Últimos temas
» The Enchanted Forest {Once Upon a Time ROL}
Lun Abr 13, 2015 7:09 pm por Alawen Lannister

» Reservas y Denuncias de físicos
Lun Abr 13, 2015 7:04 pm por Alawen Lannister

» Peticiones de rol
Jue Oct 23, 2014 3:34 pm por Elisabeth Light

» Breanainn Ó Scathach
Dom Oct 19, 2014 1:19 pm por Administrador

» Beyond the sea afiliacion | Afiliacion elite
Sáb Oct 18, 2014 12:09 pm por Afiliado

» Reglas Generales y Manual de Rol
Vie Oct 17, 2014 11:16 pm por Angra

» The Lightbringer
Dom Oct 12, 2014 2:06 pm por Administrador

» Anzus
Vie Ago 22, 2014 11:30 pm por Afiliado

» Arkham City {Afiliación Normal}
Jue Ago 21, 2014 9:47 pm por Afiliado

» Asómese quien pueda
Sáb Jul 26, 2014 6:47 pm por Jack Frost


Pokémon ÁmbarPain Killer




contador de visitas
Contador de visitas


Abrasadora pesadilla

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Lun Mar 07, 2011 6:06 pm

Esa no era una buena noche, el rey había perdido el sueño y le costaba mucho conciliarlo. Ya había mandado a la ladrona a esa peligrosa misión. ¿Sería demasiado para ella? Debía serlo, iba en busca de dos vampiros peligrosos. Por alguna razón este pensamiento le había quedado dando vueltas en su cabeza, y hacía dos horas que no podía dormir. La inquietud por el desvelo le provocaba sudar profusamente en su cama. Todo este asunto le ponía de un mal humor atroz, tan así que terminó chamuscando sus sábanas en un arrebato de impotencia. - MALDITA SEA!- Farfulló sentándose en la cama. Perder el sueño le ponía de muy mal humor.

Se levantó ignorando el desastre de la cama y llamó al único sirviente que se quedaba despierto toda la noche, el sereno Balthazaar. Un anciano de estatura pequeña, con tanto pelo que apenas podía verse su expresión en el rostro. Nunca decía una palabra pero cumplía con eficacia todos los mandados. El sereno golpeó la puerta de la habitación y entró tranquilamente, a paso lento

El rey le pidió que le cambiara la sábanas mientras bajaba hacia la cocina. Cuando dejó al sirviente en su cuarto con las sábanas nuevas, Gilgamesh bajó las escaleras hasta toparse con un armario donde solían guardar hierbas y brebajes para diferentes ocasiones. Como todos esos asuntos se los dejaba a sus sirvientes, no sabía bien si utilizarlas, pero ya era tarde y no quería perder el tiempo. Abrió el armario, buscó y encontró un pequeño frasco con una hoja de una extraña planta dibujada en el medio. Según la inscripción, servía para conciliar el sueño. Lo que el rey no leyó es que mas que un sueño profundo, provocaba algunas alucinaciones mientras la persona duerme.
Sin mas, lo bebió, volvió a subir a su cuarto y envió a Balthazaar a regresar el frasco a su lugar. La cama ya estaba lista, por lo que cerró la puerta y volvió a intentar dormir. Se acercó a la cama, se acostó y no pasaron ni diez minutos que el rey ya estaba durmiendo.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


En ese mismo instante, Gilgamesh abrió los ojos. No tenía sueño, ni estaba cansado. Tampoco estaba sudado. Se miró confundido y aún llevaba la ropa que usaba para dormir, una camiseta negra de mangas largas, con un pantalón negro del mismo color. Miró la cama, estaba deshecha... no entendía que había pasado, solo que apenas hace un momento había caído dormido. No entendía bien lo que ocurría, pero no tenía ganas de seguir acostado. Se puso de pie y así como estaba, descalzo, salió de la habitación. En el castillo no había nadie, estaba vacío. Ni siquiera Balthazaar se encontraba, quien jamás había faltado ni un solo día. Era demasiado extraño. Mientras caminaba por los pasillos, un gato se cruzó por delante... El rey se sobresaltó, pero luego se tranquilizó y miró el lugar por donde se había ido, con muchas dudas. ¿Un gato en su castillo? Eso era imposible...
Caminó de forma lenta y pausada, mirando todo a su alrededor como si no lo reconociera, sabía que algo estaba diferente en el ambiente... Al final, llegó a la puerta que daba al salón principal. La abrió y se quedó en el umbral unos segundos. Obviamente también estaba vacío. Su trono resplandecía en lo alto, como siempre. Caminó hacia él como si algo lo impulsara a hacerlo, y así como estaba, se sentó. Era raro ver al rey en su trono sin su armadura, pero ya estaban pasando cosas muy raras. Se quedó allí, sentado sin comprender, como si esperase que sucediera algo.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Lun Mar 07, 2011 6:29 pm

