Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Caballero negro, caballero blanco.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Sáb Oct 22, 2011 11:02 am

El joven oriental regresa en esta noche estrellada de montar una función en casa de un pequeño comerciante de telas, la hija de este cumplió catorce años y pidió al peliplata si podía actuar para ellos en ese día especial ya que la niña esta encantada con sus historias, por supuesto que el acepto actuar para todos ellos sin siquiera pedirles una moneda, con su hospitalidad y sonrisas fue mas que suficiente para el. Bebió un poco esa noche el joven extranjero quien ahora camina por las calles de la ciudad capital, viste ropas de instituto, aunque en su mochila lleva otras ropas, mas acorde a las de un caballero valiente, su rostro aun muestra algunos signos del maquillaje que uso para brindar dicho espectaculo.

Esa noche les contó una historia especial, una historia real que el ha llevado a cabo junto a otra persona especial, la historia de dos jóvenes que deseaban convertirse en héroes, cada cual por sus motivos personales pero, poco a poco cada uno de ellos fue sintiendo la necesidad de hacerlo por el bien de todos, como lo hacen los héroes de leyenda, el corazón de ambos comenzó a sentir la necesidad de llevar la justicia y paz para todos allá donde fuera que se encontrasen. Ya hace años de eso, pero cada tanto los recuerdos hermosos se tornan en pesadilla, porque Fu Leng siempre busca la caída del dragón y le hiere donde mas le duele y eso es en los bellos recuerdos, en especial la de sus amigos y caballeros honrados que sucumbieron a la oscuridad.

Porque fue su error el no haberlo detenido a tiempo, confió plenamente en la fuerza del espíritu de ese preciado amigo confiando en que el saldría vencedor, pero sabe el mejor que nadie que debió ayudarlo, porque el oriental cayo ante el poder del Dios caído y necesito ayuda para volver, el debió ayudarlo, siente como si realmente lo abandono a suerte,a pesar de que ese caballero fue quien se fue de su lado. Se llevo su diestra a la frente, se apretó la cara no queriendo afrontar esa verdad, no deseaba verla.

Junto a ese joven, ese gran y honrado guerrero juntos entrenaban y combatían en bien de un mundo mejor, aunque siempre fueron muy soñadores hicieron lo que podían, ese chico, estaba perdidamente enamorado, lo recuerda bien, esa fue la razón por la que deseaba hacerse fuerte, para proteger a ese amor, para estar a la altura de esa persona especial aunque no necesitaba el demostrale nada a esa persona, a esa persona ni a ninguna mas. El samurai en cambio combatía por honor, porque así lo marca el código del guerrero, pero su coraron noble le hacia mas de una vez combatir por esas razones que por el código del bushido.

-¿Que ha sido de ti amigo mio...donde estas?-Susurro el peliplata mientras su mente sufre por los errores del pasado.

Aun recuerda verlo sonreír día a día, ver como trataba de cordial a los demás, en espacial a esa chica tan especial para el a quien siempre buscaba sorprender, siempre tratando de acercarse a ella, haciéndole promesas, aun recuerdo lo feliz que estaba cuando ella le acepto por regalo la bandana roja con la que sujetaba sus cabellos, para muchos puede ser una tontera ese detalle pero para el fue casi como si le hubiera aceptado el anillo de compromiso. Tantos recuerdos...tantos días felices, que fácil era hacer que haga algo cuando nombrabas a esa chica, con unas cuantas palabras conseguías que hiciera lo que sea por ti, ya que de alguna manera lo hacia también por ella, vaya tonto enamorado, pensar que ahora yo también soy un tonto enamorado, si me vieras ahora ¿Que me dirías? Recuerdo que siempre te enojabas conmigo porque no veía el amor igual que tu, tu te enamoraste como el resto del mundo, yo me regia por el código del bushido, no tenia permitido amar, yo me casaría por arreglo como lo hacen todos los samurai, siempre me echaste la bronca por eso, ya que a pesar de estar tan lejos de mi hogar aun continuaba con mis tradiciones, como si fuera una religión, porque eso es ser un samurai, un designio divino.

Ninguno de los dos pudo detener el ataque a la ciudad de Erelien, razón por la cual siempre los dos guerreros se sintieron culpables, a pesar de todo encontraron un nuevo hogar provisional, hogar que Cless tomo como propio, lugar donde nació su amor, Tialys , allí fue la ultima vez que se vieron, ya no lucia esa mirada tan brillante en esos últimos días, siempre se pregunto si fue por su enojo al deja Erelien, o tal vez, fue otra cosa, en estos años ha escuchado tantas historias y rumores que teme que hablen de su amigo, reza por que eso no sea así, pero en su corazón, su corazón le dice lo contrario, le dice que es el aunque no quiera creerlo.

-ClFg!-De repente se quedo sin aire el chico, sintió como cayo sentado sobre el suelo. Se tomo el estomago y se lo froto un momento, abrió los ojos poco a poco ya que estaba un poco aturdido debido a los pensamientos que afloraron la noche de hoy. Le pareció escuchar la voz de alguien, por lo que descarto el haberse chocado con un poste de frente.

-Lo lamento- Se disculpo aquel chico sin siquiera saber si realmente tenia frente a el una persona o a algo parecido, por costumbre pidió disculpas a ciegas.


No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Sáb Oct 22, 2011 11:37 am

Se había hecho tarde la verdad, se le había ido totalmente la noción del tiempo. Un suspiro salió de sus labios mientras metía las manos en sus bolsillos. Le dio una pequeña patada a la primera piedra que vio, que no tardó en chocar contra una de aquellas papeleras metálicas que habían por la ciudad. Su sonido provocó que se acercara hacia ella y finalmente la recogiera. Era una piedra lisa, y al tenerla en sus manos sólo se le ocurrió una cosa que hacer con ella. Fue por ello que se fue hacia el muelle no tardando en llegarle un olor más que marino, con salitre de por medio y además con un toque a soledad que le gustaba bastante, atojándosele curioso. Finalmente se acercó hacia el extremo del pequeño camino de madera para luego, una vez en el filo, con un ágil movimiento lanzar la piedra con una trayectoria perfecta, que la hizo rebotar sobre la superficie del agua unas cuantas veces para luego hundirse y unirse a sus compañeras.

Ghatta volvió a suspirar y entonces, tras efectuar nuevamente ese movimiento tan característico suyo: meterse las manos en los bolsillos. Se quedó observando el horizonte un rato sin comprender demasiado por qué le gustaba hacer eso. No recordaba tener como afición hacer ese tipo de cosas pero bueno. Su pelo anaranjado y suelto se mecía con el viento y entorpecía de vez en cuando la mirada de la ladrona, cortando cualquier contacto visual con el mar. Optó por al final, darse la vuelta y volver a casa, se estaba haciendo tarde y Leonna se preocuparía, aunque no recordaba si ella le había dicho que saldría hoy, porque no la había visto por la mañana, ya que había salido temprano. Bueno, no se preocuparía, ella era mayorcita y no es que fuera a desaparecer de nuevo ni nada de eso.. Aunque de sólo pensarlo se le encogía el corazón. Mejor era no pensarlo demasiado.

Sus pasos ya iban en dirección al hogar al que siempre quería volver desde que había llegado su hermana, pero se entretuvo con un par de gatos durante el camino y entonces, para evitar que se le hiciera aún más tarde, optó por los típicos atajos. Cierto era que eran algo más oscuros y peligrosos pero oye, ella no le temía a nada ni nadie, y además sabía defenderse solita. Iba justo a girar esquina para meterse por otro callejón cuando de pronto miró hacia atrás por oir un ruido y en ese preciso instante, por despistarse, acabó por chocarse con alguien de forma un tanto brusca haciendo que esa persona cayese hacia detrás mientras que ella también había estado a punto de caer pero finalmente había acabado con una pierna apoyada en el suelo, tocándose la frente de manera continua.


- Lo lamento.

Las palabras de disculpa habían llegado rápido y ella no estaba de mal humor como para ser ahora antipáticos. Miró hacia el frente y comprobó que se trataba de un chico de cabellos plateados quien se disculpaba. No tardó en levantarse de un brinco y entonces con una sonrisa media ladeada tenderle la mano mientras que con la otra se seguía frotando la frente.

- Nada nada, yo también miraba hacia otro lado así que ha sido un choque mútuo.

Esperó a que aceptara o no para que se levantara y entonces acabó por apartar la mano de su frente, dejando ver a ésta algo enrojecida. Esperaba que no le saliera ningún bulto ni nada.

- Es tarde para andar en callejones ¿eh? - añadió en tono bromita por darle pinta de que el chico parecía forastero del lugar, aunque quien sabe, a lo mejor llevaba más años que ella viviendo por ahí.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Sáb Oct 22, 2011 12:10 pm

Quedo sentado sobre el suelo mientras se frotaba el estomago, al abrir bien los ojos noto a una chica joven, de cabellos naranjas y largos, lindos ojos tiene y un lindo cuerpo, muy bonita la señorita en verdad, la miro un momento y luego sonrió al ver como ella le tiende la mano le sonríe también, mas le sonrió aun al escuchar sus palabras amables. Se puso de pie con su ayuda, con su mano derecha toma la de la joven y se incorporo, podía notar ella con facilidad que lleva la mano vendada en su totalidad.

