Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


† Ficha de Charlotte †

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

† Ficha de Charlotte †

Mensaje por Invitado el Dom Abr 03, 2011 4:22 pm




† Apodo: Ninguno

† Nombre: Charlotte

† Apellido: Maurer

† Fecha de Nacimiento: 29 de abril del 932

† Edad real y la edad que aparenta: 68 Años. Aparenta apenas 18

† Sexo: Femenino

† Raza: Vampiro

† Clase: Guerrera

† Empleo: Música (Desempleada actualmente)

† Bando: Neutral

† Habilidades:
Sentidos agudizados: Sus sentidos están el doble de desarrollados que los de un humano promedio. Su velocidad, fuerza, destreza y resistencia también son bastante desarrolladas, tanto por dote de la no-vida como gracias a sus entrenamientos.
Dominio del fuego: Puede desde generar una llama en la punta de su dedo pulgar con un chasquido, hacer llamas flotando en las puntas de sus dedos y/o generar una esfera de fuego en la palma de su mano para lanzarla; hasta controlar una gran llamarada, ya sea para que no se propague más o para que aumente, pero no podrá apagar tal incendio por sí misma ni mucho menos crear un llama de tal magnitud. Esto último la desgasta demasiado.
Swinging Sword: Gracias a todos sus años de práctica en las artes marciales y la espada ha desarrollado una técnica especial. Concentrándose y golpeando con la espada algún miembro de su oponente (por ejemplo un brazo o pierna) lograra provocarle un repentino temblor, seguido de la parálisis del mismo, y la duración de esta parálisis será conforme la intensidad del impacto dado. Esto es debido a que antes de dar el golpe hace oscilar sus brazos, aunque este movimiento es muy sutil; imperceptible para el ojo humano. Gracias a las vibraciones y al golpe dado es que puede lograr este efecto, lo que le da tiempo a ella de dar otro ataque. También puede realizar esta técnica sin armas, pero el efecto es menos duradero. No usa esta habilidad a menos que la situación realmente lo exija.


† Debilidades:
• Le cuesta trabajo mantenerse despierta por el día y a veces tiene pesadillas que rayan en lo real. Un sueño profundo la asalta cuando el sol sale completamente al alba. Solo pasadas de las 6 de la tarde puede despertar de nuevo.
• La luz del sol le afecta un poco más que a un vampiro común, lo cual le impide a demás de su imposibilidad de mantenerse despierta en este lapso, andar por el día a la calle ya que le causa quemaduras casi al instante. Puede regenerarlas después como todo vampiro, con mucho esfuerzo y en un muy buen tiempo, pero prefiere no buscarle 3 pies al gato. Solo cuando llueve y está muy nublado, hay una niebla espesa (estas dos últimas opciones aunadas a que pasaran después de las 6 de la tarde) o el sol esta ocultándose es cuando puede salir, y aun así necesita ir cubierta.
• Al controlar el elemento fuego, su contraparte, el agua, la deja imposibilitada para generarlo y/o controlarlo siquiera, pero aun así le gustan los días lluviosos.


† Descripción física: Mide apenas 1.60 de estatura y pesa 54 kg. Delgada y de tez pálida. Su cabello es lacio, de un color castaño oscuro y corto a la altura del cuello. Sus ojos son de un extraño pero agradable color rojo vino. Rasgos finos característicos de occidente, aunque a veces su cara parece más la de una infante que la de una joven de 18 años. Suele vestir ropas sencillas y cómodas, en la mayoría de las veces en tonos oscuros. Es muy usual verla con botas, pantalones, blusas discretas y gabardinas.

Spoiler:








† Descripción psicológica: Es una chica tranquila, amable y educada. Incluso ayuda a quien lo necesita si se presenta la oportunidad. No le gusta mucho la idea de consumir sangre humana y la sola idea de asesinar a alguien le altera, así que la mayoría de las ocasiones de alimenta de animales… y las otras ocasiones de bandidos, asesinos y otros malhechores, pero sin matarlos. Procura no convivir mucho con otros de su misma especie, por sus costumbres y su forma de ser. Le gustan las artes marciales, aprenderlas, entrenarlas y perfeccionarlas, sin embargo, no le gusta pelear sin necesidad; aunque si aceptaría una práctica amistosa con alguien de su entera confianza. A pesar de ser un vampiro, tiene bastante humanidad y empatía por los demás, pero claro, esto también conlleva sus remordimientos y temores. Por estos mismos y otras razones a veces se vuelve reservada, distante y solitaria; incluso llegando a ser un poco fría… pero para bien o para mal su lado bueno siempre predomina.

