Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Abrasadora pesadilla

Página 8 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Leonna el Vie Mayo 13, 2011 5:38 am

Las dos hermanas continuaron disfrutando de aquel delicioso almuerzo que les había sido ofrecido por cortesía real. La gigantesca sala, ocupada únicamente por ellas, se llenaba de risas naturales y desenfadadas, normalmente ocasionadas por divertidas anécdotas o nuevos comentarios destinados a molestarse la una a la otra. Realmente como en los viejos tiempos. ¡Era como si aquellos dos años de separación no hubieran existido jamás! Sin embargo, sí que habían existido, y por ello Leonna disfrutaba y valoraba con el peso de su corazón el placer de poder compartir una comida con su amada hermana.

Ghatta aún no había terminado de comer cuando exclamó que no podía más. Para la sorpresa de Leonna, había colocado los cubiertos correctamente sobre el plato. Sonrió para sus adentros: ¡si Ghatta supiera todas las veces que había comido con las manos!

-
Tanto tiempo sin vernos, queriendo decirte tantas cosas y ahora ya no se me ocurre ninguna - comentó rascándose la cabeza - Pero bueno, ¿quieres que nos vayamos a casa?

- Nada me gustaría más en este momento que ver cómo te las has arreglado en tu nueva casa - respondió con ternura.

Informaron a una de las sirvientas de que abandonaban el castillo. La druida habría querido despedirse correctamente de Gilgamesh, pero tampoco tenía intención de molestarlo. Había comprobado que el encuentro de las dos hermanas había tenido cierto impacto sobre él, aunque no lograba entender exactamente el por qué. En cualquier caso, le vendría bien meditar en soledad sobre el asunto. Además, Leonna no ponía en duda que volverían a verse tarde o temprano.

Las dos hermanas salieron de palacio y se vieron abrazadas por los cálidos rayos del sol. Parecía mentira que aquella misma mañana hubiese estado atada en lo alto de una montaña. De alguna manera, parecía tan lejano... Al final no supo qué relación habría tenido el nigromante con Groningen.


- Por cierto, ¿vives sola? - le preguntó mientras le cogía la mano, entrelazando sus dedos con los suyos.
avatar
Leonna
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Humano
Mensajes : 238

Empleo : Florista

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Vie Mayo 13, 2011 1:04 pm

Había aceptado a ir así que una sonrisa apareció en sus labios y entonces se levantó y pronto ambas informaron a las sirvientas de que abandonarían el castillo, así que éstas seguramente se dirigirían hacia Gilgamesh para informarle de ello. Las dos hermanas salieron por fin del palacio siendo presas por el cálido clima que había justo ese día. Sonrió de forma suave nuevamente y aceptó el agarre de su hermana apretándola con cariño. Había casi comenzado a caminar de forma suave por total inercia, como si ambas pasearan como antaño.

- Por cierto, ¿vives sola?

La pregunta le pilló un poco desprevenida la verdad. ¿Que si vivía sola? Pues claro que sí pero a qué... ¡A-Ah! Cierto, ella antes era de las que traían a casa a cualquier persona o casi siempre a animales.. Pero había cambiado mucho en todos estos años y aunque bueno, si alguien lo necesitara y fuera de confianza le dejaría su hogar como el suyo propio hasta nuevo aviso, ahora mismo no, no vivía con nadie.

- Sí y no te preocupes, ya no traigo hombres gatos a casa - rió suavemente.

Siguió caminando junto a ella y pronto salieron de los muros del castillo. Ghatta se giró por inercia y se quedó mirando hacia una de las ventanas superiores. Quizás fueron imaginaciones suyas o quizás no, pero había alguien allí, una figura. Por instinto, realizó un saludo simple e informal, extendiendo el dedo índice y corazón y llevándolos a la frente, haciendo un ademán típico. No tardó en volverse a girar hacia su hermana.


