Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Un Diablo Vagando

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Vie Ago 05, 2011 7:44 pm

Habia escuchado muchas historias sobre un gran caballero sirviente del rey y fiel a su causa, me parecia muy interesante todo al respecto. Segun lo que recordaba no era alguien tan viejo y seguro era un humano, 400 años de vida no se pasan sin aprender cosas por mucho tiempo distribui mis dias leyendo libros de hierbologia, magia oscura, vodoo, pociones, metalurgia y cualquier cosa que me ayudace a mejorar mis cualidades como Brujo Oscuro. Realmente habia hecho muchos hallazgos muy interesantes y en el momento de la batalla lograba ingeniarmelas con cualquier tipo de ideas, dominaba muchas artes dentro de lo que era mi area de trabajo. Sin mas que pensar me acercaba calmadamente al lugar donde se decia que residia el temible caballero se escucharon rumores de que necesitaba subditos fieles capaces de cuidar su castillo ante cualquier amenaza, pense que quizas podia estar calificado para esa tarea solo esperaba que fuera capaz de tolerar mi actitud un poco extravagante e irracional pero no dejaria que mataran a quien se supone que debo de proteger. Mientras mas me acercaba al castillo me detuve en el camino para tomar una extraña planta y meterla en mi bolsillo luego de un rato me encontraba al menos unos 800 metros del castillo, luego decidi sentarme en una gran piedra que se encontraba ahi.

Estoy mas que seguro, se que estoy listo para esto.


Mientras decia eso, suspire un poco pensando profundamente en el asunto y calcule sobre las posibilidades que tenia de realmente triunfar en semejante propuesta. No debia de desesperarme todo era un paso mas para cumplir mi mayor meta, mi unica mision en la vida


Yo sere el principe de las tinieblas...


Dije esto con gran determinacion y elevando mi mirada hacia donde se encontraba el castillo.
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 06, 2011 10:35 am

Con la tarde cayendo sobre toda la isla de Avalon el sol pasaba a esconderse de a poco y con el se iba la mayor fuente de calor que tienen todos los habitantes de este mundo, el invierno como el resto de los años se hizo sentir cruel en todo el territorio, pero eso no amedrentaba a los soldados del castillo del lago, la vida allí continua como de costumbre, años apostados allí lograron que esos hombres superaran la temple estándar del resto de los soldados habituándose a toda la clase de climas que podían llegar a presentarse en la fortaleza que han de proteger.El único problema en esta época real tal vez era la comida, pescar en el lago congelado no es tan simple como hacerlo en otras épocas del año, eso les dejaba un recurso menos del cual poder depender, sumado a la invernacion de algunas otras criaturas obligaba al capitán Tartare y a sus hombres a cazar mas seguido de lo normal.

A la mañana temprano el capitán y algunos de sus hombres salieron de caza, la mejor forma de hacerlo es durante el día cuando los animales se hacen ver, es mejor así a que andar buscando el refugio de cada uno de ellos, cazaron lo mas que pudieron para así no tener que volver a cazar durante al menos un tiempo, ciervos, jabalís y osos son lo que trajeron, mientras volvían el capitán seguía pensando en su idea de cultivar en esta región, de ser así tendría asegurado la carne y la verdura, los haría bastante auto suficientes de esa forma.

Por la tarde el capitán y su séquito regresaron al castillo, el a la vanguardia montado en su negro corcel tan oscuro como la armadura de su jinete, el arma y escudo del soldado iban a su espalda, la armadura completa casi en su totalidad si no fuera porque le faltaba el casco que colgaba a un costado de la montura cubría el resto de su cuerpo, en ella sobre el hombro izquierdo se podía ver la insignia de Camelot, de igual manera podía verse en el corazón grabada a la perfección, su capa roja por dentro y negra por fuera ondeaba debido al trote de la montura, bordada en la capa con hilo de oro el escudo heráldico de la corono podía verse allí, esa capa solo puede ser usada por aquellos que poseen el rango de capitán en la milicia mostrando así el rango real del soldado dentro de la armada real de Camelot.

Mientras cabalgaban de regreso uno de los hombres del capitán noto a joven sobre el camino mas adelante de ellos, por precaución dos de ellos se posicionaron un poco mas adelante de su capitán, nunca se sabe uno con que loco puede cruzarse, a paso lento se fueron acercando hacia donde se encontraba aquel individuo, todas las miradas ahora se concentraban sobre el.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Sáb Ago 06, 2011 3:07 pm

A diferencia de mi vestimenta comun, mi chaleco en esta ocasion no era corto sino una version mas larga que cubria hasta mas abajo de mi rodilla esta era mas util por la situacion climatica por la que atravesaba la región el frio no me molestaba en absoluto, pero seria mas discreto con una ropa mas adecuada a la ocasión. A la lejania se podia escuchar el trote de un caballo y el ruido hecho por varios soldados caminando cargando consigo quien sabe que, pero si logre reconocer algo el olor de la sangre, dulce sangre me pregunto que habrian matado, camino a este castillo logre ver muchas variedades de especimenes y de distintos tipos de plantas, este lugar era muy reconfortante para mi tenia a la mano todo lo que podria desear. A pesar de sus intentos de sigilo vi que se acercaron dos hombres con algo de precaución mas remedio me levante y me coloque sobre la piedra. Meti una de mis manos en mi chaqueta y saque un frasco de vidrio, me di vuelta para saltar de la piedra y lanzarlo sobre los pies de los que se acercaban, una nube de humo comenzo a salir. Mientras saque otros dos frascos de vidrios de mi chaqueta y y tome una postura defensiva.