Un puñetazo a la pared. Es lo que había hecho nada más llegar a su casa aquella misma noche en la que había visto su hermana, recorrido todo el castillo y no encontrar a nadie. También había pasado algo.. Bueno, daba igual no quería pensar en ello. Otro puñetazo a la pared ahora mucho más fuerte, haciéndole poner una mueca en sus labios. Agarró los cojines del sillón con fuerza y los lanzó no importa donde de la casa, chocando uno con los adornos de encima de la chimenea y haciendo que cayesen al suelo mientras el otro había chocado en el cristal de la ventana. Otro grito había salido de sus labios. Estaba harta, muy enfadada y no podía remediarlo. En ese momento quería volver a salir y peinar todo el reino hasta encontrar a ese desgraciado, pero sabía que sería en vano... ¡Sin embargo no perdía nada por intentarlo! Cayó al suelo nuevamente, de rodillas y se llevó las manos a la cabeza. No podía creerse lo que estaba pasando, simplemente no se lo podía creer en absoluto. Después de tanto tiempo, después de tanto puto tiempo se la había arracando de sus manos, de sus brazos. No podía perdonárselo, ¡no podría jamás perdonárselo! Le odiaba con todo su corazón. Su puño golpeó ahora el suelo notando como una astilla de madera se le clavaba directamente. Una lágrima salió de sus ojos y recorrió sus mejillas cayendo luego la gota al suelo. Se miró la mano y se quitó la astilla con los dientes para luego ponerse en pie totalmente derrumba y coger rumbo a la cocina para prepararse algo que de verdad pudiese calmarle... Alguna bebida diseñada por su hermana. Su hermana, otra vez. Un suspiro salió de sus labios chocando contra el silencio para luego volver a romperlo con el sonido de los cacharros. Se preparó una especie de tila pero con mucha más dosis relajante además de un pequeño somnifero. Mañana, mañana sería otro día y podría ir de nuevo al castillo pero para ello, este día debía acabar y cuanto antes. Tras tomárselo, se largó hacia su habitación y se tumbó en la cama, boca arriba y con una de sus antebrazos, el derecho, sobre su frente quedando en una posición totalmente relajada, aunque destapada... Quizás cogiese frío. Cerró los ojos durante unos segundos, respirando hondo y finalmente, acabó dormida.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Allí estaba, frente a las puertas de palacio. Miraba con el ceño fruncido hacia el lugar y los puños totalmente cerrados. Notó un peso mayor en uno de ellos y al mirarse, comprobó que tenía la pulsera que el rey le había dado puesta. ¿Por qué cojones la tenía puesta? Intentó quitársela de malas maneras pero finalmente no pudo, seguramente tendría un cierre estúpido y raro. Eso incrementaba su odio... ¿Por qué estaba aún parada? Estaba totalmente lista y por ello comenzó a caminar de manera brusca hacia el interior de palacio. No había nadie, le parecía extraño que no hubiesen guardias, pero mejor para ella... Muchísimo mejor para ella, es más, era perfecto. Siguió caminando totalmente enfurecida y antes de entrar al salón se quedó algo pensativa. Sus pasos se habían frenado de golpe. ¿Qué le habría hecho? Estaba segura de que él lo sabía, él sabía que era su hermana y por ello se la había querido llevar de su lado, estaba más que convencida. Sus ojos comenzaron a tornarse algo más fuerte, quizás con tono rojizo mientras un calor fue notable. Respiró hondo para evitar eso y entonces el calor descendió a temperatura normal, sin embargo, sus ojos no, seguían algo más rojizos del habitual color miel suave.

