Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


El campamento de reclutación

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 13, 2012 7:46 am

Comenzaron a comer tanto Liria como Lans en esa habitación, estando a solas sin que nadie los moleste, a pesar de todo el trabajo que hay para hacer en el castillo se ha demostrado hasta el momento que las personas que allí conviven son bastante auto suficientes. Come Lans mas lento que de costumbre, no porque no tenga apetito, tampoco porque este relajado, sino que al poseer tan sola una de sus manos operables le retrasa bastante el hecho de de cortar y acomodar la comida en su boca. Escucha a Liria mientras bebe una copa de vino, le habla esta como si el ya hubiera aceptado el dejarla entrenar allí. Pero ahora que esta mas tranquilo sera bien directo con ella, si quiere lo que desea entonces tendrá que entregar algo a cambio, algo que pueda entregar tanto ahora como luego de recuperar su país si es que lo consigue algún día.

-Bien, si tanto lo quieres, acepto, pero como te dije no sera gratis. Entrenaras bajo mi tutela, espero eso te quede claro, pero pagaras con algo que puedes darme tanto ahora como en un futuro si es que obtienes de nuevo tu país. -Vació su copa de vino y la dejo sobre la mesa. Luego de ello la miro fijo a los ojos, con su clásica seriedad y fuerza, imponente como una montaña.

-Me darás un hijo, como vez es algo que puedes pagar tanto ahora como luego de unos años.- Fue corto y claro Lans. Se sintió en parte despreciable el pedir algo así, no por el hecho de pedirle a Liria un descendiente, sino porque eso es justamente lo que hacen los nobles, cruzar sangre a cambio de favores etc, Liria eso debe saberlo a la perfección.

-Si yo muero, entonces no tendrás que pagar nada-
Agrego antes de servirse otra copa de vino mas.

-Bien ¿Que dices?- Pregunto Lans sin darle a Liria tiempo para pensar, poniéndola así rapidamente bajo presión.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

En una habitación diferente a la que se encuentran Liria y Lans es recibido Tirion, antiguo compañero de armas del comandante y jefe, un gran aliado y hombre de confianza de Lans, quien son solo mostrar su insignia como miembro del escuadrón numero treinta, el antiguo escuadrón donde tanto el como Lans sirvieron hace ya varios años se le concede la libertad de deambular por toda la fortaleza sin restricción alguna, reconociéndolo así como uno de los seis, los seis hombres de máxima confianza del comandante Tartare. Al entrar Tirio en el comedor donde los soldados y mercenarios estos hicieron silencio y se pudieron de pie, llevando su mano derecha al corazón, saludando y mostrando su respeto a quien pertenece al grupo de los seis.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Tirion Vadin el Dom Mayo 13, 2012 10:43 am

Cuando Tirion se acerco a aquellos soldados preguntando por el capitán Lans Tartare no se había dado cuenta de que se había metido sin querer en el comedor donde muchos de los soldados estaban comiendo. Pero él no se entero de donde estaba hasta que se le acerco un caballero saludándole y presentándose como Ulrik Balderk y ofreciéndose a llevar a Tirion junto con el capitán cuando acabaran de almorzar. Dicho eso vio como le hizo un hueco en el banco y le ofreció comida a Tiron.
Justo cuando se iba a sentar los demás soldados se levantaron, con la mano derecha al corazón saludándolo así de una forma muy respetuosa.

-Menuda bienvenida me dan cuando no me lo merezco. -Pensó de inmediatamente al verlos levantarse.

Tirion les hizo un gesto de que se sentaran y siguieran comiendo, ya que no quería interrumpirles la comida y no se creía digno de ese respeto.

-Por favor caballeros, siéntense. No soy digno de tal saludo, además, se les enfriara la comida si siguen mostrándome respeto con ese saludo -Dijo con una sonrisa mientras se sentaba lentamente.