¿Son ustedes siervos del caballero?


Pregunte con voz alta y firme, mientras que los soldados comenzaron a toser por el humo que era de una tonalidad algo azul. No queria ser muy descortes, pero estaba en mis instintos defenderme cuando alguien se me acercaba por la espalda.
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Dom Ago 07, 2011 2:49 am

La pequeña tropa regresaba con calma, bien formados como de costumbre cabalgaron por aquella tierra de verdes hierbas, aquellas que podían ser perfectamente cultivadas, habían sido abonadas con cientos y cientos de cadáveres resultado de la cruenta batalla del castillo del Lago, mientras unos se adelantaron para trabar conversación con ese sujeto que se encontraba cerca casi sobre el camino que ellos tomaban ese joven les ataco con una especia de frasco que al reventarse contra el suelo comenzó a despedir un humo de color azul, este humo comenzó a ahogar a los soldados debido a la tos que les ataco de repente.A la orden del capitán se dividieron en dos grupos, unos 5 hombres a cada lado cabalgaron de prisa, el capitán rodeo por la derecha mientras el resto iba por izquierda, sea quien sea el que los ataco lo pagaría en verdad, atacar a un soldado del rey es lo peor que hay, al menos para Lans así lo es.

-Muy bien sabandija, tienes dos opciones ¿O das la cara o te llenamos de virotes? Tu eliges-Advirtió el soldado de mayor rango entre los allí presentes, al escuchar sus palabras los soldados prepararon las ballestas, el por su parte tomo su espada en una mano, ahora vería quien se atrevió a atacar a sus hombres que retrocedían como podían, no podían decir nada, solo tosían y trataban de respirar algo de aire puro.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Lun Ago 08, 2011 8:09 pm

Al observar al hombre de la armadura negra que cabalgaba con lentitud y hablo fuertemente amenzandome, luego de ver su traje distingui un simbolo que solo los distinguidos miembros del ejercito real podian llevar, al ver que los otros soldados no poseian tal caracteristicas en sus trajes era facil determinar que ese hombre era el lider y probablemente el caballero que habia buscado.

- ¿Es usted Sir Lans Tartare, el caballero que busca siervos en quien confiar? -

Mientras preguntaba esto señale al hombre que andaba sobre el caballo, este tenia una mirada muy particular parecia no temer a un ataque y tambien revelaba que era un hombre que habia pasado por incontables batallas. Despues de señalarlo un momento, abri mi chaqueta y guarde los dos recipientes de vidrio que mantenia en mis manos, al ver el interior de mi traje se podia observar que estaba repleta por diferentes recipientes de vidrio con colores y formas distintas.

- Por cierto, no se preocupe por sus soldados ese humo solo les irritara los ojos y la garganta, era una pequeña advertencia -

Al decir tales palabras sonrie cerrando levemente mis ojos con una total despreocupacion.
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Lun Ago 08, 2011 9:34 pm

Bueno, el capitán debía admitir que el sujeto no tardo nada en responder a sus demandas, los soldados lo mantenían en la mira con sus ballestas bien cargadas y a la espera de su capitán, el soldado de armadura negra se mostró igual de serio y seguro mientras ese joven guardaba sus botellas en su chaqueta, le dejo saber que lo estaba buscando explicitamente a el, menciono también otra cosa interesante, el muchacho sabia que el esta buscando hombres para su séquito personal, de ser así posiblemente le interesase unirse a el bajo su mando.Se mostró menos enojado al saber que sus hombres no tendrían ninguna secuela debido a ese ataque ademas de que ninguno moriría con ello, levanto su diestra y los soldados dejaron de apuntar a ese joven.
El caballero negro montado en su corcel de igual color que el de su armadura hizo un paso al frente mostrando así quien era, ahora pasaría a responder las dudas de aquel joven que posiblemente sea un nuevo aspirante a en listarse bajo su mano.