† Gustos:
• Practicar ya sea con o sin la espada
• Viajar y conocer nuevos lugares, sus costumbres y su historia.
• Ayudar a quien lo necesite.
• La amabilidad, los modales y el buen trato
• Tocar instrumentos, le apasiona la música
• Los días lluviosos, los bosques, praderas y jardines.
• Leer y aprender cosas nuevas

† Disgustos:
• La crueldad y la violencia
• Que abusen de la gente
• Las injusticias
• Soñar, pues casi siempre son pesadillas horribles
• Que la llamen por su supuesto apellido. En realidad ni siquiera lo menciona cuando le preguntan por su nombre.

† Extras: Posee una espada grande (1.20 m de longitud), una gabardina roja de hombre (estos dos últimos objetos con un valor sentimental muy grande para ella) Un violín y un par de retratos de personas importantes para ella.

† Historia:
Hace mucho tiempo que comencé este viaje, tanto que no sé si realmente han pasado 50 años desde que todo empezó; pareciera que fueron mil. Si, así es la inmortalidad. Sientes que todo termina cuando apenas está por comenzar...

La tan mítica inmortalidad para todos; lo inalcanzable, lo perfecto. Aquello que creen tan inconmensurablemente magnifico y que alquimistas, hechiceros, sabios, ambiciosos y tantos muchos más han buscado ansiosamente por igual creyendo que nada había ni hay mejor que ello… ¿Pero por qué es tan buscada una vida eterna en este plano terrenal? ¿Por qué condenarse así? ¿Por qué tanta ceguera y tanta ambición? Jamás entendí ni entenderé… como pueden estar tan dispuestos a dejar todo por tal promesa traicionera. Yo soy un vampiro, inmortal como ellos desearían tanto serlo, y puedo asegurar que todas esas ilusiones son una vil mentira. No hay ninguna gloria, ni reconocimiento, ni poder, ni súbditos y seres amados sempiternos en verdad… solo vacio. Nada es eterno por más que uno permanezca perpetuamente con los pies en la tierra de los vivos sin deber estarlo, sin poder ser destruido por medios comunes y siendo imperecedero a la enfermedad y a la vejez. Los años pasan y pasan como granos de arena en la inmensa playa, pequeños, y a la vez tan infinitos… y a medida que eso pasa, todo se va perdiendo inevitablemente. La gente alrededor, los bellos momentos, el afecto y compañía de esos seres humanos que ahora nos ven con miedo, las emociones, los sentimientos, el corazón, la humanidad… a final de cuentas hemos perdido la vida misma. ¿Qué más se podría hacer siendo así? ¿De qué otra forma podría ser?
Pues sí, así es realmente la eternidad. Lo confieso yo, una condenada como muchos, y a la vez como pocos.

De mi vida mortal no recuerdo absolutamente nada; es como si todo se hubiera borrado, o incluso como si tal pasado no hubiera existido jamás. Hay ocasiones en las que pienso que tal vez nunca fui humana… pero es algo que no puedo (y no quisiera) asegurar. Como dije, 50 años han pasado desde que empecé mis andanzas, porque precisamente medio siglo ha transcurrido desde que desperté por vez primera al segundo aliento. Mi historia… no es demasiado interesante como para ser la de un vampiro para ser francos; pero si desea escucharla usted…
Entonces, he de contarla por fin.

Abrí mis ojos a la eterna noche un 29 de abril del año 950 de nuestra era. Debo admitirlo, yo no tenía ni la menor idea de lo que me había convertido; en efecto me sentía extraña… pero jamás imaginé la verdad. Creo… que por lo que dije hace algunos momentos, usted supondrá que para mí no ha sido muy grata esta clase de existencia. Podría decir que, desde que desperté, mi vida ha sido una constante lucha por subsistir y una búsqueda incesante de respuestas. Una quinta parte de mi inmortalidad pasé buscándolas; también a alguien que me había ayudado indirectamente a sobrevivir… y si, a mi Sire. Nunca encontré al primero, cuyo nombre era Alexander Maurer… pero si a quien me convirtió en lo que ahora soy. Kristoph Maurer era su nombre. Mentiría al decir que nunca le tuve miedo, ni desconfié de él, o que en el fondo no quería encontrarlo; mas inconscientemente, mis pies se movían con la voluntad de verle por la necesidad de saber la verdad. A pesar de todo me quedé un tiempo en su compañía, y no puedo negar que aprendí mucho bajo su tutela… pero tras cada cosa que me era revelada de la existencia vampírica, un montón mas se me ocultaban o cambiaban sobre mi verdadero pasado.

