Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Entrenamiento de Élite

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Lun Dic 19, 2011 6:56 pm

Había pasado la primera noche en la fortaleza de Lans Tartare... ¿Dormir? Nada, no había pegado un ojo en toda la noche por la emoción del día que le esperaba. Se levantó muy temprano esa mañana, con mas energías que nunca en su vida y se vistió como un rayo. Llevaba ropas de campesino comunes y corrientes, algunas partes hechas harapos. Pensaba que no importaba pues de todas formas se rasgarían con las batallas ¡Ya quería combatir!. Se dirigió al comedor donde había otros soldados, pero Milo fue a buscar su comida que una sirvienta les servía y se fue a sentar solo en una mesa. Comió con ganas y no dejó nada en el plato, luego se levantó y se dirigió hacia afuera. Sabía perfectamente a donde ir, pues el día anterior había hecho un arduo recorrido y se había aprendido donde estaba cada sala del castillo.

Salió al patio de entrenamiento sin saber lo que se iba a encontrar. El sol brillaba fuertemente sobre él, pero una brisa refrescante lo envolvía. El patio era cuadrado y lo rodeaban numerosas columnas, seguidas por un pasillo techado que rodeaba el patio. A los costados y en las esquinas del patio había estructuras de madera donde descansaban diversos tipos de armas y elementos de combate, para que los soldados practiquen con la que mas se sientan familiarizados.

Milo miró hacia todos lados y se dio cuenta de que había sido el primero en llegar. Quizás si comenzaba antes podía ganar tiempo y alcanzar el nivel de los otros guerreros... Bueno, esa era una ilusión totalmente imposible, pero él estaba feliz.
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Miér Dic 21, 2011 12:41 pm

Al pasar la noche ahora llega el amanecer al territorio de Arcadia, la fortaleza del Lago ahora comienza a despertar en su totalidad, aquellos que permanecieron despiertos toda la noche ven los rayos del sol asomarse y sonríen satisfechos, otro día mas comienza, otro día mas que han defendido esta fortaleza a la perfección, sin errores, sin bajas, como es la costumbre aquí todo ha ido según los planes. Suenan los cuernos en la fortaleza anunciando la llegada del alba, comienza a despertar el castillo junto a todos sus hombres y mujeres que en poco tiempo estarán listos para comenzar su día.

Los desayunos se preparan aprisa, después de todo no solo las sirvientas los preparan sino que también se asigna cada semana a soldados al azar para ayuden con esa tarea, de esa forma el despertar de la fortaleza se agiliza mucho en verdad. Desayunan los soldados y sirvientas del castillo, charlan un poco mientras lo hacen, si bien es cierto que los mercenarios aquí son tipos de poca habla, después de tanto tiempo han aprendido a confiar en el resto de sus compañeros, no al ciento por ciento, pero confían en sus compañeros y eso ya es un gran logro impuesto por el sistema que lleva el capitán Tartare en ese lugar.

Al haber desayunado el capitán de escuadrón y de recibir el reporte de la noche pasada da sus ordenes, como de costumbre se produce el cambio de guardia, así como también se continúan con los trabajos a largo plazo y se lleva a cabo el mantenimiento del lugar, el de mientras se dedicara a los recién llegados, a uno en especial, al joven Matisse, de quien espera mucho para mas adelante.
Al llegar al patio interior del castillo como de costumbre se reúne con su capitán y mentor, frente a frente en su tumba el capitán se queda de pie y en silencio, como si estuviera hablado en verdad con el espíritu del guerrero ya muerto, solo después de eso se reúne con Milo en los patios del castillo, mas que nada cerca de la parte donde se practica arqueria.

-Buenos días aspirante a soldado, veo que se ha presentado muy temprano, por lo cual le felicito. Espero que este listo joven, es hora de correr, dele un par de vueltas al castillo, siempre por el patio interior del mismo, entraremos en calor antes de comenzar-
Fue sencillo el saludo de Lans y sencilla su orden, que comience a correr.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Sáb Dic 24, 2011 1:38 am

El joven Matisse esperó pacientemente la llegada de Lans. Sabía que seguramente tenía importantes cosas que hacer antes de acudir al patio de entrenamiento, y cuando se presentó, le dedicó una reverencia inclinándose hacia adelante. - Buenos días señor, muchas gracias...- Dijo con timidez. Estaba ansioso de empezar por fin su entrenamiento... ¿Qué tipo de ejercicios le esperarían? Sus ojos brillaban de emoción, pero las palabras del señor Tartare lo convirtieron en piedra totalmente.

... ¿Qué?

¿Correr?

... Milo se quedó con la boca abierta. Esperaba algo mas emocionante y mas dinámico para la primera lección. Esperaba blandir espadas, lanzas, hachas y todo tipo de armas y combatir contra otros soldados en prácticas técnicas. Entrenar tiro al blanco con arcos y flechas, partir al medio troncos con su espada... en fin, innumerables opciones... pero nunca se imaginó que tuviera que correr.

- E... está bien... lo que usted diga...- Dijo sin resongar. Sabía que no podía decir todo lo que estaba pensando, pero vaya si lo pensaba, y se sentía algo decepcionado... pero seguramente Lans sabía lo que hacía.
Comenzó a correr por el patio y en seguida el joven comprobó que no estaba hecho para esos trotes. Nunca había corrido manteniendo un ritmo durante un tiempo prolongado. Una vuelta, dos vueltas, tres vueltas... Jadeando, Milo se preguntaba cuando su capitán le iba a dar la orden de detenerse. Cuatro vueltas... cinco vueltas...

- Señor... ¿debo... co.. continuar?...- Preguntó sin aliento. Lo que debía ser una entrada en calor lo estaba matando, debía mejorar pronto eso.
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Dom Dic 25, 2011 9:07 pm

Se encontraron el joven aspirante a soldado y el capitán en los patios del castillo, con un saludo corto pero cordial cruzaron unas palabras y el capitán sin perder mucho tiempo le ordeno a Milo que comience a correr, orden que al parecer el joven Matisse no se esperaba en lo absoluto, Lans observa al joven que se queda tieso unos instantes pero no llego Lans a decirle nada que el joven comenzó a correr como el capitán le había ordenado. Dio un par de vueltas Milo y este pudo sentir que su cuerpo no esta en condiciones para esos entrenamientos físicos, justo como pensaba el capitán Tartare, un joven que no tomado nunca un arma posiblemente no tenga ninguna clase de entrenamiento físico. Al rodear el castillo Milo se encontró con el jardín, no es muy grande y casi todas las flores son rosas, de todos los colores, rojas, rosas, negras, blancas y muchas mas.
Spoiler:

-No se preocupe joven Matisse, lo detendré antes de que caiga desfallecido, después de todo, en esta fortaleza no somos ningunos tiranos- Si hubiera habido allí otros soldados de la fortaleza hubieran reído mucho en verdad con esas palabras del capitán Tartare. Comenzó ahora el capitán Tartare a correr junto a Milo, a su par, con su armadura completa, escudo y armas a su espalda siguiendo el ritmo del joven Milo.