Al entrar al salón, le vió, sentado en su estúpido trono... Como siempre. Entonces de pronto sintió un sentimiento totalmente... Era indescriptible, pero quería... Quería vengarse totalmente. Quería sentir la cabeza del rey bajo su pie derecho, quería ver como una de sus dagas se le clavaba en la frente, como su garganta era apretada por sus manos poco a poco y de forma lenta mientras su ceño se fruncía. Levantó la vista durante unos segundos y entonces volvió a bajarla comenzando a caminar hacia él. Seguramente él rey la vería, pero no sabría lo que pasaba claro... Pensaría que ella iba a ir a verle.. La verdad es que no recordaba el camino hacia el trono tan largo pero finalmente llegó, parándose justo antes de los pequeños peldaños. Sin embargo, pronto comenzó a subirlos y entonces comenzó a acercarse a él hasta quedarse justo en frente. Levantó la vista y sonrió muy suavemente... Posando ambas manos sobre sus hombros y ejerciendo una pequeña presión como si fuera un masaje... Sin embargo, sus manos se aproximaron hacia su cuello.. Comenzando a apretar éste más y más... Con total perversidad y deseo de muerte. Su sonrisa había cambiado por completo y su ceño no podía permanecer más fruncido.


- Muere.... - susurró...



avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Lun Mar 07, 2011 6:55 pm

Gilgamesh seguía sentado en silencio en su trono. El mas absoluto silencio reinaba en el salón, pero se vio interrumpido por pasos... un sonido de... patas. Un gato entró caminando al salón, era el mismo gato que se cruzó por los pasillo, ¿que hacía ahí? ¿por qué iba hacia el rey? Era muy extraño, él no tenía gatos... Lo miró extrañado, sin comprender, como el gato se acercaba. Mientras tanto, notó algo en su muñeca, una molestia... se miró y se sorprendió al ver un brazalete, era uno muy similar al que le había dado al a ladrona. Siempre lo llevaba puesto, para poder llamarla cuando quisiera. Pero por la noche, se quitaba la pulsera, por eso no podía comprender por qué la llevaba puesta en ese momento ¿Se le habría olvidado? No... Olvidó al gato por un segundo y lo perdió de vista. De pronto sintió algo en el cuello... una especie de presión extraña y un toque en sus hombros. Todo era demasiado extraño... Rápidamente, el rey llevó las manos a su cuello para quitarse esa opresión invisible, pero inmediatamente apareció de un momento a otro, de pie. De pie en el medio del salón ¿QUÉ? ... Gilgamesh estaba de pie en el medio del salón, cuando hace un segundo estaba sentado en su trono. Se volteó con un escalofrío que le corrió por la espalda y observó el trono que tenía detrás, a varios pasos de su posición. Aún estaba allí... Se podía ver a él mismo sentado, y a.... a la ladrona... atacándolo... ¿Por qué? Habían quedado en buenos términos según tenía entendido... Pero... era imposible, que estuviera en dos lugares al mismo tiempo. Se intentó acercar... no sabía si para detener a la chica, para averiguar quien era ese impostor, o para averiguar por qué la chica lo estaba atacando, no lo sabía, simplemente se acercó. Dio tres pasos y la figura de su otro yo se fue nublando hasta desaparecer, pero Ghatta quedó en el mismo lugar, sola, de pie junto al trono, y Gilgamesh debajo.

Algo andaba muy, muy mal.

Unas palabras resonaron en su cabeza, pero parecían resonar en todo el lugar. - Muere, muere, muere, muere, muere, muere, muere, muere, muere, muere.- El rey se agarró la cabeza y se sacudió, como si eso ahuyentara esas palabras acosadoras. - Que... ¿Que quieres? ¿Que estás haciendo?- Le preguntó a la ladrona, confundido. En ese momento, observó que también llevaba el brazalete puesto. El gato ya no estaba y el rey comenzaba a perturbarse por el asunto. Tenía muchas dudas en ese momento, pero las mas importantes eran que hacía esa chica en ese lugar y en ese momento, y porqué le dijo "muere".
Con el fin de no mostrarse débil y confundido, frunció el ceño de manera forzada y se acercó a paso tembloroso, pretendiendo firmeza. Subió los peldaños hasta estar cara a cara con ella, confrontándola.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Lun Mar 07, 2011 7:08 pm

Por fin.. Por fin sentía esa garganta hundirse bajo sus manos. Seguía apretándola con auténtico cuando de pronto, tras cerrar los ojos suavemente notó... O más bien no notó, absolutamente nada. ¿Cómo era eso posible? Abrió los ojos pues se había dejado llevar totalmente por la sensación de notar como moría en sus manos que había descuidado a su presa y ahora se había escapado. ¿El cómo lo había hecho? Le creía capaz de todo, seguramente algún tipo de brujería estúpida, pero no podría con ella no señor... Respiró hondo y se miró las manos, las cuales tenían como rastros de sangre, ¿pero por qué? Si no le había tocado.. Sin embargo, de pronto desaparecieron, era como si se hubiesen incrustado en su propia piel para luego desaparecer.