-Así es joven, yo soy Lans Tartare el capitán del primer escuadrón de élite, así como también es cierto que busco toda clase de hombres y mujeres capaces de desempeñarse bajo mi mando, mientras sepas seguir ordenes seras bienvenido, siempre encontrare algo en lo que puedas desempeñarte, nunca te daré un trabajo imposible de realizar, eso seria tan estúpido como echar a la basura tu verdadero talento ¿Estas interesado chico?-De forma muy seria y con voz poderosa exclamo su nombre y su rango, de forma directa le hizo aquella pregunta, sin rodeos, es un soldado y actuá como tal sin vueltas ni intermediarios.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Mar Ago 09, 2011 7:58 pm

Al escuchar que tenia razon sobre mis deducciones, di un paso hacia adelante para luego hacerle una reverancia al caballero quien me habia ofrecido un puesto en su sequito, yo no era la clase de persona que se arrodillaba ante cualquiera. En caso de que este "Caballero" no fuera alguien digno de seguir y solo sea un cobarde ocultandose detras de sus soldados no dudaria en matarlo, un debilucho no puede dar ejemplo de mandato pero sinceramente este chico era diferente tenia algo que me agradaba parecia la clase de persona que no dudaria en acabar con aquel que se moviera fuera de sus peticiones. Aun haciendo la reverencia y con mi cabeza inclinada dije en voz alta.

- Yo soy Amaimon, tambien puede decirme D.I es un sobrenombre que tome hace siglos atras, use cualquiera para mi no es problema -


Despues de decir tales palabras, me acomode parandome de manera recta y de forma elegante. Tras eso me coloque mis manos en el cuello y me di vuelta en dirección al castillo este tan solo era un paso mas para lograr mis metas.


- Supongo que yo debo ir al frente -


Al decir eso voltee en dirección al caballero y conteste de manera calmada.


- Perdone si no converso mucho, por lo general me pagan por luchar no por hablar -
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Mar Ago 09, 2011 8:41 pm

El joven tenia buenos modales o al menos eso dejo ver, lucia un poco llamativo de forma de vestir pero nada fuera de los estándares normales, se presento luego de una reverencia como Amaimon aunque tenia un sobre nombre, apodo que dejaría de lado para llamarlo por su nombre, lo que si llamo su atención es que según el lo ha tomado hace siglos, eso significa que no es humano, deberia de ser un elfo como Katt o una dragón como Enea.Luego de presentarse se voltio y comenzó a caminar hacia el castillo suponiendo que el debía ir al frente, en realidad supuso mal, iría como todo el resto de los soldados, iría donde pudiese, miro a los soldados y uno se acerco montado hacia Amaimon y le tendió su diestra para que este subiera al caballo junto con el.

-Muy bien Amaimon, eres bienvenido a forma parte del ejercito del castillo del Lago, aunque debo advertirte que trabajas para mi no para el ejercito de Camelot, he de corregirte en algunos aspectos, no tienes necesidad de ir adelante ni tampoco a pie, cualquier soldado que pueda llevarte como ese que te tiende la mano te llevara con gusto.Por lo que me dices no eres humano si puedes vivir tanto tiempo, sera de utilidad saber que origen tienes y que habilidades tienes, de esa manera te daré los trabajos que puedas llevar a cabo a la perfección y no otros, no te dejare hacer un trabajo que no puedes, eso seria desperdiciar tus habilidades de manera estúpida-De forma severa y seria como de costumbre se dejo escuchar por el y por sus hombres.Ahora iniciaban nuevamente el camino al castillo del Lago donde el resto de los guerreros esperan, opto por responder a las palabras del recién llegado mientras iban en plena marcha.

-No te preocupes por la cantidad de palabras que puedas decir, al menos espero que sean las suficientes como para que pueda entender lo que dices, lo que si necesito es que sepas escuchar las ordenes que te de, en una batalla el que no sepas escucharme es algo que no tolerare, pero eso suponiendo que participes en una batalla estando a mi lado-Fuerte, claro y al grano, de esa forma el capitán explico que esperaba de el, sin rodeos le dejo todo claro desde un principio, de mientras cabalgaban hacia el castillo, a lo lejos se podía ver las banderas y banderines de la fortaleza custodiada por Lans Tartare.

Castillo en el lago
Spoiler:

Tras media hora a caballo llegaron al puente que une al castillo con tierra firme, a paso firme lo atravesaron hasta llegar al patio interior del castillo mientras algunos guardias vigilaban el territorio desde las torres vigiás.
Lo primero que vio ya dentro del patio interno fue que el patio yacía yermo, no había nada verde allí sino fuera porque al extremo izquierdo del patio se encontraba una espada clavada en el suelo y allí habían varias flores y terreno verdoso, del otro lado al extremo derecho se encontraba una caballeriza y a la derecha de esa caballeriza un lugar para practicar el tiro con arco.La mayoría del terreno y del castillo estaba cubierto por la nieve excepto los dos caminos de piedra que llevaban a las dos entradas principales del castillo, una entrada en cada extremo tenia el castillo en cuestión.

