Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Abrasadora pesadilla

Página 3 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Jue Mar 10, 2011 11:35 pm

- No te hagas el juguetón conmigo

¿Él, juguetón? Si, iba a jugar con su cabeza. Tenía ganas de asesinarla, pero no podía golpear a una mujer... o a esa mujer... Por mas que Ghatta le de muchas ganas de aporrearla a veces.
Gilgamesh dio un paso hacia adelante, pero luego se detuvo. ¿Por qué esa maldita estaba jugando con él? Por mas que lo pensaba, la verdad era que la segunda Ghatta se veía exactamente igual, y se escuchaba igual... parecía tan real... y se veía muy bien. El rey tenía que esforzarse para hacerse a la idea de que estaba hablando con una impostora. Sabía que era una impostora, pero no sabía que tanta carga tenían sus palabras, y que hable de él de esa manera... que le diga esas cosas... lo hacían sentir extraño. Nadie nunca le había dicho algo así, o lo había cuidado y reservado así.

Por suerte aunque tuviera la mente indecisa por el sueño, la intrusa se comportaba a veces de forma tan arrogante como la original, y eso le volvía a encender la rabia.
Se quedó quieto en el lugar y escuchó su respuesta. Quería que él respondiese refiriéndose a él mismo, que conveniente... maldita bruja. Abrió la boca y estaba a punto de emitir el sonido de la primer palabra cuando algo los interrumpió.

Una bola de fuego que liberó a Ghatta pegó en la impostora. ¿Qué? ¿Y ahora qué? No... no podía ser... Otra vez esa basura. El doble del Gilgamesh con armadura apareció en escena intentando... intentando proteger a la ladrona. Otra vez lo mismo... ¿Quién se creía? ¿El gran salvador? Él no iba a proteger a nadie... no era su tarea. Le estaba usurpando la tarea al verdadero rey.
Lo miró con odio y le habló seriamente... - No te atrevas tú a volver a tocarla. Jamás.- Le ordenó de forma amenazante. A él sí podía descuartizarlo sin ningún remordimiento. Había algo que no le había quedado claro a ese rubio segundón... Que a sus pertenencias NADIE las toca. Y que el derecho a proteger a los habitantes de su reino lo tenía ÉL y solo ÉL... Y ella era una habitante de Arcadia, por lo que... no podía permitirlo. Con una buena excusa que le salvara el orgullo, Gilgamesh sonrió y sacó su espada, que llevaba junto con su armadura. - Te reto...- No importaba ese tonto duelo, de todas formas el verdadero se iba a quedar con Ghatta.
El maldito aún seguía empeñado en ser "el buen sujeto"... ¿Por qué la ladrona no se fue con él? Si de verdad era la clase de hombre que ella quería o esperaba. Quería preguntárselo, pero ese no era el momento adecuado precisamente.

Una vez mas, sintió que llevaba todas las de perder, si el otro seguía actuando de forma tan honorable...


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Vie Mar 11, 2011 7:58 am

Todo estaba demasiado raro y se estaba complicado sobremanera. Se supone que a pesar de ser el caballeroso, era el malo. Aunque claro, eso sólo se suponía y sin embargo había atacado a la otra Ghatta sin piedad y sin dudarlo, pudiendo así liberarse y no sólo eso, sino que se había puesto en medio de cualquier persona, justo en frente de ella, para evitar cualquier posible nuevo roce con aquella chica con quien quisiera hacerle daño, y es que no sólo había ocurrido eso sino que además ¡le había amenazado! Ghatta no sabía ya qué pensar. Se asomó por detrás, mirando al auténtico Gilgamesh. Ahora ambos tenían la armadura color oro tan característica aunque bueno, no le preocupaba como tener que reconocerlos. Había dos formas sencillas... Se había fijado que el fuego, en el sueño, era color negro totalmente y dejando eso de lado, siempre quedaría al vocabulario del chico.

- No te atrevas tú a volver a tocarla. Jamás.

Ghatta suspiró. ¿Por qué se comportaba así? El otro Gilgamesh alzó una ceja y negó con la cabeza cuando le retó. ¿Retarse? ¡Le había retado en serio! No podía creerlo. Por un impulso la Ghatta verdadera se puso en medio alzando las manos y haciendo que el verdadero Gilga retrocediera un poco con su espada.

- ¡D-Dejaos de tonterías!

La otra, celosa por lo que estaba viendo no pudo aguantarlo más y le lanzó una pequeña bola de fuego, la misma que le habían asestado antes en el hombro haciendo así que Ghatta retrocediera tras ponerse ambos brazos en cruz frente la cara. ¿¡Por qué coño había hecho eso? ¿Estaba locca o qué?

- Encima se pelean por vos - dijo primeramente - Y eso.. No puedo consentirlo.

De pronto, una luz empezó a salir de ella y Ghatta abrió los ojos de forma desorbitada. No se iba a atrever a... ¿verdad? No, no iba a hacerlo ¿verdad? Sí. Sí que lo hizo. De pronto, la Ghatta con el vestido delante dejó de emitir ese destello viendo claramente su cuerpo y lo que había ocurrido. Ojos amarillos rasgados, colmillos que ahora relamía con picardía, orejas en la cabeza puntiagudas y algo despeinadas de color naranja, uñas largas y una cola que sobresalía por debajo del vestido. Un escalofrío recorrió la espalda de la chica al verla transformada así. ¿Y ahora qué pensaría el auténtico Gilgamesh? Bueno... Quizás pudiese finalmente hacer que eso era parte del sueño para justificarse pues ella no pensaba, ni en broma, transformarse y menos delante del rubio... De ambos. Pronto, la gata corrió hacia ella con velocidad, una velocidad inhumana obviamente y la empujó apartándola del medio tras un pequeño maullido de furia.


- Defiéndete, cobarde - la tuteó.

Ghatta recibió el impacto y cayó hacia detrás aunque pronto se levantó de un movimiento rápido y adoptó una postura de defensa con el ceño fruncido y mirada amenzante. ¿Qué estaba haciendo la loca esta? O bueno, era ella misma pero... Se le hacía bastante raro pelear con alguien que fuera igual que ella, era como si se hiciera daño a sí misma y algo le impedía realmente atacarla.


- ¡Qué queréis todos de mí, joder!- dijo, enfadada refiriéndose también al falso Gilgamesh... Y al verdadero.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Vie Mar 11, 2011 12:43 pm

Gilgamesh ignoró los intentos de Ghatta por detenerlo y siguió con la mirada fija en el impostor, inquebrantable... En ese momento, la segunda Ghatta nuevamente había tomado una faceta de celos y eso le hacía dudar al rey, le avergonzaba un poco. Otra vez dudaba de si era exactamente todo lo contrario a la verdadera, o eran los sentimientos y pensamientos ocultos de la verdadera. Sacudió la cabeza confundido. BASTA!
Ante el ataque de la impostora, el rey se dio cuenta de que ahora estaba solo con el rubio falso, y nada los detendría en el duelo... pero antes de comenzar, un nuevo suceso extraño le llamó mucho la atención... era.... era la segunda Ghatta que estaba sufriendo una transformación... ¿QUE? Si era una humana común y corriente... Pero claro, lo atribuyó al sueño, donde podían pasar toda clase de cosas locas y sin sentido, sin explicación. Sin embargo, no pudo evitar tratar de encadenar de alguna manera ese suceso a la verdadera ladrona.

Cuando terminó su transformación se podía distinguir al verdadero Gilgamesh del falso, pues éste estaba con la boca desencajada y los ojos bien abiertos. ¿Una gata? Si bien por el nombre tenía sentido, no se lo esperaba en absoluto... era demasiado disparatado. Quizás era una táctica, pues en ese estado se le hacía mas difícil actuar en su contra. No solo estaba hermosa, sino que ese toque felino le hacía mas sensual todavía.
Aunque quería hacer algo no podía ni moverse, y perdido en la distracción que eso le causo, el falso rubio le atacó primero. El rey esquivó su espadazo y éste rechinó al rozar con una hombrera de su armadura. No le había herido... si lo hacía... ¿sangraría? ¿Despertaría? ¿O se haría humo para siempre como las ilusiones? No lo sabía, y le daba inseguridad para atacarlo.

- ¿Qué es lo que quieres? ¿Que buscas de ella? ¿Qué eres y qué eres de mí?- Preguntó desaforado al mismo tiempo que Ghatta también preguntaba algo muy similar. Al escuchar su grito, la miró de reojo sin quitarle atención a su contrincante. - No me metas también a mi! Que ya tenemos suficientes problemas...- Le dijo en voz mas baja, pero perfectamente audible.
El falso rubio se comportaba noble, heroico, caballeroso y honorable, pero también tenía otros momentos de crueldad sin razón. Eran como polos opuestos en una misma persona... eso.... eso era muy extraño. Si se supone que era un doble, debía ser lo opuesto del original, pero en lugar de eso parecía actuar con las dos facetas... ¿Acaso el verdadeo Gilgamesh también poseía las dos facetas? O mas bien... ¿Tenía una personalidad protectora y amable para con la ladrona? En ese momento no se imaginaba ni por asomo tratarla tal cual lo hacía aquel farsante, pero... estaba demasiado confundido.
Trató de comparar la situación con la segunda Ghatta pero tampoco obtuvo resultado. Ella no era justo lo opuesto, se parecían mucho. La única diferencia era que la impostora parecía estar enamorada del rey, y estar muy celosa de la verdadera ladrona. Por lo demás, parecía igual de ruda y directa.