Cuando oyó la voz del rey se dio la vuelta de forma lenta, muy lenta... La verdad es que sentía su cuerpo totalmente pesado, y sentía que si el rey echaba a correr, ella tropezaría intentando alcanzarle y se caería de bruces contra el suelo. Sin embargo el rey no se había ido corriendo... Le preguntó que qué quería, que qué estaba haciendo.. ¿Acaso no era obvio? Frunció el ceño mirándole y entonces desvió su vista hacia el cuello, en el cual se habían quedado las marcas de sus uñas. Dejó que el fleco ocultara su vista creando una pequeña sombra por estar mirando hacia abajo y de un gesto rápido agarró al rey por el cuello de la camisa, de color negro y la acercó hacia ella.


- ¿Acaso no está claro..? Pagarte con la misma moneda... - dijo en un tono sádico.

Rió de forma malévola.. No comprendía lo que le estaba pasando pero se ponía así sólo cuando tocaban algo que entre comillas le pertenecía o amaba más que a nada en el mundo.


- ¿Dónde está..? ¿Qué le has hecho..?



avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Lun Mar 07, 2011 7:31 pm

El rey casi retrocede un paso ante la furia de la joven. Arqueó una ceja y la miró. - ¿Que mierda te ocurre?- Le preguntó pensando en sus palabras. Esas palabras... las había oído antes, muchas, muchas veces. De familiares de personas que morían en sus manos... aunque en una batalla sea normal, las almas de los muertos lo atormentaban en sueños y las familias y seres queridos buscaban la venganza entre los vivos. ¿Que significaba eso? ¿Habría asesinado a algún pariente suyo sin saberlo? Sería muy extraño... Para responderle, le agarró de la ropa de igual manera y apretó los dientes. - No, no está claro. ¿Que te he hecho? No se a quien te refieres, no le he hecho nada a nadie, mujer!- Se defendió gritando. ¿quién se creía?

Al oír su risa un escalofrío le corrió por la espalda... no era la misma... será un demonio que adoptó su forma? ¿Algún alma en pena atormentándolo? Retrocedió dos pasos hacia atrás, soltándose de su agarre, y en ese momento notó algo que tocaba su cuello. Se palpó el cuello con los dedos y exclamó un sonido al notar que tenía puesto un collar... el collar de Ghatta, el cual tenía la G grabada dentro de un corazón. Nunca jamás se lo puso... ¿Como era posible?
Sin comprender, se lo quitó rápidamente y extendió la mano con el collar colgando, para poder verlo mejor. Sin dudas, era el mismo. Pero... ¿De alguna manera podría relacionarse el collar con el estado de locura de la ladrona?

Realmente no entendía de que iba, nunca la había visto así... Temió que Ghatta viera el collar, se pondría como loca, por lo que lo guardó debajo de su camiseta.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Lun Mar 07, 2011 7:42 pm

Cuando el rey la agarró de igual forma, no pudo sino burlarse e intentar nuevamente asfixiarle, pero... En vano. El rey se había apartado nuevamente de ella aunque con pasos algo lentos, comenzó a caminar nuevamente hacia a él, con una furia infinita, mirándole de igual manera mientras le veía hacer movimientos rápidos. ¿Qué tenía entre sus manos? ¿Qué cojones era eso? Se llevó la mano rápidamente a su cuello y entonces no palpó nada.. No estaba, no estaba, no estaba... ¡Su collar! No estaba su collar.. Lo mataba, le iba a matar. Se quedó agarrándose la camisa fuertemente justo por esa zona, creando una gran arruga que acabó por ser totalmente abrasada, creando un agujero justo en esa zona, por encima del pecho. Miró hacia abajo y su mano, ¿qué eran esos restos de carbón?

- Devuélveme las dos cosas más importantes de mi vida... - susurró mirándole.