-Esta bien señorita, pero soy un caballero, por ende la culpa nunca ha de tenerla una dama, o asi dicen los hombres de esta país jejeje-
Se llevo su mano izquierda a la nuca para sonreír de forma agradable, de mientras miraba a la chica al rostro y noto que se frotaba la frente, de seguro por el choque entre ellos dos.

-Lo lamento, si le duele puedo ponerle una venda- Le muestra su mano vendada-Tengo de sobra si las necesita, o alguna pequeña pomada para el dolor, no soy un medico calificado pero me las apaño bastante bien jejeje- Sonrió y cerro sus ojos. Puede ser raro esa actitud en un hombre, es de noche, en callejones que se tornan peligrosos a esas horas, con una desconocida, queda a su merced al cerrar los ojos, pero parece que ese chico no esta consiente de donde esta parado.

-Jajaja es verdad, de hecho siempre evito esta parte al caer el atardecer, pero hoy, como decirlo, me siento como aturdido, como si estuviera perdido, supongo que es por algo que tome en el cumpleaños al que fui invitado jajaja- Abrió sus ojos ahora para ver a los de su acompañante.

-Disculpe que aun no me haya presentado, soy Shinomori Setsuna, un extranjero en estas tierras, aunque llevo un año viviendo ya aquí, es un honor conocerle señorita- Al presentarse le hizo una reverencia profunda, muestra buena educación, pero es educación de otro país la que muestra por ahora. Se vuelve a erguir otra vez y nota que ella esta sola, eso no esta bien, no en un lugar tan peligroso como este.

-Por cierto señorita, usted también esta sola, no deberia andar por aquí es peligroso, es especial para una bella dama como usted, los maleantes siempre la buscan a jóvenes bonitas como usted para robarles o cosas peores que no nombrare, como modo de disculpa, permitame que la acompañe, la mera presencia de un hombre logra espantar a esos cobardes aprovechados- Mezclando amabilidad y seriedad el chico peliplata le pidió que le deje acompañarle, ni una pizca de maldad se ve en su persona, realmente le esta hablando desde su corazón, lo mire por donde lo mire parece una persona completamente inofensiva.


No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Sáb Oct 22, 2011 12:43 pm

La verdad es que fue algo generoso, pero Ghatta rechazó cualquier muestra de ayuda, ella estaba bien.. Siempre estaba bien por mucho daño que se hiciera. Un olor familiar.. Un olor a cerveza y alcohol llegó hasta su pequeña nariz con un gusto bastante acentuado por tener esos rasgos felinos que ahora no presentaba, afortunadamente. El chico se presentó, sin embargo Ghatta se limitó a asentir con la cabeza y a pronunciar un "encantada" que era lo típico que se solía decir. Ella no era de presentarse, es más ella no era de decir su nombre no le gustaba, por ser quien era por supuesto. Como había pensado, era extranjero aunque tuviese una estancia algo larga en Arcadia. No dijo nada acerca de esto, sin embargo su comentario siguiente la pilló un poco desprevenida y no tardó en sonreir de forma ladeada para luego reirse.

- No es que me ría de ti, es que me hace gracia lo que me dices. No soy ninguna dama inofensiva y créeme.. Antes de acercarse nadie se lo pensará dos veces y por cierto lo robar.. Ha sido totalmente irónico ¿sabes? Pero bueno, eso es otro asunto. Es típico de los hombres pensar que todas las chicas son inofensivas..

No tardó en cruzarse de brazos de forma algo altiva para luego dejar que su rostro luciera una total confianza sobre el lugar.

- Pero es típico de hombres. Para mí, los callejones son otro hogar más, podría recorrerlos con los ojos vendados así que no me subestimes.

No estaba enfadada ni molesta, pero le había hecho gracia comprobar nuevamente el pensamiento tan poco avanzado de los hombres, en general.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Sáb Oct 22, 2011 1:09 pm

La señorita negó toda clase de ayuda que el pudiese ofrecerle, aunque le insistió ella no quiso saber nada sobre ello, al parecer es un poco orgullosa y no acepta nada de los demás, de hecho mientras el le hablo ella se puso a reír, al parecer sus palabras son graciosas o algo así, pero bueno, mejor así, es mejor que sus palabras causen gracia y no lo contrario. La chica no le dijo su nombre aunque si respondió a su presentación, eso le pareció raro, aunque rara vez el pregunta el nombre de las personas con las cuales habla.

-Mmm esta bien que sepa defenderse señorita, pero aun así debe tener cuidado, siempre hay alguien mejor que nosotros, en mi país las mujeres guerreras pueden matar una decena de hombres, aun eso no quita que sean también vencidas. Pero no quiero hablar de esos temas violentos, ya hoy he tenido mucho por lo cual ponerme triste ¿Sabe? prefiero sonreír - Se echo a reír mientras observa a la dama cruzarse de brazos.

-Entonces, puedo pedir su ayuda para salir de estos callejones sin que me suceda nada ¿Cierto? ¿Acepta el trabajo de guardaespaldas? Prometo ser buen protegido y pagarle bien jejeje- Esa es una buena forma de permanecer junto a la dama hasta salir a un lugar mejor, luego ella desde allí podría deambular a gusto lejos de estos lugares peligroso.

-Admito que yo no puedo hacer algo así, pero bueno, tampoco es que me avergüence demasiado jejeje. Lamento pensar como un hombre señorita, pero mis padres tuvieron un hombre como hijo así que debo actuar como tal, aunque en mi caso, creo que soy un poco sobre protector jajaja- Un poco es mentir, es demasiado sobre protector uno de los mayores del mundo sin duda alguna. Para haber estado triste como el dice se ríe demasiado, aunque en su corazón aun permanece ese dolor, le costara olvidarse de esos recuerdos y de las cosas que ha escuchado últimamente sobre su antiguo amigo.

-Por cierto, si conoce bien esta zona entonces ¿Es usted de la capital cierto? -Opto por preguntar y así alargar la conversación, es la mejor forma de alejar la tristeza de su corazón, tal vez delante de el tiene a una gran mujer, de ser así sera grandioso poder conocerla y unirla a su lista de amigos.


No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Sáb Oct 22, 2011 1:16 pm

Ella sabía perfectamente que podría ser vencida, es más ya había sido vencida anteriormente pero bueno.. No era nada que quisiera recordar la verdad, no le hacía recordar sus combates, entre comillas claro. Setsuna parecía no haber pillado del todo lo que la ladrona quería decirle, aún así no le importó y comprendió que no quisiera hablar mucho del tema por haberse puesto triste antes. ¿Por qué? No es que estuviera preocupada ni nada y en realidad no era de su incumbencia pero oye... Quien sabe, quizá fuera un buen tema de conversación y no tenía nada que hacer. Intentando darle la vuelta a la tortilla, Setsuna le propuso de pagarle a cambio de sacarle de aquellos callejones. ¿Dinero? ¿Dónde? Eso sí que era interesante..

- Vaya, vaya.. ¿Así que me pagarías por sólo sacarte de estos callejones? Trato hecho - dijo dándole un golpecito en el hombro y poniéndose a andar de forma lenta hacia la dirección correcta como si exactamente, se conociera al dedillo el lugar.

Se echó la mano tras la cabeza y siguió andando de forma tranquila, mirándole de reojo con una sonrisa ladeada.

- Se podría decir que sí. No es que lleve mucho tiempo por estos lares pero bueno, me familiarizo muy rápidamente con el lugar por mi trabajo - sonrió pícaramente y entonces siguió caminando sin más - Pero bueno, para mí todos los callejones de los diferentes reinos son iguales y no he estado en pocos la verdad.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Sáb Oct 22, 2011 2:11 pm

Se sorprendió Setsuna de que la joven dama haya aceptado su propuesta tan rápido, es muy confiada la dama no le da vuelta a los asuntos por lo visto, aunque bueno, viéndolo a el ella parece mas habilidosa y peligrosa, el causa mas ternura que otra cosa, se rió por la comparación y las diferencias que ha encontrado entre ellos dos. La joven le dio un golpecito en el hombro y el sonrió feliz cerrando sus ojos por unos momentos, luego volvió a abrirlos y sus ojos azules se posaron sobre la joven que se encuentra delante de el y de espaldas, caminando despacio, el la sigue, camina rápido para ponerse a su lado y así caminar juntos a la par.

-Pues si le pagara señorita, prefiero estar seguro pagando un par de monedas a sufrir daños sobre mi cuerpo, la vida es lo importante, el dinero es algo secundario, o al menos para mi es así. Se bien que necesitamos dinero para vivir bien pero, no ha llegado el día que ponga el dinero por sobre una vida- La dama le contesto a las preguntas que el le hizo siempre con una sonrisa, el se puso muy feliz, la joven de pelo naranja no solo es muy mona sino que también muy simpática, ahora si que realmente la quiere en su grupo de amigos aunque le tome tiempo hacerlo.

-Vaya, cuanta imaginación y memoria debe tener usted para recordar todos ellos e imaginarlos de manera tal que siempre sean todos iguales y fáciles de familiarizar y memorizar. Yo también estuve en varios reinos pero todos me han parecido diferentes, yo provengo de Rokugan, también conocido como el Imperio Esmeralda, mas allá del mar oriental a muchos meses de viaje en barco.- Nunca desperdiciara Setsuna el poder conversar con esa simpática señorita, lo miro un poco de arriba a abajo para recordarla bien, si los dos viven en la capital entonces tienen muchas probabilidades de volverse a encontrar en cualquier momento.

