Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Nara Remparth

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nara Remparth

Mensaje por Invitado el Lun Sep 12, 2011 11:19 pm

Nara
Remparth
27/8/1980
20 Años
Femenino
Humana
Daguera
Ladrona
Rebelde


  • Sus años de ladrona le han enseñado a defenderse contra cualquiera que amenace su vida. Nara es capaz de maniobrar una gran cantidad de armas pequeñas que oculta en sus ropas, entre las que se incluyen dagas, cuchillos arrojadizos, agujas y diversos elementos filosos.

  • La agilidad, el sigilo y la picardía van de la mano con su estilo de vida. Nara debe ser lo suficientemente ágil, silenciosa e ingeniosa como para adentrarse en cualquier clase de lugar y conseguir lo que desea. Su buen estado físico le permite superar gran cantidad de obstáculos a grandes velocidades; ya sea saltar de tejado en tejado, aprovechar el apoyo de las paredes, hallar buenos escondites, etc. Durante el combate, su agilidad y velocidad le proporcionan muchas ventajas. Además, haciendo uso de sus pequeños y filosos objetos, es capaz de forzar una gran variedad de cerraduras, incluso las más difíciles.

  • Su elemento sombra le otorga una habilidad realmente curiosa y útil para la ladrona. Nara es capaz de fundirse con las sombras, cualquiera de ellas, y desaparecer frente a los ojos de quien sea para luego sorprenderlo desde un punto diferente. Su habilidad de transladarse por las sombras le ha permitido salir victoriosa en inumerables encuentros.




  • Aunque Remparth sea capaz de utilizar cuchillos arrojadizos durante una batalla, el combate a distancia no es su fuerte. Sus habilidades se centran sobre todo en el uso de armas ligeras a distancias cortas, por lo que si un objetivo es inaccesible, Nara se encontraría en desventaja.

  • Debido a que las sombras le otorgan aquella curiosa y útil habilidad, el elemento Luz dificulta notablemente sus habilidades de combate. Cualquier ataque de esa naturaleza sería muy efectivo contra el cuerpo de la joven ladrona.

  • La joven ladrona depende mucho de su agilidad en el combate, por lo que cualquier cosa que entorpezca su movilidad la dejaría en un gran aprieto. Sin su tan preciada movilidad, Nara sería incapaz de evitar cualquier clase de ataque, y la resistencia física de una muchacha no está echa para recibir demasiados golpes.


Nara es una muchacha de 20 años que mide aproximadamente 1,6 metros y posee una complexión delgada. Posee una bella figura femenina, atractivas facciones, la tez clara y unos ardientes ojos rojos. Su estado físico, por más delgada que sea, es realmente admirable, permitiéndole moverse con gran agilidad. Lleva el cabello muy largo, hasta aproximadamente la mitad de su espalda, y con dos grandes mechones que caen por sus hombros hacia el frente de su cuerpo. El color de su cabello es de un radiante rojo, muy similar al de sus ojos. Suele ir vestida de negro, debido a que aprovecha las horas nocturnas para realizar sus trabajos, y nunca presenta ninguna de sus armas a la vista de cualquiera.

Spoiler:


Remparth es una muchacha extrovertida y realmente activa. No tiene dificultad alguna para comunicarse con la gente, y desde su juventud ha sido muy sociable. Tiene un carisma persuasivo y atrayente, uno que aprovecha muy seguido para realizar su trabajo. Las mentiras y los engaños van de la mano con sus palabras. Si algo ha aprendido desde que se convirtió en ladrona, es que muchas personas son fáciles de distraer y engañar. Su rebeldía hace que el respeto por las reglas sea mínimo, llevándola muy regularmente a severas y pequeñas confrontaciones con la gente. Es una joven que disfruta al máximo de la vida, teniendo una gran alma fiestera y un espíritu totalmente libre. Debido a su profesión, la ambición por poder y dinero son realmente fuertes en su estilo de vida, llevándola en muchas ocasiones a ser una persona totalmente fría y despreciable. No le tiembla el pulso a la hora de quitarse un peso de encima, y sus ambiciones siempre estarán delante de cualquier sentimiento.

Nara prefiere la buena vida, por lo que el poder y el dinero son sus mayores gustos. Más allá de eso, siempre disfruta de cualquier clase de diversión y siendo sociable con la gente. Le encanta engañar a la gente para obtener sus propios beneficios, y es muy difícil que trate de tener una buena relación con alguien sin antes haberlo traicionado o mentido.