Una vez sentado comió un poco al lado de su compañero que lo recibió primero. Comió durante un rato en silencio la comida que le ofreció sin rechistar, ya que estaba algo hambriento de todo el viaje que hizo.
La comida que le había dado era igual que la de los demás, lo cual le gustaba que no hubieran hecho una excepción en darle ese plato de legumbre el cual se comió con mucho gusto.
Estaba todo muy tranquilo en ese comedor, tanto que a Tirion le pareció que estaba en un funeral de lo soso que estaba el ambiente, así que se le ocurrió una idea para animar las cosas y a ver si de esa manera animaba un poco la moral de los soldados.
Se levanto y se subió a su hueco del banco y dijo:

-Soldados de Lans, ¿qué os pasa? Parece que no tenéis ánimos. ¿Qué os parece si cantamos un poco para animar la cosa? Quien quiera que me siga la canción. -No sabía si así animaría a los soldados que más que soldados parecían muertos de lo poco que se les notaba la presencia.

Comenzó a cantar de manera despreocupada la siguiente canción:

Alza tu cerveza, brinda por la libertad.
Bebe y vente de fiesta, el infierno es este bar.

Si has perdido el rumbo escúchame,
llegar a la meta no es vencer.
Lo importante es el camino y en él,
caer, levantarse, insistir, aprender.

Si has perdido un beso en un adiós,
o huyes de un destino que te negó,
la oportunidad de ser feliz,
ven con nosotros estamos aquí.

En esta posada de los muertos,
cuentan su vida y se ríen de quien,
estando vivo desea estar muerto,
en el más allá nunca dan de beber.

Alza tu cerveza, brinda por la libertad.
Bebe y vente de fiesta,
y a la muerte emborráchala.
Alza tu cerveza, brinda por la libertad.
Y que el cielo te espere,
pues el infierno es este bar.

Y si la noche es tan oscura que,
ni tus propias manos consigues ver,
ten seguro que amanecerá,
y mientras tanto te invito a mi bar.

En mi taberna los muertos,
cuando amanece se van a infligir,
duros castigos y oscuros tormentos,
a los que ni quieren ni dejan vivir.

Alza tu cerveza, brinda por la libertad.
Bebe y vente de fiesta,
y a la muerte emborráchala.
Alza tu cerveza, brinda por la libertad.
Y que el cielo te espere,
pues el infierno es este bar.

Alza tu cerveza, bebe y brinda por vivir,
juntemos nuestras copas, esta noche es para tí.

Alza tu cerveza, brinda por la libertad.
Bebe y vente de fiesta,
y a la muerte emborráchala.
Alza tu cerveza, brinda por la libertad.
Y que el cielo te espere,
pues el infierno es este bar.


avatar
Tirion Vadin
Guerrero
Guerrero

Elemento : Trueno
Raza : Humano
Mensajes : 35


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Liria Pendragon el Jue Mayo 17, 2012 6:41 pm

Mientras comiamos, la conversacion sobre el entrenamiento nuevamente se coloco en la palestra; por asi decirlo Lans aun desea alguna cosa de mi, no quiere que todo esto sea gratis, practicamente continuaba exigiendo que tuviera que pagar de alguna forma; ahora como a largo plazo, pero al parecer se le habia olvidado lo que su rey habia dicho en el encuentro con los heroes, practicamente tenia que tragarse su orgullo y su nacionalismo radical, ya que no solo pertenezco al reino de Pendragon, sino que desde el momento en que el rey Sol se acerco a mi persona, fui nombrada y se me otorgo la ciudadania del reino de Arcadia; por lo que Lans practicamente no tiene pretexto alguno para que no pudiera enseñarle lo suyo a alguien de su reino.
Lo que vino despues practicamente me descoloco por completo; la peticion que me hace es practicamente algo que nunca se lo voy a conceder a alguien sin una previa relacion antes; y mucho a menos a alguien como el. El que tuviera un hijo suyo practicamente no me agrado para nada; la sola idea de tener que entregarme a el sin siquiera tener alguna clase de sentimiento de por medio me molesto; no dejaria que nadie se atreviera siquiera a tocarme sin mi concentimiento, y menos como pago de una peticion; entonces fue alli que recorde las otras palabras que me dijo Gilgamesh en su momento de recibir a los heroes; y quizas teniendoselas que recordar a Lans. - No puedes pedirme semejante cosa Lans Tartare; ya que fue tu rey quien practicamente te ordeno de manera oficial que me entrenaras, ya que pasare a ser una guerrera mas de este reino; por lo que tus demandas de tener que darte algo a cambio quedan desechadas. Ahora soy tambien ciudadana de Arcadia, y tu deber con sus ciudadanos es protegerlos; y como tu lo dijiste; aquellos que desean formar parte de su ejercito, deben pasar por tus manos y por tu entrenamiento, por lo que no tienes mas opcion que entrenar a esta princesa de la casa real de Pendragon, que desde ahora es una guerrera mas del reino que juraste proteger ante tu rey.- Esa fue la respuesta que le di, practicamente desde que llegue aqui fui yo la que constantemente fui atacada por sus palabras; pero al recordar las palabras del rey Sol, soy ahora yo la que lo contraataca; esperando escuchar su respuesta a ello ademas de saber sobre la negativa que yo le dije ante su proposicion.
avatar
Liria Pendragon
Paladin
Paladin

Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 135

Edad : 26 años
Empleo : Antigua líder del poblado Pendragon/Ayudante ocasional de la iglesia

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••• (6)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Ulrik el Vie Mayo 18, 2012 9:00 am

Sin duda alguna aquél hombre era alguien respetado y conocido en el castillo y aunque Ulrik fuera el primero en saludarle quedó demostrado que sus compañeros le tenían conocido a él, y si no a él, al simbolo que el recién llegado mostró.

Ulrik tras ofrecerle un sitio en la mesa a su lado siguió con la comida, tenía intención de retomar la conversación con sus compañeros del ejercito sobre cosas que aún desconocía como soldado novato que era en aquél ejercito. Pero cuando iba a emprender la conversación en el silenciado comedor el llamado Tirion se alzó lleno de energía y dedicó a los presentes una animada canción para alzar el festejo de las gentes.

Demasiado animado para alguien tan serio como Ulrik, que si ya era serio de por si, después de la escena funerária que había presenciado antes de ser mandado a almorzar no solo había calmado su voraz apetito sino que le quitaban aún más las ganas de festejar. Esperó a que el recién llegado terminara de cantar para así alzarse y dirigirse a él de forma directa y algo cortante.

- Acompáñame Tirion, soy nuevo en esta fortaleza pero te podré guiar a la sala donde se encuentra el comandante Tartare. -Empezó a decir Ulrik mientras empezaba a caminar en dirección a la sala que había estado con anterioridad.- Si haces el favor de seguirme...

El norteño empezó a caminar entre los soldados que ya habían acabado de comer y volvían a sus puestos y los que hacían el cambio de turno para entrar a comer, los cuales entre unos y otros formaban un caos considerable en el lugar. Apartando soldados y abriéndose camino llegó a los pasillos ajenos al comedor y así se dirigió hacia la sala donde había estado antes el comandante. Tras caminar un rato en el enorme castillo Ulrik se plantó delante la puerta, donde los guardias que le vieron salir no pusieron impedimiento en que entrara de nuevo tras que ambos guardias que estaban uno a cada lado de la puerta picaran a esta con sus picas para advertir que iban a entrar en la sala tanto Ulrik como su acompañante.

El norteño presintió tansolo abierta la puerta que el aire estaba tenso y que había llegado quizás en medio de otra discusión entre la noble Pendragon y el comandante Tartare. Algo abochornado dentro de su casco, cosa que hacía que nadie lo presintiera exteriormente, Ulrik se hizo a un lado para dejar pasar a Tirion y acto seguido saludar al comandante.

- Señor.- Dijo el soldado poniéndose firme y saludando.- Vengo del comedor acompañado por alguien que podría ser un buen amigo suyo, comandante. Siento importunar su almuerzo, los soldados hemos comido rápido hoy señor. -Finalizó Ulrik, presentando así a Tirion y quedándose a un lado con postura firme.