-¿Ha estado alguna vez en Rokugan? -Le pregunto el chico muy interesado, dejando ver real interés en la respuesta que ella pueda darle.


No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Sáb Oct 22, 2011 2:36 pm

Setsuna tendía unas prioridades diferentes a las de Ghatta pero eso no importaba de momento. Siguió caminando y entonces escuchó las palabras del chico, diciendo que él venía de un lugar algo lejano y preguntándole de paso si ella había estado en aquel lugar. En ese momento se llevó el dedo a los labios y adoptó una postura algo más pensativa. La verdad es que ella no había salido de donde siempre y como siempre.. Un suspiro salió de sus labios y entonces finalmente se llevó ambas manos tras la espalda agarrándoselas.

- Pues la verdad es que no he estado allí. Es más podría decir que nunca he salido mucho de casa, sólo he conocido tres reinos en mi vida. Ciudad de Erelien, Tialys y bueno.. Arcadia.

Era cierto.. Pobre Erelien, había sido arrasada y bueno luego se había mudado a Tialys. Siempre había estado sola y encima la hermana se había ido en aquel viaje y tuvo que rehacer su vida completamente de cero, sin hermana que era lo único que tenía. No tardó mucho en segui caminando en silencio pues no había mucho más que comentar sobre lo que acababa de decir.

La verdad es que un sentimiento algo melancólico había surcado su pensamiento.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Sáb Oct 22, 2011 3:19 pm

Luego de recibir respuestas y preguntas continuaron caminando por la dirección en que la joven decide que vayan, al preguntarle sobre si había visitado alguna vez Rokugan ella se puso a pensar, aunque lo que consiguió de primera mano fue un suspiro por parte de la joven, unos momentos después paso ella a responderle la pregunta. La vio caminar con las manos en la espalda y le pareció muy mona de verdad, se quedo viéndola mientras caminaban, admirando la gracia de esa joven de cabellos naranjas y ojos suaves como la miel. Tardo mucho la información que entro por sus oídos en ser procesada por su cabeza, ella ha esta en el mismo lugar que el y Cless años atrás.

Sintió el pecho mas agosto, una gran opresión, como si lo estuvieran apretando con mucha fuerza, se borro su rostro feliz y se vio en el la sorpresa e incertidumbre, llevo una de sus manos al pecho para tratar así de calmar esa fea sensación que siente en ese lugar.

-¿Estuviste en Eralien? Entonces sobreviviste al ataque... ¿Fuiste con tu familia a Tialys? -Con voz algo triste Setsuna le hizo esas preguntas, por lo visto el peliplata al igual que ella estuvo en esos sitios, aunque no se conocen ya tienen algo en común, aunque puede que tengan mas en común de lo que ellos pueden llegar a imaginar.

-Respondeme por favor, yo estuve allí, en Eralien y en Tialys también, eres la primer persona que encuentro de esas ciudades desde que las deje- Se acerco un poco mas a ella, aunque eso podría poner un tanto nerviosa a la joven dama, el no tiene ninguna mala intención pero podría ser malinterpretado por ella.

*-¿Causalidad? Recuerdos de Cless y esas ciudades, rumores y ahora esta chica...Amateratsu, por favor se clara conmigo, Madre Sol ¿Que deseas de mi?-*
Una gran cantidad de pensamientos surcaron la mente del joven samurai y en su corazón, una gran cantidad de sentimientos encontrados comenzaron a florecer de prisa dentro de su ser.


No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Sáb Oct 22, 2011 3:42 pm

La información que Ghatta soltó parecía haber alertado al chico, tanto que Ghatta se detuvo prácticamente en seco al oir las palabras algo desesperadas del chico. ¿Sabía lo de Erelien? ¿Había estado también allí? Bueno, tampoco era tan descabellado, ni que ella conociera a cada uno de los ciudadanos... Pero bueno se había sorprendido y un pinchazo hizo acto de presencia en su mente sin embargo pronto pasó rápido. Trató de hacer un gesto con las manos para que se calmara y dio un paso hacia detrás por desconfianza ante aquel acercamiento repentino.

- Calma, calma eh... Sí, sobreviví a lo de Erelien. Mi única familia sobrevivió también por fortuna pero no estuvo mucho tiempo en Tialys, bueno esa es otra historia.

Parpadeó un par de veces por la insistencia del chico y entonces suspiró.

- ¿También te largaste entonces?

No tardó en sonreir nuevamente de forma melancólica para proseguir con su trayecto, comenzando de nuevo a caminar de forma tranquila.

- Pues sí que es una casualidad esto.. Aunque no creo en el destino.

Ladeó la cabeza pensativa, la verdad es que no podía creérselo mucho pero bueno.



avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Dom Oct 23, 2011 12:54 pm

El joven peliplata perdió un poco la noción de donde estaba parado ante las palabras de su joven acompañante, con todo lo que le había ocurrido ese día y en los días anteriores con lo sucedido en Erelien y en Tiays no pudo tomarlo de buena manera como habría sido en otro momento. La joven pelinaranja como era de esperar se sintió un tanto insegura ante la reacción de Setsuna y retrocedió un paso mientras con sus manos le pedía que se tranquilizara, entonces el rostro de Setsuna mostró signos de volver en si, mas centrado en ella y en el lugar en donde se encontraban, respiro profundo un par de veces para salir de su estado de incertidumbre y luego cerro sus ojos, agachando la cabeza un tanto avergonzado por su forma de actuar tan desconsiderada hacia su acompañante, guardaespaldas y guiá de esa noche.

-Lo siento mucho señorita, le pido por favor me disculpe, me han ocurrido muchas cosas últimamente con lo referente a Elerien y de Tialys, tantas cosas...que sus palabras me han hecho perder casi la cordura, perdí casi el control sobre mi propia persona, le pido mil disculpas- Una gran reverencia le ofreció el joven oriental como disculpas a su compañera. No tardo mucho en volver a erguirse para ver a la joven y responder a su pregunta, se llevo una mano al pecho, la diestra, esa que el tiene completamente vendada, mientras su mano izquierda se la llevo a la cara, cubriendo así parte de su rostro.

-Me alegro de saber que logro salir con bien de Erelien y de Tialys, también me alegro por su familia, espero que ambos estén llevando una buena vida en esta nación, aquí tratan bien a los extranjeros, es un buen lugar para vivir- Se saco las manos del pecho y de la cara para medio abrazarse con su mano zurda.

-Yo salí también debido al ataque a la primer ciudad, con un buen amigo mio huimos de allí llevando con nosotros a las personas que pudimos salvar. Terminamos los dos en Tialys donde vivimos dos años, hermosos años en verdad, recuerdo que entrenábamos día a día para volvernos fuertes y evitar así que vuelva a ocurrir lo de Erelien, aun así, nos separamos sin despedirnos...últimamente me han venido muchos recuerdos sobre esos años, por eso cuando usted menciono esas ciudades...no se, me desespere, le pido perdón-Con la sonrisa de la bella joven el se mostró mas tranquilo, le devolvió la sonrisa mientras su rostro volvía a tornarse sereno, aunque le oprimía aun un poco el corazón ciertos rumores que ha escuchado en las ultimas semanas.

-Yo señorita, en particular creo en el destino, pero no todos están capacitados para recorrerlo por eso se desvían de el y terminan consiguiendo otras cosas y no las que realmente deberían, tal vez era mi destino el ser protegido por una bella dama de Erelien-Sonrió de forma inocente al hablar sobre su supuesto destino y la participación de la joven de cabellos naranjas en el mismo.



No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Dom Oct 23, 2011 2:05 pm

El chico pronto pidió perdón y fue cuando la ladrona se calmó un poco y entre comillas le comprendió... Ella actuaba antes de igual manera cuando hablaban de su hermana, seguro que parecía desesperada por intentar encontrarla, pero es que estaba así de desesperada o más... Quizás mucho más, pero bueno, de eso no había que preocuparse nunca más. Escuchó su historia, ¿así que había ido con un buen amigo? Pues ojalá que hubiesen salvado a bastante gente.. Ahora que lo recordaba, o que más bien no lo recordaba, ¿cómo se había salvado a ella? Sólo recuerda una habitación en una pensión de poca muerte justo encima de una taberna. Una cama fría, y ella allí sin absolutamente nadie, no recordaba nada de nada... Le pareció raro, demasiado raro de pronto pero no quiso darle más vueltas en ese momento, si no se acordaba no se acordaba y punto.

Un detalle le hizo pasar de sus pensamientos al chico nuevamente. ¿Se separaron sin despedirse? Qué... triste había sonado, podía verlo además en el rostro del chico que parecía estar medio sufriendo al contarlo, y Ghatta podía verlo en sus ojos. Ante sus últimas palabras sonrió de medio lado sin poder evitarlo, aunque sin darse cuenta un sentimiento de preocupación había crecido en ella y no le iportaba escuchar como le contaba sobre aquel amigo suyo o sobre su vida. Una pregunta ya se había formulado en sus labios y ni corta ni perezosa.


- ¿Y por qué no se despidieron?