El falso rubio lo miró con seriedad, mientras extendía el brazo con su espada, apuntándolo a la cabeza de Gilgamesh. - Ya lo sabes, la quiero a ella. La rescataré de sus asquerosas garras.- Le respondió con determinación. No entendía nada, pero estaba completamente seguro de que la verdadera ladrona cambiaría un rey por otro permanentemente si eso fuera posible.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Vie Mar 11, 2011 9:08 pm

Ghatta escuchó las palabras del rubio, las del verdadero, cuando lo decía que no lo metiese a él también que él no tenía nada que ver en todo este asunto. Suspiró y volvió a concentrarse en la persona que tenía delante ahora transformada en gata. Dios, no podía creerlo. ¿Cómo había hecho semejante acto? Si ella era.. Ella misma, ¿cómo había hecho semejante locura? ¡Sabía de sobra que era un secreto y que tenía que conservarse como tal, no expandirlo a cualquiera que viese y menos al rey. La falsa aún no había respondido cuando de pronto el Gilgamesh falso habló.

- Ya lo sabes, la quiero a ella. La rescataré de sus asquerosas garras.

Su mirada se giró sorprendida y por ello bajó la guardia, tanto lo hizo, que la otra embustera pudo asestarle una patada en el estómago sin casi poder pararla, sólo mínimamente y para cuando se había dado cuenta, ya tenía el equilibrio bajo y nuevamente había terminado en el suelo. Se estaba empezando a cabrear y bastante y no le gustaba cabrearse... Antes cuando lo había hecho hasta fuego había salido de ella... ¡Eso era! Fuego... ¿Volvería a salir de ella? ¿Pero cómo lo haría? No sabía controlarlo y no era capaz de volver a repetir lo de antes. Volvió a concentrarse.

- ¿Qué pasa? ¿No te defiendes sucia embustera?
- ¿¡EMBUSTERA!? Yo no he mentido a nadie.
- ¿Ah no? Entonces Gilgamesh ya sabrá el verdadero motivo por el que sigues siéndole fiel ¿no?

De pronto su corazón recibió un hachazo. ¿Qué? ¡Cómo se atrevía! ¿A qué se estaba refiriendo? La cara de Ghatta se quedó en un total puzle y pronto la otra aprovechó para volver a coger carrerilla para darle finalmente un bofetón en la mejilla derecha. En ese momento, reaccionó y la tomó por la muñeca mirándola de forma desafiante.

- Cállate de una vez, tú no sabes nada.

Con bastante fuerza hizo un movimiento rápido que hizo que la chica saliera arrastrada por el piso, junto a su "hermoso" vestido. ¿De dónde había sacado esa fuerza? ¿Acaso le había molestado que dijera cosas que no eran? Vale, cierto que en un principio ella sólo quería estar a su lado para poder robarle el collar y que le fuera devuelto lo que era suyo, pero él había prometido devolvérselo y encima pagarle por su trabajo ¿qué más podía pedir ante eso? Su misión había cambiado por completo. Tenía la cabeza llena de dudas, ¿por qué el Gilgamesh falso se empeñaba tanto en protegerla si lo único que quería era que se quedara con él para perderse en el sueño para siempre? No entendía nada, ¿quería engañarla diciendo que la amaba para que cayese en sus brazos? Si era así, la llevaba clara.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Vie Mar 11, 2011 11:14 pm

El rey se abalanzó sobre su doble cuando pronunció esas palabras, asestando un espadazo vertical al tiempo que una desconcertada Ghatta recibía una patada que la dejó en el suelo. El falso rubio bloqueó el ataque con su propia espada y la lucha comenzó, intercambiando una serie de ataques. No podía en ese momento prestarle atención a la lucha entre las otras dos, aunque de vez en cuando echaba un ojo. No podía creer que esa fuera una Ghatta falsa, con esas pintas... ¿Sería capaz la Ghatta real de verse así cuando despierten y regresen a la normalidad?

Seguía furioso por el atrevimiento del intruso a llamarla así, a tratarla así... ¿Por qué hacía eso? Fugazmente, mientras cruzaban espadas, pensó si no era justo lo opuesto a él... podía ser, pero... cambiaba a veces. Era difícil darse cuenta de lo que pasaba realmente... que el rubio falso cambiaba al tiempo que cambiaban los pensamientos momentáneos del verdadero. Si a Gilgamesh le picaba el orgullo, el falso sería bueno y amable al extremo, actuando como un enamorado... si en cambio Gilgamesh tenía destellos de sensibilidad con la ladrona, el falso sería malvado, cruel y peor que el original. Era como una balanza que necesitaba estabilizarse.

No podía permitirle a ese bastardo tomar su lugar, así como seguramente Ghatta también pensaría en no permitir que su doble tomara el suyo. Parecía que ambos estaban "programados" para ser todo lo que quería el otro... Gilgamesh amable y sensible, y Ghatta son coraza y sensible también.
Las cosas continuaban igual, el objetivo de los dobles seguramente era seducirlos y quedarse con ellos para siempre. Si fueran humanos mas débiles de mente, desde ya que lo hubieran logrado. El rey y el rey falso se separaron por unos metros y se miraron fijamente, pero cuando la doble de Ghatta dijo esas palabras, la concentración del rey mermó y volteó instintivamente, con los ojos y la boca abiertos y una mirada de confusión e intriga. Dejó de darle atención a todo, a su espada y a su rival. ¿Qué quería decir con eso? Ahora no es que estaba hablando la doble... estaba hablando sobre cosas que sentía la verdadera... ¿Qué es lo que sabía?
No pasó ni un segundo entre que Gilgamesh volteó automáticamente por esas palabras y el nuevo ataque de su impostor. Era tiempo de distracción mas que suficiente y el rubio falso aprovechó para atacar.

En menos de un segundo entre la palabra y el hecho, una espada atravesó la armadura y el pectoral derecho del verdadero rey, saliendo ensangrentada por su espalda.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Sáb Mar 12, 2011 9:01 am

Cuando la chica había caído al suelo había girado su vista hacia ella, viéndola efectivamente tirada por el sucio mármol y sin embargo, su vestido no se manchaba ni estropeaba. ¿Qué pasaba? Sin embargo un ruido la alarmó y provocó un vuelvo de corazón y unos ojos muy abiertos. Era un ruido de algo metálico contra algo metálico y... Había atravesado. Ghatta se dio la vuelta rápidamente y lo que se encontró, no le gustó en absoluto, es más le había dejado totalmente en estado de shock, no podía reaccionar. Su mente pensó rápidamente en que podía tratarse del otro Gilgamesh, el falso pero... ¿Entonces por qué no desaparecía? La espada había atravesado y llevaba sangre en ella. Las fuerzas de Ghatta durante un segundo flaquearon pero pronto la rabia, la furia y cualquier sentimiento parecido se apoderaron de ella. La otra Ghatta había aprovechado para colgarse de su cuello lanzándose por detrás pero en un movimiento rápido, la otra se había zafado y al darse la vuelta de forma brusca había hecho como una X con sus brazos protegiéndose de una patada de la chica falsa y entonces observó nuevamente ese aura roja. Con toda su furia, la hizo hacia detrás.l De pronto, una ráfaga de fuego en forma de X salió de sus brazos empotrando a la chica contra una de las columnas rotas por la mitad y totalmente derruida. El golpe había sido bueno, pero no se esperó a ver lo que estaba ocurriendo y pronto se dio la vuelta y corrió hacia el otro Gilgamesh y de un salto, le asestó el puñetazo más fuerte que podría haber dado durante mucho tiempo, cargado de una furia totalmente brutal que hizo que el Gilgamesh falso se apartara directamente del chico, del real. Alzó una de sus dagas y la cogió por la empuñadura y se lanzó a por el Gilgamesh falso, que se encontraba por el suelo, subiéndose encima de él y clavándosela directamente en el cuelo sin pudor alguno. ¿Qué le había pasado? ¿Y esa rabia? No podía controlarla y por ello desclavó y clavó la daga varias veces mientras éste comenzaba a desaparecer y finalmente se convertía en humo dejando su daga totalmente manchada y rastros de sangre en la ropa de la ladrona.

Su respiración era totalmente agitada por el esfuerzo y sus pupilas se estaba poniendo amarillas y rasgadas. Al darse la vuelta, comprobó que la espalda había desaparecido, dejando un hueco en la armadura y un Gilgamesh arrodillado. Ghatta sin pensárselo corrió hasta él y le desabrochó la armadura, no había tiempo de pensar. La lanzó lejos sin darse cuenta, por la fuerza que tenía en ese momento seguramente y entonces le tomó medio en sus brazos. Le miraba de forma desesperada, casi con el llanto en sus labios y moridéndose estos para evitar cualquier síntoma. La herida había comenzado a sangrar y mucho por haber quitado la espada por lo que no tardó en arrancarse las mangas de la camisa y prácticamente toda, le daba igual en ese momento y comenzó a apretar en la herina que, aunque fuera a dolerle, era necesario. Ella había quedado con una prenda rasgada de forma lateral pero no se le veía nada y ahora, tenía una mano justo por detrás, sobre la herida haciendo presión y otra por delante.


- Gil... Eres idiota. ¿A dónde mirabas? Eres un idiota - le replicó pero en un tono totalmente lleno de preocupación y dolor.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Sáb Mar 12, 2011 1:52 pm

Sentía la sangre caliente correr por su pecho pero no sentía dolor alguno. No había podido ver nada de la espectacular batalla que había dado Ghatta en consecuencia, lo único que sitió fueron sus palabras y el cuerpo liviano, mucho mas liviano. ¿Estaría muriendo? No, solo era su armadura que le fue despojada, pero...

Abrió los ojos lentamente y esperó un poco para enfocar a la persona que tenía delante. Durante todo el tiempo, Gilgamesh pensó que se trataba de la segunda Ghatta, la del vestido, que era la mas propensa actuar de esa manera... Pero al ver con nitidez, quedó totalmente sorprendido de ver a la verdadera. Ni siquiera el tono de su voz le resultaba familiar, el cual solía estar cargado de indiferencia o desprecio. ¿Que hacía allí? ¿Por qué? No podía ser... estaba muy confundido, lo mas lógico era que fuese la impostora y no ella... ¿Por qué se preocupaba así? Era demasiado extraño, no se lo esperaba en absoluto. El rey sonrió con los ojos cerrados, frunciendo el ceño. No tenía fuerzas para reír. - Fue... culpa tuya... me distrajiste.- Dijo a modo de broma inocente. Durante ese momento se había olvidado por completo que estaba en batalla con otras dos personas, era como si hubiesen pasado a segundo plano. Ahora solo estaban ellos dos.