Y así se quedó el guerrero, esperando en postura firme a un lado de la sala las nuevas órdenes de su comandante o alguien de un rango superior para así quedarse, partir o movilizarse.
avatar
Ulrik
Guerrero
Guerrero

Elemento : Trueno
Raza : Humano
Mensajes : 23

Edad : 20
Empleo : Soldado

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 18, 2012 10:28 am

Termino de almorzar el comandante de las fuerzas leales a la corona y tras ello se disponía a disfrutar de una copa de vino, manteniendo la serenidad que debe mantener un líder en las situaciones difíciles, esta el en una situacion complicada, pero sabe que tiene todo lo necesario para sobrellevar la situacion a un buen punto para Arcadia, solo necesita administrar y hacer uso de todos sus recursos de la forma adecuada y los impactos sobre el reino serán mínimos, toda esa responsabilidad reposa sobre sus propias manos. Escuchas las palabras de Liria y apenas puede mantener su autocontrol, la chiquilla de la alta nobleza no ha sabido o no ha querido hablar de la manera adecuada con Lans, lo cual ha llevado al caballero negro a un punto donde ya no puede contener su enojo e ira, incluso desprecio puede agregarse a la cantidad de emociones violentas que esta por dejar ver sobre su persona el mayor conquistador actual de Arcadia, quien tal vez sea el mayor conquistador de la historia de ese país.

-Ciudadana de Arcadia...¿Tu? Que debo protegerte...¡NO ME JODAS ESCORIA!- Destrozo la copa que sostenía en su mano derecha, la única mano que porta visible Lans desde su regreso de Chesire.

-Sobreviviste a la masacre de tu pueblo sacrificándolo en tu lugar, sobreviviste viviendo de lujos gracias a ese pueblo que sacrificaron tu y tus hermanas...Supe meses antes de que tu pueblo estaba regalado a un ataque enemigo, desde la distancia sin siquiera nunca haberlo visitado, pero a ustedes eso no les intereso, después de todo tuvieron sus arcas llenas gracias al trabajo de su pueblo- Se puso de pie y pareció que una inmensa montaña se erguía furiosa sobre ella mientras el vidrio de la copa y el vino cae sobre la mano de Lans y de allí sobre la mesa donde almorzaron.

-Como líder que soy, es mi deber entregar mi cabeza al ejercito enemigo si mis hombres cayeran prisioneros para así ponerlos a salvo, lo mismo va por el pueblo de Arcadia, mi vida es valiosa y la puedo usar de esa manera, es un código entre caballeros, pero tu, tu utilizaste junto a tus hermanas a tu pueblo como sacrificio para sobrevivir, y ahora te haces llamar ciudadana de Arcadia, dejando de lado a tu sangre, vendiéndote a otro reino como si nada- En mas de seis años como lugarteniente de esa fortaleza, nunca se le vio tan alterado o al menos cuanto mucho solo una vez le han llegar hasta ese punto de ira en su propia casa. Justo en ese momento ingresaban Ulrik y Tirion a la habitación y claramente fueron ignorados por Lans quien se ve envuelto en la ira y la furia prácticamente por completo.

-Ahora vienes a exigir que se te trate con privilegios en mi tierra, en mi nación, en mi propio hogar...Eres un parásito Liria Pendragon, que sobrevive del sacrificio de los demás...Dime...Liria Pendragon ¿Donde estabas cuando despedimos a nuestros hermanos caídos durante la ultima batalla?- Hizo silencio por unos momentos mientras observa fijo a Liria- Vienes a este castillo a exigir entrenarte aquí sacando ventaja de las instalaciones de este lugar, comer aquí, dormir aquí...¡Y ni siquiera tuviste la decencia de mostrar tus respetos por aquellos que vivieron y murieron para conseguir que este lugar permanezca en pie!-Camino hacia ella quedando cara a cara con ella, o casi cara a cara ya que el es mas alto que ella.

-Eres un parásito Liria Pendragon, y como tal te declaro persona no grata en este castillo, desde hoy nunca mas mientras mis hombres estén a mi cargo te tenderán la mano, desde hoy seras recibida con lanzas y espadas. Fuera de mi vista Liria Pendragon, ruega a tus dioses el no volverte a cruzar en mi camino- Solo una vez en todos estos años Lans ha echado de su castillo a una persona, pero nunca antes ha declarado como enemigo de la fortaleza a una persona, eso es algo que sucede por vez primera.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Liria Pendragon el Sáb Mayo 19, 2012 5:44 pm