Después pensó que quizás era entrometerse donde no le llamaban, a veces no pensaba las cosas demasiado bien y las decía pues sin eso, sin pensar, tal cual le venía a la mente. Su postura ante todo era igual que antes, con las manos en los bolsillos pero ahora de una forma más relajada. Paró en seco y esperó a que Setsuna se pusiera a su altura para poder mirarle directamente a los ojos, clavando esos ojos color miel directos a los del chico.

- Si te incomoda la pregunta.. No hace falta que respondas, sé lo que es no querer hablar de un tema - dijo de forma tranquila.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Dom Oct 23, 2011 4:30 pm

Para suerte del peliplata la dama de delgada figura pareció comprenderlo y acepto sus disculpas de buen grado, acto que hizo que el joven respirara mucho mas tranquilo sin sentir esa incertidumbre de no saber que depara una situacion, si quería la amistad de la dama el asustarla no es el mejor camino que puede el elegir para conseguirlo, pero bueno, es algo que no pudo evitar debido a la importancia de los sucesos acontecidos años atrás en ciudades lejanas. Siempre suele el sonreír en los momentos difíciles, en especial cuando esta muy triste, siempre evitando así que los demás se preocupen por el, sabe que no esta bien hacer eso, no esta bien hacerlo, al sonreír sin desearlo esta mintiendo indirectamente y eso es algo que un samurai no tiene permitido hacer. Como si Los Cielos lo reprendieran, la joven dama se dio cuenta de que algo no esta bien en su corazón, no solo eso, ella hasta se atrevió a preguntar una pregunta de esas difíciles de contestar, pero que el debía de darle una respuesta, después de todo ella estuvo en esas ciudades, ademas, si desea su amistad mejor ser franco con ella, con las mentiras y escapes no conseguirá mas que insultarla y eso es algo que el jamas haría.

La alcanzo en su andar, ella se detuvo para permitir que este lo alcance, lo miro ella a los ojos, la dulzura de la miel llegaron profundos a la profundidad del mar, allí en esos ojos azules ella ve como la duda se va yendo, dejando ver un pequeño brillo, ya que las palabras de la dama le inspiran confianza. El negó con la cabeza a las ultimas palabras de la joven a su lado, sonrió de manera tenue y cerro sus ojos, mostrando así plena confianza en su compañera de esa noche.

-No me incomoda para nada su pregunta señorita, es todo lo contrario, puede que tal vez, al hablar con alguien mi corazón se sienta mejor, le agradezco mucho el que quiera escucharme...Me gustaría saber el porque de esa separación, porque no lo entiendo, nos llevábamos tan bien, aunque puede ser que sepa la verdad en mi corazón y no la quiera aceptar, tal vez, el temor a que mis dudas sean ciertas me hace posiblemente negarme a mi mismo la verdad. A veces... las personas para seguir siendo felices se niegan terribles momentos de sus vidas- Con mucha preocupación en su voz Setsuna expuso sus temores a corazón abierto con su guardaespaldas allí a su lado, cerro su puño derecho mientras la zurda permanecía a un costado de su cuerpo.

-Mi amigo, mi mejor amigo en Erelien era tan noble, pero tanto que casi me enamore de el jejeje, como eramos muy parecidos no tardamos nada en hacernos amigos, mas que amigos casi hermanos, ayudándonos siempre, apoyándonos en las buenas y en las malas, compartimos nuestros sueños luchando día a día por conseguirlos. Lo de Erelien fue duro para nosotros, pero mas para el ya que era su ciudad natal, amaba esa tierra y a su gente, pero la semi diosa Raven junto a sus seguidores nos atacaron durante la noche, mientras las personas dormían, mataron a muchos antes de que estos siquiera despertaran, fue un gran golpe súbito, por lo que en pocas horas no nos quedaba mas opción que huir de allí. Recuerdo bien correr desesperado por las calles, reuniendo gente sin tiempo a nada, recuerdo a mi amigo guiarnos por pasadizos poco conocidos para escapar de las garras del enemigo sin ser detectados. Recuerdo al correr...observar las llamas devorando la ciudad, sus esbirros cortar a las personas... la sangre sobre la piedra y tierra...-Se llevo la mano zurda ahora a la cara para cubrircela en su totalidad, no dejando que la joven le viera el rostro, unos mechones de su cabello cayeron también sobre su rostro dándole así una visión mas dramática al asunto, como si esos acontecimientos no fueran de por si terriblemente crueles.

-No puedo asegurar que esa noche mi amigo se tornara mas frió, después de todo, podría haberlo sido después de tanto daño que nos hicieron, al escapar, guiados por el mientras yo protegía la retaguardia recuerdo como guardaba silencio, solo dando ordenes sobre lo que debíamos hacer, al final, al final de todo, escapamos con 100 personas mas, pero sin comida, agua, no teníamos nada, muchas personas...al llegar a Tialys...solo eramos la mitad, el resto no sobrevivió...-Guardo silencio por unos momentos y luego siguio con su historia.

-Llegamos a Tailys, donde nos refugiaron, mi amigo se había adelantado, pasaron los días y las semanas sin noticias de el, finalmente, nunca mas nos vimos, no sabia que pensar, si lo habían matado o si estaba en otro lugar, aun hoy tengo mis dudas...y en estos días...se me viene a la mente la imagen de Cless, de la ultima vez que lo vi, tan frió, tan distante...no parecía el, mucho menos recordando todo lo que hablaba de su novia...de sus hermosos cabellos naranjas, sus dulces ojos como la miel...su piel blanca como la nieve...su angelical pero a la vez sensual figura...el canto de los coliflor que se escuchaba cuando ella sonreía...joder, que ese tipo se conocía todos los detalles de su amada y vivía hablando poesías de ella...-Miro fijo a su compañera y se quedo duro como una tabla-Naranja...miel...nieve....bella...Ghatta...te pareces...una catarata tras de ti naranja...¡Ghatta!- Como una velocidad irreal la tomo de las manos fuertemente.

-¡¿Eres Ghatta?! ¿Es ese tu nombre? Respondeme por favor, Cless Alvein, pelo castaño, piel blanca, 22 años, te regalo su bandana roja ¿Te resulta familiar ese nombre? -Sobre exaltado Setsuna pareció acorralarla por en ese instante, aunque por supuesto que el joven Shinomori jamas le haría algo así de no ser un asunto de vida o muerte, porque así tomo este asunto Setsuna, como de vida o muerte.



No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Dom Oct 23, 2011 5:10 pm

La verdad es que recordarlo todo sólo le hacía sentirse desplazada... Cierto que sentía aquella agonía, claro que vio las llamas, claro que buscó a su hermana por todos lados en ese momento pero es que.. En realidad no lo recordaba tan bien como ella pensaba que lo recordaría. Era algo que había dejado atrás hace mucho tiempo y fue trágico, demasiado trágico pero sucedió así y punto. Para cuando Ghatta despertó ya habían iniciado la fuga y por lo tanto, ella no pudo hacer nada. Por supuesto, se encontró con su hermana muy rápidamente, pero si se paraba a pensarlo, en el fondo de su corazón y además su mente, oía los gritos de alarma de todos los ciudadnos, aquellos niños llorando y a la gente corriendo de un lado para otro mientras las llamas ondeando frente a sus ojos. Se sentía melancólico todo aquello pero estaba en silencio, no quería interrumpirle. La verdad es que no pensaba que Setsuna le fuera a contar tantas cosas y tan profundas, no se lo esperaba la verdad.. A ella le daba un poco de corte todos esos temas, es más la ponían como en un especie de aprieto, pero bueno ahora tocaba escuchar pues tampoco era tan malo escuchar una historia ajena en la cual ella misma había participado.

Parecía valorar bastante a aquel amigo del que tanto hablaba, cierto es que parecían hermanos. Si ella perdiera a una persona tan valiosa y sin ninguna explicación seguramente por orgullo pasaría pero finalmente acabaría cayendo en una tristeza inmensa y una armagura completamente descontrolada.. Perder a una persona tan importante.. No quería ni imaginárselo. Cuando Setsuna pronunció el nombre de aquella persona.. De nuevo aquel fuerte pinchazo en su corazón y además mente. Tal fue el pinchazo que su rostro presentó señal de ello pero pronto recuperó la compostura. ¿Cless...? No.. No le sonaba ese nombre de absolutamente nada.. ¿Verdad? Sin embargo, algo empezó a provocar que Ghatta se pusiera nerviosa e incluso abriera los ojos más de lo normal, pues había desviado la vista antes mientras él contaba su historia. La descripción bien.. Bien era parecida, no sabía como reaccionar, no sabía si era una broma, no sabía nada de nada... De pronto Setsuna se avalanzó prácticamente sobre ella, tomándole de las manos con tanta efusividad y fuerza que el cuerpo de la ladrona se paralizó por completo y no sólo por eso, sino por algo pronunciado por él.


- ¡¿Eres Ghatta?! ¿Es ese tu nombre? Respondeme por favor, Cless Alvein, pelo castaño, piel blanca, 22 años, te regalo su bandana roja. ¿Te resulta familiar ese nombre?