¿Por qué? ¿Por qué hacía eso? El rey sintió un calor extraño, que no era a causa del fuego, cuando ella lo tomó entre sus brazos y le daba esa mirada contenida, que no se atrevía a descargar por completo. Hasta donde él sabía, ella lo odiaba... le era incomprensible ese trato. Se estaba preocupando mas de lo imaginado. Sintió la presión en el pecho, con intención de detener la hemorragia, pero aún seguía sin sentir dolor, lo único que sentía estaba en el lado izquierdo y eran golpes retumbantes.
Si ella quería disimular algo, había echado todo a perder al hablar, ya que en el tono de voz de la chica notó una voz ahogada, común cuando uno se aguanta las ganas de llorar.
De pronto, Gilgamesh creyó comprender un detalle y rió levemente con las fuerzas que le quedaban. Un poco de sangre salió de la comisura de sus labios y cayó hasta su mentón. Levantó su mano derecha y la colocó suavemente en la mejilla de la ladrona, haciéndole una leve caricia. - Te... te equivocas...te. No... no soy... el que creías.- Dijo con una sonrisa. Era evidente que Ghatta pensaba que era el falso rubio, de otra forma no se preocuparía tanto. Quizás le sería una buena oportunidad para deshacerse del real y ocupar su lugar con ese verdadero ejemplo de rey con corazón. Luego de decir aquello, comenzó a perder fuerza en su brazo alzado, y sus párpados comenzaron a temblar levemente, anunciando que iban a cerrarse pronto.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Sáb Mar 12, 2011 3:03 pm

Se sintió mal cuando le dijo que había sido por su culpa. Por mucho que lo hubiera dicho con tono de broma, se había quedado mal. ¿Cómo que por su culpa? Comenzó durante unos instantes a recordar lo que había hecho con la otra Ghatta o más bien lo que había dicho y entonces, recordó la conversación. La Ghatta falsa había insinuado algo terrible por así decirlo, o más bien, habías desvelado algo que una vez había sido verdad pero que ahora, no lo era en absoluto. Quizás... ¿Quizás era eso lo que le había distraído? ¿De verdad se preocupaba por los motivos de la ladrona? Si a él no le importaba... Por lo menos aparentemente. Siempre le trataba mal y con desprecio, ¿por qué entonces se preocupaba de los motivos que tendría la ladrona para estar a su lado? Todo estaba demasiado confuso y ahora no era tiempo de ponerse a pensar la verdad pero es que era totalmente inevitable el no hacerlo. ¿¡Cómo no iba a ponerse a pensar después de todo lo que estaba pasando? Imposible, de verdad qeu eso era ahora mismo imposible.

- Te... te equivocas...te. No... no soy... el que creías.

Ghatta alzó una ceja ante sus palabras y sus mejillas se sonrojaron con su gesto. Había alzado su maon hasta apoyarla en la mejilla de la chica aunque no sólo había cogido ésta suavemente, sino que le había propinado una suave caricia. Antes de que el brazo cayese, Ghatta fue la encargada de cogerlo, aunque más bien había agarrado su mano para que la dejase en su mejilla a pesar de que sus fuerzas estuviesen flaqueando notoriamente, además de que, podía ver como sus párpados pretendían cerrarse. Las cejas de Ghatta de pronto se tornaron preocupadas. ¿Se estaba muriendo...? ¡¿Se iba a morir?! En los sueños nadie se puede morir... ¿Verdad? Nadie podía morir en un sueño claro que no... ¿No? Su mano abandonó ahoar la herida de su espalda, tumbando a Gilgamesh suavemente en el suelo y haciendo que ella por lo tanto quedase alongada sobre él, dejando que el cabello cayese suavemente por delante e incluso se posara en el pecho del chico. El trozo de tela había quedado a su espalda y seguramente se estaría empapando de sangre, pero es que no podía hacer más. Volvió a poner la mano sobre su pecho, para apretarlo suavemente.

- ¿Qué dices idiota? ¿Cómo que no eres el que creía? Eres el estúpido rey arrogante, chulo y... y... ¡Que se distrae con cualquier cosa quedando así herido y haciendo que los demás se preocupen por él! - dijo, echándole nuevamente la bronca aunque con un tono entre impotencia y enfado además de tristeza.

Estaba preocupada... No podía negarlo pero le fastidiaba mucho no poder hacerlo.

- Ojalá... Ojalá que te despiertes, Gil... Porque sino.. No tendré a nadie con quien pelearme.. - sonrió melancólicamente.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Sáb Mar 12, 2011 3:42 pm

A pesar de que debía sentir fío, el rey solo sentía calor, era muy extraño. Mas extraño aún era que sentía mas caliente la mejilla de la ladrona. Cuando sus párpados estaban a punto de cerrarse y su mano caer, algo lo detuvo, y sus ojos se abrieron por completo. Le había sostenido la mano. Ahora era Ghatta la que sostenía la mano de Gilgamesh en su mejilla, por lo que se sintió libre de relajarla. ¿Por qué hacía tal cosa? ¿Era idiota? Así se le complicaba mas odiarla y enfadarse.
Se dejó recostar en el suelo suavemente, ya se dejaba hacer de todo, no tenía fuerzas para oponer resistencia. Si Ghatta quería matarlo... era la oportunidad perfecta. El dolor por la herida no lo sentía, parecía no sentir nada, pero notó un suave roce en su pecho, algo relajante... eran los cabellos anaranjados de la joven, los cuales acariciaban sin querer su pecho. No podía dejar de pensar en las palabras de la impostora... Todavía se preguntaba el verdadero sentido de la existencia de esos dobles y que representaban... era algo que no podían ignorar. Al menos él no podía ignorar aunque quisiera, pues si tenía humanidad, la había encofrado para no liberarla jamás.

Vaya, no podía creerlo, de verdad sabía que era él. - Si, tal cual.. ese soy yo. ¿Pero qué es lo que te ocurre? Pensé que querías matarme, ¿Por qué no aprovechas y lo haces ahora?- Preguntó con duda y curiosidad. De pronto recordó que también lo había salvado de caer al vacío y le había curado la mano... Quizás habían llegado a un grado tan bajo que lo único que les quedaba era ser amables el uno con el otro, quien sabe. Cuando se trata de sobrevivir se forman alianzas.
- Despertarme? De que habla? Ah, es verdad... esto es un sueño... ¿despertaré? Quizás si muero acá, no despierte allá. ¿Y ella? Seguirá vagando en este lugar... ¿o no?- Muchas cosas asaltaban la mente de Gilgamesh en ese momento, no sabía ya que pensar de nada. - ¿Acaso quieres vivir peleándote?- Dijo a modo de broma con una sonrisa, soltando una leve carcajada. Aunque tenía razón, era divertido pelearse.


Última edición por Gilgamesh el Sáb Mar 12, 2011 7:52 pm, editado 1 vez


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Sáb Mar 12, 2011 3:54 pm

Sus palabras la desconcertaron... Pero cierto es que al principio de ese sueño había querido matarle. Bajó la vista suavemente y entonces negó con la cabeza durante unos instantes. Matarle.. Era una palabra muy fuerte pero acertada. Ghatta no soportaba que nadie tocase a su hermana y menos... Alguien tan despreciable como le había parecido el rey a Ghatta en su momento, ya que ahora la cosa había cambiado un poco. Iba a responderle pero entonces Gilgamesh le preguntó si quería vivir peleándose y entonces sonrió suavemente tras oir su carcajada. Nunca había oído una carcajada así, llena de sinceridad por hacerle gracia el asunto y no por desprecio o soberbia.

- Por supuesto, sacarte de quicio es unos de mis hobbys...

Es lo primero que había respondido, pero pronto una sonrisa algo más melancólica se apoderó de sus labios haciéndole luego suspirar de la misma forma.

- No quiero matarte imbécil - le insultó, cómo no - El tema de mi hermana... Me puede. Es muy importante para mí y el pensar que le habrías hecho algo, simplemente me sobresale y no sé como actuar. Cuando se trata de ella, me vuelvo otra.

¿Por qué se lo había dicho? Bueno.. Ahora daba igual la verdad, no importaba demasiado el por qué sino lo que estaba ocurriendo. Le había dado miedo que de pronto las palabras anteriores de Gilgamesh fueran ciertas. ¿Y si no se despertaban? ¿Y si al morir se quedaba atrapados por siempre? No, jamás le había pasado nada así en un sueño y no sería la primera vez que se suicidaba en uno de ellos al saber lo que era y comprender su significado. Dejó de apretar sobre su pecho y entonces le retiró un par de mechones rubios, haciéndoselos nuevamente hacia detrás como su habitual peinado.

- ¡Espero que no te acuerdes de nada! - se burló haciéndole un guiño luego.

De alguna manera, estaba prolongando lo inevitable, y es que, aunque fuera un sueño, que el rey se te muriese en tus brazos y encima por tu culpa, era demasiado duro, era demasiado duro hasta para ella. Sonrió nuevamente con melancolía y se quedó mirándole.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Sáb Mar 12, 2011 8:25 pm

¿Su hermana? ¿Todo ese asunto era por su hermana? Ya se había cansado de decirle que su hermana estaba en perfecto estado. Cuando le explicó que cuando se trataba de ella se volvía otra persona, dejó soltar una ligera risa, forzada por su estado de salud delicado. - ¿No me digas? ¿Ya he conocido a la verdadera?- Preguntó bromeando con una mirada de desconfianza. Hasta ahora casi desde que se habían conocido, todo había girado alrededor de Leonna...