-Adelante joven, que aun tiene buen color, esta lejos de cansarse- Con cierta fuerza el capitán de escuadrón le habla a Milo mientras dan mas vueltas alrededor del castillo del Lago. Mientras corren mas soldados comienzan a hacerse presente en el patio interior del castillo, cada cual va a ocupar su puesto y otros comienzan sus entrenamientos del día, algunos al igual que ellos comienzan a correr, otros hacen flexiones de brazos, abdominales y otros entrenamientos mas. Ningún soldado presta atención al capitán ni a Milo , así como tampoco a terceros, cada cual se centra en lo suyo mostrando un gran poder de concentración.

-¡Vamos joven! ¡Esto recién empieza!-Exclama el capitán para dar ánimos al joven aspirante.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Mar Dic 27, 2011 1:04 am

Como se lo esperaba, el entrenamiento iba a ser duro, muy duro. Ya estaba jadeando pero el capitán Lans no le daba tregua e insistía en verlo bien... incluso se había puesto a correr junto a él! Llevaba una inmensa armadura que se veía muy pesada, y no parecía absolutamente nada cansado. Eso le daba fuerzas y motivación para alcanzar su nivel, pero al mismo tiempo sentía que no podía mas. Aún así, siguió corriendo.

En una de las vueltas, se percató de que pasaba por un hermoso jardín. No sabía que existía algo tan fino y elegante en una fortaleza de rudos guerreros como esa. Disminuyó un poco la velocidad y casi se detiene, pero observó al capitán junto a él y no quiso dar una mala impresión, por lo que siguió corriendo a su ritmo. Si no fuera porque fue un dedicado florista, no le hubieran llamado tanto la atención. Les gustaba porque las conocía, sabía el nombre de todas ellas y hasta sus propiedades curativas, dañinas y hasta sus significados, todo aprendido gracias a su empleo. Quizás en otro momento, sin entrenamiento ni quehaceres, visitaría ese jardín, aunque había dejado el empleo de florista hacía tiempo ya... al igual que su empleo de herrero. Desde que encontró esa enorme cantidad de oro se dedicó a ayudar a los demás, y ahora tenía un "empleo" de tiempo completo: El entrenamiento para ser un caballero de élite como su maestro.

Lans continuaba dándole ánimos y Milo ponía todo de sí para no terminar en una actuación vergonzosa. A las quince vueltas y largos minutos después, su cuerpo se rindió se pudieron ver los resultados en su andar: Había disminuido la velocidad y se lo veía desganado y agotado. Estaba a punto de caer rendido sin fuerzas si Lans no intervenía y lo detenía. Milo como obediente aprendiz no iba a detenerse si no le daban esa orden. - Lo... lo siento capitán... no puedo... mas...- Dijo de forma entrecortada, respirando rápidamente entre cada palabra. ¿Sería eso todo lo que haría en el día? ¿O Lans tenía preparado mas entrenamiento? No quería ni saberlo, pero lo que sí sabía era que necesitaba unos minutos de descanso.
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Mar Dic 27, 2011 3:54 pm

Hay varias cualidades que determinan a un buen líder, coraje, sensatez, inteligencia, astucia, pero por sobre todo esta el liderazgo, saber que decir en el momento oportuno, saber como decirlo, saber como hacerse escuchar, puede que esa virtud sea la mas grande y necesaria de todas en un líder. Usando una de las tantas virtudes que posee un líder el capitán de escuadrón incentiva a Milo a continuar con su marcha, y para hacer que sus palabras tengan mas peso y poderío decide acompañar al joven aspirante a soldado en su pequeña maratón alrededor del castillo, de esa forma ha conseguido levantarle los ánimos, incentivarlo de tal modo que saque mas energía de donde no tiene, como si fuera el capitán un compañero y guía recorre varias vueltas mas alrededor de la fortaleza junto a Milo quien comienza a flaquear mas y mas hasta que se disculpa por no poder continuar mas con su marcha.
Observa realmente agotado el capitán al joven y apoyando su mano derecha sobre el hombro del joven le da una pequeña tregua, unos minutos de descanso para luego continuar con la preparación física del joven Matisse.

-Bien hecho joven Matisse, sabia que podía mas de lo que tu mismo creías, ahora puedes descansar 5 minutos, aun te faltan las abdominales y flexiones de brazos antes de comenzar. De mientras ve al pozo o ha alguno de los barriles y bebe un poco de agua fresca, te hará bien para el cuerpo.-
Le daría esa pequeña tregua y luego comenzarían a hacer flexiones de brazos y abdominales, claro que le daría pequeñas treguas para recuperar el aliento, que beba agua y luego así estarían hasta al menos cerca del mediodía donde pararían para comer y descansar un poco, al menos al mediodía tendría una hora para almorzar y descansar el cuerpo que para ese entonces de seguro lo tendrá realmente agotado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Miér Ene 11, 2012 10:14 pm

Un momento... ¿Faltaba mas aún? ¿Y encima había dicho "Antes de comenzar"? Estaba loco!! No podría!! Que vergüenza... su primer día y tendrían que sacarlo desmayado antes siquiera de comenzar su entrenamiento... Sería una deshonra para la confianza del capitán. Preocupado, asintió con la cabeza haciéndole caso a sus palabras y fue a beber un poco de agua, pero cuando llegó al balde de madera no hizo mas que echárselo encima por en calor que recorría todo su cuerpo. Luego agarró otro y se lo bebió entero. Cinco minutos... Parecía poco, pero para el cansancio que sentía, realmente parecía una eternidad. Aprovechó cada uno de ellos como si fueran un regalo de las Diosas. Miró a su alrededor... ya había otros hombres entrenando. No reconocía a ninguno de los que había conocido en la reunión, pero todos parecían fuertes y entrenaban duro. Se preguntó si serían parte del séquito del capitán. Nadie se quejaba, nadie se cansaba. Todos tenían una mirada ruda y no se tomaban cinco minutos como él... Tenía que ser como ellos. Tenía que seguirles el paso sea como sea.

Pasado el tiempo, con un poco mas de fuerzas, buscó al capitán con mucha decisión en su rostro, Estaba firmemente listo para mas. No podía flaquear, no podía ser una deshonra para sus padres ni para Arcadia ni para el Capitán Tartare. Tenía que esforzarse, aún si perdía la vida en ello. Miró hacia todos lados y encontró al capitán ocupado con otro soldado. Milo no quiso interrumpirlo y pensó que sería la oportunidad perfecta para sorprenderlo. Sonrió y sin molestarlo, él mismo se puso a hacer flexiones de brazos, para que así lo viera el capitán cuando volviera con él. Una... dos..... tres..... cua... Eran mas difíciles de lo que pensaba, ya sus brazos no podían sostener su propio peso. Hizo un poco de trampa y apoyó el pecho en el suelo, para descansar un poco, pero en seguida continuó. ¿Como todos esos soldados hacían eso como si nada? Era increíble...