El corazón de Ghatta comenzó a latir totalmente disparado y entonces un pinchazo aún más notable provocó que las piernas de la chica flaquearan de forma directa y cayera al suelo de rodillas mientras la respiración se le iba acelerando, primero por como le estaba doliendo la cabeza en ese momento y como sentía su estómago darse la vuelta totalmente, creándole nervios, segundo porque no entendía por qué él sabía su nombre... No lo entendía.. Y tercero, por qué le suena todo y a la vez nada... Intentó serenarse pero no pudo, fue por lo que con sus últimas fuerzas antes de sufrir claustrofobia apartó las manos del chico y entonces mirando al suelo como si pudiese atravesarlo y con las pupilas temblorosas logró pronunciar palabra.

- Yo... No sé.. D-De qué hablas.. ¿Q-Quién te ha dicho mi nombre? ¿Q-Quién te.. envía? Te estás equivocando.. Yo no soy esa.. Esa que..

Sin embargo, sobreesfuerzo, demasiados nervios provocaron un pequeño paro de energías en Ghatta, haciendo que sus ojos se cerraran agotados y de pronto, su cuerpo cayese hacia delante. Un sueño efímero y profundo.. Unos ojos azules que la miran con dulzura, unos ojos que no reconoce.. Un tono de voz que pregunta por su estado de ánimo, un tono de voz que no reconoce.. Se toca la frente y hay algo de tela ahí.. No sabe, no sabe lo que es.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Dom Oct 23, 2011 6:32 pm

A medida que Setsuna fue relatando la historia sobre su amigo y el algo comenzó a despertar dentro del corazón de la joven "ex ladrona", algo que desconocía ella por completo pero que con las palabras del joven peliplata ya no puede permanecer oculto, el corazón de Ghatta no puede permanecer ignorando aquello que en verdad ocurrió con ella y con Cless. Al comienzo Setsuna creyó que solo estaba contando una historia propia, desconociendo por completo que junto a el yace la chica que su amigo amo años atrás, aquella que tanto escucho nombrar, esa mujer que ponía tonto a su querido amigo de tanto que la quería. ¿Pero como saberlo? ¿Como podría llegar a pensar que era ella? ¿Destino? Esto ya no se puede ignorarse, incluso en su desesperación Setsuna esta convencido de que todo esto ha sucedido por una razón y no parara hasta comprenderlo todo.

La pobre chica comenzó cada vez a perder mas el control sobre su cuerpo, muchas sensaciones encontradas iba y venían dentro de ella de forma descontroladas, eso sumado a la presión que Setsuna ejerce sobre ella al insistir tanto por una respuesta le hacían algo peor. Le flaquearon las piernas y ella cayo de rodillas al suelo vencida, casi sin fuerzas, respiraba rápido, como si estuviera al borde de un ataque de nervios, el se arrodillo rápido junto a ella mientras esta se zafaba de sus manos y el se acerca aun mas a ella sin saber que la pobre sufre ataques de pánico cuando la acorralan así como lo esta haciendo el en ese momento. Ella le responde como puede que no sabe nada, pero sin embargo le dice que ese es su nombre, hace varias preguntas como puede y el le toma de los hombros, con fuerza mientras ella observa el suelo.

-Mirame Ghatta, mirame a mi, creo que tu eres esa chica- Pero a pesar del énfasis de Setsuna sobre la joven esta colapso, la pobre no pudo mas, todo le llego de lleno, ante la desesperación del joven Shinomori Ghatta cerro sus ojos y no ejerció movimiento alguno. Tremendo susto para el peliplata, mas de lo que esperaba.

-¿Ghatta? Reacciona por favor, por favor, abre los ojos- La acerco a el para acercar su rostro al de ella y así sentir y escuchar la respiracion sobre su rostro, la chica respira por lo que se alivia de inmediato, solo esta desmayada.

-¿Por que tiene que pasar así? Solo quería sentirme mejor, ser su amigo...esto no es lo que yo busco...- Con el corazón peor que antes tomo a la joven en sus brazos, con mucho cuidado, pero sobre todo con mucho cariño, conteniendola sobre su pecho, esa chica es de seguro la mujer que amo su hermano de armas, eso la convierte en prácticamente su cuñada aunque solo sea de palabra. Le saco los cabellos de la cara y le acaricio el rostro, susurrando "perdón" varias veces. Por suerte el sabe bien como salir de allí, aunque de seguro el camino que tome sera mas largo que si lo guiara ella, es de noche pero, pobre de aquel que ose ponerse en su camino ahora, aquel joven dulce como el almíbar puede ahora erguirse poderoso con la furia de un verdadero dragón, mientras tenga a esa chica en sus brazos lo único que encontrara aquel que intente dañarlos sera un muerte segura, porque aun no lo parezca, este chico puede matar si lo obligan a hacerlo.

Así fue que tiempo después llego a la plaza de Perceval, después de mucho caminar con esa señorita en sus brazos, dándole su calor y protección, mirándola con tristeza, mirándola con cariño, la culpa de haberle causado daño y el deseo de ganarse el cariño de ella se cruzan violentamente en su corazón sin dejarlo en paz. Caminando por los verdes paisajes de la plaza llego hasta su hogar, un hermoso hogar que reboza de amor y cariño ya que los afectos de Setsuna viven allí con el haciendo de este lugar un pequeño cielo sobre la tierra.

Spoiler:

Luego de pasar por los hermosos jardines de la propiedad camino el joven con Ghatta en brazos por los caminos de piedra, muy hermosos de verdad, sin duda por la ubicación y las personas dulces y amables que viven aquí sin mencionar el gran cuidado que le dan a este hogar es un real santuario para el corazón. Ya dentro se quito las botas y llevo a su protegida a una de las habitaciones para invitados, a través de algunos pasillos, el interior de la casa es tan fabuloso como el exterior de la misma.

Spoiler:

Deposito a la bella durmiente en la cama y luego la tapo con las mantas para que no corra riesgo de enfermarse, no sin antes descalzarla. Le dejo algo de ropas femeninas, aunque son solo ropas orientales, ropas que suelen usar Aminy o Nakoruru. Le acaricio el rostro y luego le dio un beso en la frente, como si fuera una mas de sus hermanas, se quedo arrodillado junto a ella, rezando por su bienestar, junto sus manos pidiendo a Los Altos Cielos que cuiden de ella y que le otorguen la paz que necesita para seguir adelante.



No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Dom Oct 23, 2011 6:55 pm

Todo se ha vuelto negro.

Lo que ahora mismo pasa por la mente de la chica de cabellos anaranjados es totalmente caótico. Todo carece de sentido, no hay nada que haya reconozca, son sólo imágenes ahora mismo que pasan demasiado rápido. Una sonrisa, una coincidencia... Una conversación en una mesa que termina en sonrojo, tres personas hablando pero ella.. Ella es.. ¿Leonna? ¿Por qué está Leonna? ¿Por qué siente esa felicidad de pronto? Otra vez todo se vuelve negro y otra escena aparece, una escena que da vueltas... Hay césped alrededor y una.. Tela roja. ¿Qué es esa tela roja? No la reconoce, pero si oye una voz que le dice algo tal que "Agárrate fuerte", una voz de un chico.. Una voz agradable y dulce. La ladrona parpadea aún sin comprender dónde está, es un recuerdo olvidado que precisamente eso, ha olvidado. De repente hay luz, ya nada es negro y hay... ¿Quién es? Es una sombra pero no reconoce pero hay.. ¿Qué es es olor? Césped, hierba... Acaban de caer rodando ambos por una colina y lo rojo era una capa, una capa que ahora huele muchísimo a ese aroma tan fresco.

Un sentimiento de vértigo invade a Ghatta y antes de que se pueda dar cuenta otra vez la oscuridad de cierne sobre ella, no tardando en darle otra imagen más, otra imagen más que no recuerda ni por asomo y además su corazón tampoco, sin embargo no puede dejar de latir fuertemente. Le duele la mano.. A la ladrona le duele la mano... Se la mira, está en frente de una ventana y la luz de la ilumina ayuda a que pueda verla. Hay.. Una astilla clavada en esa mano... La verdad es que duele, molesta mucho porque se ha clavado de mala manera. Sin embargo, se oye como algo se arranca y de pronto, una mano cubre la mano de la pelinaranja, quien sólo puede mirar esa mano, una mano masculina. La mano quita la astilla del dedo y entonces rodea éste con un trozo de tela blanco arrancado.. De.. Parece una camisa.

La oscuridad vuelve a apoderarse del momento, Ghatta no consigue ver quien es. Pero... Otra escena más. ¿Dónde se encuentra ahora? Su respiración es cada vez más agitada y encima, en la realidad, donde está postrada en esa cama, su pecho empieza a moverse hacia arriba y abajo de forma descontrolada dando a entender que está teniendo una pesadilla y de las malas. Pero ahora, está en una habitación bastante lujosa, de... ¿Un castillo? Por la ventana puede ver el reino pero.. No es Arcadia, no se parece.. ¿Qué reino es? Es... Erelien. ¿Qué hace en ese castillo? No recuerda haber estado nunca ahí o.. Quizás sí. Recuerda, una conversación pero era con Lorthien ¿no? Sí, seguramente sí. Alguien entra en la habitación.. Pero la ladrona no puede darse la vuelta, está demasiado cansada, sólo puede oir unas palabras, unas palabras que quiebran su corazón sin comprender por qué.


- Espérame por favor, Ghatta...