Pero... ¿Por qué le soltaba todo eso ahora? ¿Por qué simplemente no seguía siendo la testadura, cascarrabias, histérica, maleducada y fría ladrona? Luego de escuchar que ojalá olvidé lo ocurrido, su mirada cambió a una expresión de intriga, no había comprendido del todo su intención.
- Que no me acuerde de nada... ¿Por qué?- Preguntó desconcertado. Realmente no había captado sus palabras y le generaron curiosidad. No esperó respuesta, no había tiempo, ya que la mirada melancólica de la ladrona lo dejó helado, no sabía como respondersela ni como reaccionar. De pronto, algo le erizó el cabello... Por detrás de ella, pudo ver a la doble de Ghatta levantándose, mas bien, destrabándose de la columna donde yacía empotrada. Se puso de pie y miró seriamente a la ladrona verdadera. Sin media palabra, por detrás de ella apareció una sombra que se acercaba... era... era nuevamente el rubio falso, que había aparecido una vez mas. Estaba muy serio y todo ensangrentado, con un corte horrible en su cuello.
- ¿Por qué me hiciste eso, Ghatta? Con todo lo que he hecho por ti... con lo que te he protegido. Te quiero a mi lado, te amo... Te ofrezco mi pecho, te abro mis brazos... y así me recibes.- Replicó muy seriamente, con una mirada fulminante. Tal como el verdadero rey había pensado todo este tiempo, le costó deducirlo, pero por fin podía entender un poco... Ahora que estaba en ese estado moribundo, y por eso un poco mas blando, el impostor había balanceado las cosas y se había endurecido... Si el verdadero no sentía en ese momento nada mal en contra de la ladrona... entonces el otro... ¿De qué sería capaz?

El rey intentó levantarse, no pensaba dejarla allí sola, pero le costaba demasiado y escupió otro poco de sangre. No podía, no... no podía pasar eso. Ella quedaría sola con esos dos... la matarían, la matarían sin dudarlo un momento. Cuanto mas preocupado estaba Gilgamesh, mas cruel se volvía el impostor. Todo quedaría en proporciones desorbitadas si eso continuaba así. Apretó los dientes con furia y cerró los ojos. Maldita sea.... Luego la agarró del mentón y la volteó para que lo mirase a los ojos.

- No se si despertaré, así que te lo diré. Te dije que verías a tu hermana pronto. Te dije que ella te buscaría. Y... es verdad. Mañana Leonna vendrá al castillo, la invité para que pudieran reunirse. Le dije que tu estarías allí...- Cada vez se le dificultaba mas hablar, estaba en las últimas ya. - Despertarás y te reunirás con ella en la mañana.- Decidió omitir que seguramente él no estaría allí, seguramente moriría, pero se lo guardó para sí mismo. La miró de la misma manera que ella a él, le había salido esa expresión que tanto desconocía.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Dom Mar 13, 2011 4:55 pm

Ghatta seguía con aquella mirada melancólica y que el rey el preguntara que por qué no quería que se acordase de todo no hizo que esa sonrisa se borrase. No quería que Gilgamesh se acordara de nada porque ella para él tenía que seguir siendo aquella chica ruda y bruta y le molestaba en cierto modo que se diera cuenta de que todos tenían un pequeño corazón, incluso ella. Observó de pronto como la mirada del rubio pasaba de largo de ella y se quedaba fija, como helado y fue por eso que por inercia, ella también miró hacia atrás viendo a Ghatta y al otro Gilgamesh, un chico muy ensangrentado. Aún recordaba el ataque de rabia que le había dado por haber atravesado con la espada al rey... Al verdadero rey.

- ¿Por qué me hiciste eso, Ghatta? Con todo lo que he hecho por ti... con lo que te he protegido. Te quiero a mi lado, te amo... Te ofrezco mi pecho, te abro mis brazos... y así me recibes.

- Yo no te he pedido nada, ¡ni quiero nada de ti! - contestó ella algo enfadada y molesta.

Se quedó frente al rey con ambos brazos medio extendidos. Pensaba protegerle costara lo que le costase. Él había dado mucho por ella, primero de todo, evitando que se suicidara o más bien mostrando preocupación por alguien como ella. Su ceño se frunció en señal de cabezonería pero entonces, un movimiento inesperado del auténtico Gilgamesh la desconcertó. Su mentón fue atrapado de forma suave por él y unos ojos rojos ahora totalmente expresivos se clavaron en los suyos. ¿Qué pasaba?


- No se si despertaré, así que te lo diré. Te dije que verías a tu hermana pronto. Te dije que ella te buscaría. Y... es verdad. Mañana Leonna vendrá al castillo, la invité para que pudieran reunirse. Le dije que tu estarías allí...

¿Q-Qué...? ¿Eso era verdad? ¿Por qué había hecho eso? ¿¡Vería de verdad Leonna!? Una emoción recorrió todo su corazón por el simple hecho de volver a reunirse con su hermana por fin pero.. ¿Qué era eso de que no sabía si iba a despertar o no? No le gustó y al quedarse pensativa y confusa no atendió a sus últimas palabras. No sabía qué hacer.. No podía dejar al reino sin un rey, pero tampoco podía dejar de ver a su hermana. ¿De qué estaría orgullosa ella? ¿De qué estaría orgullosa la propia Ghatta? Se giró de forma desesperada hacia el otro Gilgamesh y Ghatta. ¿Se iba a arrepentir de lo siguiente? ¿Se arrepentiría? Da igual... Lo que quería saber ya lo sabía, Leonna estaba bien, Leonna tenía una nueva vida y ahora estaba bien, estaba viva.

- Haced algo – medio suplicó – ¡Dejad que despierte y no muera! Si lo hacéis... - la parte difícil llegaba.

Debía no ser egoísta, debía tener valor.


- Yo me quedo. Me quedaré junto a ti Gilgamesh y tu... - miró hacia la otra Ghatta – Tu puedes volver con él. Pero el debe volver vivo sino.. No hay trato.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Dom Mar 13, 2011 5:00 pm

Gilgamesh se sorprendió cuando Ghatta lo protegió con su cuerpo. No entendía nada aún... primero esas palabras, y ahora... eso... Pero, ¿Por qué? Primero quería matarlo, luego no quería que muriese, pero ahora... ¿protegerlo para ello? Por un segundo, el rey pensó que escuchó mal... Tenía que haber escuchado mal, no era posible... No sabía que pensar, si enfadarse o ablandarse... Pero una cosa era seguro preguntarse: ¿ERA IDIOTA?
Nunca creyó que sería tan importante para ella como para que diera su vida, estaba totalmente loca. Jamás lo permitíría. Por qué... si ella misma ni siquiera lo veía como un rey, sino como a un igual con el que estaba enfadada por tener algo de su hermana. ¿Por qué protegerlo con su vida? El rey apretó los dientes y frunció el ceño, mirándo su nuca. Levantó el brazo para intentar agarrar su cabello, pero no tenía la suficiente fuerza. - No... no seas imbécil. Tanto que... deseaste... ver a tu hermana... cumplir tu sueño... Ahora que sabes.... que... puedes hacerlo.... y dices semejante mierda?- Le replicó suavemente, de forma entrecortada. Sin dudas si estuviera en las mejores condiciones, se lo hubiera gritado a todo pulmón, como solo él sabía hacerlo.
- Ni se te ocurra... quedarte con ese. ¿Estás demente?- Gilgamesh sabía que el impostor podía tratarla de la mejor manera, pero que al final, la mataría. No... no era eso. Era culpa de ella... el accionar de la ladrona solo provocaba que los papeles cambiaran, que el verdadero rey fuera bueno con ella, y que el impostor sea un vil asesino. La mataría sin piedad. Lo mismo ocurría con la doble de Ghatta... al realizar ese acto de cariño, la balanza tenía que estabilizarse, por lo que la impostora también adotó una faceta malvada.
Esos cambios solo eran por su culpa, por comportarse asi de... amable y preocupada. Y bueno, culpa de él también un poco, pues no se quedó atrás en demostrar esas cosas...
Encima, para colmo quería dejar que la doble de Ghatta volviera con él. Esto sin duda alegró a la impostora pero... - Estúpida... retira lo dicho... yo no la quiero a ella...- Se detuvo bruscamente antes de seguir hablando, o diría cualquier cosa... ¿Acaso creía que estaba siendo justa? No, esa mujer pensaba que le estaba haciéndo un bien al rey, pero no. No si se quedaba en su lugar, sería lo mismo que nada... No si en su lugar enviaba a esa impostora sin corazón y sin alma.
- ¿En qué estás pensando para hacer esto por mi?¿Por qué lo haces? ¿Acaso no ordenaste tus prioridades en tu cabeza?- Simplemente no podía creerlo... lo anteponía a su adorada hermana, no era normal, no era lógico. Bien, era un sueño, nada era lógico... pero aún así... Es algo que jamás se esperaría. Sus mejillas se tiñeron de rojo y sus ojos se cristalizaron de a poco, hasta que tuvo la sensación de ver todo lo que sucedía por debajo del agua. ¿Que será eso? Extraño para él...

Mientras las cosas pasaban entre ellos dos, del otro lado era completamente lo contario. A ambos impostores se les iluminó la cara de entusiasmo, sin poder creer lo que estaban escuchando. Era una oferta inmejorable. El falso rubio sonrió de lado a lado ampliamente sin disimularlo. Tenía una mirada de deleite y lujuria en su rostro, como si supiese que ese trato sería solo beneficioso para los dobles, era casi como robarle. La doble Ghatta estaba de igual modo, era una ganga para ella. Rápidamente se apresuró en aceptarlo, para que no cambie las condiciones. Se preguntó por dentro si solo sería idiota o el amor hacía eso…
- Trato hecho.- Dijo con voz grave y tenebrosa, conteniendo una notoria carcajada en ella. - Tendrás una eternidad para entender que solo serás feliz conmigo. Al fin y al cabo tu me soñaste… o al menos fuiste parte importante en ello.- Pensó al final con una sonrisa pícara.