Siguió acercándose.


- Devuélveme a mi hermana... Y mi collar.

¿Por qué preguntaba cosas estúpidas? Él sabía perfectamente lo que había hecho y no había hecho.. El día de San Valentín, hubiese sido perfecto para Ghatta.. Aquella cabellera violeta era demasiado reconocible para ella, su aroma su todo.. Si no hubiese estallado aquella bomba de pimienta, seguramente la hubiese podido atrapar antes por su característico olor... Pero no, el maldito bastardo se la había llevado de su lado.. No podía consentirlo, tenía que saber donde estaba... ¡YA!


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Lun Mar 07, 2011 8:14 pm

Ya era demasiado tarde, la ladrona había notado el collar... Gilgamesh se sonrojó un poco al ver que había quemado justo la parte de su pecho, y ahora el escote era mas abierto. Encima pensaba en tonterías, con el problema que tenía en sus manos... Por un momento se sintió sobrecogido ante la carga de las palabras que pronunciaba Ghatta... se notaba que le inyectaba un sentimiento sin igual, uno que el rey no conocía. Por un segundo pensó que habían vuelto al pasado, cuando en su primer encuentro la ladrona le reclamaba las mismas cosas.

El collar no tenía idea de como apareció en su cuello, era el collar de Ghatta... El de Leonna, que tenía antes, ya no lo tenía... y en su lugar había aparecido este? Pero a su hermana... no le había hecho nada. No sabía de ella... La había dejado en el bosque a su libre albedrío.

Gilgamesh quiso arrancar el collar de su cuello para darle el gusto, pero no pudo. Utilizó toda su fuerza, pero no pudo hacerlo, no pudo quitarse el collar. - Tsk... maldición... ¿Por qué crees que le haría daño a tu hermana? Yo no se donde está, no le he hecho nada.- Dijo defendiéndose de esas acusaciones falsas.
Cuando la vio acercarse, hizo lo mismo, hasta quedar cara a cara. - No se que te hace pensar que yo la tengo... ¿Quien te crees que soy? Yo nunca...- Se detuvo un segundo, pues estaba a punto de decir algo que nunca pensó en decir, y no quería hacerlo...- nunca le haría... daño.- Concluyó desviando la mirada, fastidiado.


Última edición por Gilgamesh el Mar Mar 08, 2011 4:36 am, editado 1 vez


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Lun Mar 07, 2011 8:33 pm

- Tsk... maldición... ¿Por qué crees que le haría daño a tu hermana? Yo no se donde está, no le he hecho nada.

Encima... ¿Encima pretendía mentirle? Ella lo había visto, ¡se la habían llevado los guardias! Al igual que hicieron con Ghatta la primera vez cuando la arrastraron hacia palacio por un crimen que no había cometido en ningún momento. Chasqueó ella también la lengua cuando vió como comenzaba también a acercarse hacia a ella. ¿Qué pretendía? ¿Intimidarla? Pues la llevaba clara... Otra sonrisa, ésta más bien despiadada se dibujó ahora en sus labios. No iba a echarse a atrás, le había agradado en cierto modo sentir como estrujaba su cuello que de pronto se había vuelto fino para ella.

Cuando pronunció sus siguientes palabras frunció el ceño y pegó su frente contra la del chico con un fuerte golpe que le había dolido, pero seguramente a él también. Agarró nuevamente su cuello pero no lo apretó, era como para asegurarse de que lo tenía ahí, de que el rey no se iba a mover de ahí mágicamente..


- Mentira... Una sucia mentira, digna de ti - comentó - Yo lo vi con mis propios ojos.. Vi como tus estúpidos guardias se la llevaban de la fiesta... ¿Qué coño querías de ella? ¡¿QUÉ LE HAS HECHO!? - gritó haciéndole presión sin darse cuenta.

Tenía el ceño aún muy fruncido, pero no lo podía remediar.. Le odiaba con toda su alma. Él había jugado con ella desde el principio, primero sin devolverle el collar de su hermana e imponiéndole un castigo, que era trabajar para él. Luego, había aprovechado para joderle uno de sus primeros bailes o más bien obligarle a bailar con él.. Cierto que no bailaba mal, pero ¡no lo quería joder! También había tenido que ir en nombre de Seth, a defender sus derechos como persona y aceptar el encargo del maldito, yendo de buenas.. Pero ahora, después de creerse que después de todo tenía un coranzoncito.. ¡Se la había vuelto a jugar! ¡Le había tomado el pelo! Y eso no podía permitirlo..



avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Mar Mar 08, 2011 1:55 am

Retrocedió un poco por el golpe, que por alguna razón no sintió, como si tuviera la frente dormida o algo así. Sin embargo, rápidamente volvió para no perder "su lugar". Pegó su frente a la de ella e hizo fuerza hacia el otro lado, empujándose ambos con la frente.

