Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Un favor de los espiritus (+18)

 :: OFF ROL :: Temas [+18]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Vie Oct 28, 2011 8:18 pm

Spoiler:

La pequeña lobita descansaba junto a su padre, la noche se presentaba cálida pero a la par refrescante, era de esas noches perfectas. El cielo se mostraba tremendamente salpicado por millones y millones de estrellas que resplandecían ahí arriba en el firmamento. De repente como de la nada, pequeños seres semejantes a pequeñas hadas empezaron a aparcar, producían un extraño sonido entre ellas, este sonido despertó a la pequeñina. Abrió sus grandes ojos y observo a aquellos seres, enseguida se levanta y fue con ellos con la colita alegre y una sonrisa de oreja a oreja:

-Hola-dijo la pequeñina mientras se sentaba delante de ellos sonriente, estos empezaron emitir un sonidito semejante a una risa, ella ladeo la cabeza. Empezaron a hablar con una especia de susurro bajo:
-Ven, ven, ven….-decían la pequeñina miraba desconcertada:
-MI papi dice que no puedo ir con desconocidos.
-No somos desconocidos-la pequeña se quedo extrañada mirándoles:
-Ven ven…
-Pero…volveré pronto con mi papi ¿no?-los pequeños seres asintieron. Entonces la pequeñina se acerco un último momento hacia su papi y le dio un pequeño besito y se fue dando pequeños saltitos siguiendo a los pequeños seres.

La pequeña atravesó el bosque con la compañía de aquellos seres que no hacían otra cosa que reírse ella se reía también ante sus risas. Corriendo llegaron al lago. La pequeña aulló:
-Que divertido, que rápido he corrido.- la pequeña estaba exhausta:
-Ven acércate-los pequeños seres se acercaron al lago. Cuando sus cuerpos tocaron el agua se volvieron etéreos, levitaban como pequeñas luciérnagas:
-Cuanto tiempo Erika-dijeron de repente los seres al unisonó:
-Erika-dijo la pequeña. Los seres empezaron a juntarse:
-Hemos decidido hacerte un favor pero solo será por esta noche-la pequeña seguía atónita mirando aquel maravilloso juego de luces de repente ese maravilloso juego de luces empezó a envolverla y a elevarla. Se podía oír la risa de aquella pequeña. Los seres la transformaron de nuevo en una niña, se podía observar como ese centelleo la envolvía. De repente empezó a brillar con fuerza y entonces su cuerpo empezó a transformarse para volver a su estado normal:

-Lo sentimos pero no te acordaras de nada-las luciérnagas dejaron ahora a la pequeña Solita tumbada en el suelo antes de irse rodearon su cuerpo y la vistieron con un delicado vestido palabra de honor violeta con pedrería, se veía muy elegante. Su negro pelo se veía totalmente esparcido por el suelo ella yacía inconsciente. Las luciérnagas se fueron y se camuflaron en el cielo con todas las estrellas.

Se despertó y se incorporo ligeramente y empezó a observar a su alrededor, ¿Dónde estaba? ¿Qué hacia ahí? Múltiples preguntas andaban su cabeza. Oyó un ligero ruido proveniente de los árboles de la otra orilla, se quedó expectante mirando la otra orilla esperando averiguar que había ahí.


Última edición por Solita el Lun Oct 31, 2011 9:31 pm, editado 1 vez
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Sáb Oct 29, 2011 3:18 pm

La noche estaba apacible, la residencia Tartare no se hallaba muy lejos de alli, su casa, su nueva casa, no estaba lejana a ese lugar, aquel lugar el cual lo habia acogido luego de que todos los demas le dieran la espalda, en fin, estaba contento y alegre, y para celebrar otro dia en aquel hermoso lugar, habia salido a dar un paseo por el lago, por sus orillas, contemplando su majestuosidad y ademas, la luna que brillaba en este, o sea, el reflejo que mostraba una luna hermosa y perfecta, el astro de los Licantropos, la madre de los lobos... El aire, el aire estaba tranquilo, pasivo, corriendo lentamente, casi como un leve caminar, moviendo los cabellos sueltos de el Alquimista. Algo sono. Fijo su mirada hacia el otro lado del lago pero parecio no ver nada, si, no era nada, o al menos eso penso y siguio caminando por el controno del lag para sentarse despues de un rato, en una roca un tanto cuadrada. Reposar alli para el era algo extasiante y perfecto. En realidad la escena era perfecta. Se saco sus botas, sus pesadas botas de punta metalica y de cuero enteras, y hundio uno de sus pies en el lago, tranquilo, remojandolo un poco, jugueteando con ambos pies, riendose y respirando, pero sin decir nada, el silencio en si en aquellos momentos, lograban trasmitir mucho mas de lo que lo hacian las palabras. Decidio hablar.

-Este lugar es perfecto ¿Que habra sido lo que vi antes? -
Se dijo a si mismo en voz alta, mirando la contraparte del lago de donde pensaba que habia venido el sonido antes escuchado. La curiosidad le gano, y sin ponerse de nuevo sus botas, fue hacia alla, caminanado de nuevo por el contorno del lago, evandiendo una que otra roca molesta que le dañaba los pies, observando y estando atento al cien por ciento. Hasta que llego hasta donde pensaba que provenia el ruido, pero no vio nada, y decidio quedarse cerca por si volvia a escuchar algo parecido...


(off rol: disculpa la corteza del post)
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Sáb Oct 29, 2011 8:59 pm

Creyó que su vista le engaño, así que decidió tumbarse su cabeza le daba vueltas.
La joven yacía ahora en el suelo desvanecida ajena a todo lo que a su alrededor ocurría, de repente se sintió observada y abrió sus ojos. Sus zafiros brillaban, aunque estos eran zafiros oscuros se veían brillantes y relucientes en aquella noche, miro a su alrededor hasta que observo a un joven. Sus ojos se quedaron clavados en él, su pecho subía y bajaba locamente, no sabía dónde estaba que hacía ahí, no sabía nada.

Siguió mirando a aquel joven sentía como si no pudiera aparta al vista de él. Se incorporo ligeramente y se observo. Llevaba un vestido bastante raro para lo que acostumbraba a tener, se miro estupefacta pues era muy bello. Empezó a sentir el tacto del vestido era un tacto cálido y suave. Luego miro a aquel joven con las manos apoyadas sobre su falda y sintió un arduo deseo de echarse a correr en la dirección contraria, miro de reojo hacia atrás y se trasformo en loba, el traje se calló con la suerte de que no se rompió miro a aquel hombre. Qué había hecho se preguntaba, pues había revelado su naturaleza licantropa, se giro y se echo a correr frenéticamente. No quería que le hiciera daño pro eso corría internándose en el bosque, paró en seco y miro atrás. Quería aquel vestido, era la única ropa que tenía. Se sentó en el suelo observando por donde había venido:


-No tenía que haber huido de esa forma.
-suspiro:

-A lo mejor me podría haber dicho donde estoy
-volvió a suspirar y se acostó en el suelo mirando hacia atrás y con las orejas bien atentas ante cualquier ruido. De repente oyó como algo o alguien se acercaban, se puso de pie y se quedo expectante noto que se acercaba y se echo a correr corría y corría. Miro hacia atrás y entonces se choco con algo salió rodando con ese algo acabo encima de eso convertida en humana:

-Hay…duele
-se decía mientras con los ojos cerrados se quejaba. Entonces lo abrió lentamente.
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Sáb Oct 29, 2011 11:34 pm