En ese momento, como si ya lo hubiese vivido, la ladrona se gira y suelta un estruendoso "NO". Sin embargo, en ese estado de shock, justo ha despetado y abierto los ojos de forma desorbitada, incluso se ha sentado sobre la cama del impulso mientras grita esa palabra. Agarró las sábanas con fuerza mientras aún respiraba de aquella manera y entonces giró su vista. Estaba el chico del callejón a su lado. ¿Qué cojones estaba pasando? ¿Qué hacía ella ahí? De forma desesperada y violenta se larga de la cama y se pone en pie, notando que está descalza.

- ¿¡QUÉ HACES?! ¿QUÉ PASA? ¿QUÉ QUIERES DE MÍ!?

De pronto, le asalta de nuevo aquello de que el chico sabe su nombre y no puede evitar sentir curiosidad, curiosidad que se funde con rabia y acaba por dar unos pasos hacia el chico hasta tomarlo por el cuello de la camisa y de forma brusca no tardando en presionarle contra cualquier parte, por ejemplo, hacia el suelo o una pared.

- ¿Quién te dijo mi nombre? No mientas, ¿quién te envía!? Si todo eso fuera cierto lo recordaría y ¡no es así! ¿Fue Groniguen?


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Lun Oct 24, 2011 11:57 am

Después de todo lo acontecido en los callejones de la ciudad Setsuna no tuvo mas que opción que traer a la joven dama a su propia casa para así cuidar de ella, la pobre se desvaneció, de seguro ha sufrido un gran shock, aunque no entiende el porque, la dama parece entender lo que el la ha dicho pero a la vez no, es algo extraño, pero cree saber que esta pasando aquí, el ha dicho que las personas muchas veces se niegan hechos de su vida trágicos para poder vivir en paz, tal vez la pobre jovencita se ha visto forzada a tener que hacerlo ella también como lo han hecho tantos otros en la historia del mundo. La pobre mientras dormía se vio desesperada, como si estuviera sufriendo en sus sueños, razón por la cual Setsuna llevo sus manos a juntarlas con las de Ghatta para intentar llevarle algo de tranquilidad y contención, pero es tanto el sufrimiento de la joven que se sentó sobre la cama gritando con la mirada completamente perdida.

-Tranquila Ghatta, tranquila estas a salvo aquí- Le dijo el joven pero ella no le escucho en lo absoluto. Respiraba de manera agitada y se soltó de sus manos tomando las sabanas con fuerza mientras el intentaba calmarla, pero nada dio resultados. Se puso ella de pie de forma violenta, como si fuera un animal asustado y acorralado, comenzó a gritarle cosas mientras el le pide que se calmara.

-Espera Ghatta, no grites, es de noche y hay personas durmiendo aquí, yo te lo explicare todo o al menos todo lo que te pueda explicar- Sentado desde donde estaba, con los ojos cerrados y con las palmas de sus manos sobre sus muslos frontales el joven le habla, tratando de traer la paz a esa situacion innecesaria. La chica se abalanza sobre el tomándolo de sus ropas a la altura de cuello para caer sobre el y tumbarlo contra el suelo, sono seco el golpe de su espalda y su cabeza sobre el tatami, el no hizo movimiento alguno para defenderse. Lo único que hizo fue llevar sus manos a los hombros de Ghatta y abrir sus ojos para poder verle a la cara, ojos de un azul profundo, sinceros y llenos de cariño, amables con algo de tristeza en su interior, como si sintiera culpa, una gran culpa.

-Jamas te he mentido Ghatta, todo cuanto te dije ha sido la verdad, por favor, mirame bien, mira donde estamos, este es mi hogar, lindo lugar que he pagado con mi esfuerzo, aquí vive mi familia, mi prometida, mis hermanas...te desmayaste en la calle y te traje hasta mi hogar para que descansaras y te recuperaras ¿No esperabas que te abandonase no? Porque de ser así me pondré muy triste, nunca abandonaría a una persona necesitada. Lo que quiero...-Le acaricio los hombros con dulzura- Lo que quiero es tu bienestar, estoy seguro que eres tu Ghatta... Esa persona especial para Cless, mi amigo, mi hermano, de ser así, eso te hace prácticamente parte de mi familia...mirame, no estoy armado, tampoco me he defendido, fijate como estamos, estoy a tu merced-Cerro sus ojos y respiro profundo mientras con sus caricias espera ablandar el corazón atormentado de la joven Ghatta.

-No se quien es ese Groniguen, nunca lo escuche nombrar en mi vida, de verdad creo que el destino nos ha unido la noche de hoy ¿Recuerdas que te dije de que las personas se niegan hechos traumaticos? Tal vez tu te has olvidado de algo feo de tu vida, tal vez...No puedo asegurarlo la verdad...Mirame bien...Entonces sabrás que no te miento, ni que digamos que nunca se me ha pasado por la cabeza el hacerte algún daño-Abrió sus ojos nuevamente, esperando que sus buenas intenciones lleguen al corazón de la joven allí sobre el, aunque le cueste conseguirlo tiene que lograr que confié en el, es la única forma de que ella le permitirá ayudarle, se lo debe a Cless, no la puede dejar sola de ninguna manera.



No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Lun Oct 24, 2011 4:32 pm

Encima.. Encima la trataba bien y eso le ponía aún más de los nervios. ¿De verdad quería tomarle el pelo? Sabía que debía serenarse pero ahora no podía, estaba completamente ida. Recordó de pronto la paz de su hermana y los sueños que acababa de tener tan desconcertantes y entonces sus manos se apartaron del cuello de Setsuna en cuánto tuvo la oportunidad, que fue cuando éste le contó todo lo que había ocurrido. Al parecer se había desmayado en la calle y como no había respuesta la había llevado a su casa, una casa donde había gente durmiendo. Además, también le dijo que a veces las personas olvidaban por traumas infantiles pero... Ghatta no era así, si fuera así habría olvidado todo lo que su hermana y ella padecieron de pequeña y no fue así, las cosas fuertes no podía olvidarlas, es más, se quedaban más que clavadas en su corazón y estaba segura de no conocer a ningún Cless, no le sonaba el nombre.. Quizás en el fondo sí, pero no lo relacionaba con nada y menos.. Con un.. ¡Con eso! ¿Ella? Imposible, ¿cómo no recordar una.. dichosa historia de amor? Imposible... Eso era imposible, Ghatta jamás había vivido nada así, era imposible no acordarse de algo supuestamente tan.. Tan especial.

Optó finalmente por quitarse de encima de él con una mirada un tanto perdida. Algo estaba ocurriendo pues su corazón seguía latiendo y cada latido era una pregunta. No podía ser ella, era imposible joder. A pesar... A pesar de que la descripción fuera demasiado certera por muchos adjetivos poco propios de ella.. A ver, hay muchas chicas que son físicamente como la ladrona pero... ¿Cuántas se llaman Ghatta? ¿Y en Erelien y Tialys? Eran demasiadas coincidencias.. No podía quedarse así, necesitaba respuestas y las necesitaba ya. Finalmente se concentró, ella... Ella siempre había tenido esa habilidad. Sus ojos color miel podían ver más allá, podían indagar un poco en el corazón de la otra persona sabiendo así si mentía o no, pero a veces.. Necesitaba muchas ganas de saber para comprobar eso y sin embargo.. Ahora mismo ganas no le faltaban... Y era cierto, los ojos azules no mentían, decían que la historia era verdadera pero eso.. ¡Eso no significaba nada! Aún así.. El nombre de Ghatta, le desconcertaba, le desconcertaba demasiado.


- Puedo asegurarte que yo jamás olvido, sea trauma o no porque de ser así.. Debería haber olvidado mi vida.

Se puso en pie de forma algo más segura y entonces le dio la espalda al chico durante unos segundos hasta que finalmente clavó sus ojos en los del chico, girándose de una forma tan seca que el pelo ondeó con ese movimiento tan simple.

- Yo no conozco a ningún Cless - dijo entonces - O por lo menos no recuerdo y si es verdad que esa de tu historia soy yo entonces... Necesito respuestas.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Mar Oct 25, 2011 11:08 am

Tuvo la joven dama pelinaranja a su merced a su Setsuna por unos minutos, minutos donde la joven consigue mas preguntas que respuestas, su cabeza no comprende de que va todo aquello que Setsuna le ha dicho, pero su corazón muestra signos diferentes a la de su cuerpo, mientras ella piensa en las probabilidades su corazón le golpea fuerte el pecho para que lo escuche, tanto tiempo dormido ese corazón, ahora que tiene la oportunidad de despertar no quiere dejar pasar la oportunidad. El joven oriental solo se mantuvo quieto, tratando de contener con su amabilidad y cariño a la joven Ghatta, especial joven con la que se ha reunido esa noche por decisión del destino.

Le acaricio los hombros amablemente, con dulzura, nunca con mala intención, solo con deseos de contenerla y protegerla, aun así la joven no consiguió serenarse de todo, se quita ella de encima de el quien no se movió del suelo, solo la observo con esa expresión que se mira solo a quien se quiere.