Utilizando toda la fuerza que poseía, llegó a la novena flexión. Sus brazos estaban a punto de rendirse, ya casi ni los sentía, pero Milo quería por lo menos llegar a las 10 flexiones. Tardó varios segundos en hacer tan solo esa última flexión, pero estaba aún por la mitad cuando a pesar de sus esfuerzos, no pudo levantarse mas. El sudor corría por su frente, sus brazos le temblaban, sus dientes estaba apretados a mas no poder y las venas se marcaban en su cuello y sien. Su rostro estaba completamente rojo del esfuerzo, pero no podía levantarse ni un ápice mas...

En ese momento, ni él mismo se dio cuenta, pero la piel de sus brazos comenzó a teñirse de un plateado muy limpio, tanto que hasta podía reflejarse en él. Comenzó desde su hombro a bajar lentamente en espiral, desde su hombro hasta su mano, hasta que sus brazos quedaron recubiertos de una muy fina capa de metal. Como por arte de magia, el joven logró terminar su última flexión casi sin problemas y hasta él mismo se sorprendió por ello. Pero del asombro pasó al susto en cuanto se vio los brazos. No tenía idea que le ocurría, pero se sobresaltó y los quitó del suelo, cayéndose de cara a la fría piedra. No se hizo daño, pero rodó para quedar boca arriba, y cuando se miró nuevamente los brazos, éstos habían vuelto a la normalidad... ¿Había sido una ilusión por el cansancio y por el sol matutino?
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Jue Ene 12, 2012 6:57 pm

Tal como deseo el capitán Tartare, llevo a cabo la primer parte de su jornada de entrenamiento para el nuevo aspirante a soldado sin demoras ni complicaciones, solo basto con exigir al joven lo que puede dar al máximo para ello, la moral de los jóvenes suele estar siempre en alto, con hambre de gloria y grandes esperanzas, después de todo, muchos de ellos han crecido escuchando las historias de boca de sus padres y abuelos, historias de grandes soldados y guerreros sobresalientes, ahora, es la oportunidad para Milo de ingresar en ese mundo del que siempre oyó hablar desde lejos.

Mientras Milo descansa el capitán de escuadrón trabo conversación con algunos de los soldados del Lago, recibiendo sus reportes y también sus advertencias, las cuales el capitán jamas desoye, todo soldado siempre recibe toda la atención por parte del capitán. Al terminar de recibir su reporte Lans comenzó a caminar en dirección a Milo el cual estaba haciendo flexiones de brazos por su propia cuenta, buena acción de su parte el mostrar iniciativa propia. Llego hasta el y lo vio caer al suelo de cara, lo cual hizo que alzara una ceja ya que pensó que el joven estaba a la perfección, no mostró signos de fatiga.

-Bien hecho aspirante Matisse, le recomiendo irse preparando para comer, tiene 10 minutos para estar en el comedor al aire libre, allí comerá y recuperara fuerzas. Al terminar, tendrá unos 30 minutos de descanso para luego continuar con el entrenamiento físico, esta rutina al cabo de unas semanas debería de poder hacerla sin perder prácticamente el aliento. En unos meses joven, podrás hacerlo como todos ellos- Señala a muchos de los soldados que están entrenando en los alrededores- Siempre y cuando no renuncies, claro esta- Con una leve sonrisa el capitán de escuadrón le dijo esas ultimas palabras.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Mar Ene 17, 2012 9:01 pm

El joven vio a su capitán llegar y se puso de pie rápidamente, no quería que lo viera en el suelo. Increíblemente, no parecía fatigado y se preguntó si se debía a ese extraño suceso del final. El capitán le dio permiso para almorzar y el joven asintió con la cabeza, pero no dejaba de pensar qué fue lo último que había sucedido. Ya le había pasado algo parecido un par de veces, pero nunca lo había visto de esa manera. En su encuentro con el Skaven en el bosque, luego en su pelea con Darzo que lo dejó gravemente hospitalizado, y en otras situaciones menores.

Sir Lans le seguía hablando, pero la cabeza de Milo estaba muy ocupada. Al final, logró escuchar una última frase y a esa sí le puso atención, respondiendo de inmediato. - No renunciaré, Capitán! Nunca! Gracias por el descanso...- Dijo haciendo una leve reverencia, para después dirigirse al comedor.

El salón comedor de la fortaleza se estaba llenando de gente. Cada uno se iba a buscar su plato de comida y un cocinero les depositaba el almuerzo allí mismo. Todos respetaban la fila y parecían contentos. El ambiente era muy agradable a pesar de haber tantos hombres rudos todos juntos. No había pelea alguna, ni riñas de ningún tipo. Quizás sea por miedo a las represalias del Capitán, pero mas que nada, sabía que era por respeto...

Al comienzo, su aspecto sombrío y de pocos amigos había despistado al joven Matisse. Creía que era una persona hostil y de pocas palabras, hasta algo cruel... pero no podía estar mas equivocado. Su encuentro ese día en la Plaza de Lanzarote lo había hecho ver las cosas de forma equivocada. Una vez que se lo llegaba a conocer bien, se podía ver que era una persona formidable y que en lugar de miedo, inspiraba respeto.

El joven se puso en la fila, en la cual parecía estar muy fuera de lugar, por el tamaño de los hombres que tenía delante y detrás. Al llegar, un cocinero le puso un enorme filete en su plato, y al grito de "Siguiente!", el joven se apartó y buscó una mesa. Otros hombres traían del pozo varios baldes de agua para que los soldados bebieran. Todo parecía estar perfectamente coordinado y los trabajos perfectamente organizados y repartidos. Incluso el cocinero de turno parecía ser un soldado también. Todo era extraño pero cómodo y agradable en el Castillo del Lago. Parecía un hogar.


Última edición por Milo Matisse el Lun Ene 30, 2012 11:15 am, editado 1 vez
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 21, 2012 4:28 pm

Sonríe el capitán de escuadrón al ver la actitud del joven aspirante a soldado, mantiene el espíritu firme como la tierra, alta como los cielos que le vieron nacer, solo necesita el entrenamiento físico necesario así como el conocimiento para acompañar dicho poderío de su cuerpo, esa es la forma en que conseguirá ser un gran soldado, un soldado completo, de esos que se necesitan hoy en día mas que nunca. Deja que el joven Matisse se retire a tomar su descanso para luego almorzar con los soldados de la fortaleza, el como cabeza de la fortaleza suele cenar solo o con sus invitados, a veces con sus hombres de confianza y cada tanto con los propios soldados de la fortaleza.
La fortaleza es una gran unidad compuesta por muchos hombres y mujeres con un propósito en común "Excelencia" Así funciona la mente de los que viven allí, para muchos de ellos no hay otro lugar en el mundo al cual llamar hogar, aunque se mantienen en silencio allí son como una familia, hermanos que cuidaran de ti en el momento de la batalla, hermanas que te cuidaran con cariño en el momento de la enfermedad y cuando mas lo necesites, seas hombres o mujer, ocupes el puesto que ocupes eres un miembro de la fortaleza mas poderosa de Arcadia y seras tratado como tal.

