerme, al igual que los tributos entregados por aquellos que buscan hacer una ferrea y fuerte alianza conmigo.

Fue en aquel momento que se hicieron presentes tratantes de esclavos; provenientes con alguna mercancia que segun me habian informado, habian recolectado de diferentes tierras; incluido los bosques de las fronteras, los cuales estan sirviendo como alimento para los hornos de las herrerias y las fundiciones que no descansan en Pendragon, trabajando dia y noche sin parar, saliendo siempre humo de sus chimeneas, el cual se dispersa sobre el oscuro cielo de lo que fue alguna vez un reino prospero; hoy en mis manos. Ellos traian algo que ofrecerme a cam bio de buscar alianza conmigo, al parecer es lo mejor que tienen; trajeron a algun ser ante mi, practicamente a la fuerza la postraron ante el grandioso trono de hielo en el cual yo soy el unico que se sienta, y fue alli que observe el regalo que me habian traido. Por las caracteristicas que veia, parecia ser un elfo y lo mejor es que por ciertos rasgos es de sexo femenino; que mejor regalo que una elfa en ese momento. Escuche la conversacion de los tratantes de esclavos, yo tambien tenia entendido que muchos elfos habian abandonado los bosques al no tener ahora la proteccion de Pendragon a su favor, pero por lo visto no es asi ahora.

- Alto... no maltrates asi la mercancia que ofreceras ahora a tu señor.-

Fueron mis palabras en ese momento mientras me coloco de pie y empiezo a descender de la gran tarima en cuya cuspide se levanta el trono de hielo. A medida que desciendo por las escaleras observo a la elfa que me habian traido, es realmente hermosa; tal como lo habia escuchado muchas veces, aquellas criaturas son de las mas hermosas que existen en todas las tierras conocidas, y no podia creer que tuviera una frente a mi, y mas aun; ofrecida como regalo a mi persona. Llegue finalmente frente a ella y me agache para poder verla mejor, la tome del menton para inspeccionar primero su rostro; pudiendo ver lo delicada que se ve en aquel momento, por lo que note no parecia ser una elfa comun y corriente, parecia ser de alguna casta o poseer alguna clase de rango aristocratico por lo bien cuidada que esta.

- Al parecer no saben con lo que se encontraron; pero hicieron bien en traerla hasta aqui. Ella no es una elfa comun, tiene algo que al parecer ustedes no saben reconocer al momento de haberla capturado, pero las de su tipo me gustan.-

Fueron mis palabras a los tratantes de esclavos, sabiendo que hicieron bien en venir conmigo con tan buena encomienda. Hice una señal para que se acercara uno de los nigromantes alli presentes se acercara; le dije que recompensara a los esclavistas y que se retiraran y me dejaran solo con la elfa.
En el momento en que quedamos solos dentro del gran salon tras hacer algunas señales a los presentes para que se retiren, me concentre en estar unicamente con la elfa, inspeccionandola mas en profundidad; viendo los maravillosos ojos que posee, su rostro que parece ser de porcelana, su cuerpo privilegiado y que me imagino que nunca nadie antes habia llegado a ponerle una mano encima. Fue alli que comence a tocarla un poco mas, inspeccionandola mas en profundidad que cuando estaban los esclavistas para asi ver lo que realmente me habian traido. Fue entonces que hice una señal a un par de centinelas; los cuales portan armadura negra y su rostro no se les podia ver entre las comisuras de sus yelmos, pareciendo que quizas no estuvieran vivos.

- Encargense de ella; quiero que la lleven a mis habitaciones, deseo hablar con ella mas en profundidad.-

Fueron mis ordenes; respondiendo ellos con una voz casi fantasmagorica que salia de sus yelmos; colocandole unos grilletes en sus muñecas y en sus pies para que no escapase; para luego de un rato de haber sido llevaba a mi habitacion; hacerme presente yo en dicho lugar. En realidad no solo queria conversar con ella; ya que me la obsequiaron los esclavistas deseaba tambien poder disfrutar de mi nuevo presente. Al llegar a donde habia ordenado, dichas sombras con armadura dejaron a la joven dentro de la habitacion; para luego de unos pocos minutos hacerse presente en el interior de ella otra persona menos fantasmagorica que los anteriores. Parecia ser a simple vista una elfa nocturna, la cual va ligeramente vestida; al parecer es otra esclava mas o una concuvina del señor del fuego.
Spoiler:
Se acerco a Aranel y la tomo de los hombros para ayudarla a ponerse de pie tras haber sido dejada alli por las sombras.

- Mi señor me ha ordenado venir a que estes arreglada y presentable ante el, yo te aseare y limpiare para que puedas estar con el... y quizas con suerte el se deleite contigo.-

Susurrandole esas ultimas palabras al oido de la elfa, ayudandola a sacarse la ropa que en ese momento tenia puesta, siendo como la habian entregado a Darzo hace unos minutos atras y guiandola hacia el baño; alli la elfa nocturna comienza a lavar a Aranel, tallando delicadamente su cuerpo, teniendo instrucciones de ser cuidadosa, ya que si le hacia alguna cosa seria drasticamente castigada por su señor, queria disfrtar de su regalo y no deseaba que este tuviera algun daño sobre su cuerpo.

- Eres demasiado hermosa, de seguro seras la favorita de mi señor; en su momento tambien fui su favorita pero imagino que ahora tu lo seras. Quizas tengas el privilegio de ser una de las tantas que logre complacerlo. Nunca te nieges a nada de lo que el quiera hacerte... si no quieres ser castigada; siempre tienes que sonreir y desear mas de el.-

Fueron las palabras de la concuvina a Aranel mientras terminaba de lavarla y la seca, para luego acercar la ropa que habian elegido para ella; ayudando a colocarsela.
Spoiler:
Tras vestirla, la concuvina se quedo mirando a Aranel, observando que se encuentra lista para recibir a Darzo, pero antes de retirarse nuevamente se acerco a la elfa, para recordarle algunas cosas.

- Recuerda lo que te dije; sin importar lo que el te haga o si te llega a tocar; tu debes sonreir siempre y desear mas.-

Fueron las palabras de ella en ese momento para luego salir de la habitacion y volver a colocarle llave por fuera. Pasaron lagunos minutos cuando la puerta nuevamente se abrio; haciendome presente en el interior, esperando ver a mi regalo y poder disfrutar de el.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Dom Ago 05, 2012 1:40 pm

Por las palabras de aquel hombre supe que había reconocido mi posición social, eso hico estremecerme, ojala no llegará a conocer del todo mi posición, pero, con lo bocazas que era en ocasiones fijo que acabaría soltándolo por activa o por pasiva.

Notaba como me tocaba inspeccionándome, yo me resistía moviéndome intentando evitar sentí el tacto de su armadura. Llamo a unos centinelas, esto me retiraron la cuerda que tenía sustituyéndola por unos grilletes en pies y manos, me resultaban pesaos y me costaba caminar. Acabe en una habitación, donde quiera que fuere el frio era lo que mi pie sentía, mostrándolo esta erizándose. Luego de estar ahí en el rincón más oscuro que encontré llorando, no me percaté ni tan siquiera de cómo era aquella estancia, solo sé que era fría. Cuando se abrió la puerta, mi corazón se encogió pensé que era él que venía, pero no era una mujer, una elfa…por sus ropajes debería de ser una de sus concubinas, ¿pensará aquel horrendo ser que estaría dispuesta a serlo yo también?

La mujer comenzó a hablarme, mi boca no se movía para nada, salvo cuando oí aquellas palabras¨ quizás con suerte él se deleite contigo¨.

Mi piel se erizo y mis ojos se cristalizaron, mostrándose estos brillantes como estrellas. Oí cada palabra, ¿qué lo tenía que complacer?¿qué sería su favorita?...mi mente se colapso y solo pensaba en mi hogar, intentando tal vez de esa forma alegrarme; pero nada, luego de que ella se fuera y oyera su última advertencia, me mire en la ventana, en la cual estaba reflejaba, mientras oí como el sonido de la libertad se cerraba tras de ella.

No me reconocía, aquellos ropajes, tan suaves me recordaban a mi ropa pero sin embargo esta era más liviana y transparentaba ligeramente. Mi pelo recogido elegantemente y mi rostro resplandeciente gracias al lavado , mi pie olí a flores primaverales, gracias a la muchacha y sus cuidados. Mi corazón latía con fiereza y mi rostro se mostraba triste, hasta que se abrió la puesta, en ese momento se mostro rudo .Dirigí una fiera mirada a mi captor. Comencé a acercarme a él, con paso firme y con rostro enfurecido, mis ojos cristalinos expulsaban ira, cuando me acerqué lo suficiente a él, tuve que alzar la vista debido a mi estatura. El frío del suelo se metía en mi cuerpo por mis pies descalzos:

-Suéltame es una orden-dije firme, como toda una reina, pues de esa forma me habían educado, para ser una reina en un futuro.