- ¡No sabes lo que me costó la mudanza! Pero vamos, bastante habían costado los muebles para dejarlos allí.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Leonna el Sáb Mayo 14, 2011 7:47 am

Leonna dejó escapar una suave carcajada ante el comentario de su hermana. Todavía recordaba a la perfección el día en el que había llegado a casa y se había encontrado al hombre-gato ahí dentro. Ella, con toda su altivez y autoridad, lo había fulminado con la mirada como el intruso que era. Desde entonces, Gareth siempre le había tenido miedo y respeto, lo cual ella aprovechaba para mortificarlo y divertirse un rato.

Observó cómo su hermana hacía un gesto de despedida a una de las ventanas de castillo pero, al girarse para ver de quién se trataba, no vio a nadie. ¿Habrá sido Gilgamesh?

-
¡No sabes lo que me costó la mudanza! Pero vamos, bastante habían costado los muebles para dejarlos allí.

De pronto Leonna sintió un pinchazo en el corazón e instintivamente se llevó la mano sobre el pecho, intentando sobreponerse. Se sintió como una imbécil por no haberse acordado ni tan siquiera de los muebles de su antigua casa en Tialys, pero su mente había arrinconado lejos todo lo que no era encontrar a su hermana. ¿Y qué importancia podía tener el simple mobiliario? Pues que la gran mayoría... bueno... eran confecciones suyas. De él. Del artesano. La druida apartó momentáneamente la vista y suspiró para intentar aflojar el nudo que se había instalado en su garganta.

-
Los... yo... ¿conseguiste trasladarlo todo?

La joven se esforzó en esbozar una sonrisa, pero sabía que no podía engañar a su hermana con un truco tan simple. A sabiendas de esto, apretó su mano con fuerza.
avatar
Leonna
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Humano
Mensajes : 238

Empleo : Florista

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Sáb Mayo 14, 2011 8:21 am

Ups.. No se había dado cuenta pero cuando pasó, lo comprendió todo o por lo menos, hasta el punto en lo que la podía comprender pues ella aún, por suerte o desgracia, no había experimentado ese sentimiento que tanto dolor podía causarle a su hermana de cabellos violetas. Apretó también su mano con ternura y entonces asintió con la cabeza. ¿Habría hecho mal al trasladarlo todo? Quizás... Debiesen mudarse para evitar que los recuerdos atravesaran el corazón y la mente de su hermana cada cinco minutos por vivir donde vivían.

- Sí, pero he estado pensando en mudarme.

Siguieron caminando con parsimonia, entre callejones. Ghatta parecía andar por casa sin embargo a veces a Leonna se le complicaba al seguirle el ritmo.

- La zona en la que vivimos es un poco pobre y lo que me preocupa es el entorno en sí, además que la casa es un poco antigua a pesar de que he intentado mejorarla..

Un suspiro salió de sus labios. Para las cosas del hogar o cotidanas Ghatta siempre hablaba en plural y de toda la vida además. Para ella, esa casa había sido siempre de su hermana. Lo que ocurre, es que para lo que ganaba ella antes pues era normal que estuviera algo en ruinas pero bueno, al entrar, la cosa cambiababa bastante sobre todo en la decoración donde Ghatta había puesto su mano. Era cierto que todos los colores no combinaban pero bueno, por los menos las cortinas eran del mismo color que el sillón.

En unos pocos minutos, las dos chicas se encontraron frente a un pequeño peldaño y una puerta. Ghatta sacó la llave de repuesto de forma secreta entre los arbusto y medio enterrada incluso. Miró hacia Leonna y se encogió de hombros.


- Es que mis pertenencias están en el castillo - suspiró - Se me ha olvidado cogerlas.

Se llevó la mano hacia la cabeza y se dio un pequeño toquecito de olvidadiza. No tardó mucho más en abrir la puerta con algo de impaciencia y hacerle un gesto a su hermana para que entrara.