La vida lejos de la civilización hace que las personas allí en la fortaleza sean mas silenciosa, pero hace que sea mas apegada a sus compañeros, después de todo, ellos son lo único que tienen, sus amigos hermanos, hijos e hijas incluso padres, muchos todo lo que tienen lo tienen allí, fuera del castillo solo existe un mundo hostil que no da oportunidades a personas como ellos.

Milo se encontró con un orden absoluto, silencio en el salón, solo se escuchaba el ruido de los cubiertos y alguna que otra conversación en voz baja, cada cual toma su comida y va a su lugar, aquellos que no tienen un lugar simplemente toman uno lugar vació. Las miradas de esos hombres intimida, pero ninguno se mostró hostil con el recién llegado, solo guardaron silencio y comieron, esperando que Milo imitara ese comportamiento recto y orgulloso. Los mercenarios fueron los que mas miraron a Milo, viendo en el sus antiguos pecados, sus crímenes, muchos asesinaron a jóvenes como el, mujeres niños inclusive, otros saquearon o engañaron de igual forma, lo miraron si pero nunca a los ojos. Los soldados en cambio mostraron una sonrisa al verle, viendo en el a un nuevo aliado y protector de Arcadia.

Al terminar de comer todos levantaron sus cubiertos y los llevaron a una mesa central donde serán recogidos mas adelante, dejando el lugar en soledad para que aquellos que se encargarían ese día de la limpieza puedan hacerlo sin estorbo. Cada cual dejo el lugar y fue a descansar al patio, sentándose por allí, recostándose en otros lados, tenían casi todos unos treinta minutos mas para relajarse, pasado ese tiempo cada cual regresara a lo suyo, eso incluye a Milo y al capitán de escuadrón el cual también en esos momentos esta relajándose en el patio, apoyado sobre una de las paredes del castillo echándose una pequeña siesta, con armadura y todo como de costumbre.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Lun Ene 30, 2012 11:14 am

El joven se sentó solo y comenzó a comer. Todos eran muy obedientes y respetuosos, cosa que no parecía en sus físicos. Cada uno comía en silencio o conversaba en voz baja sin molestar a nadie. Se notaba que respetaban mucho al capitán Tartare y cumplían con todas sus órdenes de convivencia. Milo se quedó mas tiempo observando a los demás, impresionado, que en comer su propia comida. Una vez que terminó, siguió a la fila y fue a llevar los platos sucios a la mesa central.

El sol brillaba en lo alto cuando Milo salió al patio nuevamente. Aún le quedaba tiempo por descansar, pero no sabía que hacer. Se sentía muy animado y renovado, quería hacer algo. Pero había recordado las palabras del capitán quien le había dicho que el descaso es una parte muy importante del entrenamiento. Sin ganas de sentarse a dormir, el joven aprovechó los minutos restantes de su recreo para caminar por la fortaleza. Desde el patio, entró por una puerta de la esquina que llevaba a una de las torres. Subió lentamente las escaleras de caracol, observando cada paso como si fuera una ardilla desconfiada olfateando cada cosa que ve. Se preguntó si tenía permiso de estar allí, pero ya era demasiado tarde... esperaba que el capitán no se enfadara por ese pequeño paseo.

Cuando llegó a la cima, se encontró con una pequeña puerta-trampa, la cual al abrirla daba al exterior de la torre, el punto mas alto del Castillo del Lago. La vista era absolutamente increíble y el lago se veía mas pequeño desde allí. El viento golpeaba su cara y le alborotaba los cabellos, pero se sentía muy bien. Tomo aire profundamente y exhaló. Era un lugar muy apropiado para admirar durante horas y reflexionar. Podía observar de muy lejos como se alzaba el Castillo de Camelot, también por otro lado las altas montañas, el bosque y, según el sol, sabía que girando la cabeza hacia la derecha podía ver el camino para llegar a Villa Pendragón. No le trajo buenos recuerdos esa experiencia. Se levantó la manga de la camisa y miró una de sus cicatrices dejadas por una herida provocada por Darzo. No quería volver a ese lugar, pero la idea de dejar que hiciera lo que se le antoje no le agradaba en absoluto. Podía dañar a otras personas y sabía que iba a hacerlo, podía dañar a seres queridos para él. Un día se encontraría con él nuevamente, así era el destino...

Volvió a acomodarse la camisa y se dio media vuelta en dirección a las escaleras. Ya era tiempo de regresar al patio y seguir con la práctica. Bajó las escaleras de caracol y salió al patio donde vio que varios hombres ya empezaban nuevamente a ponerse en movimiento. El capitán se despertaba de su siesta y se ponía de pie. Milo apretó los puños, frunció el ceño y se acercó. Ahora con mas ganas y energía, comenzaría el verdadero entrenamiento.


- Estoy listo, Sir Lans
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Mar Ene 31, 2012 10:15 pm

Ya habiendo terminado de comer Milo como el resto de la gente del Lago dejo el comedor para hacer uso de su tiempo libre, el cual el joven Matisse decidió usar para explorar el lugar en vez de descansar debido a que el se siente lleno de energía y vitalidad. Recorrió el joven los puntos mas altos del castillo, y aunque el no lo notara hubo personas cerca de el vigilando sus movimientos, no por ser nuevo, sino que no se deja a cualquiera acceder y observar las torres de vigilancia, no al menos que esa sea su trabajo o sea de total confianza de los hombres de la fortaleza del Lago. Termino Milo con su pequeña excursión del castillo donde pudo observar todos los territorios que le rodean, ahora su ceño fruncido y los puños apretados se presenta ante el capitán de Élite haciéndole saber que esta listo para seguir.
Lans abre sus ojos y ve al joven Matisse frente a el, observa con lentitud a los costados y ve a sus hombres continuar con el trabajo diario, lo cual le deja saber con seguridad que el periodo de descanso ha finalizado. Se pone de pie y luego se acomoda los cabellos, de esa forma luce presentable.

-Supongo que estas listo, por lo cual vamos a continuar con tu entrenamiento. Espero te guste el agua Milo, de otra manera sera una tortura para ti. Sígueme- El capitán de escuadrón comenzó a caminar en dirección a la entrada del castillo, saludo a los guardias y salio del patio interior de la fortaleza. Camino por el puente de madera y piedra que une a la fortaleza con tierra firme y continuo caminando una vez tuvo sus pies sobre la hierba, de tal manera que comenzó a rodear el castillo, para así llegar a la parte de atrás del castillo del Lago, aunque obviamente solo podían ver esa parte ya que el castillo al estar sobre el lago es inaccesible desde otro lugar que no sea la entrada principal, principal y única entrada de dicha fortaleza.