-Suéltame-dije recalcando cada sílaba.

Al final mi lengua no pudo parar:

-Soy Aranel Therin Hija de Ëthrel, rey de la dinastía Therin. Princesa de los reinos elficos más allá de las montañas. Así que tu…bardo señor de una tierra que no ve el sol te ordeno que me liberes, no soy tu esclava y mucho menos seré tu concubina. Así que libérame de esta jaula. –Dije chillando al final haciendo notar mi voz. Mis ojos se clavaban en su casco, me puse de puntillas y subiéndome sobres sus pies y con esfuerzo el retire el casco tirándolo al suelo:

-Quiero ver tus ojos no un mero trozo de hierro-estaba enfadada quería mirarle al rostro….la verdad aquellos cabellos color nieve eran sin duda bellos… Clave mis ojos en los suyos, otros dos pares de ojos azules, pero estos se mostraban más oscuros que los míos, los míos eran algo más claros respecto a los de él.
avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Dom Ago 05, 2012 4:54 pm

Al ingresar dentro de la habitacion me encontre practicamente de inmediato con la esclava que me obsequiaron, realmente mis ordenes habian sido seguidas al pie de la letra; se encuentra bien arreglada tal como lo habia pedido, radiante y presiosa ante mis ojos; miles de veces mejor que cualquiera de las concuvinas que tengo en ese momento, incluso mejor que Alduin, mi general de armas; a pesar que ella sea una dragona, pero por lo menos mis sirvientas se esforzaron lo suficiente para resaltar aun mas la belleza natural que posee esta elfa. Al verla la primera vez dentro pude saborear mis labios al observar como se encuentra vestida, similar al resto de mis otras concuvinas pero con un sutil toque para disfrutarla por primera vez.
No paso mucho tiempo cuando ella se volteo a verme firmemente, parecia molesta en aquel momento, lo que no sabia es que al parecer no sabe con quien esta tratando en ese momento y cual es su condicion ahora. Se me acerco notando en su rostro la furia que le invaade, y practicamente en aquel momento me ordeno de que la liberara; solo guardando silencio para escuchar todo lo que tenia que decir; a lo cual no espero al volverme a ordenar de que la soltara, pero luego de eso vino la parte mas interesante de todas; comenzo a darme informacion vital de ella, por lo visto no tengo a una elfa ordinaria, sino que por sus palabras pertenece al linaje real; hija de un rey elfico, lo que hacia que su importancia de mi sobre ella fuera aun mas y por lo visto los esclavistas no se dieron cuenta de lo muy valiosa que era la mercancia que llevaban y que terminaron por obsequiarme. No tardo mucho en retirarme mi casco para poder verme mejor; a lo que yo me deje, quedandome con la mirada clavada sobre sus ojos; los de ella parecian llenos de ira en ese momento, no sentian ninguna clase de temor como habia pasado con otras personas en dicho momento, quizas por su status social y su enseñanza; en mi caso yo tenia otros metodos para poder atemorizar a la gente como ella. En aquel momento me quite uno de mis guantes metalicos; dejando ver que en lugar de tener una mano humana debajo de este aparecio una garra similar a la de un reptil; la cual de a poco cambio hasta volverse una mano humana, fue entonces que aprovechando su cercania la tome del menton con la misma con un poco de fuerza no de manera muy delicada, pero buscando no dañarla, ya que queria desfrutar de su cuerpo intacto.

- Creo que no conoces tu situacion ahora princesa; ahora ya haz dejado de serlo para pasar a ser una esclava mas... y de seguro seras una muy excelente concuvina.-

Fueron mis palabras en aquel momento; sabiendo perfectamente igual que ella que nadie le ordena a un lider lo que tiene que hacer, y mucho menos otro lider o hijo de uno. Lentamente comence a avanzar hacia ella para hacer que retroceda; hasta el punto en que su espalda pudiera encontrarse contra el muro de la habitacion, fue alli donde la arrincone y en ese momento lleve mi otra mano y sacandome el guante metalico la guie hasta su cadera, acariciandola por el costado; bajandola hasta su muslo para seguir tocando su cuerpo que hasta el momento parecia empezar a gustarme. Lentamente acerque mi rostro hacia el suyo para primero lamer sus labios y luego de ello besarlos, probando su sabor en aquel momento. Con solo esas acciones note que realmente me comienza a gustar y que estoy deseoso de poder tenerla solo para mi unicamente; queria hacerla mia y que no fuera de nadie mas. Continuaba tocando su cuerpo cada vez mas; manteniendola sujeta para que no intentara absolutamente nada sospechoso, ascendia por su muslo hasta su cintura nuevamente, luego por su pecho y finalmente la deposite sobre uno de sus senos, empezandolo a acaricar lentamente; mientras estoy deseoso de escuchar la reaccion que podria tener su cuerpo en ese momento, pero de seguro por la actitud inicial que tuvo conmigo no le gustaria lo que le estaria haciendo en aquel momento, y si llegara a reaccionar de forma violenta, tendria que hacer algo mas drastico con ella.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Dom Ago 05, 2012 6:34 pm

Mis ojos se volvieron brillantes, pero seguía aguantando las lágrimas, como me habían enseñado, oír sus palabras, eran clavarse en mi aquella garra que mostro, que poco a poco obtuvo la apariencia de una mano, la cual me cogió del mentón y me aferro con fuerza; eso hico que en mi mentón se vieran marcados sus dedos.

Comenzó a acercarse hacia mi comencé a caminar hacia atrás temerosa, mi cuerpo tembliqueaba como una hoja meciéndose al son del viento. Mi cara expresaba terror, mientras intentaba calmarme intentando averiguar cómo salir de ahí. Mis ojos clavados en el otro par azul buscaban en sienta medida piedad, cuando me di de cuenta, mi espalda estaba contra la pared y el enfrente mía….

Temblaba

Note su mano sobre mi cintura, cosa que hico que mi piel se erizaba, pues ningún hombre me había tocado, ningún hombre:


-No...-
balbucee en voz baja. Noté como su mano sin pudor alguno comenzaba a recorrer mi cuerpo, y entonces, note su lengua lamer mis labios, eso solo hico que me entre meciera, posteriormente noté como me besaba; me quedé con los ojos abiertos de para en par y apartaba la vista, al igual que la lengua. Cuando se despegó, note como su mano seguía subiendo, hasta que rozo mi pecho y luego..mi seno, me quedé embobada y mire aquella mano y la parte de ahí:

-¡No!-grite, mientras me alegaba hacia la derecha, mi piel erizada, y con ella, mis pezones, erizados que se remarcaban sobre la tela, gracias al tacto de aquel hombre:

-Ni tan siquiera se vuestro nombre….-dije en voz baja….

-Os lo he dicho no soy una concuvina, ni una esclava….dejadme-dije mientras seguía caminando hacia atrás hacia otra parte de la habitación:


-Tenéis más concubinas…sin más la otra..la mujer que me limpio, es bella…cogedla a ella..dejadme…-
no pude más y rompí a llorar:


-Yo..yo no soy eso
…-dije mientras mi voz se quebraba, no ,acapararía de ahí, ese no era mi lugar, ni ese mi rango…no me podía convertir en eso no lo consentiría.
avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Dom Ago 05, 2012 7:19 pm

Tras mis acciones sobre el cuerpo de la elfa, su cuerpo mostro algunas señales de que al parecer se comenzaba a exitar, y por apenas haberla tocado unos cuantos segundos, pude notar que al parecer nadie antes lo habia hecho, lo que hacia mejor esto. Se veia como temblaba, como un animal atemorizado; como si fuera un conejo frente a una serpiente sin oportunidad alguna. Se comenzo a aparatar hacia la derecha, cosa que comence a seguirla en la misma direccion, de seguro se encontraria con la esquina y su recorrido hasta alli llegaria, pero al parecer supo como escaparse y se coloco en otro lado de la habitacion. Escuche entre sus lamentos que no sabia mi nombre, a lo que no tarde en darle una respuesta a ella.

- Yo soy el amo y señor de estas tierras; soy al que desde ahora debes conocer como tu señor del Fuego; Darzo.-

Fueron mis palabras en ese momento, viendo como la pobre no aguanto mas y rompio en llanto, me decia que no es una concuvina y menos una esclava, al parecer el orgullo de ser una princesa no le permitia rebajarse hasta ese punto; solo decia que tomara a otra de las sirvientas a mi servicio y que a ella solamente la dejara tranquila; cosa que no haria ya que al ser un obsequio de esclavistas, tecnicamente paso a ser de mi propiedad ahora.

