Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


La pepita de oro que no se deja ver...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La pepita de oro que no se deja ver...

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 16, 2010 10:13 pm

La casa se veía limpia, el sol y la pequeña brisa acompañaban el escenario oriental que esta entregaba al espectador de turno, unas cuantas personas pasaban por fuera, en el momento en que Beleth llegaba, miró hacia atrás para ver si es que su acompañante le había seguido el paso, pero solo divisó una silueta a la distancia que venía caminando con paso suave.

Abrió la puerta de la rejita de madera que delimitaba la casa, y avanzó en dirección a la casa, dejando esta aierta, corrió el panel que cumplia la función de puerta principal para también dejarla abierta, una campana de aire, echa de barritas de metal y caracolas, sonó al compas de la pequeña brisa que sonaba.

Como siempre en las horas cercanas a la comida, tenía la costumbre de dejar las brasas listas para cocinar, avanzó a la despensa, y tomó un saco de tela arpillera, el cual contenía arroz en su interior, luego tomó unos frasquitos de madera que contenían diferentes especias, y avanzó a las brasas, para colocar una olla relativamente grande, y comenzar a cocinar el arroz. Una vez que hubo dejado esta última en cocción, avanzó a la misma despensa para tomar unos pescados y unas verduras, zanahorias, nabos y rábanos para ser específicos, y también los llevó al centro de la habitación, comenzando a saltear el pescado, y mientras este se cocinaba, iba agregando las verduras cortadas en juliana (bastones de aproximadamente 1-2 cm por lado), para dejarlas ahí, meintras iba a si habitación a buscar un abanico de papel que poseía para los días de calor, con el cual comenzó a mover el vapor de la comida con la idea de que llegase hasta la joven Mia.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La pepita de oro que no se deja ver...

Mensaje por Mia Mya el Dom Oct 17, 2010 4:24 am

Ya a mitad de camino, quizo arrepentirse y partir directo a casa, explicándole lo sucedido a Glenn sin más preámbulo, pero recordó que Cae tenía su canastita con la comida, así que eso no sería posible. Podía llegar sin sal a la casa, pero no sin almuerzo.
Así que continuó caminando con paso tranquilo, mientras su ropa se secaba. Un par de curiosos le dedicó una mirada indiscreta; igual se veía ridícula con aquél kimono que además le quedaba enorme, así que les devolvió una mirada tosca, sumada a un pequeño refuerzo de cambio de color de sus iris a un tono rojizo más oscuro y una pisca de esa habilidad que habìa perfeccionado con el tiempo para que la dejasen en paz.

La casa era inconfundible, y allí si encajaba ella con su extraño ropaje. Entró sin darle más vueltas al asunto, admirando la decoración de la casa, que de por sí era bastante sencilla, pero... ¿Cálida? Ya a varios metros había podido sentir el olor a la comida, que se le apeteció como un regalo a los sentidos, pero luego frunció la nariz ¿Olía allí verduras?

Como detestaba los vegetales.

Avanzó hasta encontrar la cocina, y buscó con la mirada su canastita y algún lugar donde sentarse. - Err... Y bueno ¿Vas a darme un poco de sal o que? - Preguntó mientras su estómago comenzaba a quejarse por comida, pero insistía en que no podía quedarse allí a comer, tenía que regresar a casa...
avatar
Mia Mya
Sirviente
Sirviente

Elemento : Sombra
2º Elemento : Ninguno
Mensajes : 203

Edad : 19 Años
Empleo : Sirvienta de Glenn

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: La pepita de oro que no se deja ver...

Mensaje por Invitado el Dom Oct 17, 2010 7:42 pm

La gata si que era una persona un poco amarga, o al menos esa era la impresión que ella daba en ese momento, pese a que sus actos negasen el hecho de quedarse, los pequeños movimientos de la nariz de la pequeña la delataron.