Al llegar a ese punto el capitán de escuadrón comenzó a quitarse la armadura, con tranquilidad, mientras observa el castillo del Lago desde allí. Aquellas piezas de metal de las que se va desprendiendo son colocadas sobre la hierba, así lo hace hasta quedar con su chaleco de cuero, sus guantes de cuero y pantalones de cuero marrón, así como su arma y su armadura de los cuales también comienza a desprenderse.

-Cuando era joven, me hubiera encantado tener una sección de entrenamiento como esta, mas los días soleados como estos ¿Estas listo Milo?-
El capitán queda con su taparrabo como única prenda, taparrabos que tapa poco y nada en el caso del capitán quien esta listo para zambullirse en las aguas del Lago.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Sáb Feb 04, 2012 1:54 am

Ya listo para continuar con otra sesión de entrenamiento, el joven recibió las indicaciones del capitán y asintió con la cabeza... pero... - El... el agua?- Sus palabras sobre el agua lo dejaron confuso. ¿A que se refería con que si le gustaba el agua? No lo comprendía bien pero siguió a Lans hacia donde sea que éste iba. Cuando comenzaron a cruzar el puente, Milo miró al rededor y tragó saliva.... Así que a eso se refería... No veía nada bien lo que estaba por venir, pero ya no podía echarse marcha atrás y tampoco podía decirle nada a Lans, así que se quedó callado. Rodearon el castillo hasta la parte de atrás, donde solo había una gran extensión de agua, y Lans comenzó a preparar lo que temía. Nadarían sin cansancio, seguramente, y el joven esperaba que el capitán estuviera atento a su fatiga y lo sacara del agua cuando se esté por ahogar.

El capitán comenzó a quitarse la armadura mientras Milo miraba a su alrededor, quitándose los zapatos. Observó las ropas de cuero del capitán y no pudo evitar compararlas con sus telas rasgadas y sucias, pero ese no era el punto. Cuando creía que ya estaba listo, el capitán lo sorprendió quitándose también la ropa de cuero. Sin estar acostumbrado para nada a estas prácticas, el chico pensaba entrar al agua así como estaba, pero como obediente aprendiz comenzó a imitar los movimientos de su capitán, quitándose también la camisa y quedando en cuero... y eso era todo lo que se quitaría! Ni de broma se quitaría los pantalones también, le daba demasiada vergüenza.

- Ca... capitán! por favor! ... Ehh, quiero decir... Si, estoy listo! Por las Diosas ¿donde ha quedado el pudor?- Lo único que atinó a hacer el joven aprendiz fue desviar la mirada. Lo único que faltaba era que mirara accidentalmente las partes privadas del capitán, el cual no parecía estar para nada preocupado en cubrirse. Mas bien parecía que le daba igual si le cubría o no. Milo supuso que esa era la viva imagen de la seguridad en uno mismo. Suspiró y supo lo que tenía que hacer... zambullirse también. Esperaba que los pantalones no le sean incómodos a la hora de nadar, pero no estaba pensando en eso... mas bien toda su mente estaba ocupada en prepararse para la dura prueba que le esperaba por superar en las aguas del Castillo del Lago.
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Lun Feb 06, 2012 8:06 am

El capitán de escuadrón al terminar de desvestirse no lo pensó dos veces y se arrojo al agua como si fuera un profesional, un salto hacia delante, con las manos por delante del cuerpo en forma recta, emergió nuevamente para ver al joven en cueros que al parecer iba a decirle algo pero solo dijo que ya estaba listo.

-Si tienes algo para decir sera mejor que lo digas ahora, no quiero escuchar quejas cuando pasemos horas en el agua- Le advirtió el capitán desde el primer momento que pasarían horas en el agua, aunque eso es inhumanamente imposible, pero pocas veces se le puede hacer comprender esa palabra al capitán de escuadrón, para el lo imposible o similar no existe, solo existen las cosas que pueden hacerse y aquellas que no se hacen o no se hicieron, un pensamiento reacio y firme. Una vez Milo se metió a las aguas del lago también el capitán señalo hacia el castillo del Lago con su mano derecha.

-Iremos primero hacia el castillo, una vez allí revisaremos las profundidades del lago, luego iremos hacia el norte, luego de oeste a este, recorreremos casi 500 metros de largo y 200 de ancho. Hay mucho para hacer, así que comienza a patalear aspirante- Al darle las indicaciones el capitán comenzó a nadar, utilizando lo que los profesionales llaman el estilo crol, la forma de nadar mas rápida de todas, se consigue con el cuerpo estirado y la cabeza mirando al fondo de la alberca ya que si la cabeza está mirando al frente quita velocidad. Cuando sea necesario respirar se acompañará la cabeza con el giro lateral del cuerpo cuando el brazo del lado en que se respira esté a la altura de las piernas y preparado para hacer el recobro aéreo mientras que a su vez el otro brazo estirado hacia delante hace el recobro subacuático y la cabeza vuelve a su posición dentro del agua. Sabe Lans que usando esa estilo de nado puede dejar rapidamente a Milo atrás, y esa es su idea, hacer que se apure y ver la reacción que el joven aspirante tomara al verle nada asi.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Lun Feb 13, 2012 12:47 am

¿HORAS? ¿Había escuchado mal? No lo podía creer... estaría horas nadando... Por suerte estaba Lans para sacarlo del agua en el momento en que se ahogara por el cansancio. - E...está bien capitán, como usted diga- El joven suspiró y se remangó los pantalones hasta las rodillas, para luego imitar al capitán y tirarse al agua. Por suerte hacía calor en el ambiente, así no estaba del todo mal, aunque el agua no dejaba de estar fría.
Lamentablemente Milo solo alcanzó a entender hasta "castillo", luego no comprendió ninguna palabra. Era demasiada información para él en ese momento, así que iría paso a paso. Por suerte podía seguir los pasos de Lans, así que no tenía que preocuparse tanto por recordar las instrucciones. Así fue que comenzaron a nadar y Milo imitó el estilo de Lans. Por suerte algo había aprendido de pequeño y lo recordaba bastante bien. Solía nadar con su familia en el río cerca de su casa cuando era un niño.