- Esta bien princesa, pero aqui tus derechos se acabaron, podras seguir siendo una princesa elfica, pero seras parte de mi ahora.-

Le decia mientras nuevamente me volvi a acercar hacia donde ella esta, se veia completamente quebrada, ya que de sus ojos no dejaban salir sus lagrimas; a mi no me conmovia para nada, como si es que sus lagrimas harian que la dejara libre solo por compacion, pues se equivoca. Esta vez la tome y la deposite sobre la cama que hay dentro de la habitacion; para luego irme acercando e irme quitando de a poco la armadura que cubre mi cuerpo, colocandome frente a ella para volver a tomarla del rostro y besarla nuevamente; no me importaban sus llantos, debia aprender la posicion en la que ahora se encuentra y los riesgos que tiene. Mientras nuevamente la volvia a besar, comence nuevamente a tocar su cuerpo, aquel que al parecer nadie antes lo habia hecho; queriendo que por reaccion natural se comenzara a exitar al punto de que pidiera que no parara y siguiera con mas; comenzando por acarciarle el pecho nuevamente y asi ir ascendiendo hasta llegar nuevamente a sus seños, y empezar a acariciarlos y masajearlos de manera mas profunda que la primera vez que lo habia hecho; no queriendo llegar a tener que usar la fuerza con ella, ya que guardaba eso como ultimo recurso, ya que sabia perfectamente que si lo hacia podria incluso a llegar a matarla si no me controlo.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Lun Ago 06, 2012 4:52 pm

Las lagrimas aforaban amargas por mis mejillas, noté como comenzó a besarme de nuevo, en esta ocasión mi lengua escapo por unos instante rosando la suya fugazmente, impidiéndole que saboreara del todo mi sabor. Alejé mi cabeza de su visión, no quería verle, note entonces como tocaba mis senos, lo que hico que me ruborizara, haciéndose notar gracias al contraste del rojo de mis mejillas y al blanco nieve de mi rostro. Mire su rostro, mientras tragaba algo de saliva:

-Darzo…-murmure inconscientemente, ese , me temía que sería el nombre de mi captor. Le mire, mientras veía como se deleitaba con mis pechos:

-Si son pequeños…-murmure, mientras le veía, cogí su mano intentando quitármela de mis pechos, pues el tacto hacia que mi piel se erizara y que me excitara, cosa que no quería, no me podía excitar…pero…me producía placer.

Le mire, mis pequeñas manos, finas y delicadas como la porcelana tocaron aquella mano que agarraba mi pecho y se aferraba como un niño la pecho e su madre, intente quitarla de mi, pero noté algo abajo. Mis braguitas, se habían humedecido ligeramente y no solo eso, al ser una tela tan fina, al igual que la de la ropa que portaba se traspaso, mostrándose una pequeña manchita. Me sonroje aún más. Mi mano se aferró a su pulgar quitándolo de mi seno y luego con costoso pesar logre interponer mi mano entre mi pecho y su mano y levanté ligeramente la mano y la quité de mi pecho, para que esta acabara en mi estomago gracias al empujoncito que di. Comencé subir intentando escaparme de él, subía lentamente, cuando me percaté de la mancha anteriormente mencionada, hacia que acelere mi reptar y me quedé sentada frente a él tapando aquella manca, mis piernas a un lado se veían suaves y sedosas, como la seda, mire mis pechos; se notaban mis pezones erectos, me sonroje y los tape con mi mano. Mis pezones se veían bien definidos gracias a la tela de aquel top, mire a aquel hombre, con la cara tremendamente sonrojada, la primera vez que veía a un hombre con poca ropa, la primera vez que un hombre me tocaba, estaba nerviosa, asustada, temerosa…nunca me había imaginado mi primera vez de esa forma, obligada a satisfacer a aquel hombre, que por aquella garra que enseño parecía ser un dragón, obligada a satisfacer. Siempre me imagina entre abrazos y suaves caricias de algún hombre que me mereciera, para luego llegar al éxtasis de hacer el amor…pero supongo que no quedaba otra opción.

Mis manos temblorosas se retiraron de apoco de mi pecho, dejándole era como la tela se pegaba a mi excitada piel remarcando mis pezones, mi virgen y puro cuerpo, le mire con miedo, y me alejé ligeramente, pero aun estaba en la cama y ano rechistaba ni le decía nada, su puse que aquel sería mi horrendo destino.

Pero de todas formas, había que admitir ciertas cosas y una de ellas era, que no era feo o horrendo, de hecho me encantaban aquellos zafiros y aquella melena nieve, me acerqué de nuevo a él, de rodillas y le acaricie ligeramente el rostro, luego le mire:

-Supongo, que ahora…seré vuestra, ¿no? Mi……mi señor…mi señor del fuego…-dije tembliqueando mi voz, mientras algunas rezagadas lagrimas caían por mis mejillas, me acerqué lentamente a él, nuestros ojos se miraban. Me veía reflejada en sus zafiros, suspire lentamente , y le retire los cabellos del rostro y me mordí los labios, para humedecerlos y luego, me acerqué lentamente. Le bese…

Un beso suave…sin ni tan siquiera intentar meterme en su cavidad bucal, sencillamente juntando mis gruesos, y carnosos labios con los suyos.
avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Lun Ago 06, 2012 10:12 pm

Realmente no lo podia creer; por un momento Aranel en el momento en que la estuve besando note como la lengua de ella roso con la mia; a pesar de que aun podia sentir sobre mi rostro como ella aun seguia llorando y como sus lagrimas aun brotan de sus azulados ojos. Por un momento note que algo susurro, pero no pude escucharlo muy claramente; mientras acariciaba sus senos, note como al parecer ella lentamente comenzaba a exitarse por las obvias señales que demostraba su cuerpo, ademas de que podia ver como se encuentra ruborizada en aquel momento, siendo practicamente evidente por lo blanca que ella es. Note como una de sus delicadas manos tomaba la mia e intentaba apartaba de sus pechos, ella incluso en sus movimientos parecia verse tan fragil como su figura lo demuestra; por lo visto todo ese orgullo que demostro en un principio al verse molesta habia desaparecido y otra parte de su personalidad habia aparecido en aquel momento; demostrando quizas otra clase de sentimientos completamente distintos. Cada accion que ella hacia notaba algo de temor en ese momento; tomo una de mis manos y la logro apartar y depositarla sobre su estomago; dejando que ella actuara ahora por su cuenta, notando que lentamente comienza a subir para escaparse de mi, pero a pesar de ello aun la veia triste; su cuerpo podia decir algo, pero su rostro decia otra cosa completamente diferente; yo queria que pudiera disfrutarlo pero no tristemente. Por alguna razon ella con sus manos tapo sus pechos a pesar que se encuentran cubiertos por la ropa que usa, pero se veia temblorosa por algo que habia notado en su cuerpo en dicho momento. Algunas veces su vista choca con la mia, viendose avergonzada de algo que le pudo haber sucedido en dicho momento; pero lentamente sus manos se fueron retirando de sus pechos, viendo que su ropa se apegaba a su exitado cuerpo; alejandose un poco mas de mi, a lo que yo respondia volviendo a acortar la distancia que nos separa.
En algun momento hubo un cambio en ella, comenzo a acercarse hacia mi rostro, apartando mis cabellos y cruzando nuestras miradas; con su delicada mano acaricio mi rostro y luego me dedico algunas palabras; yo no alcance a responderlas cuando ella se acerco y comenzo a besar mis labios, no un beso lujurioso, sino que uno suave y delicado, igual que ella; a lo que yo respondi de igual manera, llevando mi mano a su rostro y acariciarlo, solamente juntando mis labios con los suyos; mientras que con mi mano libre la guie hacia uno de sus muslos y acariciarlo lenta y delicadamente; no queriendo romper dicho momento con ella; ya que no queria que estuviera mas triste como habia sucedido anteriormente.