Basto con escuchar la respuesta que el caballero negro me dio ante mis dichos; practicamente en ese momento pude notar lo que el realmente esta escondiendo sobre mi, esta claro que las palabras de su rey en la reunion de los heroes practicamente no las escucho o no le importaron; de esa forma lo que el hacia es negar la orden que le habia entregado su propio lider y denegar el nombramiento que su propio monarca me habia hecho en aquel momento; esta claro que este caballero no es un perro fiel de su rey, sino que practicamente en cualquier momento podria desconocerlo y morder la mano de aquel que le ha entregado todos sus logros. No le basto unicamente con insultarme a mi, sino que tambien arremetio contra mis hermanas, con la forma que nosostras teniamos de gobernar; de como segun el nos aprovechamos del sufrimiento de nuestro pueblo para vivr en los lujos, como al parecer no nos importaba nada, que no hicimos nada para sacrificarnos para luchar y mantener lo que es nuestro. Practicamente en ese momento fue cuando mas me ataco; mucho mas que las veces anteriores; por asi decirlo en el momento en que toco a mis hermanas junto conmigo y las comenzo a atacar fue el momento que mas me dolio, mucho mas que las otras cosas que pudo haber dicho, donde las aguante firmemente; pero al tocar lo que mas quiero y practicamente arrastrarlo por el suelo y pisotearlo hasta que no quedara nada, fue lo que realmente mas me molesto. En el momento en que se puso de pie y se acerco hacia mi persona para seguirme criticando me mantuve controlada en todo ese momento; firme en ese lugar, sin perder el control ante nada de lo que el habia dicho. En el momento en que me trato de persona no grata en el castillo, ni para el y sus hombres, unicamente me puse de pie, caminando hacia la entrada de la habitacion ignorando por completo al recien llegado junto con Ulrik; dandole la espalda a Lans para luego detenerme por algunos segundos. - Tu te dices llamar caballero Lans Tartare, solo eres un animal que se alimenta del sufrimiento de otros y se revuelca con mujeres para saciar sus instintos mas bajos; y no me sorprenderia que en cualquier momento traiciones a tu propio rey y desobedezcas un mandato que el mismo te dio; pues bien que asi sea...- Le dije en aquel momento mientras continuo mi avance hacia el exterior de la habitacion y del castillo; para detenerme por segunda vez. - Asi como tu me declaraste persona no grata; yo tambien hare algo al respecto. A partir de este momento los servicios de la casa real de Pendragon seran puestos unicamente al servicio del rey de Arcadia, y no al servicio de su capitan o de su ejercito personal; la familia Tartare ya no es bienvenida entre los miembros de la corona de Pendragon, su aristocracia y sus caballeros; ni tu, ni tus hijos, ni los hijos de tus hijos... por siempre.- Mis palabras fueron serias, no parecia que hubiera sido yo la que hablo en ese momento; sino que otra persona completamente distinta. Parecia que eso habia sido la primera sentencia que hice como la futura lider de Pendragon despues de suceder a Arturia, el reino que ahora se encuentra disuelto y en posecion de otro no prestaria ningun servicio o ayuda a los territorios que Lans gobierna, unicamente seguiria al rey de Arcadia y nadie mas. Tras esas palabras sali de la habitacion; encaminandome a los patios donde deje mi caballo y tras eso salir del castillo con direccion a la capital; sabiendo que es lo que ahora debo hacer a partir de ese momento.

(Liria sale de escena)
avatar
Liria Pendragon
Paladin
Paladin

Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 135

Edad : 26 años
Empleo : Antigua líder del poblado Pendragon/Ayudante ocasional de la iglesia

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••• (6)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Tirion Vadin el Lun Mayo 21, 2012 1:37 pm

Mientras Tirion cantaba en el comedor se fijaba en el aspecto de los guardias del castillo, algunos de ellos le acompañaban, otros seguían comiendo pero se les notaba la sonrisa en la cara por la canción y algunos pocos como Ulrik no cantaban y permanecían serios y comiendo sin preocuparse. Por lo que parecía aquella escena había animado a los soldados, era importante que estuvieran animados, ya que así tenían la moral alta y si tenían la moral alta trabajarían de manera más eficiente en las tareas de reparación del castillo que había visto cuando llego y también mejoraría su nivel en la batalla.
Cuando acabo de cantar iba a terminarse el plato, aunque no tenía mucha hambre, pero aun así se dispuso a comer de buen grado.
Cuando se sentó para volver a comer, Ulrik se acerco a él y le dijo que ya lo llevaría con Lans y que lo siguiera.
En ese instante se levanto de su asiento dejando allí el plato de comida a medio terminar y comenzó a seguir a Ulrik mientras pensaba en sus cosas conforme se acercaba a la habitación donde se encontraba su antiguo compañero.