Estubo un buen rato sentado tranquilo, contemplando la luna, aquel hermoso astro, aquella entidad que los dominaba, aquella diosa de los mundos bajos, aquel ser perfecto tras esa blanquecina cara, con uno que otro hoyuelo producido por el tiempo (crateres) o por el enfado de algun dios por su belleza. De repente sintio un ruido, solo unas ramas quebrandose al ser pisadas, se miro los pies y constato que no era el, decidio acercarse a ver de donde provenia el ruido, y caminando e internadose entre las malezas, descubrio un bello vestido en el suelo, todavia calido, bastante calido como si una mujer lo hubiese usado y se lo hubiese sacado adrede, dejandolo alli, lo oloroso, y se percato que olia a almizcle... ¿Un Licantropo? ¿Como el? Se puso atento y perceptivo, aunque no queria pelear con nadie, asi quedecidio tirarse al suelo a seguir contemplamdo el astro, aunque un inusual sonido no dejaba de molestarlo, las ramitas seguian rompiendose, y cada vez mas rapido. Se levanto y corrio hacia donde provenian los sonidos, algo le llamaba ligeramente la atencion.

-¿Pero que demonios? ¿Que habra pasado? -Dijo el Alquimista mientras corria con el vestido en la mano y de repente, se percataba de que mas adelante habia una mujer desnuda en el suelo. Se acerco a ella, esta tenia los ojos cerrados, hasta que de repente los abrio lentamente, la observo de pies a cabeza.

-Disculpeme, pero esta desnuda, y creo que este vestido es suyo...-
Dijo Sigfried casi hipnotizado por la figura de la joven mientras le tendia su vestido.

Sus cabellos eran negros, era joven, una joven que parecia ser Licantropa, ¿Estaria perdida? A lo mejor, pero... ¿Porque habia decidido sacarse el vestido y andar desnuda? Era demasiada provocativa para andar en un bosque oscuro y peligroso como era ese, y mas aun si los guardias la veian...
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Dom Oct 30, 2011 10:15 am

Se levanto la joven y miro a su alrededor se encontraba desnuda. ¨Discúlpeme, pero esta desnuda, y creo que este vestido es suyo...¨ Las palabras provenían de una voz masculina joven. La chica se dio la vuelta y vio al joven que antes observaba, pero ahora más de cerca. Sus cabellos beige se balanceaban al son de la pequeña brisa que por ahí corría. Se quedó unos instantes embobada viéndole y enseguida cogió el vestido y se lo puso delante para que no se le viera nada mientras se levantaba:

-
Gra...gracias-
tartamudeo mientras le observaba atentamente. Se encontraba completamente erguida frente a él con el vestido delante para que nos ele viera nada, aunque seguro que aquel hombre ya abría visto bastante cuando se encontraba tumbada en el suelo. Miro a su alrededor y se oculto detrás de un árbol y se puso el traje. Cuando volvió a acercarse hacia aquel hombre lo hacía con paso lento hasta que se posiciono a poca distancia de él. Se quedó apenas unos minutos calladas admirándole mientras pensaba que palabras decir, en más de una ocasión se podía ver como intentaba decir algo pero luego se arrepentía y no lo decía.

-
Gracias
-volvió a repetir. No estaba muy acostumbrada a hablar con las personas. Entonces se le acerco un poco más pues el olor que él tenía…ese olor…¡un licántropo! Enseguida se puso en alerta:
-
¿Quién eres?¿Que ¿¿Vienes de parte de los sabios?
-dijo visiblemente nerviosa, alterada mientras daba pasos hacia atrás. Ese olor a su raza solo podía ser alguien de Terkuoa. La muchacha se puso enseguida en modo de alerta:

-
¿Qué me habéis hecho? ¿Por qué me habéis expulsado de Tekuoa?
–decía cada vez más nerviosa. Caminaba hacia atrás hasta que tropezó con una piedra e intentando mantener el equilibrio hico que el muchacho cayera con ella, ella encima de él. Se quedó hay un momento quejándose del golpe que se había llevado en el tobillo. Se incorporó ligeramente y ladeo la cabeza su rostro se quedo clavado en los ojos de aquel muchacho. Tragó saliva, su cara se enrojeció, las palabras no brotaban de su boca y se quedó perpleja observando aquellos ojos color avellana. Su mano inconscientemente rozó sus cabellos y su rostro, cuando se percato de lo que hacia se levantó rápidamente y dio un pequeño grito se había lastimado el tobillo. Se quedó mirándole y salió corriendo dirección al lago, corría como buenamente podía. Llegó la lado se intento dar la vuelta pero volvió a caer, se quedó en el suelo unos instantes quejándose del tobillo .Hasta que una sombra le tapo.

avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Dom Oct 30, 2011 8:03 pm

Vio como se levantaba aquella "afrodisiaca" figura, hermosa, perfecta, bajo la luz de la luna que se erguia rapidamente con algo de estupor, despues de todo se encontraba desnuda... Le dio las gracias al joven Alquimista que la miraba friamene, con tristeza en sus ojos, casi como si en parte estuviesen muertos de la pena pero aun asi habia algo en ellos que los hacia brillar, algo que impulsaba a verlos, a querer ver como terminaban las cosas... Ella corrio detras de un arbol y al ir hacia alli, le vio la parte posterior de su cuerpo, simplemente perfecta, demostrando que quizas algunas culturas tenian razon con su manera de considerar y adorar la belleza.

--De nada- susurro el Alquimista mientras ella se cambiaba sin dejar que ella lo escuchara, aunque lo mas probable era que ella lo hubiese escuchado debido a los dotes que le daba su condicion de licantropa y hasta ahora era la licantropa mas bella que habia visto en su vida, pero... ¿Que hacia alli?

De la nada ella salio del arbol y se alejo de el algo hostil, y nerviosa ¿Un sabio el? Si se podia considerar un sabio puesto que era bastante inteligente y habia vivido lo suficiente para ser considerado uno, pero en si no lo era, en la practica solo podia responderle quien era, pero no si lo habian enviado los sabios. Callo escuchando las acusaciones que ella hacia, ¿Que le habia hecho? Ni idea siquiera quien era aquella hermosa figura, y menos sabia que le habia hecho el mismo, se sintio acomplejado pero su semlante siguio igual, inmutable, casi triste del todo de no ser porque sus manera de mirarla casi con cariño, lo delataban. Del miedo ella intento alejarse, cayendose producto del tropiezo con una ropa, botando al joven Sigfried con ella. Se sintio algo raro, ella al principio se quejo por el golpe, pero luego quedo hipnotizada con los ojos de aquel licantropo, enbelesida, lo mismo paso con Sigfried el cual sintio como a ella lo tocaba ligeramente, deseo que el tiempo no pasase tan rapido cuando se siente bien, queria quejarse con la madre naturaleza, el tiempo en si era tan hermoso tan romantico y solo se debia a su propia percepcion, y la suya, parecia ser infinita, el momento no se acababa, ella de repente entro en conciencia de sus propios actos, se levanto y corrio, el Alquimista se quedo segundos en el suelo, se toco la mejilla que habia sido tocada por ella, y se lñevanto corriendo hacia ella, luego de correr un tiempo la hallo en el suelo, la tomo de la mano y la levanto, la miro.