-Bienvenido al castillo del Lago Amaimon, desmontemos, mas adelante podrás pasearte por estos patios y las afueras del castillo, de mientras lo mejor sera poner todo en orden-A la orden del capitán los soldados desmontaron y comenzaron a tomar los animales que lograron cazar para llevarlos a la cocina y otros para almacenarlos.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Mar Ago 09, 2011 9:38 pm

Despues de aceptar con gusto ir cabalgando no preste mas atención al resto, me parecia algo gentil de su parte pero poco ortodoxo por parte de un caballero en general habia aprendido que la mayoria de los caballeros eran algo cabezas huecas quizas la calidad cambio con el tiempo, tenia tiempo sin ver a alguien de tan alta categoria pero no podia englobar a todos los miembros de la corte por a ver conocido a un caballero hace decadas atras. Mientras nos acercabamos al lugar escuche unas "instrucciones" mientras decia eso conteste con calma.

- No se preocupe, muchos no saben escuchar pero yo no soy uno de ellos, lamentablemente he aprendido eso a las duras -


Al ver el castillo a lo lejos me quede sorprendido por su majestuosidad y por la cantidad de soldados que lo custodiaban, realmente se notaba que este tal Lans poseia influencias aunque me parecio muy extraño eso de que solo responderia a sus ordenes y no a la de los soldados de Camelot, quizas el no era siervo del rey. Era de esperar, rara vez se suele aplacar un impetu indomable. Al entrar el castillo me baje del corcel y procedi a acercarme al patio mientras veia a los soldados desmontar los animales cazados.


- ¿Con poner todo en orden se refiere a saber mas de mi Sir? -


Pregunte esto con algo de interes ya que quería saber si esto era necesario.
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Jue Ago 11, 2011 12:16 am

Los soldados llevaron las cosas a su sitio mientras el capitán daba alguna que otra explicación sencilla de que hacer en algún que otro caso con la comida, el joven Amaimon dejo saber al capitán que el es de los que saben escuchar actitud aprendida a la fuerza por causas aun desconocidas para el propio capitán pero que no le interesaban tanto como para hacer inca pie en ello.Amaimon poco después desmonto mientras observaba el castillo con atención, aun así podía escuchar las palabras del capitán a las cueles respondió rápidamente.

-Ademas de saber sobre ti Amaimon me refería a las ordenes que debía dar a mis hombres, pero ya esta ese tema solucionado, ahora acompañame al interior del castillo, allí hablaremos tranquilos, necesito saber sobre tus habilidades y en lo posible de tu raza ya que no me lo has dicho aun, ademas si quieres puedo darte de comer si lo necesitas-Al dejar saber lo que buscaba el capitán se encamino hacia el camino de extremo derecha que los llevaría al interior del castillo.

Ya dentro pudo apreciar Amaimon lo que se mostraba como el comedor, una gran mesa redonda de madera fue lo mas llamativo, con sillas ciertamente lujosas y bien elaboradas del mismo material, una gran chimenea estaba allí prendida haciendo de aquel lugar una habitación muy acogedora, en especial en esta temporada de invierno, varios cuadros de muchos hombres y señoras se veían allí, al parecer todos ellos de la nobleza por sus pintas, tres puertas mas ademas de la entrada también podían verse, una a la izquierda, otra al frente y la ultima a la derecha, el suelo adonde estaba la mesa estaba a un nivel mas bajo que el resto del suelo de piedra.Al adentrarse mas pudieron ver que había un gran sillón al frente de la chimenea, estupendo para pasar una noche de frió y unos muebles adornaban los costados de la habitación y arriba de ellos había copas y floreros vacíos, una araña con varios candelabros colgaban del techo proveyendo de iluminación.

-Ponte cómodo Amaimon, ahora eres uno de mis hombres, a menos que ya te hayas asustado y quieras retirarte-Con su seriedad habitual el caballero se hizo escuchar, de uno de los tantos muebles que allí había tomo una botella de vino y dos copas de cristal, llevo la botella y las copas hacia la mesa y sirvió vino en ambos cristales, con su diestra le ofreció una copa a Amaimon mientras el tomaba la suya propia con la zurda.

-Espero ahora me expliques sobre ti, soy todo oídos-De esa forma el soldado paso a guardar silencio para que su nuevo sirviente le dejara saber sobre su persona.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Jue Ago 11, 2011 3:54 pm

Despues de aceptar la copa de vino ofrecida por Sir Lans, la tome con mi mano derecha y sin problema alguno procedi a beberla. Estaba pensando expectante en que debia decir, habia tanto de mi para contar tantas cosas que me habian sucedido pero trataria de ser breve.

- Yo soy Amaimon, soy un brujo oscuro tengo conocimientos amplios en cualquier materia ya sea biologia, hierbologia, pociones, voodo, venenos, antidotos, especies entre otras caracteristicas. Mi fuerza es extremamente alta sin contar mis reflejos... Y según mi madre adoptiva soy la encarnacion del mal en la tierra mis verdaderos progenitores me dejaron a mi suerte en el bosque donde una dulce dama me encontro ella me crio y me enseño todo lo que un joven normal debe de saber, lastima que yo no era normal cuando cumpli 13 me confeso mi verdadera naturaleza... Y desde ese dia... -


Al decir esto coloque mi copa en la mesa, con lentitud las facciones de mi rostro comenzaron a cambiar lentamente mi cabello comenzo a hacerse mas largo y mi cuerpo que de por si era algo musculoso y bien entrenado aumento un poco su tamaño. De mi cabeza comenzaron a salir unos cuernos algo grandes y mi mirada paso de ser calmada a una muy sedienta de sangre, mis uñas crecieron como garras y una cola emergio de mis pantalones, realmente tenia un aspecto terrorifico y en exceso aterrador...