Última edición por Gilgamesh el Dom Mar 13, 2011 5:04 pm, editado 2 veces


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Dom Mar 13, 2011 5:02 pm

- Cállate – ordenó ante las primeras palabras del Gilgamesh verdadero mientras miraba medio de reojo hacia detrás, seguramente cortando sus palabras o sus posibles quejas.

Sin embargo pronto éste volvió a hablarle. Ella había visto la cara de satisfacción de ambas copias así que supuso que el trato les había agradado y no le extraba en absoluto. Total, la única perjudicada era ella, pues Arcadia seguiría teniendo un rey que gobernase y no sólo eso, aunque la copia de Ghatta fuera con él, el rey podría matarla cuando quisiera explicándolo todo como debía a su hermana Leonna. Un suspiro amargó pretendía salir por sus labios pero no fue así.


- ¿En qué estás pensando para hacer esto por mi?¿Por qué lo haces? ¿Acaso no ordenaste tus prioridades en tu cabeza?

Volvió a girarse hacia a él, esta vez de forma más brusca y con los ojos rojos, quizás por el llanto pero.. No iba a expresarlo.

- ¿Mis prioridades? ¿Y las tuyas? ¡Eres el rey de Arcadia! No quiero que mueras y tampoco quiero dejar a toda una ciudad sin rey... Mi hermana lo entenderá, sabrá que hice lo correcto. Una vida por la felicidad, protección y vida de millones de personas, creo que es justo.

El doble Gilgamesh había aceptado el trato raudo y veloz. Una eternidad... Toda su vida atrapada en su sueño. Bueno, por lo menos podría soñar con la propia Leonna y aunque no fuera su verdadera hermana, podría crear lo que siempre había querido oir de ella y además, podría seguir cambiando las cosas de color a su antojo.. ¿Un pasatiempo divertido para una eternidad? Ya todo eran tonterías pero más le valía pensar en positivo ahora mismo.

- Sellemos el pacto entonces.

No estaba nada animada pero sabía que era lo correcto. Debía entenderlo. Ghatta no pensaba que su vida fuese menos valiosa que la de Gilgamesh como persona, pero su cargo era muy importante para todo el reino y si además ahora Leonna iba a vivir en él, más motivos para intentar que esas tierras no cayesen en desgracia sin un rey y comenzasen a volverse locos. Porque.. Que ella supiera Gilgamesh no tenía hermanos. Aún, así daba igual, que no.. Ella debía sacrificarse por el pueblo, por su hermana, por Gilgamesh. No podía evitarlo, era algo que salía de dentro y debía ser así. Levantó la vista para mirar al doble de Gilgamesh, viendo como pensaba la forma de pactarlo o sellarlo.. Su sonrisa ya no era infinitamente amable, tenía más bien soberbia y picardía. ¿Qué estaba pasando? Desvió la mirada hacia la otra Ghatta y observó lo mismo, además ésta, se relamía los labios de forma siniestra.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Dom Mar 13, 2011 5:06 pm

Y ahora… ¿era el representante de la felicidad y protección de todos los habitantes? Si antes para ella era un tirano… Es verdad, cuando estaban despiertos era un tirano para ella. No le quedaron dudas, solo era por el sueño que sus comportamientos habían cambiado, quizás por la adversidad, por un bien común. ¿Será verdad lo que había dicho sobre Leonna? La verdad es que no lo recordaba, no recordaba haberla invitado al castillo, pero claro… no recordaba absolutamente nada casi de esa noche con ella.
Sus razones le parecieron absurdas e hipócritas y eso le hizo enfadarse más… Si él era como ella decía, no cabía tratarlo de esa manera ¿Alejaría a los hombres así? No era lo que esperaba pero aún así le costaba creer que tomara esa decisión… era su adoraba hermana, sería capaz de mandar a la mierda todo un reino por ella, ¿no es así? Y más también, a todo el mundo. Y si no es así, debería hacerlo. Si quería a su hermana debería cagarse en todo el mundo para estar con ella… Era una desagradecida que no pensaba en los sentimientos de los demás, y sí que había sentimientos de otras personas alrededor de ella…

Se quedó un momento pensativo, acumulando enojo por sus palabras. Apretó los puños con fuerza y los presionaba, así como sus dientes. Cuando estaba a punto de sellar el pacto, se incorporó con dificultad, quedando sentado en el suelo. Mientras tanto, el falso rubio se acercaba a ella para sellar el pacto y llevársela consigo.
- Eres una imbécil que no entiende nada. Te odio.- Dijo en voz baja el verdadero, pero asegurándose de que lo escuchase. Estaba realmente cabreado. Luego sin que nadie lo note, tomó un trozo afilado de vidrio que había en el suelo, parte de una de las tantas ventanas rotas del salón, y lo arrojó con mucha velocidad desde detrás de la ladrona, pasando justo por la lado de su mejilla y atravesando la mano extendida del impostor que estaba ya muy cerca de ella. Al pasar, el vidrio le hizo un corte horizontal en línea recta muy fino a la mejilla de la ladrona y atravesó la palma de la mano del rubio, la cual tenía como objetivo final.

Había ganado un poco de tiempo, no dejaría que nadie se acerca a ella ni la tocara. El falso rubio retrocedió un poco y eso le dio espacio, suficiente espacio... Respiró hondo y utilizó lo último que le quedaba de fuerzas para abrir una grieta en el suelo. Sí, lo había aprendido hace tan solo una noche, gracias a... si, gracias a la hermana de Ghatta. Con esfuerzo, abrió una enorme fisura que dividía el lugar donde estaban los impostores y donde estaban los reales. El suelo del salón se separó por casi un metro y medio y dejó lugar a un vacío oscuro y profundo. No tardaron mas de pocos segundos en sentir un inmenso calor, una ola de aire caliente salió de la fisura y de a poco el abismo negro se fue tiñendo de rojo, naranja y amarillo. Era lava, lava que subía a toda velocidad y con una fuerza descomunal.
Gilgamesh tomó del brazo a Ghatta entre la distracción y la arrojó hacia atrás, para que ni una gota le salpique encima. La arrojó detrás de él y se puso de pie con gran esfuerzo, casi no podía mantenerse erguido. Apretando los dientes de rabia, miró en dirección a los impostores y abrió los brazos, extendiéndolos a los lados. La ola de lava salió disparada hacia arriba, era como una muralla que los separaba por completo, pero el rey cerró sus brazos hacia adelante y la ola se inclinó hacia el otro lado, cayendo de lleno sobre los dobles. Eso le daría a la ladrona un poco de tiempo para escapar... Al caer de nuevo el magma en la fisura, no dejó rastro de ninguna aparición, sino restos de objetos y rocas derretidas. En menos de un minuto todo volvió casi a la normalidad. Esas fueron las últimas fuerzas que le quedaban al rey, quien se mantuvo de pie pero con las piernas temblorosas, escupiendo sangre. Le hizo un gesto brusco con la mano a la ladrona para que no se acercara. - Vete, rápido. ¿Quieres que esto sea en vano, estúpida? Te he dado tiempo. No dejes que te toquen esos malditos.- Concluyó, para luego quedar inmóvil, de pie. Sin decir una palabra ni mover una pestaña. Los brazos se habían dejado caer inertes y su cabeza se inclinó hacia adelante. Lentamente el rey comenzó a desaparecer envuelto en un extraño polvo brillante, en el cual parecía convertirse su cuerpo. Rápidamente no quedó nada de él y el polvo se dispersó en el ambiente, cayendo un poco sobre la ladrona.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Eran las cuatro y media de la madrugada en Camelot, la fortaleza del Rey Sol. Gilgamesh sintió un golpe seco en todo su cuerpo y se despertó de golpe, desesperado. Se había caído de la cama y se había dado un tremendo golpazo. Estaba sudando como nunca, con la respiración muy agitada y los ojos bien abiertos. Estaba desnudo... completamente. Sus ropas se habían quemado por completo al igual que sus sábanas. Solo el colchón estaba en buen estado, y era lo único que quedaba. En un rincón de la habitación se había formado un pequeño foco de incendio, al parecer debió haber arrojado algo en llamas...

Se levantó completamente desconcertado, confuso y sorprendido. Asesinaría a cualquiera que se le apareciera en ese momento, y luego se fijaría de quien se trataba. Estaba muy alerta, por si acaso alguien se aparecía. No podía recordar casi nada en esos primeros momentos, pero a medida que pasaban los minutos, algunos recuerdos de todo el sueño volvían a su mente, era demasiado extraño, no era un sueño, era una pesadilla... Esos comportamientos, ¿Que eran? ¿Inventos? ¿Reales? ¿Significaban algo? No lo creía, no quería creerlo, no podía creerlo. Su cabeza daba tantas vueltas que cuando intentó caminar se mareó y tuvo que sostenerse de un armario para no caer.

No era a causa de su calor corporal, de su elemento... tenía fiebre alta producida por ese jarabe que había bebido. Cerró los ojos un momento para ordenar sus ideas. Pensó en el sueño, en la realidad. Meditó por un segundo y volvió a abrir los ojos. Bien, ya tenía lo primero que quería verificar... si eso había sido o no un sueño, y debería buscar a Ghatta para eso, asegurarse de que estuviera bien... despierta e intacta. Pero no sabía como lo haría... Ni siquiera sabía donde estaba. Cuando estuvo mas calmado, el rey se dio cuenta de que sentía dolor... un fuerte dolor en su frente y en su mejilla. Buscó un espejo... tenía uno de cuerpo entero en la habitación y se miró... claro, estaba todo oscuro. Con un chasquido de sus dedos todas las velas se prendieron y su sorpresa fue tan grande que se echó unos pasos hacia atrás. Tenía la frente colorada a causa de un golpe, lo mismo que la mejilla... Tenía una cicatriz en un lado de su pecho y... y tenía el brazalete puesto!!! ese objeto hechizado que usaba con la ladrona... no lo llevaba consigo al dormir, pero ahora lo tenía en su muñeca... Sin palabras por lo ocurrido, abrió su mano de forma temblorosa y muy lentamente... Y como lo suponía, tenía una cicatriz que recorría toda la palma de su mano.