-Ghatta-san, tal vez no olvidaste otros hechos, pero puede que haya sido lo de Cless aun peor que el resto de tu vida, por eso solo a el lo olvidaste, piénsalo bien, es muy posible, si algo malo les hubiera pasado a ustedes dos, entonces es entendible que solo te hayas olvidado de el y no del resto-Tratando de explicarle a la joven dama de lo que pudo haber ocurrido con sus recuerdos el joven se arrodillo sobre el tatami, se sentó derecho con las manos sobre sus rodillas, elevando su mirada para poder ver a Ghatta de espaldas. Entonces ella se puso de pie, mostrando seguridad en ella, como si ya se hubiera despertado por completo, giro rápido para verle directo a los ojos, otra vez la miel y el zafiro se cruzan y se unen profundamente. El la mira sereno, pues sabe que lo que dice es verdad y no tiene nada contra Ghatta, es mas, le tiene mucho aprecio y si fuera por el la tendría en sus brazos dándole cariño, ella en cambio no sabe que pensar de el, dice que no conoce a Cless pero tiene curiosidad, no puede ella asegurar que el joven samurai miente, por eso quiere respuestas, respuestas que Setsuna estará gustoso de darle si es que el esta capacitado para hacérselas saber.

-Yo estoy dispuesto a charlar contigo con mucho gusto, si quieres puedo preparar algo para comer así charlamos mientras comemos, de seguro ya te dio hambre después de tanto tiempo ¿Que dices? Puedo preparar comida o te y charlar contigo toda la noche, incluso días si gustas, estaré encantado de ayudarte en todo lo que pueda y ademas, encantado de pasar tiempo junto a ti-Se quedo arrodillado donde estaba, mirándose con la joven dama a los ojos, la seriedad y fuerza de Ghatta muere en los serenos y amorosos ojos de Setsuna, como si fueran fuego y agua que se encuentran el uno con el otro.



No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Mar Oct 25, 2011 2:20 pm

Otra vez empeñado en que había olvidado algo, ¡que no! Ella no olvidaba las cosas porque sí y la única manera de que Ghatta olvidara algo que encima le había hecho daño era... ¡Joder que le lanzaran algún hechizo o algo por el estilo! De ser, es obvio que no lo recordaría pero por su propio pie, ella no recordaría absolutamente nada así que ahora mismo lo que más debía hacer era confiar en ella misma por mucho que Setsunita se empeñara en decir que no, que lo había olvidado por trauma. ¿Qué trauma ni qué trauma? Ella no era de traumas, menuda tontería. Cierto es que había tenido algún que otro pinchazo mental de algo que.. Que no sabía cuando había pasado ni por qué pero siempre lo había asumido a su infancia por mucho que de vez en cuando supiera que no era tan atrás en el tiempo, sin embargo nunca le ha dado importancia pues hasta llegó a pensar que eran pensamientos de Gareth transferidos a ella por la magia, igual que lo de ser medio felina.

Setsuna parecía tomarle el pelo de vez en cuando. ¿Acaso la situación era para comer? De ninguna forma, había ahora mismo cosas que tratar muchísimos más importantes que una simple y estúpida cena. Eso logró que Ghatta frunciera el ceño y entonces negara con la cabeza bruscamente para luego quedarse con ese aspecto de molesta.


- No sé como coño puedes tener hambre - espetó sin más - Quiero saber todo sobre él y su dichosa historia, cómo "me" conoció, a quién conoció de mi familia, si tanto trauma es ¿cómo es que mi hermana lo ha olvidado también? Quiero saber cualquier dato que soltara acerca de Erelien y Tialys que tengan que ver conmigo.

En ese instante se sentó en el suelo con pinta de malas pulgas y clavando una mirada tan fiera que podría impresionar a cualquiera. Estaba decidida y quería saber cualquier cosa, si algo tenía que ver con ella entonces quería saberlo, quería encontrar un motivo para dar su siguiente paso, que sería volver a Tialys a buscar unas malditas respuestas.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Mar Oct 25, 2011 4:22 pm

La joven dama estaba aun de los nervios y la tranquilidad de Setsuna para tomarse un asunto tan importante le hacían crisparse aun mas de lo que ya estaba, el espero paciente a que la dama de cabellos naranja respondiera a sus proposiciones pero ella estaba en esos momentos tan loca como una cabra debido a lo confuso de la situacion, por lo que frunció el ceño y negó de forma brusca con la cabeza y paso a mostrarse mas enfadada que antes a lo cual el sonrió cerrando sus ojos, ya se venia venir toda la bronca de Ghatta sobre el. Y así fue, la joven le hecho toda la bronca sin piedad, solo falto el golpe y hubiera estado completo, al menos no llego a ese punto y se mostraba aun dispuesta a saber muchas cosas sobre ese asunto, le hizo muchas mas preguntas al joven oriental quien escuchaba sereno sus palabras.

Acto seguido Ghatta se sentó en el suelo con toda su ira encima de ella, clavando su fiera mirada cual leona al acecho sobre su victima, Setsuna abrió sus ojos para verla y prefirió volverlos a cerrar de inmediato sonriendo de forma nerviosa.

-Si eso es lo que quieres saber, no tengo problemas en contártelo. Sobre tu hermana, podría haberle pasado lo mismo, el no me menciono mucho de ella, pero si se paso hablando todo el año sobre ti, no paro nunca al punto de a veces molestar.- Sonrió sobre ese hecho y luego paso a relatarle la parte mas importante de la historia.

-Hace como 3 años atrás se conocieron mientras tu estabas cometiendo un robo, pago el tu deuda y eso llamo tu atención y con eso logro que dejes tu cometido de robar, cual diosa el te vio y le diste la oportunidad de conocer tu persona, tu ser, razón por la cual el camino junto a ti hasta una colina donde el ya sentía que estaba destinado a estar contigo, con su diosa picara y agil. Pasearon por la colina rodeados de la luz del sol quienes acompañaban el andar de ambos, como si los cielos festejaran su unión, en ese mágico paseo todo estaba a pedir de boca, los dos mas jóvenes y alegres perfectos para amar. Cless quien estaba fascinado contigo quería saber tu nombre pero no se lo darías a menos que pase la prueba para obtener el nombre de su salvadora, la prueba fue que debía atraparte mientras corrían de forma juvenil por los verdes prados de la colina, el valiente guerrero quien fascinado por tu pura esencia se encontraba acepto el reto para obtener tu nombre. Luego de unos mágicos momentos y con mucho amor juvenil de por medio el logro darte alcance, fue entonces que el pidió su merecida recompensa, pero tu no estabas dispuesta a dárselo aun, le llamaste "hombre de aburrido corazón" a lo cual el respondió de inmediato lleno de valor y cariño " ¿Así que aburrido me llama mi lady? Entonces el armándose de valor para demostrarle su amor la tomo valientemente en sus brazos, la rodeo cual manto de rosas con sus brazos y con su capa para luego de ello rodar juntos cuesta abajo por la colina, el corazón de ambos en ese viaje latió como uno solo. Al terminar su hermoso viaje rodando cuesta abajo como si el cielo los guiara a sellar su amor eterno usted quedo de espaldas a la fresca hierba y el sobre usted, ambos con los pechos unidos y con las frentes la una sobre la otra, sus ojos se encontraron y sus respiraciones se entremezclaron, el momento perfecto entre un hombre y una mujer jóvenes que claman por amor puro e inocente, amor eterno...entonces tu le dijiste tu nombre "Soy Ghatta..." La respiracion de ambos se acelero y sus corazones latieron con la fuerza de un millón de corazones...y entonces....Y ENTONCES-


No sabe ella como rayos fue que Setsuna tenia su frente pegada a la de ella ademas de tenerla tomada de las manos, como si la hubiera hipnotizado o algo similar, cuando reacciono así estaban, con las frentes unidas, con las manos entrelazadas y mirándose fijo a los ojos.

-El le dijo "Encantado, soy Cless" la ayudo a ponerse de pie y juntos volvieron a casa...- Bajo su cabeza completamente decepcionado.

-¡Pero que tonto! La oportunidad de su vida se presente ante el, arruino una de las mejores historias de amor que escuche en mi vida...- Suspiro y se quedo cabizbajo, aunque aun tenia sus manos entrelazadas a las de ella, realmente ese chico logro meterlos en la historia como si ellos la estuvieran llevando a cabo. Claro que ella no sabe que el joven junto a ella es un cuenta cuentas y de los mejores, le ha dedicado mucho a las historias heroicas, sin mencionar el énfasis que pone en cada uno de sus relatos, entregando su corazón en cada obra del que es participe.



No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Mar Oct 25, 2011 6:24 pm

Claro que era eso lo que quería saber, estaba ansiosa ya porque empezara hablar sin embargo... Cuando empezó, no se esperaba para nada lo que estaba diciendo, es decir.. Por una parte, lo contaba como si fuera el relato más romántico del mundo, con adjetivos muy amorosos y todo eso, adjetivos que hacían sonrojar levemente a la ladrona que a pesar de todo seguía con ese ceño fruncido. ¿Por qué lo describía todo tan... "poppy"? No encontraba una palabra para expresar lo cursi que era, porque era más cursi que la palabra cursi, que ya es un decir. No recordaba para nada esa historia pero de pronto, cuando siguió diciendo datos algo le sonó... Ella.. Ella habiá soñado con eso, con lo que estaba contando de manera tan meticulosa Setsuna. Eso de rodar por una colina, todavía lo recordaba o más bien, recordaba esa capa roja y ese olor a hierba fresca pero no recordaba nada más.. Ni siquiera recordaba los siguientes detalles. Los ojos de Ghatta se cerraron un momento y era como si de pronto, aquella escena volviera a su mente con algo más de lentitud y pesadez. Una sonrisa había dibujada en la Ghatta de aquel recuerdo pero todo se cortó cuando sintió las manos de alguien coger las suyas además de una frente. Ghatta abrió los ojos rápidamente y se encontró con Setsuna, pegadísimo a ella y no tardando en bajar la cabeza de forma decepcionada por lo siguiente del relato. De forma brusca, la ladrona de cabellos anaranjados se zafó de aquel inesperado agarre y no tardó en empujarle hacia detrás para que se quedara sentado sobre el suelo.