- Ahora no seras de nadie mas... y podras ir a donde desees dentro de los muros de este castillo. Y dependera si solo sere tu señor desde este momento o quizas algo mas.-

Fueron mis palabras tras separarme de sus labios; mientras continue acariciando lentamente su muslo, comenzando a recorrerlo con la yema de mis dedos, acercandome algunas veces a su ingle; y fue en ese momento que algo note, quizas lo que ella buscaba ocultar y que la habia avergonzado hace un momento atras. Note como el frente de la tela de su ropa se habia mojado; pareciendo que en realidad ella si se esta exitando de manera muy acelerada, siendo al parecer la primera vez que alguien del sexo opuesto la tocaba de esa forma. Tras quitar sus manos de sus pechos, practicamente entregandose a mi en ese punto, nuevamente guie una de ellas hacia ellos, acariciandolos lentamente y delicadamente como ella se lo merecia; notando por la reaccion de su piel que realmente se encuentra exitada, quizas sin haberlo notado ella o sin saber como reaccionar ante ello. Levemente con una de mis manos acaricie la zona donde habia aparecido dicha mancha, mientras nuevamente busco sus labios para volver a besarla, mientras que continuo acariciando uno de sus pechos, buscando la forma de descubrirlos.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Mar Ago 07, 2012 12:14 pm

Notaba como me besaba, igual que yo le besaba a él, se comportaba con delicadeza, eso hico que me excitara aun más. Separé de a poco mis labios de los suyos, mientras mis mejillas a un sonrosadas y marcadas por las lagrimas se hacían presente, a la par mis ojos le miraban con vergüenza y pudor. Me coloqué le pelo detrás de la oreja y le mire con media sonrisa, intentando forzarla, recordando las palabras de la joven elfa oscura.

Note sus manos contornear mis muslos, eso me éxito, de vez en cuando se aventuraba a mi ingle, y por acto reflejo juntaba mis muslos para impedirle el paso a mi vagina. Luego note como dirigía una de sus manso a la zona manchada y tocaba por acto reflejo baje mis manos y estas chocaron con la de él y me aferré a su muñeca, intentando impedirle el paso, el pudor y vergüenza me podía. Noté como intentaba quitarme la parte de arriba, el top; me mostraba sonrojada a la par que excitada, me daba placer, eso era bien cierto. Miré como intentaba volverme a besar. Le mire sonrojada, mientras agarraba la mano que tenía cera de mis parte pudientes y le volvía a besar, sin lujuria, solo con dulzura y fragilidad.

Apoyé mi cabeza sobre su hombro e inconscientemente le bese en el cuello, comencé a besarle por el cuello con pequeños y rápidos besos, sin llegar a formar un chupetón. Mis grandes orejas rozaban con su nariz, y como podía moverlas las moví ligeramente, de esa forma parecía como si le estuviera acariciando la nariz:

-TE…¿Te ayudo con el top?-le dije al oído, luego una de mis manos que sujetaban con fuerza las manso de él, se despego de su muñeca y le cogía la otra mano, la puse en mi espalda y guíe sus dedos a un pequeño broche que había en la parte de atrás. Mis labios rozaban con su cuello, y mi nariz respiraba mientras mi cabeza aun descansaba en su cuello, el vapor que desprendía mi respiración se condesaba en su cuello. Me incorpore y vi como el top caía, mire mis senos, perfectamente redondos y excitados. Blancos eran y mis pezones erectos de color marrón claro y no muy grandes. Me mordí el labio nerviosa y me pegue a su cuerpo, notando ahora el tacto de su pecho en mis pezones, los cuales rozaban como si fueran hielo el pecho de aquel hombre. Tragué salía pues estaba avergonzada. Mi mano comenzó a aflojarse, mientras todavía seguía desprendiendo fluidos de aquella zona, debido a la excitación, mojando inclusive sus dedos que meramente tocaban por la tela:

-Lo siento-murmure mientras veía que mis fluidos el manchaban, cogí su mano y vi como uno de sus dedos se encontraba manchado. Cogí aquel trozo de tela que era mi top, para limpiárselo…

avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Mar Ago 07, 2012 2:24 pm

Mientras acaricio su muslo y aventuro mis dedos hacia su ingle, ella quizas por reflejo juntaba los muslos para no lograr llegar a su humeda intimadad en aquel momento; ademas de tomarme mi mano con la suya desde la muñeca, impidiendo que quizas pudiera continuar con mas, pero yo podia ver que su cuerpo se encuentra notoriamente exitado; quizas su voluntad le decia que no siguiera y que ojala me detuviera, pero su cuerpo pedia mas en aquel momento, quizas hasta mas alla del punto de quedar extasiada. Nuevamente la volvia a besar de forma delicada, igual que como ella lo hacia antes, al parecer esa es la forma en que le agradaba que la trataran, no de forma brusca o violenta, sino que delicadamente tal como es ella. No se hizo esperar cuando se separo de mis labios y apoyo su cabeza sobre mi hombro, comenzando lentamente a besarme el cuello; nunca crei que ella pudiera ser asi con un hombre, al ser quizas nunca antes tocada por otra persona hasta ahora. Mientras me besa delicadamente el cuello, comento que si ella me ayudaba a quitarle su top, cosa que sin esperar a que le respondiera guio una de mis manos hacia su espalda, ayudandome a quitarle el broche del mismo, para luego desabrocharlo; pudiendo notar como su top primero se aflojo y luego cayo, dejando expuestos sus bellos y perfectos senos; los miro por un momento y quizas avergonzada se apego a mi, sintiendo sobre mi pecho los pezones de sus senos, como se encuentran erectos por su exitacion y ademas como los frotaba contra mi torso a medida que ella se movia. Mientras la continuo acariciando en su intimidad, note como cada vez se coloca mas humeda, lo que no podia disimular para nada la exitacion que esta sintiendo su cuerpo en ese momento. Escuche que se disculpaba por haber manchado mis dedos y con la tela de su top los limpio.

- No hay de que disculparse ahora... solo disfruta y goza este momento intimo entre los dos.-

Fueron ms palabras en ese momento, queriendo que ella disfrute de todo esto y no tuviera que tener mas preocupaciones. Habia notado como la tela y sus bragas se encuentran humedas; saborenado un poco mis labios, tomandola delicadamente y recostandola, para luego irme posicionando sobre ella mientras que comienzo a saborear sus pezones con mi lengua; para luego comenzar a chupar su seno, dandole algunas languetadas y succionandolo sin morderlo; mientras que deseaba poder escucharla gemir, ya que no lo habia hecho aun, y deberian ser muy hermosos sus gemidos si es que nadie antes los ha oido. Con una de mis manos continue acariciando uno de sus senos mientras seguia chupando el otro; empezando a llevar mi mirada hacia la suya, sabiendo que se habia preocupado en el momento en que mancho mis dedos, por lo que algo se me ocurrio para que dicha preocupacion desapareciera.

- Si te averguenza que hayas ensuciado mis dedos, mejor deshagamosnos de lo molesto y sigamos disfrutando.-

Le dije mientras guie mi mano desocupara hacia el frente de su intimidad, y tome sus bragas desde ese punto y comence asi a quitarselas, tirando delicadamente hacia abajo para poder pasar sus muslos y luego sus piernas; y luego en el punto en que ya se las haya quitado, guiar mis dedos hacia su entrepierna; empezando a acariciar dicha zona con la yema de mis dedos, notando lo humeda que ya se encuentra ella y logrando que tambien yo me exite al tenerla ahora completamente desnuda debajo de mi, queriendo poder hacerla mia lo antes posible y disfrutar de este cuerpo virgen.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Mar Ago 07, 2012 6:20 pm

Me recostó eso no le habría costado mucho gracias a mi peso pluma, noté que de apoco se posicionaba enfrente mía, más bien encima de mi, comencé a respirar más hondo, más pesadamente, mientras le miraba a los ojos, posteriormente, una zona más se notó húmeda. Mis senos, comenzaron a ser plato e buen gusto para aquel hombre. Me mordía los labios presa de la impotencia, mientras notaba mi piel excitada revelarse contra mi deseo de intentar no satisfacerle, pero, me relajé no sé por qué, comencé a relajarme y deje escapar un leve suspiro, tan leve como el silbido del viento entre las hojas.

Mis ojos, lejos de tener lagrimas ahora le miraban, mientras me encontraba desnuda bajo aquel hombre, notaba su peso encima mía. Le mire mientras inconscientemente mi mano fue a parar a su cabellera y al comenzó a acariciar. Notaba sus lengüetadas en mi pecho y sus masajes, notaba como la tela de mi ropa interior ya no podía resistir mi excitación, ahora corría por mis muslos lentamente. Mire a sus ojos mientras notaba como corría una gota de ese fluido por mis muslos, tragué saliva, mi cuerpo temblaba aparte, teniendo en estos momentos el cuerpo con menos tela que de costumbre, le frio del invierno me calaba. Le mire mientras los dedos de mis pies se arrugaban debido a la excitación; luego le mire y pude ver como encontró solución a mi pudor, empeorándolo, desvistiéndome, quitándome mi última tela, mis braguitas, las cuales se encontraban completamente húmedas y se enrollaban en sus dedos debido a la extrema humedad que estas tenían, parecían empapadas, parecía como si alguien las hubiera mojado baja la lluvia. Noté entonces sus yemas, sus dedos rozar aquella zona, mis manso se aferraron a las sabanas de la cama, apretándolas fuertemente mientras me mordía, no quería gemir o hacerle gozar. Pero…poco a poco me derretía. Junte mis muslos mientras notaba sus dedos ahí abajo, gire mi rostro mientras mis manos se quedaron a ambos lados de mi rostro aferrando la almohada. Le mire mientras me mordía, moví ligeramente las caderas de esa forma noté aun más sus dedos en mis intimidades.