Ya no tenía dudas, debía encontrarla y asegurarse. Abrió su armario de forma frenética buscando ropa la cual ponerse, no le importa cual, cualquier trozo de trapo serviría. Estaba dispuesto a salir en ese mismo momento en su búsqueda, pero antes de tomar alguna prenda de vestir, recordó lo obvio... el brazalete. Podía llamarla con el brazalete. Sin pensarlo dos veces, lo hizo. Increíblemente, Ghatta apareció frente a él, acostada en el suelo. Dormía profundamente ¿Estaría soñando todavía? ¿Estaría bien? Sin perder tiempo, el rey tomó una sábanas nuevas, las tendió sin prolijidad en la cama y le puso varias almohadas mas. Luego levantó a la ladrona en brazos, miró un momento su rostro dormido y la depositó en la cama.

Era la primera vez que la veía dormir... y era la única vez que para el rey parecía una chica normal, simpática, amable, dulce, incluso linda. En resumen, con algo de corazón... y no una arpía cabreada... salvo en el sueño, claro... pero solo era un sueño. Se agachó un segundo para quedar justo a la altura de su cara y se quedó mirándola, preguntándose que hacer en ese momento, si despertarla o no. ¿Qué pasaría si la despertara?... ¿Habría vivido lo mismo que él? Quizás haya tenido una noche normal, y cuando se despierta en la cama del rey, pondría el grito en el cielo... pero parecía tan real en el sueño que...





Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Dom Mar 13, 2011 6:53 pm

El primer susurro del rey la desconcertó. ¿Por qué le decía eso? ¡Desagradecido! Encima que él iba a vivir y también su reinado, ¿de qué cojones se estaba quejando ahora? Si es que no podía haber nadie más desagradecido. ¿Que la odiaba? ¡Y encima infantil! Frunció el ceño levemente primero. Suspiró y alzó la mano en cuanto el rubio se acercó para sellar ese trato, aunque éste primeramente alzara la mano le miraba de manera distinta, cómo si eso no fuera lo único que quería en ese momento para sellar el trato. De pronto, un afilado trozo de cristal pasó rápidamente cerca de su mejilla, haciendo un pequeño rasguño en ésta que hizo que Ghatta pasara la mano rápidamente y viera un rastro de sangre. Gilgamesh, el verdadero, había utilizado ese trozo de vidrio para atravesar la mano del falso, la mano que estrecharía la de la verdadera ladrona. De repente una grieta se abrió en el suelo que hizo que Ghatta abriese los ojos rápidamente y por inercia se hiciera hacia detrás... La lava comenzó a salir y Gilgamesh la protegió poniéndola detrás suya aunque ella.. Ya no comprendía nada ¿acaso podían hacer lo que quisieran en el sueño? Bueno... Al fin y al cabo era un sueño. Pronto la lava cayó justo encima de los impostores haciendo que Ghatta diera un paso hacia Gilgamesh para llevárselo de ahí... Sin embargo, éste se negó. Le dijo que aprovechara para escapar y que no desperdiciera el tiempo que había ganado él.

- ¡NO!
- gritó.

Pero fue demasiado tarde, Gilgamesh había comenzado a brillar y de pronto, se convirtió en polvo cayendo éste en parte sobre la ladrona. Lo agarró de forma inexistente y entonces apretó los puños con rabia. No podía creérselo.. Más le valía, más le valía estar con vida o sino, sería ella quien estrangulase su cuello a pesar de estar ya muerto. Comenzó pues a correr por los pasillos de forma desesperada y entonces se encontró con un gran hueco en la pared. ¿Qué había pasado ahí? Lo que no sabía, es que Gilga había provocado eso, antes, cuando la había ido a buscar... ¡La ventana! La ventana estaba al fondo de ese hueco. Corrió lo más que pudo hasta ella y entonces de pronto, se convirtió en pared.


- No escaparás tan fácilmente... - dijo una voz.

Ghatta no hizo caso y siguió corriendo por el pasillo, intentando buscar alguna ventana. Sin embargo, pronto acabó en un especie de callejón sin salida, haciendo que diese la vuelta. De pronto, el cuerpo de Gilgamesh falso apareció mirándola de forma desafiante. La ladrona se apoyó en la pared y comenzó a pensar a toda prisa para luego alzar las manos y gritarle.

- ¡No te acerques!

Pero nada más pronunciar estas palabras, de sus manos salieron unas llamaradas y hicieron al chico hacerse un lado, retrocediendo. ¿Cómo había hecho eso? Era un sueño... Ella podía hacer lo que quisiera.. Se concentró y entonces cambió la escena. Ahora era Gilgamesh el que se encontraba contra el callejón sin salida y ella en el otro lado, por lo que se echó a correr todo lo que pudo. No había salida.. ¿Cómo demonios iba a despertarse? Encima, sus dos dagas habían desaparecido y no podría suicidarse... Debía encontrar una ventana, un lugar alto, una cuerda, agua ¡lo que fuera!


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Dom Mar 13, 2011 7:28 pm

Bien, ahora solo una gran duda quedaba en su cabeza... Y era si ella había compartido su mismo sueño, si el sueño continuaba, si estaría en verdadero peligro... Tampoco sabía si podría despertarla, o si era peligroso hacerlo... Si no era como pensaba, seguramente ella sería la mas sorprendida y lo atacaría, pero... ¿que mas daba?

Se acercó lentamente, nervioso... no sabía un buen método para ese asunto, así que primero la tomó por los hombros y la sacudió... nada. No pasaba nada. Seguía durmiendo. Mas inquieto de lo usual, el rey comenzó a pasearse de aquí para allá por la habitación, sin rumbo alguno. Para ocupar su mente, comenzó a hacer cosas, como por ejemplo acomodarla bien acostada en la cama y arroparla, solo para mantenerse ocupado.

- Piensa, piensa, piensa, piensa, piensa....- Se repetía en su mente. Luego pareció atacado por una idea. Entró a su baño personal, llenó un cubo de agua y se lo echó encima... A pesar de que no despedía llamas ni nada de eso, el agua se evaporó instantáneamente al tocar su cuerpo. Tampoco servía... Quería golpearla!!! a ver si eso ayudaba, pero no podía, no podía hacer eso. Definitivamente no era un sueño normal, era algo más.

- VAMOS! DESPIERTA DE UNA PUTA VEZ!!!- Le gritó a pocos centímetros de su cara. Se había acercado mucho a ella, a su rostro, a ver si así le podían llegar sus palabras.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Dom Mar 13, 2011 7:51 pm

Seguía corriendo, seguía corriendo sin parar cuando de pronto una fuerza no explicada hizo que se empotrara contra el muro más próximo. Se quejó y tocó su hombro, pues le había dolido. ¿Qué cojones acababa de pasar? Miró hacia detrás, oyendo aquella armadura perseguirle y entonces siguió corriendo, tropezándose nuevamente y esta vez cayendo al suelo de bruces. Se levantó rápidamente, había sentido como si alguien la empujara hacia éste aunque luego miraba hacia los lados y no había nadie. ¿Qué estaba pasando? No ahbía tiemo para seguir preguntándoselo.

- Es inútil...

Volvió a continuar su marcha, no quería pararse por nada, pero se estaba cansando ya de tanto correr. Demasiado se había alterado en el día como para seguir corriendo. Se apoyó en una pared respirando rápidamente y entonces palpó ésta. Pronto frunció el ceño e hizo que de su mano saliera fuego rompiendo unos cuantos muros y creando como un pasillo nuevo aunque entre escombros. Empezó a caminar por ellos intentando huir.

- ¿Por qué? ¿Por qué me sigues? ¡Déjame en paz! - gritó - ¿Por qué yo?

Siguió corriendo pero entonces su corazón le pidió calma y tuvo que parar, quedándose tras una pared algo escondida y arrastrándose por ésta para luego llevarse una mano hacia su rostro. ¿Qué podía hacer? ¿No había nada por ahí para ahorcarse o algo? ¡La cocina! Si llegaba a la cocina podría coger un cuchillo y matarse. Pronto se levantó y entonces comenzó nuevamente por un pasillo a investigar puerta por puerta hasta que al abrir una Gilgamesh apareció allí cogiéndola de forma inmediata por el cuello y empotrándole contra la primera pared que tuvo a tiro, aún agarrándola del cuello. Ghatta posó las manos sobre las suyas para evitar el estrangulamiento.

- No te preocupes, no es mi intención matarte. Te dije que era inútil huir de mí... - susurró - Quédate a mi lado, Ghatta... - susurró nuevamente comenzando a acercarse a ella..


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Dom Mar 13, 2011 8:43 pm

Ya sin ideas, se sentó en el borde la cama, agachó la cabeza y se llevó las manos a la nuca. Suspiró resignado, no sabía que mas hacer. De pronto, una reacción de ella le hizo voltear. Ilusionado creyendo que se estaba despertando, volteó rápidamente y apoyó sus manos a cada lado del cuerpo de la joven. La miró con la expectativa de que abriese los ojos, pero en lugar de eso parecía sufrir... parecía asfixiarse y retorcerse un poco en su lugar, aún profundamente dormida. - Maldición, maldición, maldición, maldición, maldición, maldición- Repetía en su mente sin parar. ¿Qué mierda estaba pasando allí dentro? Y lo peor es que no podía entrar de nuevo...

No tenía forma... había intentado todo. De pronto, recordó algo muy importante y salió rápidamente de la habitación, llevándose una toalla grande consigo. Se la envolvió en la cintura para taparse y corrió por los pasillos en dirección al ala de los sirvientes. Fue derecho a la habitación de Marta y golpeó la puerta varias veces.
La mujer de anchas proporciones tardó un poco en abrir la puerta, y cuando lo hizo, lo hizo en camisón y muy dormida, refregándose los ojos. - ¿Qué pasa? ¿Quién es?- Preguntó tratando de ver con nitidez en la oscuridad.