-Soy Sigfried Aiderulf el Alquimista de Plata, no soy un sabio y no tienes de que preocuparte, y disculpame pero encuentro que esto es inevitable, de verdad disculpame- Dijo Sigfried acercandose lentamente a ella, tomandola por los brazos, y acercando sus labios a los de ella, lentamente hasta tocarlos, sentirlos con firmeza, abrazarla, y sentir como a traves de una simple percepcion, se sentia feliz, y las tristeza desaparecia.
Ahora el tiempo no era mas que una percepcion, una hermosa percepcion ¿Estarian bien sus actos?
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Lun Oct 31, 2011 1:02 pm

El joven lycan, Sigfried, parecía ser su nombre, tendió la mano a Erika y la incorporo. Sus palabras fueron concisas, directas. Los labios del joven se mezclaron con los de ella. Se fundieron en un beso, un beso sorpresa por denominarlo de laguna forma. La joven no forcejeo pro aquel beso es más cerro los ojos para poder sentir mejor los labios de aquel joven. Con sus manso le rodeo por la espalda y lo apretó contra ella, sus manos acariciaban ligeramente su espalda. Aquel beso inundo su ser de una paz increíble. Sus manos subieron por su columna hasta llegar a su cabeza y acariciar sus suaves cabellos. Una brisa inundo el lugar haciendo que ambos cabellos se alargaran y se llegaran a entrelazar, aunque los cabellos de ella eran más largo se lograron entrelazar. Cuando sus pulmones no le dieron para más empezó a despegarse de sus labios lentamente. Hasta que se quedo sus labios se encontraron completamente separados le miro a los ojos:
-Lo, lo ciento. Perdón por mi comportamiento de antes.-dijo arrepentida. Le dio luego un corto beso, tampoco se pudo resistir a esos dulces labios:

-Me llamo Erika, Erika Thompson. No te tenías por qué haber disculpado-dijo susurrando levemente luego empezó a acariciarle con la nariz como hacen los lobos, su lado salvaje se despertaba. Se la podía oír como gemía ligeramente de cariño, como los perros cuando se topan con uno por cariño. Luego le miro:

-Veras vengo de Tekuoa…y no sé cómo he llegado a este lugar. Sencillamente me desperté aquí. Ni tan siquiera sé donde estoy
-dijo mientras agachaba ligeramente la cabeza:
-Y mucho menos se que hago con lago tan elegante-dijo mientras se agarraba el traje y lo observaba:
-Lo mío es llevar harapos-dijo con una pequeña sonrisa. Luego le miro y estuvo tentada a volver a probar de esos labios. Le acaricio ligeramente la mejilla y el pelo. Era la primera vez que se enamorada, tan locamente. Desde el primer momento en el que vio aquellos avellanosos ojos se volvió loca, sus ojos eran tan bellos y expresaban tanto. Acaricio la tez de aquel licántropo. Luego se empezó a soltar el vestido y antes de que s ele viera algo se transformo en loba y le empujó lentamente para que él también se transformara.
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Lun Oct 31, 2011 2:18 pm

El beso se hacia eterno, ya no sabia que esperar, seguia pensando que en si el tiempo era maravilloso, la percepcion de este era tan... romatica por decirlo o explicarlo de alguna manera, sintio como ella le correspondia de apoco, abrazandolo y estrujandolo contra ella, ligeramente podia sentir como los pechos de ella tocaban su busto, como se sentian tranquilos, pasivos moviendose, junto con el beso exotico y eterno, se sentia calido, no se habia sentido asi desde la ultima vez que le habian ayudado y en si tampoco esa vez se habia sentido tan agradable, desde que Lans Tartare le habia brindado un lugar en su casa... Ella le acariciaba la espalda, el solo la abrazaba tranquilamente, en si era mas alto que ella, la escena era perfecta, la luz de la luna bañaban ambos cuerpos que se hallaban unidos mediante un abrazo perfecto, una silueta solo se podia percibir a lo lejos, una silueta de algo mas que un encuentro casual... "¿Que es esto que siento? Me parece desconocido ¿Sera amor? Si, puede que me este enamorando..." Pensaba el Alquimista, aunque la acababa de conocer. Ella empezo a despegar sus labios lentamente, esos labios carnosos, perfectos, suaves... Lo miro, sintio como sus ojos entraban en contacto, se disculpo y luego le volvio a besar.

-No tienes de que disculparte, pensaste que era alguien que te haria daño, y encantado de conocerla señorita Erika- Le respondio este, mientras pensaba que a lo mejor, sus disculpas (dichas por el momentos antes) habian estado de mas. Se dio cuenta de que el lado animal de ella afloraba de apoco, acariciandolo con su nariz, un leve gemido de ¿Cariño? si se podria llamar asi, afloraba de ella.

-Bueno, eso en si es insolito, te digo que estas en Arcadia, en el lago de la tierras del norte creo, cerca de la residencia de Sir Lans Tartare mi señor... y no es muy elegante, es perfecto para una señorita como usted, y le digo, creo que se ve mejor asi que como se veria con harapos, aunque aun asi estoy seguro de que siempre se vera bella-
Dijo el Alquimista mirandola a los ojos, no traia sus gafas, y aun asi podia verla a la perfeccion, cada cintuosidad en su bella figura...

La miro, sintio como su suave mano le acariciaba, se sintio acelerado, su corazon latia con fuerza, sus ojos entraron en contacto, sus ojos eran bellos, y su miarada era penetrante, era simplemente perfecta. En un punto parecio que ella se fuese a desnudar, pero antes de que pudiese volver a observar a aquella hermosa figura, esta se trasformo el lobo, y lo empujo para que el hiciese lo mismo... "Supongo que te seguire el juego" Penso Sigfried trasnformandose en lobo, en un lobo negro, bastante grande, e imponente. Se acerco a ella y la acaricio lentamente frotando su cuello contra el de ella... La noche iba bien...
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Lun Oct 31, 2011 5:19 pm

-Así que estoy en Arcadia…-digo la loba mientras el lobo le acariciaba el cuello disfrutaba del momento:
-Yo vengo de Tekuoa como bien he repetido-dijo mientras le miro y le lamio un poco la cara como símbolo de cariño:
-La isla de los licántropos-le dijo con cierto brillo:
-Me dedico a cantar por las calles. Y…por lo que me digites antes estoy ante el Alquimista de Plata-dijo con una sonrisa, le acaricio el cuello con su hocico mientras empezaba a andar lentamente. ¨Siendo lobo es incluso más bello que humano¨ pensó mientras le miraba completamente:
-Entonces…conoces bien este lago, ya que por aquí vive tu señor-dijo mientras no paraba de acariciarle con su hocico ¨Su pelaje es bastante suave¨ se decía:

-¿Me enseñarías entonces el lugar? Ya que parece que tendré que vivir aquí durante un…tiempo. Aunque prefiero vivir aquí de por vida-dejo escapar sus deseos ya que aquel licántropo le había robado el corazón. Ella no lo sabía peor los espíritus la observaban y hablaban entre ellos ¿Qué estarían diciendo?
La loba no paraba de darle muestras de cariño. Cuando sus ojos se encontraban se quedaba largo rato mirándolos esos ojos la traían loca. La joven era nueva en el tema del amor pero no podía para de darle mimos:

-TU pelaje es muy suave-dijo susurrándole en las orejas luego se alejo lentamente y le empujo levemente incitándole a empezar un juego. Le dio otro leve empujoncito y se tumbo delante de él con las patas hacia arriba con la almohadilla de las patas le rozo levemente el cuello como dándole un masaje. Mientras ella reía:
-Ningún lobo me hablaba donde vivía. –dijo con cierta tristeza. Se tumbo en el suelo y alzo el cuello para darle unos lametones al lobo:

-Sois muy puesto-.se aventuro a decir, su corazón en ese instante latió con furia pues nunca había sido tan atrevida como en aquel instante, decirle eso a un chico algo impensable. La chica se quedo observando a ese majestuoso lobo. Se incorporo para reanudar la marcha. Para poder ver con sus ojos la majestuosa Arcadia.