- Bienvenida a casa, hermana.- dijo entonces con una suave sonrisa.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Leonna el Dom Mayo 15, 2011 12:09 pm

Efectivamente, su hermana enseguida captó que algo no iba bien, y correspondió a su gesto estrechándole igualmente su mano con algo más de fuerza. Leonna la miró con ojos melancólicos y negó con la cabeza para restarle importancia a lo que acababa de ocurrir. ¿Qué culpa tendría Ghatta de que su corazón no se hubiese recuperado de aquel amor, del único, que jamás llegó ni llegaría a ser correspondido? La druida tan sólo esperaba que Ghatta no estuviera midiendo constantemente sus palabras para no hacerle daño; al contrario, quería que siguiera siendo igual de natural y espontánea que de costumbre. El dolor formaba parte del camino de la vida y Leonna lo había aceptado como tal, de modo que vivía con ello como una parte más de sí misma. Sólo el tiempo decidiría si era hora de dejarlo atrás o no.

Ambas siguieron caminando por la calles de la ciudad, llenas de gente que bien hacían en salir a aprovechar los cálidos rayos del sol en un día tan espléndido. Leonna estaba acostumbrada a caminar con tranquilidad, sin ningún tipo de prisa, de modo que le costaba seguir el ritmo alocado que caracterizaba a su enérgica hermana. A veces era una quien se adaptaba a la otra, a veces al revés; y reían al titubear cuando no sabían quien debía adaptarse a quien.


- La zona en la que vivimos es un poco pobre y lo que me preocupa es el entorno en sí, además que la casa es un poco antigua a pesar de que he intentado mejorarla.

Para Leonna, quien había estado habitando en los bosques desde hacía meses, con tal de que la casa tuviese cuatro paredes firmes, estaría bien. En realidad sólo quería un entorno seguro en el que su hermana pudiera vivir con tranquilidad, ya que no se veía capaz de permanecer de por vida en el interior de una construcción humana. Sí, compartiría su vida con Ghatta hasta el final de los días si el destino lo permitía, pero también debía responder a su necesidad de rodearse de la naturaleza. Estaba segura de que su hermana menor comprendería que le era casi imprescindible pasar algunas noches en el bosque.

Cuando llegaron a la casa, Leonna percibió que era ciertamente antigua, pero sin duda cumplía con los requisitos mínimos de una vivienda. Cierto era que unos retoques no le vendrían mal, pero su hermana tampoco tendría los medios para permitirse una casa en mejores condiciones. Todavía no había querido preguntarle si robar seguía aún en sus aficiones.

Observó cómo Ghatta excavaba entre unos matorrales para sacar una pequeña llave de cobre, alegando que había dejado sus cosas en el castillo. Leonna negó con la cabeza, aunque luego pasó una mano por el suave cabello de su hermana, mientras abría la puerta.


- Bienvenida a casa, hermana.

Leonna correspondió a su sonrisa y pasó a través del umbral, entrando así en la que a partir de ahora sería su casa. Su casa. Sonaba tan extraño... Ella y Ghatta, volviendo a vivir juntas bajo un mismo techo. ¡Y era real! Dentro, la casa tenía muchísimo mejor aspecto que el que uno se imaginaría viéndola desde el exterior. El olor de madera vieja se le antojaba realmente hogareño, y la estancia se mantenía fresca a pesar del calor que hacía fuera. Dio algunos pasos, girando sobre sí misma, para observarlo todo y analizar hasta el más mínimo detalle, conmovida al imaginarse a su hermana colocándolo todo sumo esmero.

-
Has hecho un magnífico trabajo, Ghatta - se volvió para mirarla con ternura - Pensé que, al volver, ibas a necesitar mucho mi ayuda, pero me alegra ver que me he equivocado.

Sabía que aún le quedaban por ver las habitaciones pero en la suya debían de estar el tocador, la cómoda y la cama que el artesano había fabricado para ella. A pesar de querer negárselo a sí misma, tenía miedo de su propia reacción.
avatar
Leonna
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Humano
Mensajes : 238

Empleo : Florista

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Lun Mayo 23, 2011 2:47 pm

Sus ojos anaranjados miraban hacia todo lo que Leonna inspeccionando, y su corazón no esperaba más que una ansiosa aprobación de todo por su parte. Ante las palabras de su hermana no pudo sino, cerrar la puerta tras ella e ir rápidamente a coger ambas manos de su hermana, girando suavemente y provocando así que el cabello de la pelivioleta, danzara de forma suave e ilusionada. No tardó en medio tirar de ella para insinuarle que le siguiese.