-Darzo…-murmure en esta ocasión en un tono más elevado. Apoyé las plantas de mis pies sobre el lecho y los subí ligeramente mientras los abría, me costaba bastante abrirlos , luego baje mis manos hacia mi intimidad mojándome profundamente los dedos, sin llegar a introducirlos en mi vagina. Nada se había introducido con intenciones lujuriosas. Mis dedos se mojaron, en mi, sin meterse dentro. Quería que no lo viera, me daba vergüenza; sin embargo, al poner mis manos hay el fluido comenzó a filtrarse entre mis dedos. Mojaba la cama , mojaba el lecho. Mis pechos se encontraban erizados, al igual que mis pezones, completamente erizados, le mire avergonzada…Al mover mis dedos ahí abajo intentando que no se viera mis parte pudientes se producía un sonido, la roce de los fluidos y mi piel. Le mire:

-Aunque me..me hayáis quitado….la ropa….seguís manchándoos….-dije tímida mientras le miraba de reojo, y apartaba la vista, el notar , el mero notar del aire en esa zona hacia que mis piernas temblaran, al igual que hacía que más fluido corriera; me excitaba, me mordía los labios intentando no gemir; hasta que de repente, deje escapar un leve gemidito- Esto era la excitación….esto era el sexo…..me gustaba.
avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Mar Ago 07, 2012 10:48 pm

En realidad algo pasaba con aranel en ese momento, parecia que a cada momento comienza a cambiar y practicamente se esta entregando completamente sola; a pesar que ella intenta resistirse y en un principio no puede, mas adelante termina por desistir y lo hace. Lentamente tras quitarle sus bragas, en un principio junto sus muslos para que dejara de acariciar su intimidad; pero al mover las caderas para evitarlo solo agravo mas las cosas. Derepente pude escuchar que sola se le escapo un suspiro, como si es que tratara de contenerlo pero cada vez mas tiempo que pasara, no podia resistir mas. Lentamente empezo a abrir sus piernas y tras estar fuertemente aferrada a la almohada llevo sus manos para cubrir su humeda intimidad. Me dirigio unas palabras diciendome que el problema no habia quedado resuelto, pero eso no me importo mucho, lo unico que queia es que ella pudiera disfrutar de este momento al igual como yo lo hacia. No la note mas triste como hace un momento atras, pero si esta intentando que su cuerpo no muestre señales de que se encuentra exitada.

- Eso no importa mucho... ahora solo quiero que te puedas relajar y disfrutar de este momento agradable entre los dos. No tengas miedo si es que algo te dijo la sirivienta, porque a ti no te hare nada que te lastime; si quieres expresarte solo hazlo sin miedo.-

Fueron mis palabras en dicho momento, cuando fue que le escuche que de la nada se le escapo un gemido, el primero en todo este tiempo que le escucho, como si estuviera aguantando para no mostrar que realmente esta exitada. Lentamente comence a quitarle la camisa que tengo puesta y me posicione sobre ella; moviendo mi cadera de forma sugerente sobre la entrepierna de ella que se encuentra bastante humeda. Acerque mi rostro hacia el suyo y lentamente comence a besarla en los labios, acariciando uno de sus senos y su hombro; recorriendo con mi mano todo su brazo, mientras que comienzo a desviar mis besos hacia su cuello, pasando mi lengua de forma ascendente por el mismo. Practicamente en aquel momento al estar sobre su delicado cuerpo, denotaba una cierta dominancia sobre ella; pudiendo incluso sentir su cuerpo desnudo sobre el mio; lo cual me exitaba tambien, deseaba hacerla mia, pero no aun, ya que las cosas delicadas habia que tratarlas con cuidado, porque podia sucederles algo que hiciera que estas se destrozaran.
Lentamente al igual como lo habia hecho con ella comence a desvestirme, sin dejar de acariciar y besar su cuerpo, disfrutando de cada rincon del mismo, explorandolo paso a paso para ver sus lugares mas sensitivos y en donde podria hacer que ella gozara y disfrutara mucho mas. Ahora al estar desnudo sobre ella podia sentir en plenitud lo suave y tersa de su piel, lo delicada de su anatomia; realmente siendo dificil que pudiera existir alguien asi, parecia ser de fantasia ella; algo completamente irreal para cualquiera que pudiera incluso tocarla o tener la oportunidad de hacerlo. En aquel momento solo desee que nadie mas fuera de mi persona la tocara incluso, pero queria que ella sola y voluntariamente se entregara, tal como lo hace de a poco a cada momento, pero que ella misma tomara esa desicion sin tener que llegar a forzarla. Mientras voy moviendo mis caderas, siento como mi miembro se iba erectando cada vez mas, chocando contra su intimidad o simplemente frotandolo contra su vagina, a pesar que ella juntara sus muslos para que eso no pasara; pero el solo hecho de que se mojara con sus fluidos hacia que me exitara mas, ya que al igual como ella mostraba obvios signos de exitacion, yo tambien lo hacia.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Miér Ago 08, 2012 3:54 pm

Trataba de forma delicada mi cuerpo, y me dejaba hablar si quisiera con franqueza, pero lo último que querían mis labios era hablar, solo querían probar una y otra vez sus labios. Notaba sus besos, y cada vez los hacía más largos gracias q que yo le ayudaba no evitándolos sino deseándolos. Observe aquel torso desnudo, mientras disfrutaba de las suaves y delicadas atenciones, caricias y besos por mi cuerpo; observaba como se quitaba la ropa, vi su cuerpo desnudo; por fin tras tanto tiempo había visto un cuerpo desnudo; mi primer cuerpo varonil. Le mire mientras mis mejillas se sonrojaban observando su cuerpo, aparte las manso de mi vagina y note algo…su miembro, lo que hico que me levantara ligeramente, pues me resultaba extraño notarlo pero él se posiciono completamente encima mía y me bajé. Me quedé postrada en la cama sintiendo la calidez que desprendía su cuerpo que contrarrestaba con lo frío de la estancia. Sus manso recorrían mi cuerpo y notaba sus labios, mi lengua esta vez se aventuraba algo más y le rozo una segunda vez, pero no tan fugaz como la anterior, si no despacio por el parte de su contorno, luego se aparto, pues me sentía avergonzaba por tal acto. Notaba como recorría inspeccionando mi cuerpo, al rozar la zona de mi estomago, por mi ombligo no pude sonreír y reír ligeramente, una risa infantil dicen muchos; enseñe mis dientes mientras reía al notar como pasaba por aquella zona sensible, que no solo me gustaba que rozara aquella zona sino que me hacia reír.

Le mire con mis mejillas sonrosadas y con una ligera sonrisa en mis carnosos labios. Lamia mi cuello, excitaba mi cuerpo mi piel se erizaba. Notaba como lamia mi cuello haciendo que mi boca temblara, como lo hacía todo mi cuerpo; le mire de reojo y acerque mi boca a su cara y le lamí la nariz, la puntita solo. Note como estaba desnudo sobre mi y como movía sus caderas, haciendo que notara mas y mas aquella zona dura de él. Mis manso titubearon y acariciaron su espalda, su torso, muy lentamente, mi suave piel rozaba la piel de aquel curtido hombre. Notaba su miembro contra mi entrepierna lo que hacía que mi cara sonrosada y como los fluidos corrían sin pudor, ni tan siquiera habíamos hecho nada; pero… era la primera vez que la lujuria salía a través de mis poros.