Encima de ellos los espíritus dialogaban entre ellos:
-¿Estáis seguros?-dijo uno pequeñín todos asintieron:
-Pues está decidido.
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Lun Oct 31, 2011 5:53 pm

-Si estas en Arcadia- Dijo el Gran lobo mientras la acariciaba y se dejaba acariciar... ¿Era raro a lo mejor eso?- ¿Tekuoa eh? Nunca he escuchado de ella, pero me fascinaria ir hacia alli, y conocer las tierras de donde vienes...

-Si... soy el Alquimista de Plata, algo raro, un tanto ironico pensando que la plata nos mata, o nos daña al menos, y yo ahora se que estoy frente a la cantante Licantropa mas hermosa que en mi vida se que vere...-
Ella lo observo, analizandolo mientras caminaba alrededor de el, por su parte, el hizo lo mismo, analizandola, o mas que eso, contemplandola en su esplendor (y sus partes posteriores cuando no se daba cuenta).

-Lo conosco como la palma de mi mano señorita Erika, y se todo lo que hay en 2 kilometros a la redonda-
Dijo Sigfried mientras se dejaba acariciar, era tal el palpitar de su corazon que tenia miedo de que saltase de su pecho y cayese al suelo, latia muy rapido y fuerte, y ella solo le daba caricias...

-El tuyo igual es suave- dijo acariciandola con su hocico y moviendo su cola, luego de repente un empujon y otro... No supo como reaccionar, y de repente sintio un suave masaje en su cuello, ella lo hacia con sus pies...- Eso es triste... yo almenos os hubiera hablado...

-Gracias, pero si yo soy apuesto, tu eres la diosa mas bella y encantadora que en mi vida habia visto...- Dijo el lobo mirandola con sus ojos avellana... Ella realmente era bella hasta como una loba... Ella siguio la marcha, el la siguio un tanto detras de ella, se le acerco y le indico el lago con la mirada, el se adelanto y se instalo alli, mirando a la luna, espero a que llegase y mientras esperaba no pudo evitar soltar un par de lagrimas... ¿Porque?



avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Lun Oct 31, 2011 8:07 pm

Ante las palabras del licántropo la joven solo pudo ruborizarse. Se rio ligeramente ante su comentario. ¨Diosa…yo¨ pensaba. Cuando reanudo su marcha él se fue al lago ella le siguió. Su cola se agitaba al compás pues estaba muy contenta de estar junto aquel lobo. Se acerco y pudo ver como finas gotas caían de sus ojos y brillaban con la luz de la luna. Lloraba. Se quedó mirando a Sigfreid y empezó a lamerle aquellas amargas lágrimas:
-¿He dicho algo que le haya herido? -dijo preocupada. Se quedó mirando con semblante tristón al lobo. Paseo su cabeza por la parte baja de la de él. Acariciándole con su cabeza, paseaba su cabeza por el cuello del lobo, a modo de disculpas. Luego le lamio el hocico y miro a la hermosa luna, nuestra bella madre. Se acercaba la lobo y le daba mimos, le acariciaba le mordisqueaba las orejas para juguetear un poco con él y de esa manera animarle. Le lamia el hociquillo. Luego se quedo mirando un momento a la luna y esta brillaba, por desgracia no era luna llena sino cuarto creciente. Se inclino ligeramente y empezó a beber un poco del agua del lago:

-Es bastante fresca. –dijo mientras se lamia los bigotes para aprovechar cada gota. Volvió a lamer el agua del lago, era bastante refrescante. Se volvió a lamer los bigotes y miro a Sigfreid, le sonrió y volvió a acariciarle el cuello con su hocico. Se quedo con su cabeza debajo de la del lobo. Luego con su hociquillo le dio una especie de beso en la mejilla. Miro aquellos ojazos y no pudo evitar sonreírle. Se agacho y se tumbo con su hociquillo cera del agua del lago su cabeza estaba entre sus patas, sin embargo su cabeza estaba dirigida hacia él mirándole con ternura y amor, era amor a primera vista. Su colita se movía alegremente de un lado a otro., con ella le daba en la cola de él y lo acariciaba con ternura con su cola.

Se le habían quitado las ganas de pasear prefería estar con él.
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Lun Oct 31, 2011 8:49 pm

Sintio como ella le lamia las lagrimas, se sentia acongojado, tenia mucha pena, y miedo ¿Como reaccionaria ella? Ni idea, no queria saberlo, tenia miedo a que lo mirase feo, no lo comprendiera y lo odiase, era raro amar a alguien, sin saber que sentia el otro al respecto, muy raro, en si ahora su percepcion se deterioraba, se sentia raro...

-No, no has dicho nada, solo que me da algo de melancolia la escena, y creo que es la primera vez que me... me enamoro rapido, y profundamente, disculpe que se lo confiese pero mi pecho, mi corazon se saldra de mi pecho si esto sigue asi, y no lo digo, siento que algo me empuja a no retenerlo, a decirselo.... eso me tiene triste, que es lo que usted piense, quizas su respuesta no sea la misma...- Dijo el lobo mirandola con sus ojos avellana, sintio como ella lo miraba con sus dos hermosos orbes... Ella le daba mimos para que se alegrara y olvidara lo que pensaba pero aun asi, se sentia contento, esos mimos solo podian significar afecto, se dejo llevar por el momento y correspondio a los mimos, haciendole cariño en el lomo con su cuello, dandole especies de "besos" en su hocico, aunque no era lo mismo que siendo humano, no le importaba... Ella se acerco a beber agua y hablo.

-Si es bastante fresca, es un hermoso y genial lago...- Dijo el lobo observandola, su gracil y perfecta figura lobuna, sintio su suave contacto ¿Porque los humanos no podian vivir solos, y asi tampoco ninguna criatura? Porque los dioses eran buenos... y ninguna criatura podia estar toda su vida sola, y lo estaba comprendiendo el Alquimista alli, cada dia se aprendia algo y hoy lo estaba haciendo valer. Ella luego de mas mimos, que le fascinaban, se le quedo mirando, el le devolvio la mirada tenuemente, casi como si estuviese apagada, sintio una ganas raras de improvisar.