Comenzó a seguirlo con los mismos movimientos, pero rápidamente se dio cuenta de que la velocidad no era para nada la misma, y el joven no podía seguir su ritmo. Intentó aumentar la velocidad, pero Lans ya le había tomado mucha ventaja. - E... Esper... Cap... Capitán...- Trató de decir en los momentos que usaba para respirar. Así nunca iba a alcanzarlo, aunque de a poco iba empezando a nadar mas y mas rápido.
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Mar Feb 14, 2012 11:03 pm

El joven aspirante a soldado demostrando toda esa energía y entusiasmo que lo caracterizan acepto las ordenes de su capitán, por lo que sin rezongar este se arremango los pantalones y se tiro al agua, de esa forma con los dos ya en el lago comenzaba el entrenamiento que consiste en nadar, que aunque muchos piensan es algo innecesario en un soldado Lans no lo cree así, para el habilidades como la caza y pesca, supervivencia en toda clase de terrenos y de geografía son totalmente necesarias para un buen soldado. Comenzaron a nadar y poco a poco Lans fue sacandole ventaja al joven Milo alejándose mas y mas de el, pero el joven Matisse sin rendirse fue aumentando la velocidad poco a poco, recordando sus días de niñez donde nadaba en el rió junto a su familia. El capitán de escuadrón fue el primer en llegar a tocar las paredes del castillo y espero a que Milo llegase también hasta allí para darle la siguiente indicación al joven aspirante a soldado.

-Bien hecho aspirante, tienes ahora un minuto para respirar aire limpio, lo contare mentalmente así que aprovechalo, luego de ello nos sumergiremos en las aguas del lago, iremos hasta la base del castillo para que veas como es la base de esta fortaleza, la plataforma central se encuentra allí-Sin perder tiempo el capitán de escuadrón dio sus indicaciones a su aprendiz, sin mencionar que son ordenes fáciles de entender bien concisas, aptas para todo grado de entendimiento.

-Se acabo el tiempo de descanso aspirante, ahora a sumergirnos- Sin dar tiempo a que Milo responda ni pudiera quejarse se sumergió en las aguas del lago. Ya bien en las profundidades del Lago puede apreciarse aquella zona de la fortaleza que la mayoría desconoce, se ve muy bien allí abajo, a pesar de que casi no llega el sol el agua cristalina permite una buena visibilidad. Allí se ven los pilares centrales de la fortaleza, la cual son increíbles de verdad, pero hay un secreto para ello, uno que ni siquiera LAns conoce, pero la tecnología que se uso para hacer la plataforma de esa fortaleza fue la tecnología de los habitantes de las Ruinas Ancestrales. Se ven allí algunos pescados pequeños, debido al ataque del coloso y de la caída de Chesire la vida marina por aquí casi se ha echado a perder. En el fondo del lago se pueden ver algunas piezas de armaduras y algunas armas allí también, parecen ser bastantes viejas. Una vez Lans le mostró a Milo las profundidades de la fortaleza y al lago le hizo señas para emerger nuevamente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Lun Mayo 21, 2012 10:04 pm

Nadó sin parar y quedó realmente agotado cuando llegaron a las paredes del castillo. Desde esa perspectiva se veía realmente inmenso e imponente. Milo jadeaba pero Lans no tenía piedad y solo le dio un minuto de descanso. Quizás debió pensar en estar agradecido por haberle dado al menos un minuto...
Luego venía algo igual de difícil, sumergirse. El joven pensó que seguramente el capitán aguantaba mucho la respiración bajo el agua y pensaba que Milo podía hacer lo mismo, pero se equivocaba. Apenas aguantaba el tiempo promedio, pero no tuvo tiempo para pensar en nada. Lans se sumergió y Milo no tuvo mas remedio que seguirlo. Tomo una gran bocanada de aire y se metió bajo el agua.

Las aguas del lago eran cristalinas y limpias. Se podían ver muchas variedades de peces de distintos tipos y colores. Era realmente un hermoso lugar, aunque no tenía tiempo para disfrutarlo. Se concentró en lo que Lans quería enseñarle, que eran los cimientos del castillo. Pudo ver la base y la plataforma principal. Realmente estaba muy bien ubicado y era muy seguro.

El capitán le hizo señas pero Milo no las necesitaba, pues ya no podía contener mas el aire. Rápidamente nadó como pudo hacia arriba y al salir tomó una gran bocanada de aire. Un segundo después, salió Lans, muy calmado.

- Es... realmente... impresionante.- Dijo jadeando.
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 25, 2012 9:28 am

Luego de la clase de submarinismo que le ha instruido Lans al joven Milo emergieron nuevamente, ya le ha mostrado a Milo los cimientos de la fortaleza donde vive desde de ahora, aunque no le ha mostrado aun la parte mas importante de los cimientos de la fortaleza. Respira tranquilo el capitán de escuadrón, después de todo siempre le gusto nadar y desde hace años que practica esa disciplina a diario, lo cual le ha dado una gran resistencia y pericia sobre la misma.

-Mas adelante veras en verdad que tan impresionante es esta fortaleza Milo, aunque por ahora es una información sin relevancia que se llevara a tu conocimiento cuando sea necesario, así que, por ahora, solo tenemos que seguir nadando, unos trescientos metros en linea recta, hasta llegar al borde del extremo contrario de este lago, así que aprovecha este nuevo minuto de descanso antes de continuar-
Nuevamente el capitán de escuadrón le concede a su aprendiz un minuto para descansar. Se adelanta un poco el capitán, yendo lentamente en la dirección que debe nadar Milo para llegar al otro extremo del Lago, observa este tranquilamente hacia el cielo, contando segundo a segundo para así una vez se cumpla el minuto de descanso dar la orden de continuar. Paso el minuto en completo silencio, dejando a Milo el minuto completo para descansarlo.

-Es tiempo joven Matisse, es hora de patalear-
Ordeno Lans Tartare mientras nada en a dirección a la cual ya han acordado que deberían alcanzar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Dom Mayo 27, 2012 11:45 am

Milo escuchaba jadeando las palabras del capitán. Tenía mucho interés en aprender todo sobre la fortaleza. Era un lugar fantástico lleno de gente dispuesta a volverse mas fuerte día a día, con una estructura resistente y estratégicamente bien construída. Distaba de ser un gran castillo, pero para guarecer a un batallón era el lugar perfecto. Estaba muy orgulloso de vivir en ese lugar con los demás soldados, y si algún día tenía que defenderla de fuerzas enemigas, lo mejor sería conocer su estructura lo más posible.

Recuperó todo el aire que pudo porque sabía que Sir Lans no se iba con rodeos, le daba un descanso pero en cualquier momento seguiría el entrenamiento, y así fue. Trescientos metros de nado continuo parecía mucho, pero el capitán tenía confianza en él. Suspiró y comenzó a nadar estilo croll. Con cada brazada parecía que el lago se agrandaba cada vez más y más... Cada vez que metía la cabeza debajo del agua se distraía con los peces de colores y se olvidaba del agotamiento, las aguas eran muy cristalinas y podía verse de todo. Al salir a respirar podía admirar el bello paisaje montañoso que rodeaba una parte del lago. No lo había tenido en cuenta antes, pero ahora se le hacía hermoso.