-Bueno, ya por fin podre verle, ¿habrá cambiado algo desde la última vez? ¿O se encontrara igual? –Pensaba Tirion.

Cuando Ulrik entro en una habitación supo que ya por fin vería a su antiguo compañero. Un pequeño nudo en la garganta se le formo debido a los nervios de volverlo a ver. Entro con una gran sonrisa en la habitación pero de golpe se le borro.
Nada más entrar vio como Lans discutía con una señorita. No sabía porque discutían, pero estaba perplejo, ya que lo último que se esperaba encontrar a Lans discutiendo. Miro a Ulrik y lo vio firme esperando que le dieran la orden de descansar. Tirion le toco en el hombro a Ulrik y le dijo:

-Descanse soldado, gracias por traerme ante el capitán.

Después de eso espero que la señorita y Lans acabaran de discutir sus asuntos, parecían muy enfadados el uno con el otro y todo ello lo confundía más de lo que estaba en un principio cuando lo vio discutiendo. Cuando por fin termino toda la discusión la señorita se fue y fue cuando aprovecho para por fin acercarse al capitán. Se acerco lentamente y se puso delante de él para que lo viera bien. Una vez delante de él se puso firme y saludo.

-Buenas capitán, se presenta Tirion Vadin después de tanta ausencia. Me alegra volver a verlo.
avatar
Tirion Vadin
Guerrero
Guerrero

Elemento : Trueno
Raza : Humano
Mensajes : 35


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Ulrik el Jue Mayo 24, 2012 3:48 am

Tansolo saludar al entrar a la sala en la que estaban el comandante y Liria Ulrik se dio cuenta que estaba pasando lo que tanto temía. La discusión entre ambos era peor y al parecer había ido a más durante su ausencia, hasta el punto de ver a su comandante hecho una furia y descargando su enfado encima de la delgada muchacha que recibía las agresiones verbales del comandante hasta el punto de parecerle a ojos de Ulrik un tirano.

El norteño pero, se quedó firme en su sitio sin moverse mientras todo transcurría, la pobre Liria se defendió como pudo de tal ataque para salir con un mínimo de dignidad, y así continúo al combate verbal del que Ulrik no podía escapar hasta que una mano amiga le puso la mano en el hombro. Tirion, al parecer uno de los rangos del castillo, le dio permiso para descansar. Por lo que, viendo la ocasión de salir de aquél embrollo en el que no pintaba nada saludó de nuevo y marchó de la sala.

- Esperaré fuera nuevas ordenes. -Dijo Ulrik saludando a modo de despido a todos los presentes, aunque la atención estubiera puesta no sobre él, sino sobre la discusión entre el comandante y la noble Pendragón.

Sin más, el norteño salió de la sala y esperó al lado de la puerta junto a los guardias que le dieron conversación durante un rato hasta que Liria salió de la sala con cara de pocos amigos sin mirar ni a los guardias ni a Ulrik a la cara, con dirección decidida como si los soldados del castillo se le fueran a tirar al cuello. Cierto era que Lans Tartare no se comportó bien con esa muchacha, de hecho la trató como a escoria y parásito, pero eso no era algo que debía preocupar al norteño, pues él era un soldado y el comandante era quien mandaba. Sabía estar en su puesto y situación, por lo que permaneció en la puerta con los guardias hasta nueva orden sin darle demasiadas vueltas al asunto.
avatar
Ulrik
Guerrero
Guerrero