- Y desde ese dia me libero... Hahahahaha -

Mi risa era algo malvada y parecia de un psicopata, este era uno de mis rasgos mas caracteristicos al estar en esta forma...


- Soy un demonio y mi tarea como tal es traer oscuridad a este mundo, tengo 400 años asi que no me agrada que me traten como a un chiquillo -

Al decir eso mantuve mi mirada sobre Lans luego tome la copa de vino y termine de beberlo como si fuera agua o cualquier liquido, mi estomago me estaba dando una pequeña señal hace tiempo que no comia...


- Sobre el alimento creo que tomare la oferta -


Mientras decia esto sonreia raramente y con un aspecto algo perturbador...

avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Vie Ago 12, 2011 12:36 am

El caballero al hacerle sus preguntas quedo a la espera de las palabras de Amaimon, tomo vino con tranquilidad mientras este le contaba sobre sus orígenes los cuales no eran humanos cosa que ya había imaginado gracias a los comentarios anteriores del propio Amaimon.Al parecer se creía bastante fuerte el chico o al menos mas que la media eso es algo bueno ya que de ser así podía combatir, el ser un demonio le daba cierta desconfianza pero mas que nada porque nunca tuvo trato con ninguno solo por eso.Cuando comenzó a deformar su cuerpo el capitán abrió bien sus ojos, las garras cola y demases demostraban su origen infernal, aun así el capitán no mostró ni un mínimo de terror o nerviosismo después de todo, allí tenia bajo su mando a una dragón, a una asesina e incluso había sobrevivido a Chesire ¿Que podía ser peor que Chesire? De seguro nada se dijo con total seguridad.[Leadership aura]

-Admito que tu forma verdadera puede parecer impresionante pero te aseguro que estas lejos de traer el caos al mundo entero y he de advertirte que aquí nadie es un chiquillo, son soldados bajo mis ordenes, espero no te olvide eso nunca.-Exclamo con fuerza el soldado quien hablo con ti típico tono militar, el no amenazaba a nadie que no se lo merezca y no dejaría que nadie le amenazase en su propia casa.

-Si entiendes mis palabras entonces no tengo problemas en disfrutar de una comida en tu compañía-Agrego el capitán serio como de costumbre pero sin levantar su voz, aunque no lo hiciera seguía sonando ciertamente poderoso.

Spoiler:
Leadership aura: El espíritu indomable y su experiencia en el campo de batalla le han dado un valor envidiable y admirable, no le teme a la muerte, mas le teme a una vida sin sentido, esto permite a Lans ignorar el miedo y cualquier estado que le haga dudar en una batalla, así como también trasmitirles a sus aliados ese sentimiento indomable mientras combatan a su lado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Mar Ago 23, 2011 3:49 pm

Mientras el caballero terminaba de hablar, yo regresaba a mi forma humana a traves del tiempo comenze a controlar esos cambios rapidos al principio podia pasar dias, semanas incluso meses como demonio matando lo que se me atravesara en mi camino. Era un pasado del que rara vez hablaba y el que le habia dado la parte mas oscura de mi actitud, al terminar de escuchar la oracion que dijo el hombre decidi contestarle.

- Para mi es un placer comer a su lado -


Dije esto con un tono muy calmado y tratando de parecer lo mas normal, habia algo que me causaba curiosidad de todo esto.


- Oiga, Sir tengo una duda. Se que servimos a usted pero digame ¿Que desea realmente? -


Pregunte extrañado por la exclamacion de que nosotros eramos fieles a el y no al rey, resultaba poco comun viniendo de un caballero de la orden del rey.
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Jue Ago 25, 2011 5:53 am

El demonio frente a el después de mostrarle su verdadera forma sea cual sea su intención paso a regresar a una forma mas humana como la que presento en un principio, sinceramente Lans no es de los tipos que temen a un enemigos, pueden sorprender o tomar recaudo pero miedo, eso es algo que nunca encontraran en el no importa cuanto busquen, no pueden encontrar lo que no esta, no pueden poseer algo que no existe.Ahora ya estando en una forma humana por completo este individuo acepto su invitación a comer por lo cual le señalo una silla para que se sentara allí, en breve tendrían comida para degustar.

-Perfecto, en breve nos traerán de comer, así que ponte cómodo que no esperaras demasiado-Así Lans advirtió a Amaimon que en breve almorzaran, dejando en claro que allí se trabajo rápido.Una pregunta extrañada la de aquel demonio, no creyó que sus emociones se pudieran ver tan fácilmente así que le dio crédito a otra razón, paso a contestar a esa pregunta como lo haría normalmente con cualquier que le pregunta por ese tema o parecidos.