Spoiler:

Finalmente, Milo llegó al extremo del lago completamente concentrado en otra cosa, tanto que ni siquiera se dio cuenta de que había llegado. - M... mire capitán... lo logré!- Dijo asombrado y contento. Para su sorpresa, no estaba cansado. Se miró las manos y los brazos sorprendido, pero no estaba ahí el truco, sino en su cabeza.
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 27, 2012 2:50 pm

Y a la orden del capitán de escuadrón el joven Matisse no dudo en ponerse a nadar detrás de su capitán y mentor, en aguas del lago, puras y cristalinas el cuerpo de ellos dos se bala y purifica, aguas frescas que se vuelven cálidas gracias a los rayos del sol que acobijan a todo el reino de Arcadia. Gracias a las pequeñas distracciones que creo Milo sus nervios y concentración fue mínima, lo cual le permitió olvidarse del tiempo y los metros que fue recorriendo poco a poco, los cuales son muchos para recorrerlos a nado, pero sin pensar en ello, sin pensar en el dolor y la fatiga consiguió cruzar las aguas del lago de un lado al otro junto a su capotan y mentor.

-Bien hecho joven Matisse, creí realmente que no lo conseguirías, pero me equivoque, por eso tienes mis felicitaciones joven aspirantes, ahora sabes que como bien dicen "querer es poder" jajaja- Se siente tan conforme Lans con el desempeño de Milo ante esa prueba que ríe y le palmea la espalda, aunque esa vez no midió para nada su fuerza, por lo cual el contacto de su mano con la espalda del joven fue un "poco" por no decir bastante bruta.

-Bien joven, descansaremos un minuto, luego de ello regresamos al castillo en un pequeño trote, luego de ello tendrás otro minuto de descanso antes de comenzar a cabalgar, sera el ultimo ejercicio del día, que ya es media tarde y para cuando hagamos el resto se ira haciendo la tarde noche, por lo cual podrás asear tu cuerpo y descansar hasta la hora de la cena- Dicho aquello el capitán salio del agua y se quedo parado sobre la hierba, admirando el paisaje, su visión en ese momento se centra sobre las montañas y los bosques cercanos. Su cuerpo se seca de a poco, estando allí a campo abierto completamente desnudo, haciendo una suerte de exhibicionismo considerando que esta junto a Milo y que de seguro los están viendo desde las torres de la fortaleza, claro que eso es algo que no le interesa en lo mas mínimo al capitán de escuadrón, mientras se cumple el minuto de descanso lo cual marcara el momento para comenzar a trotar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Lun Mayo 28, 2012 10:28 am

El Comandante estaba muy animado y satisfecho con la actuación del joven Matisse, tanto que le palmeó la espalda con tanta fuerza que lo mandó una vez mas bajo el agua. Milo salió a respirar desesperado pues no estaba preparado para sumergirse así y se sostuvo de una roca. - G... gracias capitán... es un honor escuchar esas palabras.- Dijo con la esperanza que el entrenamiento del día haya terminado, pero no iba a ser así.

Cuando Lans comenzó a describirle todo lo que vendría después, casi se desmaya, pero se alentó pensando en que ahora sí era lo último del día. Suspiró resignado... ¿Que otra opción le quedaba? Tenía que hacerlo...
Sir Lans salió del agua y Milo no pudo hacer otra cosa que desviar la mirada. ¡Es que el capitán no tenía pudor alguno! No iba a mirarlo estando así totalmente desnudo! Milo salió del agua con un poco de dificultad debido al cansancio y se sentó al sol, acurrucado, para secarse un poco mientras se frotaba los brazos con las manos. Poco después se puso la ropa que se había quitado para estar una vez mas vestido como de costumbre y comenzó a trotar detrás del capitán hacia el castillo, rodeando el lago.

El trote era mas cómodo y menos cansador que la primera vez, esa misma mañana. Incluso el mismo Milo se sorprendió de esto. Cuando llegaron al castillo sin perder el ritmo, Lans lo guió a la zona de los establos, en donde nunca había estado antes. Era un establo pequeño pero largo, perfectamente ubicado en la fortaleza y en el cual entraban muchos caballos. Milo ya estaba deseando ese minuto de descanso... lo añoraba con todo su ser.
Esperaba que Sir Lans no lo estuviera contando mientras preparaba las monturas de los dos caballos. Finalmente dio el OK para empezar... no debía ser difícil, en su pueblo natal, cuando era pequeño, acostumbraba a cabalgar seguido. Pero estos caballos se veían diferentes, eran caballos de guerra y tenían una apariencia salvaje, violenta y agresiva.
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 31, 2012 12:39 pm

Ya pasado el minuto de descanso el capitán de escuadrón dio la media vuelta para dirigir la mirada al castillo, mientras Milo se vestía y así una vez este estuvo vestido comenzar la marcha de regreso a casa, un trote tranquilo o maso menos tranquilo ya que es ciertamente extraño trotar junto a una persona desnuda como lo esta Lans, hasta que llegaron a aquel lugar donde comenzaron a nada, allí a las orillas del Lago estaban las pertenencias que Lans se quito de encima antes de entrar en el agua del lago, por lo cual al llegar allí se detuvieron para que el tomara sus pertenencias nuevamente, se visto y luego si continuaron con la marcha hasta llegar a la fortaleza, donde se dirigieron directamente hacia los establos del castillo. Allí Milo descansa un poco y luego prepara los caballos que han de cabalgar, o al menos su caballo ya que el caballo del capitán de escuadrón es preparado por el propio Lans Tartare, ya que es bastante cuidado con su preciado animal, el cual es un amigo fiel a los ojos del capitán de escuadrón.
Spoiler:

Al terminar de colocarle la silla de montar, Lans monta en su preciado animal, fiel amigo de años que lo ha acompañado en las buenas y en las malas desde hace algunos años, para fortuna del capitán es de una raza pura sangre muy especial, por lo tanto tardara mas en envejecer.

-Bien, ya estoy listo joven Matisse, por lo cual tu también deberías estarlo, y de no ser así entonces en vez de cabalgar deberás corres tras de mi- Así advirtió Lans a Milo de lo que sucedería sino tenia su caballo ya listo para comenzar a andar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Dom Jun 03, 2012 10:51 am

Como esperaba, el caballo de Sir Lans era temible, justo para él. Milo se tomó el minuto de descanso y disfrutó cada segundo de él, pero ya era hora de continuar. Mientras el capitán Tartare preparaba su caballo, le había ordenado a Milo que prepare el suyo... ¿QUÉ? Nunca había preparado un caballo semejante, un caballo de guerra. Solo lo había hecho de pequeño con los caballos tranquilos del campo. El joven agarró una silla de montar y la calzó en el lomo del semental que parecía mirarlo con mala cara, como si no fuera digno de subirse a él.