Le abrace delicadamente, casi como si una sabana de seda le estuviera envolviendo y le bese en la frente, luego, notando como se movía, le bese en la barbilla y cerré mis ojos notando su cuerpo, su peso entero, me agradaba. Le mire a sus zafiros y le bese delicadamente en los labios, saqué delicadamente la lengua de mi boca y le lamí los labios. Me separe de él y con la punta de la lengua fuera, casi como si fuera una gatita le lamí los labios. Le abracé mientras mi cabellos estaban completamente revueltos y extendidos sobre la almohada. Mis ojos le miraban con cierto brillo, comencé a mover mis caderas yo también, pero mucho más suave y con ciertas pausas, rozando aquel erecto miembro que mi cuerpo parecía gritar que lo poseyera. Mis dedos revolvieron su cabellera de forma delicada, tratándolo con tanto o más cuidado que él me trataba a mí. Le besaba por las mejillas, besos cortos y muy tiernos, le besaba por los labios, la lujuria se apoderaba de mi, le bese en los labios, con lujuria, buscando su lengua no sabia que me pasaba pero quería sentirle, no podía resistirlo. Abrí ligeramente mis piernas posicionándolas a los lados de las suyas y abrace sus piernas con las mías. Apenas le llegaba por los gemelos, era bajita respecto a aquel hombre, movió mis caderas y eleve lo que el peso de él me dejo las caderas, note su miembro como antes, no entraba todavía dentro de mi, pero ahora lo pude notar mejor, eso hico que entre el pasional beso que mi nuevo yo le daba tuve que separar los labioso y suspirar y gimotear, un leve gemido, muy delicado ,como yo, apenas se noto si no fuera por como cerraba los ojos y abría ligeramente la boca expulsándolo.

Volvía apostarme sobre la cama sintiendo su cuerpo con mucha gana, luego deje de abrazarle con las piernas, pero mis manos seguían recorriendo su columna de forma muy delicada como si mis dedos fueran una pluma le acariciaba aquella espalda. Dejé mi cabeza en la almohada y le mire con ojos brillosos y mejillas sonrosadas, saque ligeramente la lengua:

-Soy vuestra….-dije mientras ladeaba la cabeza y le miraba con ojos brillosos y con la lujuria queriendo salir de mi, pero siempre intentando guardar la poca dignidad que me quedaba. Mi cuerpo me pedía a gritos que me poseyera, y yo….quería sentirlo. Le lamí ligeramente las mejillas mientras unas lagrimillas se escapaban, me iba a poseer…iba perder la virginidad…pero no me desagradaba; me encantaba como se estaba comportando aquel hombre que cuando lo vi por primera vez lo único que me parecía era un bárbaro…mis ojos hacia el cambiaban y eso me preocupaba, pero….aquellos ojos, aquel cuerpo…

Le bese delicadamente en los labios sacando ligeramente la lengua buscando la suya y lamiéndola dentro..con delicadeza, cuando lo solté con un suspiro buscando aire tras minutos besándonos, un hilo de saliva nos unía, le mire sonrojada, mientras aquel hilo nos unía como muy pronto estaríamos unidos..por otro lado.
avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Miér Ago 08, 2012 10:07 pm

Realmente cada momento que paso con la elfa parecia ser el paraiso, cada movimiento y reaccion que ella hacia sobre mi parecia decir que se esta entregando y que desea unirse conmigo. cada gesto que yo le hacia a ella es correspondido con algo similar de su parte; lentamente sentia sus caricias y sus besos, el calor que emana su delicado cuerpo, hasta que en cierto momento sucedio algo que no imagine que pasaria; despues de que estuvo siempre evitando que su intimidad fuera vista o si quiera la tocara con mis dedos, esta vez ella abrio por su propia cuenta sus piernas; abrazando las mias en ese momento. Podia sentir su lengua lamiendo mis labios y mi mejilla, hasta que de un momento a otro pudo atrapar mis labios y unirnos en un solo beso, ella comenzo alli a buscar mi lengua; lo que no me rsisti y comence a jugar con la de ella tal como me busca en aquel momento, disfrutaba de sus labios de la forma en la que ella me lo esta pidiendo ahora, ya no queria que fuera solo un rose como en un principio buscaba, sino que queria que nuestros labios fueran probados el uno con el otro y que nuestras lenguas tambien jugaran entre si.

De momento senti que cuando movia mis daderas sobre su cuerpo, ella empezo a hacer lo mismo pero de manera mas pausada; pudiendo sentir el cuerpo de ella tambien, tal como yo lo hacia sobre el suyo hace un momento, pero mientras nos besamos ella se separo notando y escuchando en aquel momento un suspiro y un gimoteo de su parte; quizas el primero que logro escuchar de forma mas clara. Despues de ello continuo con sus caricas en mi espalda y en ese momento ella me quedo mirando a los ojos, igual que yo lo hacia en ese momento; notandose la respiracion de ambos algo mas agitada. Sus palabras fueron "soy vuestra"... practicamente dandome a entender que en ese preciso momento ella se esta entregando completamente a mi, lo que realmente me dice que quizas esta lista para que nos cuerpos se fundan en uno solo; buscando ella nuevamente mis labios y comenzando a besarlos y nuevamente jugueteando con mi lengua, soltando luego un suspiro tras algunos minutos de besarnos, viendo un hilo de saliva que nos unia a ambos; pero habia llegado la hora de tener una union mas profunda entre ambos. Comence a buscar sus manos con las mias, para tomarlas y posicionarlas al costado de su cabeza, mientras detuve mi movimiento de mis caderas, comenzando a bajar mis caderas sobre la suya; sintiendo su intimidad humeda sobre mi miembro, fue en ese entonces que comence a buscar la entrada de su vagina, guiando la cabeza de mi grueso y eresto mienbro hasta ese punto; y practicamente sin decirle nada, unicamente guiado por el deseo de unirme con ella comence a adentrarme lentamente en su cuerpo, empezando a penetrarla de forma delicada como ella se lo merecia; comenzando a sentir la calidez interior de ella y el gozo de estar penetrando a una elfa virgen, haciendo algunas pausas a medida que la penetro, esperando que su cuerpo se empezara a acostumbrar al tamaño de mi miembro e su interior; bajando lentamente en cada momento, queriendo escuchar quizas sus gemidos de dolor o placer, daba igual si fueran unos o ambos. Seguia adentrandome en su cuerpo, uniendolos en uno solo; llegando a un punto en que nuestros pubis llegaron a tocarse y logre adentrar tomo mi pene en su interior, sintiendo en plenitud el calor interior de su cuerpo y el placer de haberle quitado en ese momento su virginidad y de hacerla mia tal como me lo habia dicho. Tras esperar su reaccion y esperar que el dolor de su parte desapareciera un poco, comence a arremeterla primero lentamente para asi cambiar el dolor que esta sintiendo por placer.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Vie Ago 17, 2012 5:54 pm

Note como sus manso buscaban las mías, aquellas gruesas manos cogieron las mas y las posiciono al lado de mi cabeza, mi corazón aceleraba con cada gesto al igual que mis pulmones se hinchaban a mayor velocidad, permitiendo una mayor entrada de aire, estaba dispuesta a perder mi virginidad. Le mire a los ojos mientras le bese ligeramente, mis mejillas ruborizadas le veían mientras mis pechos rozaban con sus pectorales, mis pezones erectos rasgaban su piel con delicadeza, entrelace mis finos dedos con los suyos acariciando los nudillos, note como algo comenzaba a adentrarse dentro de mi. A medida que su miembro se incorporaba en mi interior un gemido mudo salía de mi boca, con mi pequeña boca abierta intentando no gemir fuerte se veía en las contracciones de mi garganta como un desesperado gemido quería salir. A medida que entraba dentro de mi las paredes de mi vagina iban estrechándose detrás de él aferrándolo aprisionándolo en una fortaleza de carne. Note un profundo dolor, no solo por lo agudo que era sino por lo dentro de mi ser que estaba, un hilo de sangre comenzó a bañar su miembro y a humedecer junto a mis fluidos mis muslos. Al final solté un leve gemido, leve como un suspiro. Me mordí con fuerza los labios mientras entrecerraba los ojos brillantes, centelleantes mirándoles con timidez y gratitud pues sentía un inmenso placer que se adentraba en mí.

Pero a pesar de que sentía cierto placer, el dolor también era igual o superior y se apoderaba de mi. Mi barriga se hundía en cada respiración haciendo que notara aún más aquel miembro. Entonces comencé a sentir las embestidas, ligeras, suaves, con cada embestida un leve gemido se escapaba de mi boca de fresa, mi cara ligeramente ladeaba y mis ojos entrecerrados le miraban mientras me deleitaba. Comencé a sentir un inmenso placer, muestra, como tiritaba mi cuerpo y como mis dedo se entrelazaba con los suyos clavando en su piel ligeramente mis uñas, mis pechos se balanceaban al compas mientras mis ojos se clavaban en los suyos, eleve ligeramente el rostro y saqué la lengua intentando acercarme más a sus labios para besarlos. Cuando estos se unieron, mi lengua titubeaba pues no, no podía con tanto placer hacer dos cosas a la vez. Mi lengua apenas se asomaba sin embargo, debido a que el estaba encima mía note como su baba caía en mi boca y como mi garganta se la tragaba, y me encantaba, mi lengua rozaba con la suya y comenzaba a volverse más fuerte, iba más rápida jugando con fiereza con su lengua y deseosa, entrecerré mis ojos dejando una leve línea la cual miraba a su rostro, mi corazón latía con tanta fuerza. Se podía oír como comenzaba a latir a la misma velocidad que al de él. Mis caderas se movían pues notaba algo obstruyendo el lugar por donde debería de salir con fuerza los líquidos, los fluidos y la sangre que quería salir con fuerza de mi interior. Cuando finalizo el beso, mi boca se abrió mostrando a mi lengua sobresaliendo con un hilo de su baba la cual tragué, me quedé con la boca abierta y l lengua afuera jadeando, leves gemidos, como solo algo tan delicado podía hacer; eran suaves gemiditos y jadeos.