- Soy yo...- Se identificó, y se movió un poco hasta donde un haz de luz de luna que entraba por un ventanal lo iluminó.
- Oh!! Majestad!! ¿Qué cree que hace levantado? Mañana lo espera la gente tan temprano como siempre...- Le espetó, mas preocupada que otra cosa.
- Olvídalo, necesito hacerte una pregunta urgente...- Le restó importancia al asunto y continuó hacia su objetivo. - ¿Como despertarías a alguien dormido y con el cual ya intentaste todo?
La mujer primero se sobresaltó sorprendida por la pregunta incoherente, luego arqueó una ceja de forma pícara comprendiendo un poco la situación. Lo único que comprendía era que lo preguntaba para ponerlo en práctica, sino no tendría sentido.... a menos que haya comido hongos alucinógenos y esté delirando.
- Pues... ¿Ha probado todo ya?
- Si, todo.
- ¿También lo del beso?- Ésto último lo dijo intentando que pareciera de forma casual, pero con un pequeño tono de insinuación, mientras se miraba las uñas de forma coqueta.
- Qu... ¿Que beso?- Preguntó sorprendido. ¿Le estará tomando el pelo?
- Pues es sabido que un beso en los labios puede despertar a cualquier persona de cualquier sueño. Incluso está en todos los cuentos de hadas.- Explicó con picardía.
- ¿No hablarás en serio verdad?
- Usted dijo que había probado todo, y por su reacción, veo que aún le falta algo que probar...- Dijo echando una risita. Obviamente era una mentira que le había dicho a propósito para que el rey la besara. - Buenas noches, Majestad.- Saludó, para luego hacer una reverencia y esperar a que el soberano se vaya.
Cuando Gilgamesh se dio vuelta y comenzó a caminar, Marta le dedicó unas últimas palabras. - Mucha suerte, Majestad. Avisaré en la cocina que preparen desayuno para dos personas.- Dicho esto cerró la puerta y se llevó las manos a las mejillas, sonrojada de emoción. Sabía o mas bien intuía, a quien se refería el rey. No podía ser otra. Entre risitas de impaciencia, Marta salió a tocar las puertas de las demás habitaciones, para contarle a sus compañeras lo sucedido. Realmente no podía creer que el rey se haya creído semejante cuento.

Gilgamesh regresó muy pensativo a la habitación... ¿Era lo último que le faltaba? No podía ser... - haría eso en el ÚLTIMO de los casos, sí si, sólo si es estrictamente necesario.- Se repetía a sí mismo con algo de inseguridad. Pero no podía darse el lujo de esperar mas tiempo, si todo era como creía, Ghatta corría un gran peligro.
- BAH! que mas da, si no despierta, hago como que nunca sucedió nada y ya. Nadie mas sabe de esto...- Pensó mientras miraba su rostro inquieto y sufrido.

Respiró hondo y se odió por lo que estaba por hacer. Miró a los lados para verificar que NADIE lo viera, ni siquiera un insecto o una paloma, y se agachó hacia su rostro, sonrojándose de a poco. - Si no despierta... me la cargo.- Y hecho ese juramente consigo mismo, depositó sus labios en los de la chica.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Dom Mar 13, 2011 9:32 pm

La mano de Gilgamesh cada vez le apretaba más y más y las distancias se acortaban de forma considerable. Sus manos hacían toda la fuerza posible y sus piernas pataleaban chocando contra su armadura, prácticamente en vano pues no es que le apartaran demasiado. Notaba com empezaba a faltarle la respiración y era casi por inercia el internarse liberar pues por mucho que quisiera suicidarse, no quería hacerlo de manera dolorosa, por lo menos no así. Sus ojos se entrecerraron suavemente mientras sentía que el ahogo llevaba a más y más. ¿De verdad no iba a matarla? Pues no lo parecía.. Era doloroso y agobiante pero, debía provocar que el rey se enfadara para que finalmente la matara. Sin embargo, algo o más bien alguien cortó el acercamiento del rey a Ghatta... Era la otra Ghatta.

- ¿P-Por qué...? ¿Qué tiene ella que no tenga yo...? - preguntó apareciendo de pronto de entre las sombras.

Gilgamesh no dejó la presión en ningún momento, la tenía bien agarrada y su otra mano se encargaba de empotrar una de sus manos contra la pared y bueno, como se dijo antes, las patadas no eran nada efectivas y estaba perdiendo fuerzas como para generar o imaginar fuego. El rey giró la vista hacia la otra Ghatta y se burló.


- ¿Me tomas el pelo? No existe corazón más frío que el tuyo.

La otra Ghatta continuó acercándose a paso lento y casi amenazanate mientras la verdadera movía las piernas ya con mucha menos fuerza por estar asfixiándome sobremanera. ¿Cómo podía hacer que la matara? Estaba haciendo que sufriese sin dejarla respirar demasiado, sólo lo justo y necesario para mantenerla con vida. Ese comentario, había enfadado a la Ghatta falsa haciendo que llevase su mano hacia su tocado, contemplando la situación. El Gilgamesh se había girado nuevamente hacia Ghatta y agarrado su mentón con la mano que agarraba una de las manos de la ladrona.

- Además... No hay labios que superen estos... - susurró.

Fue entonces cuando el Gilgamesh falso volvió a acercarse a Ghatta, relamiéndose los labios con intenciones claras de arrebtarle un beso. Con sus manos intentó separarle pero aún el chico seguía insistiendo y Ghatta ya no tenía mucha fuerza. En ese momento, la otra Ghatta sacó de su tocado una daga que asestó en el corazón de la ladrona haciendo que ésta abriese los ojos de par en par notando un dolor incalcuble en el pecho y pronto, tosió algo de sangre que corrió por la comisura derecha de sus labios. El Gilgamesh falso se separó apresuradamente y empujó a la Ghatta falsa hacia otro lado.


- Si yo no puedo ser amada... ¡Tú tampoco!
- ¡¡NOOOO!! ¡¿QUÉ HAS HECHO!?

Desesperado, cogió a Ghatta entre sus brazos.

- ¡No! Quédate a mi lado Ghatta.. No me abandones, otra vez no... - susurró para acercarse y finalmente besarla.

No pudo ni reaccionar pues pronto sus ojos se cerraron sin embargo, ahí estaba esa sensación. Durante unos segundos, bastante largos, sentía como un calor abrasaba sus labios. Todo sin embargo, era completamente negro era como si tuviese los ojos cerrados pero notase aún el intenso beso que el Gilgamesh falso le había dado. ¿Por qué todo estaba tan negro? ¿Iba a despertarse por fin..? ¿Por qué se le hacía tan eterno? ¿Por qué había soñado con Gilgamesh? Era obvio que él había soñado lo mismo pero.. ¿por qué? ¿Qué cojones tenían en común para que pasara esto? No entendía nada.. No comprendía nada y por más que lo intentara ahora todas esas dudas le oprimían la mente y encima, esa sensación de beso la estaba poniendo más y más nerviosa ni siquiera podía moverse, sentía los labios del rubio encima de los suyos.



------------------------------------------------------

De pronto, abrió los ojos y se sentó como quien acabase de tener una sensación de estar cayéndose por el precipicio más largo de la historia. Estaba sudando y su corazón no paraba de latir rápidamente, pero es que no tuvo ni tiempo de serenarse pues pronto observó que efectivamente no estaba en su habitación y era obvio que iba a mirar hacia su izquierda, donde estaba Gilgamesh. No sólo dio un respingón de los nervios y susto. ¿Seguía soñando? No, todo eso era muy real. Un mueca de una total incomprensión se dibujó en su rostro y sus cejas también lo expresaron. Pronto se miró a ella misma, en la cama del chico, con camisa larga y sin pantalones, vamos que estaba en ropa interior y camisa larga en la cama del rey... ¿¡QUÉEEEEEEEEEEEEEEEEE?! Pronto volvió a girarse hacia el chico completamente sonrojada y le vio mejor, sin camisa, con toalla la cintura. ¿Qué cojones había pasado aquí? Sin esperar ni un segundo más le asestó una bofetada/puñetazo en el rostro aunque no con la fuerza que hubiese querido pues la verdad es que se sentía completamente cansada.

Se hizo hacia detrás dándose un golpe con el respaldo de la cama de forma sonora y totalmente alarmada. Cogió entonces la sábana y tras enrollársela en el cuerpo de manera que pareciera casi un vestido o una diosa con el típico atuendo, se levantó y se quedó contra la pared. Su respiración estaba aún más agitada y del sobreesfuerzo sus piernas flaquearon y acabó media sentada contra esa pared mientras miraba hacia el rubio totalmente ruborizada.


- Dame.. Dame una puta explicación.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Dom Mar 13, 2011 10:28 pm

Luego del beso, el rey se apartó para mirarla de lejos. Su sorpresa fue mayúscula cuando vio sus ojos abrirse de a poco... Había funcionado... ¿había funcionado? No podía creerlo, Marta tenía razón. Era justo como ella había dicho... Aún sorprendido, vio como la ladrona se levantaba totalmente desconcertada. El panorama debía ser muy confuso para ella, ya que cuando se levantó y vio al rey, lo primero que hizo fue tirarle un fuerte golpe. Gilgamesh por reflejo puso la mano entre su mejilla y el puño de la chica, pero no hizo fuerza para detenerla, sino que suavizó el impacto y dejó apoyar el dorso de su propia mano en su cara, haciendo de colchón. Su poca fuerza y su intervención solo hicieron sentir al rey un leve toque en su cara. Arqueó una ceja y sin decir nada vio como se alejaba de él.