- S... si capitán! Ya estoy terminando...- Dijo abrochando la silla. Luego intentó subirse en ella pero el caballo se movió y dio un pequeño salto, lo que hizo que el joven Matisse cayera de costado sobre el lomo del caballo. Éste relinchó y comenzó a galopar con Milo sobre él, dando tumbos y golpeándose sin control. - No se preocupe capitán! ya casi lo tengo...- Dijo como adelanto antes de que Sir Lans le llamara la atención y lo retara. No quería que se enojara con él. Agarró como pudo el cuello del caballo y pasó una pierna del otro lado, cuidando de no caerse. Con mucho cuidado se soltó de su cuello y tomó las riendas tratando de mantener el equilibrio. El caballo no le hizo caso y corrió hacia el capitán Tartare, que cuando llegó justo hacia donde él estaba, se detuvo en seco y agachó la cabeza para que lo acariciara. Se notaba que le tenía mucho respeto al capitán, como todos los caballos del establo.

Luego de eso pareció haberse calmado un poco y dejó que Milo maneje las riendas. El joven suspiró y comenzó con un trote ligero detrás del capitán. No tenía ni idea del entrenamiento que les esperaba sobre sus monturas... ¿Acaso darían vueltas alrededor de lago?
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Invitado el Miér Jun 06, 2012 2:21 pm

Tras el capitán informarle a Milo de que debe preparar a su propia montura, el joven aspirante fue de inmediato a hacer su trabajo, el cual no es nada mas ni nada menos que preparar aquel caballo de guerra que montara minutos después, el cual sino se lo prepara adecuadamente hará que Milo sufra el montar en el, ya que es muy probable que al no estar bien preparada la silla de monta entre otras cosas termine el joven Matisse en el suelo mas de una vez. Milo le aseguro que estaba casi terminando por lo cual este se monto sobre el imponente caballo de guerra, que apenas Milo intento darle la orden de galopar reacciono violentamente, rechinando y saltando de un lado a otro, sacudiéndose para intentar derribar a su jinete. Allí empezó la hazaña del joven aspirante por tratar de dominar a la fiera que lejos de darse por vencida fue rapidamente hasta el capitán Tartare, quien sonreía sobre su fiel corcel negro, para así ver como esa montara se freno justo frente a el por lo cual Lans no dudo en llevar una de sus manos y acariciar el hocico del caballo.

-Jajaja, veo que es usted joven Matisse un experto en el trato con animales. Ahora que ya estamos listos podemos comenzar a andar, tiene suerte joven, no se imagina cuantos hombres y mujeres tuvieron que correr tras de mi alguna vez- Ya listos el capitán de escuadrón comienza su andar, a paso lento y sin apuros, no necesita hacer correr a su montura innecesariamente. Pasaron el puente de madera con cimientos de piedra y regresaron a los verdes y extensos prados de ese territorio, allí galoparon sin problemas, con el viento sobre el rostro y el atardecer mostrando hermosos colores azules y rojizos sobre el firmamento. Las primeras estrellas podían verse y la sombra comienza a tomarlo todo poco a poco, un momento de paz, el cual Lans Tartare a decidido compartir con el joven a su cargo. Tras unos veinte minutos de cabalgar Lans detiene la marcha, para que así Milo se detenga también.

-Dime Milo ¿Que piensas de este territorio? ¿Que piensas de esta tierra que pisan tus pies? ¿Que piensas de esta tierra que da nacimiento a los alimentos que consumes día a día? ¿Que crees del aire que respiras sobre esta nación?- No le miro al rostro en ningún momento, ni siquiera se giro para verle, simplemente observa a la lejanía, con la vista en lo alto hacia el horizonte, como si pudiera ver mas allá de las fronteras de Arcadia, como si pudiera ver hasta el fin del mundo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Sir Milo Matisse el Jue Jun 07, 2012 7:40 pm

Milo tragó saliva al escuchar que varias personas habían corrido detrás de Lans y su caballo... No solo era una amenaza... ¡De verdad los hacía correr! Tuvo mucha suerte de lograr montar a ese peligroso caballo, pero ahora no tenía nada que temer. Se acomodó y respiró hondo... Era hora de seguir. Comenzaron a paso lento para salir del castillo y luego galoparon por los alrededores. Ese entrenamiento fue completamente diferente a lo que Milo temía. Era muy relajante y agradable, se sentía lleno de energía y de vida. Lógicamente no se agotaba, el único esfuerzo física era dominar al caballo, pero de a poco fue haciéndolo cada vez mejor. El olor del césped tan verde como vivaz era embriagante y los colores del cielo parecían plasmados con hábiles pinceladas de las diosas mientras el sol se escondía y comenzaban a salir las primeras estrellas.

Los veinte minutos se pasaron volando para él, y por si fuera poco, Lans lo hizo detenerse para admirar el sublime paisaje. Era la mejor forma de terminar un duro entrenamiento y estaba agradecido por ser parte de ese momento. Entonces, Lans le hizo algunas preguntas, tan extrañas como profundas. Se notaba que las decía muy en serio y el joven Milo miraba el rostro inexpresivo del capitán mientras éste hablaba. Ni siquiera se volteó a mirarlo, sino que miraba el horizonte como si soñara con llegar así, como si pudiera llegar allí de un solo paso. Y podía, era Lans Tartare.

- Dime Milo ¿Que piensas de este territorio? ¿Que piensas de esta tierra que pisan tus pies? ¿Que piensas de esta tierra que da nacimiento a los alimentos que consumes día a día? ¿Que crees del aire que respiras sobre esta nación?

El joven se quedó en silencio un momento, primero algo confundido, pero luego frunció el ceño, respiró hondo y se llenó los pulmones y el pecho no solo con el aire que corría por la colina, sino con el orgullo de estar junto a su capitán en ese momento, pisando esas tierras.
- Pienso que no hay tierras mas gloriosas que las que estamos pisando, la cual nos ofrece lo más puro de ella sin pedir nada a cambio. Nosotros humildemente tomamos lo que nos ofrece, pero mucho le debemos. Pienso que no hay nación más grande y majestuosa que esta, llena de vida y de oportunidades para todas las personas. Es poco el agradecimiento que podemos brindarle a cambio. Lo dice un campesino, que vivió mucho tiempo directamente de la tierra, levantándose muy de madrugada para comenzar la siembra y acostándose muy tarde para terminar la cosecha, observando cómo los pastos alimentan a nuestro ganado. El mejor tributo que podemos otorgarle es defenderla de todo mal. Es la tierra de mi familia, de mis antepasados y de mis amigos. No podría vivir en otro lugar, Arcadia es mi hogar, hasta el último rincón, no solo mi pueblo natal.

El corazón del joven Matisse se aceleró al decir éstas palabras y no pudo evitar que sus ojos se humedecieran un poco. Las preguntas le habían llegado profundamente. En ese momento agradeció que Sir Lans no lo estuviera mirando, o lo tildaría de débil y enclenque.
avatar
Sir Milo Matisse
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Acero
2º Elemento : Luz
Raza : Humano
Mensajes : 478

Edad : 27
Empleo : Armada Real

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: •••••••• (8)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento de Élite

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.