-Deseo tener hombres preparados para luchar por mi propia causa de ser necesario, ademas tengo algunos intereses personalmente, como la conquista de mi propio territorio o las búsquedas de tesoros, no puedo usar soldados del ejercito para eso, es por ello que contrato hombres por mi propia cuenta, para mis búsquedas personales-Mientras le explicaba algunas de las cuestiones por las cuales el formo un séquito personal les trajeron la comida, venado les trajeron, la mitad de un venado rodeado de papas y zanahorias, sin dudar el capitán se sirvió la mitad de lo que trajeron en la fuente.

-Come tranquilo que esto va de mi parte, tampoco necesitas ser un señorito para comer-Dicho eso dejo que el se sirviera lo que restaba de comida para comenzar a comer, vino sirvió en una copa para ambos como de costumbre, la comida allí se acompaña con vino o al menos el así lo hace.

Luego de saciar el apetito cerraron el trato, de esa manera ese demonio y el capitán Tartare estuvieron de acuerdo en ser empleado y empleador.




Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Sáb Jun 02, 2012 9:44 pm

Mientras observaba con mucha atención a aquel que podría convertirse en mi mentor, quede pensando en todos a aquellas personas que en algún momento trataron de dominar mi espíritu de alguna forma y en las maneras incontables en que los asesine, pero este tipo era distinto realmente me serviría para mi ascenso a lo mas alto. Con este paso, podría cumplir mis sueños mas pronto de lo que imaginaba, aun escuchándolo comencé a comer ese venado que trajeron Sir Lans tomo una mitad y yo tome la otra. Mientras comía se escuchaba el crujir de los huesos del venado ya que lo ingería de forma salvaje y tragaba tanto su carne como sus huesos, el sabor era realmente delicioso, mi naturaleza al comer era muy sumisa y de esta forma mi madre solía controlarme me fascinaba el sabor de la carne, cruda, cocida, en salsa, calcinada. Era una de mis pasiones y me resultaba divinamente irresistible, mi segundo alimento favorito después de los dulces... Como dato curioso deje a un lado los vegetales...
Con un pañuelo que saque de mi bolsillo, limpie mi boca y toda el desastre que tenia hecho por la salsa, luego de eso escupí un pequeño hueso en la bandeja donde antes había parte un venado. Al terminar esa acción, le hable a Sir Lans luego de escuchar esa propuesta.

- Solo diré 2 cosas, la numero uno, que es el segundo mejor venado que pruebo en mis 400 años y la segunda es que estoy listo para servirle... Señor... -

Luego de decir eso, mire con determinación a Sir Lans... Esperaba una primera orden, o al menos para saber donde estaria mi sitio de estadía...

- Maestro, si no le molesta le dire asi... si formo parte de este lugar necesitare una aerea acondicionada a mis gustos y necesidades especiales, podre formular nuevas recetas con los objetos que hay aca... Y le podran ser utiles, sin contar de que puedo instruir a sus soldados en diferentes areas. No soy un profesor, pero creo que puedo enseñar de manera tosca -

Luego de decir eso, tome el hueso que quedo en la bandeja y termine de comérmelo...
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Miér Jun 06, 2012 11:07 am

Ciertamente el aparente joven que en realidad es un demonio de varios años se tomo muy en serio las palabras del capitán de escuadrón, ya que realmente estuvo muy lejos de ser un señorito allí en la mesa a la hora de comer, pues devoro todo lo que deseo de una forma brutal, como si fuera un animal rabioso o peor, pero el ha visto cosas peores que esas, ya sea de parte de los enemigos o de parte de sus propios aliados, sus propios berserker, que en la furia de la batalla solían comer el corazón de sus enemigos caídos, creyendo que al comerse su corazón obtenían en parte la fuerza de sus enemigos. También existía la posibilidad de que Amaimon no hubiera comido durante días, lo cual es lógico lo haya desesperado al punto de hacerlo actuar como un animal, sabe bien el capitán que el hambre es un mal que puede hacer perder la cordura a casi cualquier criatura. Bebió un poco mas mientras observa al demonio terminar su almuerzo, se limpia la boca Amaimon luego de escupir el ultimo hueso que estaba masticando y teniendo su boca libre opto por hablar ante la mirada seria del capitán de escuadrón quien simplemente esperaba en silencio. Fue una respuesta positiva la que recibió de parte de aquel demonio, mientras este lo observa muy determinado en sus palabras, también así lo muestra en su petición, petición que no es nueva en la vida de Lans, pero es esa una de las mayores razones por la que sus aliados son permanente y por ello la condición de esa fortaleza es la mejor de toda Arcadia.