-Es mas amo esta laguna y creo que es el momento perfecto de algo no esperado- Dijo el Lobo que abruptamente se parto y retrocedio casi como alejandose de la loba, que dejaba alli, casi sola, se adentro en el bosque, y desparecio dejando a la loba sola, para de repente salir corriendo con todas su fuerzas en direccion a ella, para antes de estrellarse, saltar sobre ella, dandole con su cola, una leve acariciada por el salto. El salto indudablemente fue gigantesco, y antes de caer en el agua, se trasformo en humano, quedando desnudo y zambullido en el lago- ¿Quieres venir?



avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Lun Oct 31, 2011 9:28 pm

La joven no supo cómo reaccionar ante esa declaración de amor, ya que ella sentía lo mismo que él. El joven respondía a los mimos de la dama con más mimos. De repente la joven observo cómo se iba dejándola momentáneamente sola. No entendía nada y comenzó a temer que la hubiera dejado sola, pero de pronto empezó a notar el retumbar de la tierra ante el corre de su amado. Saltó por encima de ella y antes de llegar al lago se transformo en hombre ante su tentación la joven se quedo por unos instantes observando aquel cuerpo húmedo. Empezó a adentrarse en el agua en su forma lobuna y cuando estuvo lo suficiente mente cerca de él cerro los ojos y se hundió de lleno en el agua cuando subió a la superficie estaba trasformada en mujer. Alzo medio torso mostrando así sus pechos mojados. Sus cabellos húmedos se alzaron en el aire y brillaron gracias a las gotas de agua y a la luz lunar. Cuando e quedo de pies, algunos mechones cubrían sus pechos y se acerco al joven y le beso profundamente en sus labios:

-Responde esto a tus sentimientos-dijo con un brillar en los ojos que fue engrandecido gracias a la luna. Le acaricio lentamente su rostro y se acercó más a él sus labios se llamaban y ella no dudo en responder a su llamada con un pasional beso. Sus manos acariciaban su pelo mientras su lengua tímida intentaba juguetear con la de él. Era nueva en el juego del amor. Se separo lentamente:
-Para mí también es la primera vez que me enamoro tan locamente. Se le sensación que tiene tu pecho, el mío también lo siente por vos-dice tímidamente:
-No sé si habéis usados vuestros dotes como alquimista para hacerme algo, pero sea lo que sea, ha surgido efecto- digo acercándose más a sus labios, ella estaba de puntillas para llegar mejor, pues que la diferencia de altura era considerable. Volvió a sellar sus labios con un beso y luego se despego lentamente de su cuerpo.

Luego pensó que sería simpático juguetear un poco así que se hundió en el agua y buceo hasta ponerse detrás de él, le lanzo un poco de agua:
-Si quieres otro beso tendrás que cogerme-dijo con un tono algo picaron volvió a hundirse empezó a bucear se alejo, alzó la mirada y empezó a bucear.
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Lun Oct 31, 2011 10:15 pm

La joven de apoco empezo a adentrarse en su forma lobuna, en la clara agua del lago iluminada a su vez con aquella hermosa luna, de a poco fue adentrandose, nadando como un lobo lo haria hasta estar cerca de el, hundirse y luego, salir convertida en una hermosa mujer, mostrando la mitad de su figura desnuda (aunque la otra mitad tambien lo estaba no era visible, bajo el agua) hermosa y perfecta, algunos cabellos lograban tapar sus pezones, y sus hermosos y grandes pechos (o la mayor parte), se dejaban ver, mostrandose con total naturalidad ante el Alquimista. Se acerco a el y lo beso, el tambien estaba desnudo, completamente, sus cuerpos se tocaron y el la abrazo, sintiendo sus pechos tocar su dorso, la estrujo contra si, y una de sus manos (que tocaban su espalda desnuda y suave) se deslizo cuesta abajo, hasta llegar a sus firmes muslos y sentirlos con su mano desnuda.

-Si responde bella dama, y gracias... me siento... "amado" y "querido"-
Dijo el Alquimista observandola sin disimulo alguno, ella le acaricio lentamente su rostro, sus cabellos estaban mojados y caian sobre parte de su espalda y su pecho. Ella lo beso, y el entreabrio sus labios para contestar el beso y la lengua de ella, el roce de sus labios era muy suave, le mordisqueo ligeramente el labio inferior con tal de que sintiera un leve vertigo...
Escucho sus palabras y se sintio infinitamente complacido, alegre, no sabia que responderle ni como reaccionar, en ningun aspecto, solo estaba feliz y se notaba en su mirada...

-Lo unico que he hecho, es mirarte, pero mis dotes no los he ocupado y si lo hice, soy muy bueno y no me he dado cuenta- Correspondio su beso y sus brazos enlazaron el cuello de ella, agchandose para que los dos estuviesen bien, ella se alejo un poco de el y de la nada despaarecio, para lanzarle agua a la espalda, el se dio vuelta en el acto y le lanzo agua tambien a ella, correspondiendole, en ese momento la vio entera, y ella pudo verlo a el, todo sus cuerpo, ambos cuerpos, se veian a la perfeccion en el lago, gracias a la luz de la luna y la claridad del agua.

-Eso es cruel...-
Dijo Sigfried lanzandose al agua, nadando bien rapido (habia practicado mucho y venia muy a menudo al lago) , acercadose bien rapido a ella, y tomandole una pierna, ya habiendose alejado unos metros desde el punto de donde habia partido (o sea la habia pillado luego de un tramo) jalandola hacia si, y ademas de ver su parte posterios (espalda, muslos, pies), con un suave movimiento ritmico bajo el agua, la dio vuelta y la beso, un beso bajo el agua era algo extraño... No pudo controlarse, y con una mano le acaricio el muslo izquierdo y con la otra, le acaricio uno de sus pechos, bajo el agua y a la luz de la luna, la escena era perfecta, y hermosa, tan natural... solo esperaba... que ella correspondiese...
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Mar Nov 01, 2011 11:20 am

La muchacha no se quitaba de la cabeza la imagen de aquel curtido hombre. Nadaba a un ritmo despacio pero tampoco lento, para saber si lograba cogerla, sus pies se movían de una manera muy elegante. De repente noto como algo la cogía por la pierna y paro de patalear, supo que la había cogido. Le dio una vuelta, algo que no se esperaba y le dio un profundo beso subacuático. Ella no se quejaba y dejaba que lo hiciera como quisiera. Aquel maravilloso estuvo acompañado de toqueteos por parte de Sigfreid, ella dejo hacerse, pero no pudo aguantar más la respiración y tuvo que soltarse, apoyar un pie en el fondo e impulsarse hacia arriba. Cuando salió a la superficie moviendo bruscamente su cabeza hacia atrás para retirase la enorme mata de pelo de delante. Respiro profundamente y se retiro algunos pelos de lacara y también respiraba profundamente. Sus piernas pataleaban pues sus pies no tocaban el fondo.

Cuando Sigfreid salió a la superficie ella se le quedo mirando por unos instantes para que le diera tiempo a coger air; lo arrastro hacia ella y le dio un beso, un beso profundo y amoroso. Su lengua jugueteaba con la de él. Era nueva en esto de amar y por el momento pensó que lo hacía mal así que no paraba de darle mimos para compensar su falta de saber sobre el amor. Le acaricio sus cabellos mientras se separaba lentamente luego le dio un pequeño beso en la mejilla. Sus cuerpos se tocaban debajo del agua, aunque ella pataleaba para evitar hundirse. Sus senos acariciaban los pectorales de Sigfreid:
-Yo también me siento ¨amada¨, ¨querida¨ y ¨deseada¨-dijo con una sonrisa en la boca mientras no paraba de mirar esos ojos avellanosos que brillaban con la luz de las estrellas y la luna. Las escenas que se vivían en esa noche entre ellos eran perfectas, hermosas…