- ¡Ven conmigo! Ya verás - dijo contenta.

Entraron a la pequeña cocina, que estaba perfectamente ordenada y de la cual, sólo había antigua la mesa. Y pasó por el pequeño pasillo, muy corto, que daba al cuarto de baño y finalmente al dormitorio. En él, había dos camas. Una era evidentemente la de Ghatta, que se conservaba totalmente revuelta, y al otro lado de la habitación, la de Leonna, que estaba completamente intacta y demasiado limpia ya que todos los días Ghatta apartaba el polvo con la infinita esperanza de que un día, su hermana volviera como ahora.. Como ahora era el caso. Sólo había un mueble conocido en esa habitación, el tocador. Sabía que le tenía aprecio y por ello era el único mueble que cabía en esa habitación además del pequeño armario que había, pues su habitación era más pequeña que la de Tialys pero de momento, Ghatta no podía obtener nada más con el dinero que antes tenía. Sin embargo, los muebles que quedaban no habían sido abandonados, ni mucho menos, Ghatta los había guardado en un pequeño almacén de confianza y allí estaban cogiendo polvo.

Unas suaves cortinas aranjadas dejaban entrar lo que quedaba del sol dejando un ambiente cálido en su interior. La parte de Leonna estaba muy debidamente ordenada y sin embargo la de la ladrona estaba pues.. Como siempre, en realidad.


- Te vendrá bien descansar un rato después de un viaje tan largo, y qué mejor que hacerlo en casa.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Leonna el Mar Mayo 24, 2011 10:15 am

Ghatta se acercó a ella y tomó sus manos con suavidad para guiarla a través de las pocas habitaciones de la casita. Leonna sonrió levemente al ver la cocina tan bien recogida, en la cual reconoció la mesa que habían adquirido en Tialys. No pudo evitar imaginar a su hermana cocinando frente a aquellos fuegos, pero por alguna razón la veía intentando controlar cada caldero con torpeza. La druida rió para sí misma al recrear esta imagen pero se tuvo que recordar que Ghatta ya no era la muchacha a la que había dejado atrás.

Después de echar un vistazo al cuarto de baño, entraron finalmente en el dormitorio. Allí había dos camas, una a cada lado de la habitación. Leonna reconoció enseguida cual era la que le correspondía: la colcha blanca, con un estampado de flores rosado, estaba limpia y debidamente encajada entorno al colchón, mientras que la de Ghatta era un amasijo de sábanas y ropa.

-
Se nota que no esperabas visita - comentó con un tono de voz teñido de cariño.

Los ojos de la druida recorrieron el resto de la habitación y se quedaron paralizados y fijos en aquel tocador que tanto conocía. Se acercó a él con paso inseguro, y estiró el brazo hasta que las yemas de sus dedos rozaron la pulida madera de caoba, de una rojiza oscuridad, sintiendo cómo un escalofrió le recorrió el cuerpo de arriba a abajo, erizando su piel. Paseó su mano, acariciando la superficie del mueble con suma delicadeza, hasta que alzó la vista y observó en el precioso espejo el reflejo de un alma sumida en la tristeza de un recuerdo. Detestó la imagen pero, por alguna razón, no podía apartar la mirada de ella.

-
Te vendrá bien descansar un rato después de un viaje tan largo, y qué mejor que hacerlo en casa.

Fue la voz de su hermana la que logró que voltease la cabeza. Leonna esbozó una pequeña sonrisa y asintió en silencio. Ghatta tenía razón: había sido un día muy duro y lleno de emociones muy intensas. Le vendría bien descansar a su agotado y vulnerable espíritu en aquella cama que por fin iba a deshacerse.

La druida fue junto a su hermana y volvió a rodearla con sus brazos hasta estrecharla en un tierno y caluroso abrazo.

-
Me alegra estar de vuelta, Ghatta... Te quiero muchísimo - murmuró mientras acariciaba su cabeza con suavidad, disfrutando del aroma que desprendía su brillante cabellera naranja.
avatar
Leonna
Druida
Druida

Elemento : Tierra
Raza : Humano
Mensajes : 238

Empleo : Florista

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 8 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.