Elemento : Trueno
Raza : Humano
Mensajes : 23

Edad : 20
Empleo : Soldado

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 27, 2012 9:20 am

No contesto nada Lans a la defensa de Liria, o tal vez deberia decir a esa especie de contraataque, por varias razones, la primera es que las palabras salen de la boca de una Pendragon, por ende para el no valen de nada, lo segundo es que Pendragon ya no existe, por ende no tienen valor esas palabras, y la ultima de todas, aunque existiera no pisaría ese lugar de nuevo, no tiene razón para hacerlo y si fuera allí seria para tomarlo en nombre de la nación de Arcadia, ni mas, ni menos que eso. A pesar de los miedos que puedan tener Liria y Ulrik, ningún soldado la atacara, no aun, no hasta que no se les de la orden para ello, por lo cual ese día se ha transformado en el ultimo día en que Liria podrá caminar con tranquilidad por el territorio de Arcadia, ya que el comandante y jefe de las tropas leales a la corona tiene hombres ocultos allá donde menos te lo esperes, razón por la cual siempre esta enterado de todos los asuntos relevantes, incluso de los que están ocultos para la ciudad capital.

Creyó Lans que estaría solo por un rato, lo cual seria bueno para poder buscar la forma de sacarse la ira que tiene encima gracias a Liria, pero sus ojos ven algo que apenas creen, por lo que se clavan en ello de forma completa. Un gran y viejo aliado se encuentra allí en la habitación, a apenas unos pocos metros de el, armado y preparado como de costumbre, así han sido entrenados los viejos y veteranos soldados de Arcadia. Se acerca a el Lans mientras este le saluda luego de tantos años, uno de los famosos "seis" Aunque Tirion no se ha presentado a las reuniones que se dan al menos una vez al año con el antiguo grupo allí en la fortaleza del Lago. Lleva su mano derecha al hombro izquierdo de su viejo aliado, muestra de absoluta confianza por parte del comandante y jefe.

-¡Salve Tirion!-Exclamo Lans al estar junto a su viejo amigo- Se bienvenido una y mil veces mas, te he echado de menos, viejo amigo- Ciertamente ese hombre allí presente cuenta con el favor del comandante y jefe de todas las fuerzas leales de Arcadia, Campeón y Guardián de Camelot la ciudad capital, recientemente llamado el Conquistador por el propio rey sol, quien es el que le ha dado prácticamente todos los títulos que el posee.

-Llegas en el momento oportuno, Arcadia necesita hoy mas que nunca de ti, de verdaderos soldados y mártires, pero acabas de llegar así que ponte cómodo, vamos, pasa y toma asiente junto a mi- Con un rostro mucho mas flexible Lans invito al recién llegado a sentarse frente a el.

-Ulrik, puedes venir si quieres, por cierto Tirion ¿Ya has comido? Puedo mandar a traerte comida si así lo deseas-
Ahora Lans tiene una muy buena noticia, la que de seguro sera una condición de victoria para Arcadia.



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Tirion Vadin el Lun Mayo 28, 2012 12:52 pm

Permanecía quieto sin mover ni un solo musculo delante de su amigo. Seguía firme y saludando como un buen soldado haría. Realmente estaba sudando un poco por los nervios al imaginarse lo que diría Lans, pensaba múltiples cosas, por un lado pensaba que su viejo amigo seguiría enfadado con la discusión con esa dama y lo recibiría alterado por esa disputa rara a los ojos de Tirion por no saber el motivo; pero por otro lado, pensaba que quizás le recibiría en un tono amigable y de buenas formas al hacer tiempo que no le veía, pero aun así esperaba las palabras de Lans.

Cuando Lans por fin lo saludo con un: ‘’Salve Tirion’’, se sintió más aliviado al oír como su voz parecía algo más tranquila que cuando el llego. Le saludo dándole la bienvenida al castillo y a invitarlo a sentarse junto a él y a ponerse cómodo. Ese fue el momento en el que por fin dejo de estar firme y se sentó tranquilamente en una de las sillas que se encontraban en la habitación.
Cuando Tirion iba a comenzar a hablarle se vio interrumpido por las palabras de Lans, las cuales decían que Arcadia me necesitaba y necesitaba verdaderos soldados y mártires. Tirion sabia por que Lans decía aquellas palabras, por ese motivo había venido, para ayudar a su amigo Lans en la guerra que se avecinaba y así darle la victoria a Arcadia.