-Me alegro saber que la comida es buena, considero que la comida de aquí puede que no sea tan fina como el de otros castillos y casas de Arcadia, pero te aseguro Amaimon, que te otorga gran cantidad de energía, la cual es necesaria para los hombres y mujeres que ejercen un gran esfuerzo a diario, ya sea físico o mental, esta comida es mejor que muchas otras. Ahora que tenemos un acuerdo, necesito saber cuales son las condiciones que debe presentar esa habitación, ya que depende de lo que necesite y lo que se lleve allí acabo hablare con los arquitectos, para que ellos decidan que clase de materiales debe usarse y cual es la mejor ubicación para ubicarla, de esa manera me evito problemas en corto y largo plazo ¿Entiendes?-
Tras darle un par de explicaciones a Amaimon termino su copa de vino, esperando por las siguientes palabras de aquel demonio ahora a su servicio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Jue Jun 07, 2012 6:10 pm

Escuche con claridad lo que decía el Apitan, ahora estaba bajo sus ordenes a pesar de que fui siervo de varios personajes pintorescos a través de la historia siempre terminaba asesinándolos algo que odiaba mas que la bondad era la debilidad, tanto como de mis aliados como de mis enemigos... Era en parte repugnante, no como los vampiros esos si son seres asquerosos malditos chupadores de vida... Luego comenze a pensar en las especificaciones de la habitación que usaría en mi estadías dentro del castillo de Sir Tartare...

- Debe tener al menos unos 30 mts por 30 mts, perdone si es algo grande, pero soy un brujo y necesito espacio suficiente como para almacenar todos mis libros, recetas, ingredientes y otros objetos variados con dudosa procedencia... Ademas, me gustaría que estuviera de el lado Oeste del castillo de manera que el sol del amanecer no golpee directamente en mi habitación el decorado puede ser sencillo o complejo es lo de menos, preferiblemente oscuro o de tonos ocres. La cama debe ser lo suficientemente grande como para albergar a dos personas y por ultimo necesitare una mesa tan grande como para albergar un cadáver humano o de otra especie humanoide es una petición extraña pero espero accesible... -

Por fin había acabado de hablar, en general era muy callado y reservado especialmente con los hombres ya que con las féminas me sentía mas cómodo porque crecí junto a una madre que me enseño todo lo debía saber como "chico" humano una total perdida debido a que yo no soy un humano... Esta acción solo era un pequeño paso hacia el futuro, necesitaba terminar mis experimentos para crear el arma definitiva algo capaz de darme ventaja sobre cualquier cosa... Bueno, sobre casi cualquier cosa teniendo en cuenta a esa montaña a la que ahora servía...
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 09, 2012 8:25 am

Tras escuchar las palabras del demonio ya se podía imaginar que clase de investigaciones podría llegar a realizar este, no es que Lans sea un santo ni mucho menos, pero estando en Arcadia ese ser humanoide puede ser de Arcadia y eso le molesta en cierta medida, si bien el puede darle a Amaimon delincuentes inútiles para sus experimentos aun tiene algunas dudas sobre ello, aun nada que no pueda solucionar a corto plazo. Piensa sobre algún lugar en el castillo que cumpla con esas condiciones, de esa manera se ahorra el gasto de invertir en una nueva habitación innecesariamente. Luego de pensarlo durante un tiempo se le ocurrió un lugar que cumple con esos requisitos.

-Así que debe ser grande, no debe darle la luz del sol y de seguro buscaras que no te molesten, con una mesa incluida...Si es así las mazmorras del castillo deberían ser perfectas para ti-Claramente ese es un lugar que cumple con todos los requisitos que exige Amaimon, deberia ser ese lugar cómodo para ambos, tanto para Lans como para el demonio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Lun Sep 17, 2012 11:05 pm

¿Mazmorras? Eran excelentes para lo que yo planeaba hacer. Lentamente todo parecía pintar bien para mi, ahora con un lugar donde asentarme podría comenzar mis estudios de las artes oscuras, me faltaba recolectar algunos elementos pero pronto... Podría completar mi destino, pero necesitaba mas conocimiento con suerte lo obtendría de un prominente caballero como Lans... Era oficial, el diablo vagante encontró un hogar, aliados y un "Lord" al cual servir... Como un acto de respeto me incline en símbolo de reverencia debía ser educados...

Considere que yo, Amaimon como su fiel sirviente... Sus deseos serán ordenes para mi y lealtad sera indiscutible...

Me mantuve inclinado en espera de su aprobación para poder levantarme y retirarme a mis nuevos "aposentos" tenía que familiarizarme con mi nuevo hogar de residencia, estuve vagando por tanto tiempo que ya ni recuerdo como son estas cosas... Una nueva vida, una nueva casa pero los mismos deseos siniestros
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 22, 2012 9:29 pm

Al parece la elección del señor del castillo fue la acertada, ambos se muestran complacidos con tal elección, después de todo, es un lugar que rara vez usan, solo los presos van allí, o los soldados irrespetuosos e irresponsables, y de esos no hay muchos, por lo cual tiene bastante lugar el demonio como para dedicarse a lo suyo. Ofrece el demonio una reverencia a su nuevo y reciente señor y luego de unos momentos se vuelve a erguir mientras Lans lo observa esperando por sus palabras, las cuales imagina van a ser de aceptación o similar. Le escucha hablar y justo como el creyó que pasaría, Amaimon esta muy satisfecho con lo que el capitán de escuadrón le ofrece, mejor así, de seguro ambos sacaran granes ganancias el uno del otro, después de todo, para eso son sirviente y señor, tal vez Lans saque algo mas de ganancia, pero no por ello Amaimon debería sentirse defraudado.