Odia sobre todas las cosas la pobreza. No hay nada peor para Nara que tener los bolsillos vacíos. Siempre ha soñado estar sentada en un trono, llena de riquezas, por lo que ser una desconocida también es un cruel destino para su vida. Es una muchacha competitiva y odia profundamente que alguien sea mejor que ella en casi cualquier cosa.



"Una Mirada Eterna"

Spoiler:
Un extraño sujeto vestido totalmente de negro, con su rostro cubierto por una oscura capucha, corría incesante por las sombras de Camelot. Era una noche como pocas, una de aquellas en el que la luna brilla con todo su esplendor sobre el estrellado cielo, brindando un ambiente totalmente romántico. Los pasos de aquel misterioso hombre se hacían cada vez más rápidos, y eran seguidos a unos pocos metros por otras dos personas vistiendo brillantes armaduras. "¡Alto, ladrón!" Se oía reiteradas veces por parte de los guerreros. El villano corrió y corrió hasta que encontró un lugar en el que ocultarse durante un breve momento; uno de los únicos locales que está abierto a altas horas de la noche: el burdel.

Ingresó a paso lento, como si de cualquier cliente se tratara; se quitó su oscura capucha y tomó asiento rápidamente en uno de las mesas que se encontraban cercanas a donde las bailarinas presentaban su show. Allí la vio, danzando con toda su elegancia y su carisma. Su largo y rojo cabello, radiante como llamas, se movía al unísono con su bello y cautivador cuerpo, encima de aquel modesto escenario de madera. Sus miradas se cruzaron por un momento, y aquella bailarina quedó hechizada ante la rojiza y atrapante mirada de aquel misterioso hombre. Intercambiaron sonrisas por un momento, quedaron paralizados el uno con el otro; un simple contacto visual que inició una especie de chispa entre dos brillantes almas.

Pronto, el sonido de la puerta abriéndose violentamente y la intromisión de dos guerreros de brillante armadura captaron la atención de todo el público presente. La bailarina de cabellos rojos pudo notar preocupación en la mirada de aquel apuesto joven vestido de negro; sabía que iban tras él. Tomándolo del brazo, la bailarina lo guió a través de una puerta trasera, adentrándose en la luz de la preciosa e inolvidable luna que bañaba de romanticismo toda la noche. Sus sonrisas se hacían cada vez más pronunciadas a medida que se miraban a los ojos, en una carrera por la libertad.

Sus cuerpos cayeron juntos en un montón de heno, ubicado en las cercanías de un enorme y prestigioso establo. Nadie logró seguirlos, ni nadie los encontraría. Tumbados en la noche, el amor comenzó a florecer como nunca lo hizo en sus vidas. Sabían que había algo en el otro que los atraía sin control alguno. ¿Quiénes eran? Apenas se habían visto esa noche, y ni siquiera sus nombres conocían. Sin embargo, nada les impidió disfrutar de ese extraño sentimiento.

"Tesoro de mi Vida"

Spoiler:
El mercado de Camelot, siempre reconocido por la enorme población que recorre sus sectores. Aún después de la guerra entre Arcadia y Ática, cada rincón del mercado se encontraba lleno de tiendas y abundantes productos. Entre toda la gente, se hallaba una pequeña niña de cinco años, cuyos largos y rojos cabellos se mezclaban entre el caminar de los ciudadanos. Casi de imprevisto, la joven niña toma una pequeña bolsa de oro del cinturón de un transeúnte. La persecución fue extremadamente corta, debido a que la pequeña sabía moverse fácilmente entre la gente, aprovechando su pequeño tamaño. A los pocos minutos, cuando todo se había calmado, la muchacha le lleva la bolsa de oro a un sujeto de largos cabellos negros, quien parecía estar esperándola.

"No, Nara." - Le dijo. - "Debes tomar las cosas sin que la víctima lo note."

"Lo haré mejor la próxima vez" - Responde la niña con una pronunciada sonrisa.

Los rojos ojos de padre e hija se cruzaron en una sincera y amorosa mirada, haciendo que el padre se incline ante la niña y acaricie su cabeza, y luego sonría.

"Siempre serás la mejor al momento de robarme una sonrisa." - Agregó.

El hombre no podía dejar de mirar a su hija sin sumergirse por completo en la nostalgia. Todo le recordaba a ella, su esposa. Había heredado aquel bello y rojizo cabello, aquella pronunciada y sincera sonrisa, esas atractivos facciones y su enérgico espíritu. Era lo único que le quedó de ella, era el tesoro de su vida.