Lans le pregunto si ya había comido y le ofreció mandarle a preparar comida, un buen gesto por su parte que el apreciaba, pero no tenía hambre para comida, el ya había comido con los soldados de Lans hace solo unos instantes y estaba lleno.

-Gracias por ofrecerme comida amigo, pero vengo de comer con tus soldados, así que no tengo mucha hambre, pero gracias.

Cuando Lans invito a Ulrik a permanecer con ellos Tirion se sintió algo desilusionado, ya que pensaba hablar un poco a solas con su viejo amigo de todo tipo de detalles sobre la situación actual y también un poco sobre asuntos personales, pero aun así no le importo mucho que le invitara con ellos.

-Bueno Lans, supongo que ya sabrás porque estoy aquí.

-Me he enterado más o menos de la situación actual del castillo y vine a echar una mano, pero… me gustaría que me dieras varios detalles sobre la situación para poder ayudar mejor.

-Disculpa que valla tan directamente al grano, pero me gustaría poder ayudar desde un primer momento.

-Para empezar, ¿quién es exactamente ese tal Darzo? ¿Y qué busca atacando el castillo?


avatar
Tirion Vadin
Guerrero
Guerrero

Elemento : Trueno
Raza : Humano
Mensajes : 35


Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Invitado el Vie Jun 15, 2012 12:15 pm

Ciertamente se nota que Tirion es un compañero de Lans, no perdio nada de tiempo en lo absoluto, ya habia comido y ya prestaba de inmediato sus servicios nuevamente a Arcadia, aunque a diferencia de hace una decada ahora estaria directamente bajo su mando, lo cual extraña algo a Lans, despues de todo, cuando se separaron aun eran compañeros, practicamente con el mismo rango. De inmediato pide detalles sobre la situacion actual del castillo del Lago, de Arcadia y sobre el enemigo que los ataco dias atras, tanta fue la rapidez de sus palabras que hasta se disculpo de antemano por ello, para Lans es esa la clase de gente que necesita, sin vueltas y ciento por ciento rapidos y efectivos. Tomaron asiento cada uno de ellos en un pequeño sillon para asi comenzar a charlar.

-No necesitas disculparte Tirion, y me alegra que ya estes descansado, ahora que ya estamos comodos pasare a darte las respuestas que necesitas. Sobre Arcadia...Perdimos una ciudad el año pasado a manos de una subita infesta de demonios en ella, la ciudad de Chesire desaparcio en apenas una noche, demonios de los infiernos secaron la ciudad de toda vida, casi cuatro meses despues pudimos recuperarla, esa batalla me costo el brazo que como ves aun no sana- Sirvio vino para ambos y brindo junto a su viejo compañero de armas.- Mientras estaba recuperando Chesire un dragon ataco la ciudad aliada de Arcadia y tomo Pendragon bajo su mando. El mismo enemigo que tomo Pendragon ataco este castillo en mi ausencia, pero llegue a tiempo para defenderlo y ahora estamos en una guerra abierta contra ese dragon. Nuestros recursos estan bajos hasta que nos lleguen recursos de la ciudad capital, por ende estamos en alerta y a la espera, tanto del enemigo como de nuestros aliados- Luego de esas palabras bebio del vino con tranquilidad, disfrutando del sabor de una gran cosecha. -Pero hay rumores en la capital que me preocupan y me roban el sueño, por ende debo de ir de inmediato, en cuanto pueda iniciare mi viaje con ese destino y ruego realmente que no sea lo que yo creo que es, porque de ser asi viejo amigo, significa que hemos fallado- Posiblemente ninguno de los presentes comprendiera las palabras de Lans, pero el no quiere hablar del tema abiertamente, ni siquiera a alguien de completa confianza como lo es Tirion.

-Luego te dare una habitacion privada, ahora que estaras aqui espero te encuentres a gusto, tenemos mucho trabajo por delante Tirion- -Lans habla con cautela, pero no por eso parece frio o distante, solo que lo que tiene para decir no esta confirmado aun, por lo que se ira dentro de unos dias a Camelot para encontrar la verdad tras las sombras de las mentiras que vuelan a travez de los vientos de la nacion.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El campamento de reclutación

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.