Placer…

Off//Sorry tardanza
avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Vie Ago 17, 2012 9:35 pm

Mientras la iba penetrando podia sentir como su delicado cuerpo bajo el mio a momento temblaba, y podia escuchar sus suaves y casi inaudibles gemidos en algunos momentos; tal como ella lo habia dicho ella se esta entregando practicamente por completo a mi; ofrecio su virginidad sin buscar resistirse, de forma voluntaria; quizas comience a recapacitar de mantenerla como una esclava y quizas la vuelva otra cosa completamente distinta. Mientras hago el amor con ella, veo como busca atrapar mis labios, lo cual yo no busco resistencia y los junto con los de ella; jugueteando con su lengua; a pesar que ella intenta en un principio cordinarse, finalmente lo logra y difruto de su beso al igual que de su compañia. Las paredes de su vagina iban aprisionando mi miembro en su interior, lo cual me gustaba bastante y terminaba exitandome mas y deseando querer darle aun mas a ella.

Yo disfrutaba bastante al estarla penetrando continuamente una y otra vez; acerque mi rostro hacia el suyo para poder lograr atrapar sus labios con los mios y asi poder probarlos una y otra vez; alimentandome de sus besos, mientras siento sus manos como arañan las mias; pero no le digo absolutamente nada en ese momento, no sentia molestia alguna de que lo hiciera ni tampoco pare a detenerla, sino que la deje que prosiguiera. Podia observar en ella y en su cuerpo como disfruta de cada momento que pasamos juntos; el haberle quitado su virginidad y el haberla hecho mia en aquel momento ha sido hasta ahora la mejor parte de todo esto; pero el tiempo iba pasando y no descansaria hasta tener aun mas de ella. Queria disfrutar aun mas de la vista que tengo de ella; y en la posicion en que me encuentro no podria hacerlo en plenitud, por lo que decidi hacer algo. La tome desde sus caderas y la empece a voltear de tal manera que se cituara sentada sobre mi miembro aun penetrandola y yo pudiera estar acostado; afirmandome con mi siniestra de una de sus caderas; comenzandola a mover de arriba hacia abajo para no parar la penetracion mientras que deposito mi diestra sobre su vientre y empiezo a recorrer su cuerpo lentamente en forma ascendente por la parte media de este, subiendo por el mismo; pasando por el medio de sus senos y llegando a su cuello para acariciarselo, mientras que observo como sus
senos se mueven al compas de las penetradas que le doy y escucho sus leves gemidos de placer que no paran desde hace un rato, mientras que al tenerla ahora en una nueva posicion; podia llegar aun mas dentro en su cuerpo; practicamente la tenia empalada con mi gran miembro, mientras la iba penetrando constantemente; pudiendo sentir que llego hasta lo mas profundo de su ser; incluso llegando a su utero al estarla penetrando, notando en ella que es invadida por la lujuria y el deseo.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Vie Ago 24, 2012 11:58 am

Cabio, cambio de posturas, mientras me seguía penetrando y mis gemidos era lo único que se oí aún aquel lugar cerré mis ojos notando como sus manso guiaban mi cuerpo para cambiar de postura, quedé encima de él. Gimoteaba, mientras mis manso reposaban sobre su torso, notaba como su miembro se clavaba cada vez más hondo dentro de mí, gemía incluso alguna que otra baba se escapo entre mis jadeos; noté su mano acariciar mi cuerpo hasta que llego a mi cuello, con una mano agarre esa mano que estaba en mi cuello y me lleve su dedo índice y corazón a la boca. Mi lengua comenzó a jugar con ellos dentro, babeándolos, chupándolos acariciándolos mientras leves gemidos escapaban de mi boca; se encontraba llena con sus dedos...me encantaba.

Mis dientes le mordieron mientras gemía de placer y los gemidos se escapaban, mis pechos rebotaban como si pelotas se trataran, arriba y abajo en un vaivén hipnótico. Mis manos ahora rasgaban su pecho y en ocasiones me atrevía a pellizcar sus pezones. Mi labios se veían húmedos con sus dedos dentro y mis ojos entrecerrados muestra de placer; al igual que mi cara sonrojada. Pasé mi lengua entre los dedos separándolos dentro de mi los lamía. Mis ojos desprendían algunas lagrimas mientras gemía de placer, la lujuria se apoderaba de mí. Mis pezones completamente erectos centelleaban gracias al sudor, tanto mío como de é l que recubría mi cuerpo sedoso. Comencé a agacharme hacia él y le propine un beso mientras con mi lengua apartaba sus dedos de mi boca, al agacharme el miembro daba contra las paredes de mi interior haciendo que sintiera más placer. Lancé un agudo gemido mientras notaba que me iba a correr antes de él debido a la emoción de aquel cuerpo virgen. Volvía mi postura inicial y apoyé mis manos sobre sus tobillos mientras gimoteaba y saltaba, ahora él l podría apreciar mejor mi vagina la cual estaba siendo profundamente penetrada por él , le mire sonrojada y acerqué un dedo a mi vagina y la abrí ligeramente, se veía ahora el pene entrar y salir mejor, elevé ligeramente mi cuerpo, la sangre salía abundantemente y luego..luego..mis fluidos salieron manchándole a él y a mis dedos, gemí con fuerza mientras seguía cabalgando encima de su miembro y mis fluidos corrían por fin ligeramente tras estar aprisionados dentro debido a el pene de aquel hombre que con ojos de hielo atravesó mi corazón y otra parte de mi cuerpo haciendo que no solo sintiera aquel enorme placer sino, mi corazón comenzaba a encariñarse de ese cuerpo.

Gemía cual perra mientras el placer y la lujuria me inundaba solo quería más de él, volví a ponerme en la postura anterior una vez deje que algo de mis fluidos corrieran manchándole, apoyé mis manso en su cadera y bajaba al cabeza, mi pelo se veía humedecido pro el sudor, apretaba sus caderas mientras ayudaba yo también para sentir aquel placer a subir y bajar. Alcé le rostro mirándole y mis cabellos quedaron pegados a mi rostro mostrando una imagen verdaderamente erótica, entre mis cabellos azules se veían dos zafiros que le miraban con ternura y lujuria, mi boca entreabierta, mi pequeña boca sonsaca una tímida lengua pequeña al cual bailaba, queriendo jugar con su amiga, la lengua de Darzo.
avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Vie Ago 24, 2012 11:48 pm

Me deleito ahora observandola y escuchandola, no crei que pudiera llegar ella hasta este punto, realmente es hermoso poder sentirla dentro de su cuerpo y poder tocarla con tanta libertad y deleitarme con cada rincon de su presiado y hermoso cuerpo. Podia escuchar ahora sus gemidos que dejaron de ser casi suspiros y de ser inaudibles; ahora podia oirlos con mcuhisima claridad, realmente esta invadia por la lujuria. Senti como tomo mi mano con la suya y la guio hacia su boca, comenzando a saborear mis dedos con su lengua y degustarlos con sus labios; mientras que con aquellos restantes le acaricio parte de su rostro, mientras enfoco mi vista sobre sus senos, aquellos que no paraban de moverse de arriba hacia abajo; que se balancean como si fueran un par de melones, saboreandomelos en ese momento al poder observar como se movina, lo que producia que me fuera exitando mas y que deseara con mas lujuria su cuerpo.