- ¿Te quedas a comer o no?, hice comida para otra persona más - en realidad la comida era como para 9 o 10 personas, pero era lo normal para él, al escuchar las palabras de la pequeña con respecto a la sal, se paró dejando que la comida se terminara de cocinar, pero no fue a buscar lo que le debía a la joven, sino que se acercó al mueble de la despensa, para sacar una botella de sake, y unos platos de cerámica y dos pares de palillos de madera quemada, con detalles de rosas en blanco y azul. Dió media vuelta para quedar mirando a la joven que estaba sentada junto al fuego, y también recordó que ella estaba mojada, así que esperaba que el calor de las brasas secara un poco sus finas ropas.

- Tal vez sea una indiscreción, pero, ¿Porqué tanta prisa en volver a casa? - Beleth no se guarda los comentarios, y generalmente las dudas siempre lo delataban - Si alguien más la espera, puede invitarlo también, ¡En mi mesa siempre hay espacio para alguien más! - si había algo que le agradaba casi tanto como comer, era compartir con gente, esperaba que la pequeña Mia no se molestáse la invitación, ya que al parecer, todo le desagradaba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La pepita de oro que no se deja ver...

Mensaje por Mia Mya el Dom Oct 17, 2010 8:10 pm

[User: ;^; La cosa es que no puedo comer porque el otro tema siguiente a este es mi almuerzo con Glenn]

Comenzó a balancearse infantilmente en la silla, mientras mantenía el equilibrio teniendo las manos firmemente sujetas al asiento. No le quitaba la vista de encima al humano, pero sus otros sentidos estaban concentrados en la comida. Una parte de ella quería quedarse, pero no podía hacerlo, realmente tenía que llegar a cocinarle a su amo, e invitarle... No, no sería adecuado. El volvió a preguntarle, y la gata negó con la cabeza. - Te he dicho que no puedo...- Le repitió nuevamente. Esperaba que fuese a buscar la sal que le debía, pero sacó una botella, un par de platos, y una especie de palitos. ¿Para qué quería palitos?

Mia miró las brasas, y acercó sus manos al fuego, girándose en el asiento, para calentarse más rápido. Aún tenía un poco de frío.

- Ya te dije que tengo que llegar a cocinar... Le dije que llegaría a cocinarle - Repitió. No encontraba una buena excusa para rechazar la oferta de invitar a Glenn. No podía decirle que tenía algo a solas que hablar con el, no fuese que se pusiese a pensar cosas extrañas. El chico volvió a subir el ton de voz, aparentemente alegre, y Mia le miró ladeando la cabeza, con expresión de curiosidad.

Además para invitarle, habría que ir a la casa, y volver, y ni ella ni Glenn eran muy sociables como para querer hacer eso, de todos modos si le daba un poco de cargo de conciencia dejarle comiendo solo, pero....

- Es muy amable de tu parte, pero solo vine a recuperar la sal que arruinaste - Dijo bajando de un saltito del asiento y parándose mirando las brasas. Ya se había calmado, y había que responder a esa hospitalidad con un mínimo de etiqueta ¿No?
avatar
Mia Mya
Sirviente
Sirviente

Elemento : Sombra
2º Elemento : Ninguno
Mensajes : 203

Edad : 19 Años
Empleo : Sirvienta de Glenn

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: La pepita de oro que no se deja ver...

Mensaje por Invitado el Jue Nov 04, 2010 8:35 pm

[U: No se preocupe Srta. Mia, yo hace mucho que no me conectaba, además no será ni el primero ni el último tema en el que la invite a comer]

Las palabras de Mia sonaron un poco más ligeras que las de antes, pero las palabras finales de esta, sonaron con el mismo tono de amargura, cosa que llamaba la atención de Beleth, le intrigaba el que podría haber generado la amargura en ella, si es que existía, o la razón de que ella fuese así.