-Entonces, yo como tu señor, te aseguro que tendrás todo lo que necesitas, para que así cumplas con mis deseos y con tus deseos propios. Entonces, acompáñame, te mostrare donde podrás estar, las mazmorras no suelen albergar mucha gente, por lo que prácticamente las tendrás todas para ti- Se puso de pie dejando y tomo hacia la puerta que esta mas a la izquierda de esa habitación, la cual tras varios minutos de tanto andar y de cruzarse con algunos otros pasillos comenzó a descender, con la cual la luz del luz prácticamente por momentos se perdía completamente, quedando solo las luces artificiales como única fuente de luminosidad.


El pasillo se torno menos limpio y mas siniestro, cada vez mas húmedo, dejando saber así que estaban ahora a varios metros bajo tierra. Al pasar algunos hombres en sus rejas pegaron sus caras a los barrotes de las rejas que los aprisionan, Lans ni siquiera giro su rostro al verles, prácticamente como si ellos no existieran continuo caminando en linea resta por el pasillo. Bajaron tanto que ahora el pasillo es de pura tierra, como si fuera un túnel de los enano o similar. Ahora estaban ante una especie de celda la cual esta al final del camino.


-Creo que este lugar te seria el mas propicio, lejos del barullo de los prisioneros, lejos de la luz del sol y solo tiene una entrada, por ende también solo una salida- Explica Lans sobre esa, la ultima celda, el lugar mas inhóspito de la fortaleza del Lago.



Última edición por Sir Lans Tartare el Miér Oct 17, 2012 9:11 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Amaimon el Lun Oct 15, 2012 11:29 pm

Mientras caminábamos por los pasillos y bajábamos mas entre las mazmorras pude ver el tono siniestro del lugar, era encantador sin contar los presos desgastados que se lanzaban contra los barrotes parecían estar en mala forma pero me imaginaba porque se encontraban en un lugar como este. Quizás prisioneros de guerra o hombres que desobedecieron a un superior, Lans cada vez me agradaba mas... Listo y ambicioso, en parte como yo. No me arrepiento de haberle ofrecido mis servicios como siervo.

En algún punto el piso se hizo húmedo y algo lodoso a veces, parecía ser solo un agujero cavado por los soldados. Aun así, me agradaba mucho... Poca luz, no me molestarían y según las descripciones de Lans hay una sola entrada por lo que solo se podría salir por ahí. El me hablaba del lugar como si fuera el punto en el que un humano no quisiera encontrarse nunca, quizás por eso me gustaba tanto.


- Esto es... ¡Perfecto! Tengo el espacio para ubicar todas mis cosas y para realizar mis experimentos -

Después de decir eso me voltee hacia mi señor para realizar una petición.

- Mi Lord... Por ultimo, quisiera pedirle que nadie entre a este lugar sin informarme previamente. No quiero que suceda un "accidente" -

Al decir la palabra accidente obviamente me refería a algo de naturaleza oscura...
avatar
Amaimon
Brujo
Brujo

Elemento : Sombra
Raza : Caelum
Mensajes : 53

Edad : 400 Años
Empleo : Escritor y Artista en general (Y Payaso los dias libres)

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Invitado el Miér Oct 17, 2012 9:48 am

El demonio camino a su lado en silencio, todo el trayecto, aunque se nota que observo cada detalle del camino, como si hubiera querido memorizarlo, o tal vez buscando la forma de sacar mayor provecho de ello, incluso de los prisioneros que yacen en las mazmorras de la fortaleza. No tardo en mostrar su satisfacción el demonio, lo exclamo fuerte y claro, sin mencionar que se le nota fácilmente en la cara, mejor así, espera el capitán de escuadrón que esa felicidad se torne en mejor y mas trabajos a favor de el y de Arcadia, ya sea en pequeño y/o largo plazo. Luego de examinar todo y volver en si el demonio miro al capitán para hacerle una petición mas, una petición que el capitán ve conveniente seguir, ya que no quiere problemas innecesarios, en especial si eso involucra a sus hombres.

-Bien, me alegro de que estés satisfecho, espero que esa satisfacción y comodidad sea la cuna de grandes trabajos para mi causa mientras sacas beneficios de ello. sobre tu petición o advertencia, me encargare de que no se te moleste sin previo aviso ¿Algo mas que quieras decir?- Pregunta el capitán y lugarteniente del castillo del Lago. Mejor dejar todo claro y evitar cualquier clase de problemas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Diablo Vagando

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.