Le acaricio dulcemente los cabellos y empezó a nadar lentamente hacia la orilla para que él le acompañara. Llego a la orilla y se quedo tumbada en la orilla, el agua todavía le bañaba parcialmente, se veían sus pechos exuberantes y húmedos. Su cuerpo se veía con pequeñas perlas, el agua brillaba gracias a la luz lunar. Sus cabellos se veían relucientes. Observaba a Sigfreid esperando que su amado llegará hacia donde ella estaba. Ella le esperaba pacientemente. El agua hacía que sus parte intimas no se vieran del todo ya que el vaivén de la solas producidas por la pequeña brisa lo impedía, a parte también bañaban parte de su barriga, sin embargo su espalda también era bañada por una pequeña parte de agua. Se sentía divina.


avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Mar Nov 01, 2011 1:06 pm

Entre los "toqueteos" de parte de Sigfried en la bella figura de Erika, ella de repente se solto, por falta de aire, o al menos eso penso el Alquimista que ya estaba acostumbrado a aguantar la respiracion por grandes ratos, ella salio de el lago rapidamente, y desde abajo de ella Sigfried no podia apreciarla bien, se dejo caer producto de la gravedad, hasta que sus pies sintieron una fria y resbaladiza roca, inclino sus rodillas y se impulso a la superficie, saliendo vivazmente del agua, con su figura empapada, ella estaba en la superficie, tomando aire, o eso le dio a entender a Sigfried, cuando de repente, con suma naturalidad, ella lo tomo de un brazo y lo arrastro hacia ella, dandole un ferviente beso. Ella entreabrio su boca y el igual, y sus lenguas entraron en contacto durante un tiempo, jugueteando, arremolinandose... Ella se despredio de su boca, y le acaricio, luego se le acerco y pudo sentir como ella le daba un suave y tierno beso en su mejilla... Sintio como el cuerpo de ella entraba en contacto con el suyo, tocandose, rozandose lentamente (sobre todo los pechos de ella con los pectorales del Alquimista) al ritmo perfecto del vaiven del agua...

-Me alegra que te sientas asi, porque asi mismo me siento yo...- Dijo Sigfried al oido de esta mientras con su lengua, le lamia suavemente el lobulo de su oreja, se alejo un poco y la contemplo bajo la luna, solo se podia distinguir algo de su figura gracias a la osuridad y al agua misma, que por raro que pareciese no estaba tan helada aunque fuese de noche, o quizas era producto de que su cuerpo ya se habia temperado con la temperatura respectiva del agua.

Ella seguia con sus mimos, dandole caricias a su pelo, a su piel, para posteriormente nadar hacia la orilla, quizas ya estaba cansada de flotar, el la siguio lentamente, viendo como quedaba tumbada en la orilla mostrando su espectacular figura, sus firmes, voluminosos y perfectos pechos relucian cual diamante excelso lo hace a la luz del sol... El llego hacia donde se hallaba ella, se tumbo un poco en el suelo, al lado de ella, y la miro, sus miradas se toparon, la escena era divina, el agua le cubria parte de su cintura hacia abajo, aunque con el vaiven se dejaba ver una que otra cosilla cada cierto tiempo. El se movio y se tumbo sobre ella, besandola apasionadamente, sintio como los pechos de ella presionaban sus pectorales firmemente y como sus cuerpos entraban en pleno contacto, rozandose, aunque no podia distinguir la parte intima de ella, con total claridad, podia sentir como ambas "partes intimas" se rozaban mientras el agua se movia y ellos lo hacian en su apasionado beso...

La luna brillaba en lo alto, reflejandose en el centro de la laguna mientras las aguas claras de esta se movian desde las orillas formando pequeños anillos expansivos que de apoco iban recorriendo todo el lago en si...
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Mar Nov 01, 2011 8:12 pm

Ella sencillamente disfruto de aquel momento, la atmosfera que en aquel lugar se vivía era mágica, en general el conjunto del ambiente de ellos, de todo, hacía un ambiente único.
Cuando Sigfreid se tumbo a su lado ella no paraba de mirarle y de admirar aquel fornido cuerpo, tan bello y perfecto. Sus miradas se cruzaron y por ese instante parecía que le tiempo se detuviera cada uno mirando en el interior de sus pupilas, investigando al otro con solo una mirada.

De repente él se tumbo encima de ella, ni se inmuto le agradaba sentir el tacto de su cuerpo sobre el suyo; debido a la emoción repiso fuertemente haciendo que sus pechos se hincharan y sus erizados pezones tomaran contacto con sus pectorales. Ante aquel beso ella solo pudo corresponder. Le basaba con pasión a la par que toda su piel se erizaba debido al contacto de él, de todo él. Sus manos acariciaban su espalda mientras sus pechos subían y bajaban rozándose con sus pectorales, acelerando el ritmo cardiaco. De repente empezó a acariciarle el pelo y a juguetear con él. Paro unos instantes necesitaba respirar. Se quedo respirando profundamente mientras le miraba con dulzura y amor a lao ojos:

-Quiero…-dijo en un susurro fino, suave parecía como si el viento pasara por ahí. Se refería a que aceptaba que la hiciera suya, que le hiciera el amor en aquel preciso instante. Aunque en su anterior vida en su ciudad natal, la habían violado. Ella estaba dispuesta a entregarse enteramente a él, se sentía virgen entre sus brazos quería ser suya, la locura del amor.
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Miér Nov 02, 2011 4:00 pm

Ambos dos parecian disfrutar de aquel "juego de seduccion" que llevaban a cabo, observandose, admirandose, queriendose, comiendose con la mirada, devorandose el uno al otro. Una vez encima de ella besandola, sintio como los pechos de la joven se agrandaban y sus pezones se erguian producto de la exitacion que ambos sentian, aque cariño del uno por el otro... Pudo sentir con fervor como su ritmo cardiaco se aceleraba al igual que el de ella, llegando a jadear (el al menos) de la exitacion. Ella le daba pequeñas caricias, le acariciaba la espalda, se miraban con cariño, se rozaban, etc. Era tanta la exitacion que no paso mucho tiempo en esa escena, cuando su instinto no le dejaba seguir controlandose, y de apoco su miembro se tensaba. Ella hablo, y aunque sus palabras no habia hecho mucho eco, Sigfried entendio completamente lo que ella queria, lo que ambos anciaban y no se atrevian a decirse, ambos querian hacer el rito magico del "amor".

-Yo tambien quiero...- Dijo rodando con ella, para colocarsela arriba, el le cogio el rostro con las manos y la beso con ancia, como quien bebe agua fresca y cristalina, al cabo de un dia largo y caluroso. Luego le llevo las manos a los pechos, Sigfried advirtio que eran muy suaves y los pezones se endurecian bajo las yemas de sus dedos. En la cara de el, se presentaba un leve rubor al igual que en la cara de ella. Hubo un instante angustioso cuando se tocaron sus cuerpos y el parecia indeciso. Luego, se acomodo, y coloco su miembro de la manera correcta. Posteriormente sintio que la penetraba lentamente, su miembro se hundia y se fundia en ella. La sensacion fue tan apasionante que tuvo la impresion de que iba a estallar de placer. -Eres simplemente perfecta...

Lentamente empezo a moverse ritmicamente entrando de apoco en ella, no queria hacerle daño...- ¿Estas bien?
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Miér Nov 02, 2011 7:46 pm

El joven afirmo que también quería realizar el ¨amor¨, él giro sobre si mismo arrastrándola para colocarla encima de ella. Se besaron con pasión y ansias, un beso de esos que solo se da en los amores puros. Al estar tumbada sobre el notaba el tacto de todo su cuerpo excitándola aun más quería saber que serían el uno y el otro para siempre. Luego el toqueteo sus pechos ella se ruborizo mientras le miraba, sus pezones se veían completamente erizados.