- ¿¡P-Pero se puede saber qué haces!?

Se curzó de brazos y entonces desvió la mirada.

- ¡Te he pedido que me cuentes, no que interpretes!

En fin, menudo tonto ¿quién se creía? En fin. Podría estar más enfadada pero su enfado se había visto disminuido por aquella escena que de nuevo había florecido y que encima no recordaba en absoluto. ¿Cómo podía haber olvidado algo así? Setsuna hablaba de traumas pero.. ¿Cómo iba a ser eso un trauma? ¿Cómo ella podía comportarse así con chico? Cierto era que antes su personalidad era bien.. Disinta, pero un cachazo de distinta, era una chica extrovertida, ligona y pícara además de ladrona que engatusaba a todos los hombres para obtener de ellos lo que considerara oportuno.

Ghatta se levantó y entonces suspiró. No podía creerse todo eso, pero es que no necesitaba más pruebas para saber que había gato encerrado, y nunca mejor dicho. Quizás no hubiese pasado todo aquello, quizás no era ella la "Ghatta" de la historia del chico este pero sabía... Sabía que algo se había quedado atrás, sabía que debía volver a Tialys.


- Tengo que irme, se hace tarde y mi hermana me espera - dijo entonces no tardando en dirigirse hacia la puerta de la habitación, aunque más tarde investigaría como salir de ahí.. Pero algo le decía que Setsuna insistiría en acopañerle a la puerta así que ni se molestó en intentar que le dejara sola - No me conozco tu casa, así que si puedes enseñarme donde está la puerta te lo agradecería.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Miér Oct 26, 2011 8:45 am

El peliplata, siempre de corazón ardiente en su emoción del relato no pudo evitar por su amor a las historias como cuenta cuentos que es interpretar la escena que han protagonizado hace años atrás su buen amigo y su enamorada, cosa que la señorita allí junto a el no tomo para nada bien, con su desconfianza hacia los hombres y toda la confusión del momento ha tenido ganas de apalear a Setsuna, pero opto por zafarse de las manos del chico y así empujarlo rapidamente hacia atrás, de esa forma se lo saco de encima derribandolo otras vez, quedando este sentado sobre el tatami mientras la mira fijo algo sorprendido y avergonzado.

-Jejeje lo siento, lo siento, me he emocionado con el relato, siempre me ocurre, a eso me dedico yo Ghatta-san, soy un cuenta cuentos, siempre pongo todo mi corazón en lo que relato-No tenia idea Setsuna de cuanto hizo pensar a Ghatta con su interpretación, al menos, ya había conseguido que se lo piense en serio, bien en serio el tema de Cless, ella y su pasado. Ella se puso de pie y dejo escapar un suspiro, el sonrió ante ese hecho, esta seguro que ella no lo odia ni nada por el estilo, solo que es una de esas jóvenes duras y cabezotas a la hora de expresar algo, como su hermana mayor Enea, sonrió al pensar en esas cosas. La miro sentado desde donde estaba y ella le dijo que era hora de irse ya que su hermana la esta esperando, al escucharla el se puso de pie lentamente, ella fue hasta la puerta de la habitación donde le pidió que le enseñaría como salir de la casa, el sonrió y se acerco hasta ella ciertamente feliz.

-No te preocupes Ghata-san, te acompañare hasta tu hogar, temo que te suceda algo en tu andar, te has desvanecido de repente y no puedo asegurar de que eso no vuelva a suceder, por lo mejor es que al menos por hoy aceptes mi compañía, aunque todavía esta en mi oferta de que te quedes a cenar aquí si lo deseas- Salio de la habitación y tomaron hacia la izquierda por un pasillo de madera bien pulida y brillante. Desde allí llegaron a una habitación mas grande con varios almohadones y una mesa pequeña y baja, parecía ser ese el comedor, atravesaron ea habitación y abriendo una puerta de papel salieron al patio de la casa, un hermoso patio, con mucho verde, caminos de piedra y hasta un estanque.

-Cuando gustes seras bien recibida en mi hogar, tu, tu familia e incluso tus amigos, si necesitas ayuda en algo no dudes en pedírmelo, estoy muy feliz de nuestro encuentro de hoy, aunque lamento que no recuerdes lo que sucedió entre Cless y tu, pero si algún día lo deseas podemos volver a Taylis, de seguro alguien recuerda lo enamorados que están en esa época-Camino un poco lento ahora, como si quisiera atrasar todo lo que pueda el hecho de que Ghata se marchara de allí.



No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Ghatta el Miér Oct 26, 2011 5:37 pm

El chico insistía en acompañarle a su casa pero no le iba a dejar. No le dejaba ver dónde vivía a cualquiera y si Gilgamesh había tardado tanto en ver donde vivía... Setsuna no era para menos, es decir, era un completo desconocido y Gilga lo había dejado de ser hace mucho tiempo y aún así no supo dónde vivía hasta el otro día... Los nervios se apoderaron de su estómago y entonces zarandeó la cabeza suavemente y entonces siguió a Setsuna por aquella casa hasta llegar finalmente a la entrada y volvió a sentir aquella tomadura de pelo por parte del chico. ¿Otra vez con lo de Cless? ¡Que ella no había olvidado nada! Si acaso le habían hecho olvidar pero ella jamás olvida, es una ladrona... Los ladrones no olvidan.

- Setsuna no te ofendas pero... - se giró hacia él justo delante de la puerta y entonces le miró de forma seria - No voy a dejar que un desconocido sepa donde vivo. Me da igual que te pienses que soy una mujer indefensa, no me importa. Si te tranquiliza, al que se me acerque le dejaré calvo con una bola de fuego.

En realidad no sabía controlar el fuego, pero estaba harta de la insistencia de ese tío si no lo conocía de nada.

- Esa es mi última palabra, no insistas más porque sino me veré obligado a tratarte como un desconocido que ya lo eres, pero añadiéndole la palabra enemigo. No me gusta que se cojan confianzas donde no las hay y aunque me hayas invitado a todo esto, si tú eres así es tu problema, no deberías fiarte tanto de la gente.

Ghatta abrió la puerta con la intención de irse, sin embargo no cruzó el umbral ahí, sólo se limitó a girarse nuevamente.

- En cuanto sepa algo, te avisaré.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Setsuna Shinomori el Jue Oct 27, 2011 7:45 am

Ciertamente es muy difícil hacer enfadar al joven oriental quien todo se lo toma con una sonrisa, incluso los momentos mas difíciles para el los suele hacer llevaderos bajo la protección y guiá de una sonrisa feliz, aunque mas de una vez esos sentimientos han sido falsos ocultando su verdadero pesar al resto del mundo. Ghatta actuá con demasiada imprudencia, el fuego es un elemento poderoso si, pero muy común y fácil de anular, razón por la cual uno debe fiarse de el completamente.

-Ghatta-san, no soy una persona fácil de ofender...pero ten cuidado con tu manera tan sobre confiada en especial con lo respecto al fuego, es un elemento poderoso si, pero también muy común y fácil de anular, pero confió en que tienes muchas cartas secretas para poder salir sana y salva- Le sonrió el chico, observándola y luego cerrando sus ojos mientras piensa en como deberia actuar de ahora en mas. Las palabras siguientes que salen de la boca de Ghatta si son hirientes para el, mas que nada por el apreció que siente hacia ella, si realmente fueran enemigos...en un combate la haría trizas es lo mas probable, eso suponiendo que el pudiera llegar levantar la espada contra una criatura a la que aprecia, cosa que hasta el día de hoy se ha mostrado imposible de conseguir.

-Tus palabras son muy hirientes Ghatta-san, de esa forma nunca tendrás personas con las cuales compartir tu vida de manera plena y maravillosa, espero que ocurran sucesos buenos en tu vida para que puedas confiar mas en los demás. Por ahora, lo único que puedo hacer desde mi posición es rezar por ti con todas mis fuerzas, para que así Las Fortunas te sonrían.- Amablemente el peliplata pedirá por ella en sus oraciones.

Le vio pararse en el umbral de la puerta, no lo cruzo a la primera, se quedo allí un momento y luego se volteo para decirle que le avisaría si descubre algo nuevo sobre lo que el la hecho saber la noche de hoy.

-Te estaré esperando Ghatta-san, espero que ese día aceptes el tomar una taza de te conmigo- Con su mano zurda la despidió de manera gentil, esperando a que la joven se retire, el se quedaría observándola hasta que finalmente la pierda de vista.



No hay vida para el cobarde, no hay muerte para el héroe.

El samurai nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.



 
Spoiler:


avatar
Setsuna Shinomori
Caballero Obispo
Caballero Obispo

Elemento : Fuego
2º Elemento : Luz
Mensajes : 1419

Edad : 27
Empleo : Bardo/Heroe

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••••• (9)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Caballero negro, caballero blanco.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.