Estaba tan torpe como él cuando se levantó también. ya que se golpeó y usó las sábanas torpemente como prenda de vestir. Parecía actuar sin pensar primero. Podía comprenderla ya que él había pasado por lo mismo.
- No tengo explicación que darte ya que tampoco sé que ocurrió, pero te acabo de salvar la vida, así que tenlo presente.- Dijo cruzándose de brazos y desviando la mirada un poco. No quería tener que mirarla mucho a los ojos, se sonrojaría en grande. Se preguntó si ella había notado sus magulladuras en el cuerpo, provocadas en el sueño, y si las reconocería tal cual habían sucedido.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Dom Mar 13, 2011 11:13 pm

- No tengo explicación que darte ya que tampoco sé que ocurrió, pero te acabo de salvar la vida, así que tenlo presente.

¿Qué le acababa de salvar la vida? ¿¡Y el qué coño iba a saber!? Ella recordaba todo, de pies a cabeza y eso le molestaba sumamente... Porque... Si ella recordaba todo ¿acaso él también lo recordaba todo? ¡Qué vergüenza! Pero espera, ¿por qué decía que le había salvado la vida? Si ella se había despertado era únicamente porque la otra Ghatta le había asestado un golpe mortal y al morir por lo tanto en el sueño había vuelto a la realidad. La cuestión era... ¿Por qué estaba en la habitación de Gilgamesh? ¿Por qué él estaba sin ropa? Seguía sonrojada no podía evitarlo y aún cabreada.

- ¿Q-Qué no me puedes dar explicación? Me duermo en mi cama y aparezco en la tuya y tú con una toalla en la cintura... ¿CÓMO NO VAS A PODER DARME EXPLICACIÓN DE ESO? - le gritó alarmada. - ¡Así que no te hagas el ofendido conmigo!

Aún seguía pegada contra la pared, ¿por qué estaba tan cansada? Ah claro, el sueño... Quizás por haberse pegado la maratón en él. Recordó entonces el final de sueño, la otra Ghatta matándole y Gilgamesh cogiéndole entre sus brazos para luego besarla. ¡BESARLA! Se llevó las manos rápidamente a los labios por inercia pero luego los quitó. Se quedó en silencio a la espera de que el Gilgamesh que ahora tenía en frente le dijera algo de una maldita vez y se dejara de tanto cruzar los brazos.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Dom Mar 13, 2011 11:42 pm

- Cálmate un poco, estás totalmente histérica... ¿Es que nunca puedes "hablar" las cosas de buena forma?- Dijo suspirando. Por un lado era verdad, era demasiado extraño aparecer así sin mas en esa circunstancias... pero si recordaba el sueño, no era taaan loco, una mínima idea tenía que tener. Pero dudó que lo recordara, pues le estaba tratando mal, como siempre. Lo sabía... la Ghatta del sueño era solo alguien con quien podía soñar y nada mas.

- Bufff... a ver...- Recién ahora se daba cuenta de que explicarle eso era completamente imposible, si no recordaba el sueño, no le creería ni una palabra. - Tu vida estaba en peligro, y te traje aquí para despertarte y salvarte. Lo de mi ropa es algo totalmente fuera de tema, ya?- Dijo de un tirón, haciendo ese hincapié al final, para ver si estaba satisfecha con eso aún quería mas... - Espero que sea suficiente para que te enfríes, mujer...- Pensó suspirando con el ceño fruncido. Cuando se llevó las manos a la boca, se sobresaltó y se preguntó si había recordado algo, o si había sentido real aquel beso, pero luego concluyó que seguro era la sorpresa causada por algún recuerdo, o que aún no había asimilado del todo la situación.

Cada uno estaba en un extremo opuesto de la habitación, pero Gilgamesh salió de su lugar y comenzó a caminar hacia ella. Fue directo hacia donde estaba la ladrona, lentamente y sin decir nada, mirándola en todo momento. Había olvidado que solo llevaba una toalla en la cintura.
Cuando ya estuvo casi frente a ella, en lugar de detenerse, siguió de largo, pasando justo por su lado, rozándose los brazos suavemente. Ghatta estaba justo apoyada en la pared al lado de la puerta del enorme baño del rey. Gilgamesh entró en él y solo se oyó un sonido de agua correr y algunos objetos chocar levemente entre sí. Cuando salió, lo hizo con un vaso de agua fría en su mano, el cual le ofreció sin miramientos a la ladrona. No quiso decir nada, pues intuyó que le echaría por tierras sus palabras con algún insulto o malos modos, y esa noche el horno no estaba para bollos, no después de todo lo ocurrido. Incluso le sorprendía que la chica tuviera la energía para gritar como una loca desquiciada.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Dom Mar 13, 2011 11:58 pm

Cuando le dijo que se calmara respiró hondo y entonces comenzó a levantarse quedándose nuevamente apoyada contra la pared. ¿Qué se calmara? ¿Cómo quería se calmara después de todo lo que estaba pasando? En realidad, estaba más calmada de lo que aparentaba, quizás estuviese actuando un poco pero sólo en la parte de no recordar absolutamente nada, lo único que quería saber era cómo había parado en su habitación. Escuchó sus siguientes palabras y entonces se quedó pensativa.. Entonces, cuándo él murió en el sueño se despertó directamente y lo primero que hizo, fue traerla seguramente a través del barazalete.. Un momento, ¿por qué lo tenía ella puesto? Desvió su vista hacia la muñeca del chico cuando éste comenzó a caminar hacia ella y efectivamente, él también la tenía puesta. Entonces, lo primero que había hecho era intentar salvarla nada más despertarse. ¿Por qué? Supuso que porque ella había dicho que daría su vida por salvarle por así decirlo, hablando claro. Se puso algo nerviosa cuando el chico caminó hacia ella pero respiró hondo cuando sus brazos se rozaron y él pasó de largo.

Sin poder evitarlo, había agarrado las sábanas más fuertemente de los nervios. Debía calmarse... Entonces... ¿Gilgamesh lo recordaba todo? Por lo visto sí, pero seguramente querría olvidarlo todo y no nombrarlo más. ¿Cómo estaría de todo lo que había sufrido? ¿Las heridas y demás? A lo mejor le dolía pero no quería decirlo, típico orgullo de hombres. De pronto, apareció Gilgamesh con un vaso de agua y se lo tendió a la ladrona, la cual se sorprendió por el gesto y tras sujetar con una mano las sábanas, lo cogió.


- G-Gracias... - dijo desviando la mirada hacia cualquier otra parte.

La verdad es que le venía de perlas aquel vaso de agua y encima, notaba que estaba fría y no tardó en llevársela a los labios y comenzar a tragar. El líquido frío atravesó su garganta y un pequeño suspiro volvió a salir de sus labios. Limpió el rastro de agua con su muñeca y se quedó con el vaso en la mano. En realidad quería preguntarle por su estado pero... No se atrevía en realidad, si lo hacía, él sabría que recordaba el sueño. ¿Qué había de malo en ello? Caminó lentamente hacia la ventana aún con la sábana blanca a rastras y se quedó mirando por ésta para luego alzar la mano y mirar el vaso.


- ¿Cómo va esa mano?


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Lun Mar 14, 2011 12:39 am

Pues si de algo estaba seguro ese hombre, era de que ni en ese momento ni nunca en la vida iba a entender a las mujeres... Nunca pasaban las cosas como se las imaginaba!!! Luego de esperar mas reproches de su parte, la ladrona solo se limitó a tomar el agua y agradecerle... ¿Agradecerle? Algo estaba diferente... había Ghatta encerrada.

Se preguntó por un momento si ella se había puesto a pensar en toda la situación, y si por eso se había calmado. Quizás por fin lo había entendido, y eso que Gilgamesh esperaba que por su carácter no le creyera ni una palabra y se cabree igual. Pero no... ahora las aguas estaban tranquilas. Quería ver su cuerpo, en busca de cicatrices y marcas, de algo que pudiera indicarle que estuvo junto a él en ese sueño, pero la sábana la cubría por completo. Ni siquiera se le había pasado la cabeza la posibilidad de que ella tuviera el brazalete puesto... Un momento... Si se había transportado hasta allí, significaba que al menos lo llevaba consigo... Y solo llevaba una camiseta simple y ropa interior, no podía ocultarlo de ninguna manera. Se sonrojó un poco cuando pensó en esto último y desvió la mirada. - No es nada...- Respondió mientras ella caminaba hacia la ventana. Al correr las cortinas, una gran cantidad de luz de luna la bañó por completo. Les venía ideal, por lo que Gilgamesh apagó las velas con otro chasquido de dedos. No les hacía falta aún mas calor...

Y allí quedó, en medio de la habitación, mirando a través del gran ventanal. Parecía uno de los fantasmas de las navidades, envuelta en esa sábana y solo iluminada por la blanca luz lunar. El ambiente mantenía una tonalidad oscura y azulada. Solo ella podía verse con nitidez en esa habitación, parecía tener resplandor propio, como un espíritu o una diosa.
La miró detenidamente por un segundo, desde las sombras, hasta que ella levantó el vaso y miró a través de él.

¿La mano? ¿Había entendido bien? No podía ser... Gilgamesh en lugar de levantar la mano por inercia, agachó un poco la cabeza y desde donde su mano a la altura de su cintura, abrió su palma... allí estaba, la cicatriz... pero ella no tenía forma de saber eso, a menos que... que...
El rey se quedó un momento pensativo y abrió los ojos ámpliamente. - Se acuerda...- Un rubor muy marcado apareció en sus mejillas y cerró el puño con fuerza, no por enojo sino de vergüenza. ¿Si se acordaba por qué le había hecho todo ese numerito? No no no no no no no ... Le daba mucha, mucha vergüenza que se acordara de todo. ¿Por qué no se lo había dicho antes? No habían hablado del tema...

- ¿Mi mano...? Está bien, me clavé un vidrio en ella.- Explicó sin mentir. Temía preguntarle si realmente se acordaba de todo, aunque ya lo sabía... - Gracias...- Dijo en voz mas baja aún. Luego se acercó a ella por detrás, entrando en la zona iluminada de la habitación. Levantó su mano cortada y pasó un dedo suavemente por la mejilla de la chica, justo por donde estaba la herida.

- Lamento haber hecho esto


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.