Se acomodaron y el comenzó a introducir su miembro, por ahí antes habían entrado miembros pero ninguno con esa delicadeza, sentía que en ese momento si que perdía su virginidad, ya que lo hacía con amor. Entro lento y cuando estuvo dentro dio un pequeño gemido, comenzó a moverse al ritmo despacio. Ella se sentía en la gloria:
- No exageres…todos…tenemos imperfecciones -decía entre gemiditos de placer. Apoyó sus manos sobre los pectorales para ayudarle a la entrada y salida de su miembro. La sensación era única e inigualable, esa sensación de placer y más haciéndolo con alguien a quien amas es única. Suspiraba, gemía profundamente:
- Sigue… -suspiro, su interior empezaba a calentarse muestra de ello era que empezaba a humedecerse, lo bueno de ello era que el miembro se deslizaba de mejor manera hacia el interior. Erika no paraba de gemir de vez en cuando dejaba escapar suspiros. Movía su cadera hacia arriba y abajo, lentamente, no dejaba que es miembro sobresaliera mucho pero lo que sobresalía volvía a entrar para que estuviera guardado en esa cavidad:

- Os… amo… -se acerco lentamente hacia los labios de él mientras intentaba mantener el ritmillo y le beso ferozmente como una loba en celo mientras sus lenguas jugueteaban vivazmente. Era la magia del amor a primera vista.
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Jue Nov 03, 2011 5:24 pm

-Lo se, pero la idea es no hacerte daño... La idea es que esto sea perfecto... porque creo que asi debe serlo...- Dijo el Alquimista mientras su miembro entraba y salia de ella, cuidadosamente. Los gemidos de ellos se dejaban escuchar, no muy fuertes, pero lo suficiente como para que Sigfried se excitara cada vez mas, ya jadeaba, se habia olvidado de cuando habia sentido un amor asi... ¿Nunca? Al parecer asi era, nunca habia experimentado en ese grado lo que era llamado amor... No sabia del tiempo, para el no era mas que otra variante que lo unico que hacia era delimitar sus percepciones, como "rapidas" o "lentas" pero inusualmente esta era sumamanete lenta, podia sentir cada movimiento, cada vez que ella respiraba o gemia, como si fuesen uno... Conectados del todo...
Ella hablo, queria mas, y sintio con un fervor inimaginable, como su miembro cada vez entraba con mayor facilidad, mas rapido, con mas fuerza, y... mas grande... Empezo de apoco a masajear los pechos de ella, moviendolos vertiginosamente, sacudiendolos, admirandolos, percibiendolos...

-Desde aqui te vez sencillamente hermosa- Dijo Sigfried mientras la observaba y el se movia ritmicamente entrando su miembro y sacandolo... Sus impulsos constantes tenian como fin, provocar una suerte de placer en la zona pubica de Erika, de repente sintio unos deseos incontrolables de besarla, tomo su cabeza, arremolinando entre sus dedos sus hermosos cabellos, y se la llevo hacia si, besandola, un beso profundo, en el cual el busco el contacto de sus lenguas, arremolinandolas, mientras empujaba cada vez con mas fuerza y mas rapido, sus manos ahora se hallaban en las caderas de ella, mientras seguia besandola apasionadamente.

-Si es asi el cielo... creo que la muerte es mejor que la vida... claro si tu estas alli... Erika- Dijo mientras su respiracion cada vez estaba mas entrecortada...
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Sáb Nov 19, 2011 9:59 pm

Ante aquellas palabras la joven licantropa solo pudo sonrojarse cada vez más y sentir como Sigfreid la amaba. Ella no abría salvo para gemir y intentar conseguir algo de aire. Ante aquel beso ella casi se queda sin aliento. Luego ella se quedó mirando a sus ojos mientras su car cada vez mas sonrosada, sus pechos tambaleándose al ritmo de sus penetraciones, le digo:

-Os.. amo,…nunca he sentido esto..Pero no quiero perderlo-
dijo mientras u manso recorrían la columna de Sigfreid, mis dedos lo rozaban apenas mientras sentía como me penetraba. No paraba de gemir con fuerza le besaba levemente el cuello aunque también besaba sus cabellos. Mis gemidos agudos podían oírse desde le bosque mientras lo sentía dentro de mí. Húmeda, muy húmeda estaba. Ella no paraba de gemir, sus cuerpos se unían bajo el amparo de la luna, el cobijo del bosque, el ulular del viento…:

-
Oh…por favor… quédate junto a mí..quédate..no te vayas…Tenme…tenme para siempre…
-dijo entre suspiros y gemidos. Le abrazo con fuerza contra su pecho, notaba le palpitar de su corazón junto al suyo que también latía con fuerza, con rabia como si fuera a desprenderse de su coraza de huesos. Notaba aquellas penetraciones cada vez menos costosas y menso costosas ella solo podía sentir el miembro entrar y salir y llenarla cada vez mas de placer. Sus gemidos acompañaban al ruido que producía los genitales de él al chocar con sus partes, el ulular del viento entre las hojas. Sus cabellos se movían a la par con los movimientos al igual que los de él, los aparto del dulce rostro del joven alquimista y le dio otro besazo enrome. Su lengua jugueteaba con la de él con mucha alegría y seducción. Era el amor joven.
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Sáb Nov 26, 2011 12:52 pm

Ya se sentia agitado, de apoco su concentracion se empezaba a desvancer lentamente casi como la brisa fria que corre en el verano y se ve abatida por los vientos calidos, era una sensacion plena que lo borraba en terminos practicos del lugar, o de cualquier otra cosa, los gemidos de ellos, y su intento por recuperar el aliento, no hacian mas que excitar a Sigfried estimulandolo hasta el tope casi nirvanico sensorial, se sentia en vida pero a la vez muerto, casi como si por cada sacudido o movimiento que daban sus cuerpos fuera traspasandole su vida a ella ¿Que era eso? Amor, si quizas era amor pensando en que el tipo de relacion que en aquellos momentos tenian eran, en sumo... Privados, intimos, era una fusion de dos seres que se realizaba a la perfeccion. Las palabras de ella, le hicieron derramar un par de lagrimas ¿Por que aquellas lagrimas? ¿Era porque nunca habia sentido algo parecido y pensaba que no podria hacerlo? ¿Si? ¿No? No, era amor, puro y genuino amor adema de quizas, mucha lujuria, bastante lujuria y ganas de hacerlo con ella. Se dejo girar y se coloco "panza arriba" colocandosela tranquilo sobre su miembro, acomodandose para empezar de nuevo a penetrarla.

-Yo tampoco... quiero... perderte- Dijo entre jadeos, puesto que no podia siquiera respirar, sentia como su miembro y la parte intima de ella, resollaban, sonando casi como un contacto pegajoso que no los dejaba separarse. Los gemidos de ella eran como una cancion hecha por angeles en la tierra para Sigfried ¿Era ella un angel? Deberia serlo, sino, probablemente ella merecia serlo. Cada vez la lubricacion vaginal de ella, hacia que el miembro de Sigfried entrara cada vez mas y mas rapido, mas y mas, en un movimiento casi pendular...