Observaba claramente lo sudorosa que ahora se encuentra, y que su cuerpo se encuentra en su punto maximo de exitacion, quizas en cualquier momento ella podria llegar a climax y tener un orgasmo; yo lo deseaba con mucho gusto, queria ver que se corriera y que a traves de sus actos buscara que yo tambien me corriera, pero en su interior, aprovechando lo profundo que llego dentro de su cuerpo. Note como se comenzo a agachar y me propino un beso sobre mis labios, pudiendo tambien atrapar los suyos, pero tambien por su acto, note como en su interior mi miembro rosaba las paredes interiores de su vagina; haciando que me exitara mas aun y que buscara la manera de introducir aun mas mi miembro dentro de ella, hasta el punto que desapareciera dentro de su cuerpo. En el momento en que regreso a su posicion inicial, senti como se apoyo con sus manos sobre mis tobillos y arqueo su cuerpo hacia atras mientras continuaba gimiendo y santando sobre mi miembro, pudiendo ver que cuando se arqueo, sus pechos se mostraron algo mas grandes y se movian con mayor velocidad; saltando aun mas rapido en aquel momento, eso realmente me gustaba demasiado, y ahora por su posicion podia ver su vagina como la iba penetrando cada vez mas profundo. Ella acerco uno de sus dedos y la abrio ligeramente, pudiendo observar como mi pene se iba moviendo mientras la penetro. Salio algo de sangre y parte de sus fluidos, pero no me importo, solo deseaba poder seguir haciendo ese acto con ella, unicamente queria poseerla por siempre.

Ella a cada momento seguia cabalgando sobre mi miembro, entregandome mas y mas placer a cada momento; parecia una perra en celo que deseaba saciarse de lujuria al tener el miembro de su macho en su interior y dejar penetrarse y devorarlo con su sexo, de un momento a otro tras sus gemidos se fue reincorporando y tomandose de mis caderas, se acerco hacia mi boca, teniendo su lengua afuera; cosa que yo lentamente empece a buscar tambien la suya y fue alli que comence a besarla lujuriosamente, probando aquellos finos y delicados labios y jugando tambien a ratos con su lengua, enredandola y masajeandola con la mia; pero sus acciones buscaban mas que eso, queria que llegara a correrme, y no habria duda que lo haria. Lleve ambas manos hacia su cadera y la tome de ambos lados, comenzando a moverla con mayor rapidez de arriba hacia abajo, mientras que mi respiracion de iba volviendo mas agitada a momentos y comenzaban a notarse mas mis gemidos; hasta el punto en que la empale completamente con mi miembro; llegando hasta su utero, y fue alli que pasando algunos segundos comence a correrme, sintiendo como toda mi leche caliente iba subiendo por mi pene y terminaba saliendo para dejarla en el interior de Aranel. Di un fuerte gemido en ese momento, mientras la mantenia penetrada; lo mas profundo dentro de su ser, dandole una fuerte arremetida cada vez que tenia una eyaculacion; depositando gran parte de mi semen dentro de su cuerpo; repitiendolo varias veces, cerrando fuertemente los ojos, esperando escucharla a ella tambien en aquel momento; sabiendo que es la primera vez que un hombre acaba dentro de su cuerpo, lo cual es una sensacion incomparable, y en especial si es con una chica como ella que se entrego de forma voluntaria y dio su virginidad a cambio de este momento. Queria ver si que de esta forma ella lograba tambien correrse o quizas correrse antes que yo lo hiciera, pero la cosa es que en aquel momento y por sus actos, ella logro que yo pudiera llegar al climax en su interior; pero con eso no seria suficiente, yo aun tenia mucha energia y deseaba seguir realizando el acto sexual con ella hasta que me pidiera que ya no pudiera mas. Deseaba que tras esto ella sola pidiera mas y que continuara, o que se posicionara y se alistara para continuar con ello deseando que le diera mas de mi miembro dentro de su cuerpo.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Aranel el Sáb Ago 25, 2012 10:13 pm

Entonces, tras sentir aquellos besos ,tras sentir como se hundía más dentro de mi note su gemido y con él como se corría y me llenaba, solté un gemido a la par con él mientras mis uñas se clavaban sobre sus manso gimoteando, notando un inmenso calor que me invadía. Lancé un gemido grande mientras le acariciaba los brazos y gemía. Notar aquel calor era algo terriblemente cálido y agradable le invadió y gemía a la par que con él. Cuando este término no podía evitar notar lo que sentía, ese calor era tan agradable…quería más de él pero algo en mi interior hico que posicionara mis manos sobre sus pectorales para retirar su miembro de mi interior, al retirarlo este estaba completamente ensangrentado y gimoteé.

Entonces llegó mi turno y gimotee mientras de mi interior me corría yo ahora manchándole por completo y también la cama y todas sus piernas y parte de lo que era sus abdominales; puesto que al poner mi cabeza junto a la de él mi cuerpo se quedaba más arriba debido a mi tamaño.

Me quedé jadeando dándole sobre su oreja, entonces tragué saliva y me incorporé ligeramente; le bese con mucha fuerza y entonces puse mis manos sobre sus pectorales y me volvía incorporar, adentrando su miembro dentro de mi interior con un gran gemido. Aferré mis manos a sus abdominales para comenzar a moverme para que me penetrar, pero sus abdominales llenos de mis fluidos de color rojizo y con algunas manchas blancas, su semilla; estaban embadurnándole, mis manos resbalaban untando todo su cuerpo; entonces produje un gemido. Mi cabeza quedo sobre su pecho mientras gemía notando su miembro contra las paredes de mi vagina y moviendo yo ligeramente mis caderas; gemía de inmenso placer, llevé mis manso a su rostro y lo acaricies manchándole de mis fluidos mientras gemía de placer.
avatar
Aranel
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Hylian
Mensajes : 38

Edad : 22
Empleo : Princesa

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Darzo the Great Dragon el Sáb Sep 15, 2012 10:26 pm

Esta vez despues de que habia logrado llegar al climax fue el turno de ella; realmente en aquel momento pude verla como llego a lo mas alto de este momento; cuando comenzamos no se parecia en nada a como esta ahora, por lo visto no se ve satisfecha y es como si es que buscara aun mas, y yo estoy dispuesto a darselo, no me cansaria ahora que estamos comenzando los dos.
Tras terminar practicamente quedo tirada sobre mi, podia escuchar como estaba jadeando, como si nunca hubiera llegado a ese estado; aunque en realidad asi lo es, pude notar que pasado algunos minutos nuevamente se reincorporo, alcanzo mis labios y los beso, a lo que yo comence a corresponderle tambien, atrapando los suyos y jugando con su lengua en aquel momento; luego puso sus manos sobre mi cuerpo para afirmarse y fue alli que senti como mi miembro nuevamente se comenzo a adentrar en su cuerpo; es ella la que busco esta vez que la penetrara, haciendolo por su cuenta acompañad de un gran gemido de su parte, por lo visto buscaba que le siguiera dando aun mas, y lo haria gustoso. Comenzo nuevamente a moverse para que la penetrara; en un prnicipio le costaba por lo resbaloso que esta el cuerpo de ambos, pero tras muchos esfuerzos se recosto sobre mi pecho y senti sus humedas manos sobre mi rostro mientras ahora escucho claramente sus gemidos de placer, aquellos gemidos que estuvo conteniendo por largo momento hace varios minutos atras, que ahora son demasiado evidentes, solamente dejando que salieran mientras movia su cadera para entregarse placer ella; mientras que yo lleve mis manos hacia ambos lados de su cadera y la comence a subir y bajar sobre mi miembro para asi entregarle a ella un placer aun mayor; al punto que la hiciera desear en voz alta que le diera mas. Al estar recostada sobre mi, senti como sus senos son aplastados contra mi pecho y como ella apoya su cabeza sobre el mismo, pero en aquel momento yo queria verla; queria ver como ella se movia al son de las arremetidas que le daba, como sus senos bailaban tal danza hipnotica al estarla moviendo; pudiendo desearla cada vez mas. Teniendola tomada de sus caderas, intente levantarla para que quedara sentada sobre mis muslos mientras aun la mantengo penetrada, y asi comenzar nuevamente a moverla, para irla penetrando cada vez mas profundo, empalarla con mi grueso miembro en aquel momento que volvia a recuperar sus fuerzas, ver como su cuerpo se va moviendo y baila la danza del sexo que ambos estamos haciendo; abandonando mis manos sus caderas y posicionandolas sobre sus muñecas, para mantenerla firmemente tomada de ese punto, para asi poder manejarla con mayor facilidad y comandar su cuerpo a mi antojo, mientras me deleito al escuchar sus gemidos que no paran de salir una y otra vez.

- Vamos... pide que te de mas; desealo con todo tu ser.-

Es lo que le digo en aquel momento, queriendo escucharlo de sus propios labios, mientras continuo penetrandola salvajemente sin parar, tal como ella lo habia comenzado a hacer, esperando escuchar que desea que le de aun mas.
avatar
Darzo the Great Dragon
Hechicero Brujo
Hechicero Brujo

Elemento : Fuego
Raza : Draconis
Mensajes : 436

Edad : *Confidencial*
Empleo : Señor del fuego de Pendragon

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Keldor en-Kor

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 :: OFF ROL :: Temas [+18]

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.