"Sin embargo, has traído una gran cantidad. Sabes reconocer a los peces gordos" - Dijo tratando de felicitar a su muchacha por la casi excelente labor que había realizado.

Ese dinero era suficiente para alimentarse al menos durante el día, pero no rendiría para más si debía invertir en las comodidades esenciales de Nara; pero si se trataba de su hija, existía todo el dinero del mundo. Esa era la vida de un típico ladrón, robar con el fin de sobrevivir un día más. Las cosas eran más fáciles cuando eran tres en la familia. Ella siempre obtenía algo de sus shows en el burdel, algunas veces más que él mismo. Sin embargo, el ladrón era lo suficientemente habilidoso como para obtener tesoros que los sustentarían durante semanas. Aunque ambos desaprobaban los métodos que tenía el otro para obtener dinero, vivían convencidos de que era la única opción, lo que mejor sabían hacer.

Ella hacía gala de su carisma y su atractivo para cautivar a los más adinerados; él utilizaba el sigilo y la violencia para quitarles el dinero a la fuerza. Una pareja extraña, pero unida por un único e importante objetivo, su hija.

"Papá, ¿te encuentras bien?" - Preguntaba mirando cómo las lágrimas caían de los ojos de su padre. Perder a su esposa fue el día más terrorífico de su vida...

"El Legado en la Sangre"

Spoiler:
Su padre había pasado largos años preparando su cuerpo para que se mueva como era debido, preparando su manejo con utensillos pequeños y afilados para defenderse cuando era necesario; había pasado largos años preparando a esta ladrona, por lo que el fracaso no era una opción. "El poder y la riqueza están en tus manos; solo ve y búscalos", recordaba dentro de su mente. Esa misma noche era decisiva, una en la que la fortuna de su vida estaba tan solo al alcance de su mano.

Ingresaron en parejas de dos; en total eran cuatro de ellos, vistiendo oscuros ropajes que se confundían rápidamente con las sombras. Nara, junto a su pícaro compañero, saltaron por la ventana y se infiltraron en la mansión de uno de los nobles más respetados de Camelot. A paso lento y sigiloso, sin intenciones de dar un movimiento en falso, comenzaron a recorrer sus habitaciones en busca de las joyas familiares. Sin embargo, los tres ladrones no se vieron venir la traición de su cuarto compañero.

Un gemido de dolor se oyó en la planta inferior, más allá de las escaleras. Se trataba de uno de ellos. ¿Acaso los nobles habían notado su presencia y habían asesinado a uno de sus compañeros? Eso era lo que creyeron hasta que vieron al ladrón romper el cristal de la ventana y huir con las joyas familiares. Ese desgraciado, su ambición iba más allá de cualquier cosa...

"¡Guardias!" Se oyó gritar desde la habitación del noble. No había tiempo que perder, habían sido descubiertos, y las joyas ya no se encontraban en la casa. Utilizando la misma ventana por la que ingresaron, ambos ladrones corrieron con todas sus fuerzas a través del patio de la mansión. En plena carrera, una mortífera y rápida flecha atravesó por completo el pecho del compañero de Nara. Su vida se había terminado al instante. No podía morir, no podía perder todo lo que su padre le otorgó por culpa de un traidor.

Nara no tuvo más remedio que hacer gala de la herencia de su madre. Simplemente se posicionó en la zona más oscura del patio y, de un momento a otro, desapareció. Los guardias quedaron atónitos al ver cómo la muchacha era "tragada" por las sombras frente a sus ojos. Había desaparecido por completo...

Aprovechando la noche, Nara emergió de sombras cercanas a la mansión, fuera del peligro. Su vida había peligrado por un instante, y sintió el miedo en su máximo exponente. El rencor por aquella traición se hizo realmente enorme en aquel momento, y juró que jamás confiaría en nadie más. Sin embargo, su vida continuaba, y su ambición por poder y riquezas seguía tan activo como siempre. Sus padres le otorgaron las herramientas para desenvolverse en la vida, y era momento de darles un buen uso.

Vivir una vida de riquezas y poder.

Empty x Embryo
Mio Kifune

"Cuidaré la Ortografía"

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nara Remparth

Mensaje por Gilgamesh el Mar Sep 13, 2011 10:23 pm

Ficha aceptada y cerrada. Bienvenida a las tierras de Arcadia.

Por favor firma las reglas.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.