-Yo tampoco quiero perderos nunca... No quiero...- Dijo mientras sentia como los calidos labios de ella, tocaban los suyos fuerte, casi agresivamente y el correspondia, con sus dos manos, masajeaba sus pechos y jugueteaba con sus pezones, que parecian dos botenes estimulantes que de apoco hacian que se pusiese frenetico, su piel tersa y joven brillaba bajo la luz de la luna, y su respiracion cada vez estaba mas entrecortada...

-Creo que voy a explotar en placer Erika- Dijo con cierto cansancio el Alquimista de Plata mientras sentia que su miembro estaba duro como un hasta de bandera, y el interior de ella estaba humedo y algo pegajoso, y la sensacion tactil era casi como la piel interior de la boca, suave y con cierto relieve que lo volvia loco...
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Vie Dic 23, 2011 9:27 pm

Los jóvenes laycans se amaban bajo la luz de la luna y la mirada de los arboles. Erika no paraba de darle besos grandes e intensos llenos de amor, y pequeños besos juguetones. Con sus manos sujetaba su rostro mientras de vez en cuando dejaba de besarle para gemir con más fuerza debido a las penetraciones, ella por su parte movía su pelvis hacia arriba y abajo, notando como su miembro entraba y salía. Cada vez que se iba de su interior algo de fluido se escapaba del interior de Erika, mojándoles.

Erika se incorporo lentamente, con sus manso se apoyo en los pectorales de Sigfreid para así ir más rápido, movía todo su cuerpo para hacerles disfrutar mas, ella gemía de placer mientras su pechos rebotaban salvajes. Su cabellera negra se veía humedecía por el sudor, los mechones de pelo se movía al tempo, algunas gotas de sudor saltaban de su cuerpo manchando a Sig al igual que su sudor le manchaban.

-Explota…si…si es…lo que quieres…-le respondió, sus agudos gritos y sus gemidos podían acabar atrayendo a algún que otro animal salvaje, pero por el momento parecía ser que el bosque les dejaba disfrutar.

Erika tenía puestas las rodillas en el suelo para así servirse de apoyo para poder moverse más rápido. Notaba como el miembro de SIg salía y entraba cada vez más fuerte, sentía que se desfallecía presa del cansancio, pues hacía tiempo que no se ejercitaba tanto. Jadeaba con fuerza, suspira, ansiaba aire, peor lo que más ansiaba era el amor de aquel lycan. Su cuerpo se estremecía pues sentía como toda su excitación aumentaba por momentos y era incapaz de aguantarla en el cuerpo.
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Sigfried Aiderulf el Miér Dic 28, 2011 6:22 pm

La luz de la luna bañaba a los dos amantes que se encontraban tendidos uno sobre el otro en la orilla del Lago, donde el agua aun los tocaba, mientras ambas figuras se movían rítmicamente al compás de una dulce canción que era interpretada por sus cuerpos vigorosos, jóvenes y excitados. Ambos ya estaban algo cansados pero aun así no podía siquiera pensar en detenerse, era un frenesí que los tornaba en bestias que solo buscaban placer, pero a pesar de todo eso... No parecía que fuese solo lo "único" que quisiesen, los dos se estaban enamorando el uno del otro mientras llevaban a cabo el acto conocido como "Hacer el amor" o "Tener Sexo" pero para el Licántropo al menos, se llevaba a cabo mas que eso, era casi un rito prohibido que los unía a ambos a través de un lazo perfecto.

El miembro de Sigfried se hallaba ya hirviendo, casi como si se fuese a derretir dentro de Erika, además de que sentía que fuese a explotar pronto, los movimientos de este se veían cada vez más rápidos y fuertes, ella estaba tan mojada que su miembro entraba en ella como un cuchillo caliente unta la mantequilla. Los dos estaban en el lapsus mas alto de la excitación, ella se hallaba sobre el, de tal posición que el miembro rebozante podía entrar y salir de ella con suma facilidad y rapidez. Ella respondió a sus palabras, entre gritos y gemidos. Ella yacía en una posición en la cual se le hacia mas fácil contemplar su despampanante figura, sus hermosos cabellos, pegados a su cuerpo… Lo volvían loco. Su mirada, de un azul penetrante lo envolvía.

-Bu-Bu-eno…- Le respondió el jadeante, con su voz entrecortada ya por el cansancio. De repente sintió que una ola de placer le invadía, le consumía por completo mientras se movía en un extasiante frenesí de placer. La miro y la sujeto de los brazos trayéndola hacia si para besarla…

Al terminar el la abrazo, por alguna razón no quería perderla ni soltarla, solo quería estar con ella.- No se porque, pero… No quiero que os vayas…- Dijo en voz alta, aunque no sabia como proponerle el que se fuera con el al castillo de Sir Lans, el de seguro aceptaría…
avatar
Sigfried Aiderulf
Alquimista
Alquimista

Elemento : Sombra
Raza : Daímona
Mensajes : 283

Edad : 17
Empleo : No tengo :P

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Solita el Miér Dic 28, 2011 8:26 pm

La joven se encontraba en el cenit del acto que llevaba acabó se encontraba pletórica. Sus jadeos sus espasmo se vieron mitigados cuando en su interior noto algo, algo cálido, algo increíblemente excitante. Cuando Sigfreid la agarro pro los brazos y la beso con aquella pasión ella apenas pudo responder adecuadamente, se encontraba muy lejos de ahí. El éxtasis la había elevado hasta las aturas. Recupero brevemente su cuerpo terrenal y le devolvía el beso pero él se despego para hablar momentáneamente. Ella sonrió levemente y le dio un corto pero muy apasionada beso en los labios. El miembro de él todavía residía en su interior. Cayó en su pecho y le empezó a besar el cuello, el miembro salió de su interior, ella produjo un leve gemido. Sus cuerpos sudorosos se fundían en uno. Erika comenzó a darle pequeños chupetones en el cuello mientras acaricia sus hombros y su torso:

-Os…amo…-le susurro como si solo quisiera que lo supiera él y nadie más, había caído presa de sus garras, y le encantaba estar sujetadas en ellas. Le abrazo con fuerza intentando no perder su calor. Se acurruco a su vera, en su regazo, en su torso….se estaba tan bien. Suspiro:

-Me…me encuentro genial….solo…solo quiero tener esta sensación para siempre…para siempre-dijo en esta ocasione en un murmullo más bajo. Le volvió a besar el cuello:

-Te quiero-dijo en una voz algo elevada. Algunas aves nocturnas respondieron con sus sonidos a aquellas palabras, unas lechuzas revolotearon cerca de ellos. Una pareja de dos hermosas lechuzas blancas que se quedaron cerca de ellos. Los miraban con aquellos enormes ojos. Erika abrazo fuertemente a Sigfreid y riendo empezó a rodar llevándose a él como rehén. Las lechuzas volaron a su paso y ella paro; dejando a SIgfreid encima de ella. Esta le propino un nuevo y potente beso. Sin embargo, entre todas las caricias que se daban y todos los besos, aunque sus cuerpos se encontraban continuamente en contacto, el frio empezaba a despuntar, intentando llevarse con su helado aliento el calor de los amantes. De los jóvenes amantes que empezaban a meterse en el amargo y dulce juego que se llama: AMOR…
avatar
Solita
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Daímona
Mensajes : 57

Edad : 1-2
Empleo : Soy una niña

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Un favor de los espiritus (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: OFF ROL :: Temas [+18]

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.