El tiempo pasó, las cosas cambiaron pasivamente, y se tornaron difíciles. Llegué a la conclusión en ese entonces de que lo mejor era marcharme, por su bien y el mío. Algo que él no aceptó, que era lo más benigno pero no podía darse cuenta; y al final… algo que desató una contienda. Debo pedirle disculpas, al no querer ahondar mucho en este tema en especial… pero aun pasados tantos años es difícil recordar todo eso. Solo puedo decirle que a pesar de todo, el era una buena persona en el fondo; y al final de una forma u otra previó y procuró lo mejor para mí tras su descenso, por protegerme.

Posteriormente a esta etapa de mi existencia concluida, podría decirse que hallé algún tiempo de paz durante la mayor parte de mi existencia. Después de asimilar todo lo sucedido, retorné a la andanza por todo lugar donde mis pies pudieran llegar, todo sitio que pudiera averiguar y cuanto pudiera descubrir sobre él, así como la persistencia y el auto-adiestramiento, con el deseo de volverme más fuerte y poder protegerme a mí misma, y a la gente que estuviera a mi alrededor. Fueron muchos años, casi cuatro quintas partes de mi no-vida de travesías justo como en el principio; la única diferencia además del tiempo era que ya no sentía enloquecer por las respuestas que no tenía, ni buscaba tal conocimiento con desesperación. Fueron tiempos tranquilos y de muchos hallazgos, conocí bastantes cosas… pero también fueron tiempos muy solitarios.

Fue así que harta de esto, ingenuamente, decidí dar un giro y rodearme entre humanos un poco más, quitarme de los temores y hacerme, o intentar hacerme pasar por una mortal común y corriente… y sin esperarlo, fue allí que encontré, entre tanta calidez de la gente la verdadera amistad por primera vez. Todo ese divino e inolvidable tesoro me fueron entregados de la mano de una persona, un muchacho joven y simpático que sabía vivir la vida como ningún otro ser, que evocaba la risa y la alegría a cada segundo que se pasaba en su compañía. Su nombre era Dante, y fue… el más grande amigo terrenal que pude tener. El poco tiempo que pudiera haber pasado a su lado fue el más pacífico, el más dichoso y bello…
Sin embargo, desgraciadamente nada es eterno así como ni nosotros, vastagos, lo somos.

Siempre he dicho que la vida es como un fruto fresco, una verde hoja, una rosa. Las estaciones del año y lo que acontece en ellas son claramente la clara representación de la efímera vida mortal. Brotar en primavera, gozar la jovialidad del verano, pasar por los tiempos de cambio y madurez al otoño, para finalmente, dar los últimos instantes en el invierno. Frio invierno…
La razón por la que he llegado a este reino es más que sencilla. Una nueva vida, un nuevo comienzo; porque hay cosas que jamás pueden cambiarse por más que se desee, pero deben dejarse algún día no importando cuanto duela. Ese amigo… ya no está conmigo; no obstante, decidí continuar como siempre. Por mí y en honor a su memoria. Es por eso que estoy aquí.

Soy un vampiro. Busqué, erré, luché… y si, también amé. En eso puede resumirse mi historia, mi no-vida. No hay nada más relevante que decir, que eso.
La inmortalidad es una condena, nunca debe olvidarlo.

† Objetivos en la vida: Procurar vivir los años que le queden en tranquilidad, conservar su humanidad lo más posible y ser de utilidad a la gente, defendiendo causas nobles. Por último y más importante, poder volver a ver a su amigo una vez más sea en esta u otra vida, y conseguir algún tipo de redención.

† Mentor: Setsuna Shinomori

† Manga/Anime/Videojuego: Kara no kyoukai
† Nombre original del personaje: Ryougi Shiki

Cuidaré la ortografía


Última edición por Charlotte Maurer el Sáb Ago 27, 2011 6:32 am, editado 16 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: † Ficha de Charlotte †

Mensaje por Gilgamesh el Dom Abr 03, 2011 5:01 pm

Ficha aceptada y cerrada. Bienvenida a las tierras de Arcadia.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: † Ficha de Charlotte †

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 27, 2011 6:16 am

Ficha actualizada y remodelada finalmente el día 27 de agosto del 2011

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: † Ficha de Charlotte †

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.