- Bueno, es entendible que debas llegar a tu hogar, disculpa por quitarte tanto tiempo - dejo que la comida terminara de cocinarse, y se dirigió a la despensa, tomó una bolsa de color gris, y la anudó, luego avanzó hasta la jovencita, y tomando la bolsa con ambas manos, la dirigió a la joven gatuna.

- Toma, ahí tienes una buena cantidad de sal - en realidad ni siquiera recordaba cuanta sal había arruinado, pero era algo importante al sazonar la comida, luego recordó que también arruinó otras cosas de la canasta, pero no sabía cuales, y dado que ella estaba apresurada, no la iba a incomodar con otra pregunta, aunque el cuerpo se la pidiese. - Con respecto a si arruiné otras cosas, eres libre de venir a pedir cuando quieras, y como le dije antes, es libre de venir a visitarme cuando quiera, en mi mesa siempre habrá espacio para alguien más -


Terminado de decir esto, le regaló una gran sonrisa.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La pepita de oro que no se deja ver...

Mensaje por Mia Mya el Jue Nov 04, 2010 9:00 pm

Se mantuvo en su posición, ahora tan solo acercando las manos un poco a las brasas para pasar el frío. Al parecer por fin el muchacho accedió, así que Mia volteó y dejó el kimono sobre una de las sillas, para dirigirse a su casa. De todos modos, no era muy lejos de allí. Ya estando en Villa Pendragón, moverse era mucho más tranquilo y más seguro.

Aceptó la sal, observándo el saquito un tanto impresionada. Era MUCHA sal, y la sal allí era bastante cara, pero omitio comentario; solo quería marcharse rápido. El olor a la comida estaba haciendo que le rugiese el estómago de una manera espantosa.

- Eh.. Vale - Dijo de manera incómoda. Estuvo a punto de dar las gracias... Bromeo, no; eso iba en contra de su naturaleza. Sin más, hizo una mueca al ver su sonrisa, y se dió media vuelta, saliendo por la puerta. Agitó la mano en señal de despedida, y se marchó.

Se alegraba de poder dar una bocanada al aire, ya menos impregnado con el olor a la comida, aquello era una verdadera tortura. Sin pensárselo más, comenzó a caminar a su casa. Tenía cosas que hacer.


[Siento lo raro, me sacan ;w; Fin de escena]
avatar
Mia Mya
Sirviente
Sirviente

Elemento : Sombra
2º Elemento : Ninguno
Mensajes : 203

Edad : 19 Años
Empleo : Sirvienta de Glenn

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: La pepita de oro que no se deja ver...

Mensaje por Invitado el Vie Nov 05, 2010 4:10 pm

Observó como la pequeña desapareció cual nube desaparece en el cielo, se notaba que estaba un tanto apresurada, asi que simplemente dejo que se fuera, por su cabeza pasó la idea de entregarle una fuente con comida, o de lanzarle una fruta para el camino, pero no quería demorarla más en su encomienda, tal vez se podían enojar con ella.

- Ciertamente es una muchachita intrigante, pero creo que esas dudas quedaran para otros días - dijo con un tono un tanto de resignación, no le agradaba mucho comer solo, pero la sola idea de tener dos porciones más para el, le hizo sonreir de satisfacción y entrecerrar sus ojos, para luego ser llamado hacia adentro por el olor de las verduras ya salteadas, el olor de la salsa de soya, el pescado, y el arroz, todos estos olores bailaban en el aire cual ballet frente a un rey, se dirigió al centro de la habitación, dejó las ollas en una tablita a un costado del fogón, se levantó y tomó una botella de sake que dejó cerca del fuego para que calentase un poco. luego procedió a servirse la primera porción de arroz, verduras y pescado, al tiempo que miraba a través de la puerta hacia la dirección en que había caminado Mia, y tomando los palillos, hizo una reverencia meintras esbozaba en voz alta:

- ¡ITADAKIMASU! -

Para comenzar su banquete...


[Fin de escena]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La pepita de oro que no se deja ver...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.