Sintió como lo agarraba del cuello una vez mas, pero no hizo nada. Quería retarla, desafiarla a que lo haga, o mas bien demostrar que podía resistir como un hombre. Sus palabras a los gritos hacían que un poco de saliva saliera de su boca hacia la cara del rey, estaba furiosa.
- Sucias mentiras saldrán de tu boca!!! Primero que nunca ordené nada así. Segundo que NO conocía a tu hermana. No me acuses sin comprobar las cosas, arpía! Ella vino a mi sin mi consentimiento, lo que hayan hecho o no los guardias, fue a mis espaldas.- Trató de explicar en el mismo tono de voz, para no quedar a menos.

Sintió la presión en el cuello, pero para desafiarla, se mantuvo en su lugar, dándole a entender que no se movería por nada. Apretaba los dientes y fruncía el ceño con fastidio por la falsa acusación, pero en el fondo se dio cuenta que quizás había sido rudo llamándola así, nunca le había dicho esa palabra a ninguna mujer y se sentía raro. - A ver si me crees de una puta vez!


Última edición por Gilgamesh el Mar Mar 08, 2011 4:34 am, editado 1 vez


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Mar Mar 08, 2011 2:14 am

Nada más oir el insulto.. Le dio un bofetón. De los fuertes además, de esos que te dejan la cara hacia un lado. Su respiración se había agitado bastante. ¡Mentira! Cierto era que Leonna respetaba lo real, no como ella... Pero, ¿para qué querría ir a verle? ¿Que los guardias lo habían hecho sin su consentimiento? Eso no era muy lógico, nadie, normalmente, se atrevía a mover un solo dedo si no era bajo su orden. Era mucha casualidad que de pronto lo hubiesen hecho sin sus órdenes. ¡Y arpía lo será su madre! Se quedó mirándole y entonces se giró en un gesto brusco y comenzó a medio caminar por el lugar totalmente pensativa pero aún muy cabreada pues le miraba de forma amenzante de vez en cuando.

- ¡Amarguémosle la existencia a Ghatta! - espetó alzando los brazos - Si ese es tu plan, ¡lo haces de puta madre!

Volvió a girarse. Del cabreo que tenía, no se había dado cuenta la verdad pero bueno.. No importaba, quizás él sí que se diera cuenta de aquel detalle. Suspiró y se llevó una mano al mentón. ¿De qué cojones habrían hablado? ¿Por qué Leonna había sido mandada a él? Frunció el ceño y se giró de nuevo hacia él.

- ¿De qué hablaron? ¿Dónde está? Dime lo que sepas, joder... - casi ordenó - Llevo.. Llevo como dos años sin saber nada de ella.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Mar Mar 08, 2011 3:45 am

Recibió de lleno el bofetón que no se esperaba. Quedó unos segundos con la cara de lado y los ojos bien abiertos, y la mejilla totalmente roja. Para suerte de la ladrona, estaba mas sorprendido que enfadado. A pesar del golpe, una vez mas sentía un dolor, pero no era el dolor de la mejilla... era otra cosa. En la mejilla no sentía nada, era como si estuviese dormida... la misma sensación. Luego mientas recuperaba la compostura, la chica dijo unas palabras y comenzó a caminar por el lugar.

Al principio no se había percatado del detalle, sino que estuvo a punto de replicar todas sus otras palabras, pero luego cayó en la cuenta y sus palabras se amontonaron en su boca. - E..............- Salió un sonido pero nada mas pudo decir. Se quedó un momento con una cara imposible de describir, con la boca abierta y la ceja arqueada. La miraba refunfuñar y caminar por el lugar.

¿Estaba hablando de sí misma?... Ella ... ella.... ¿Dijo su nombre? Lo dijo... El rey actuó como si no hubiese escuchado nada y frunció el ceño con expresión de no estar de acuerdo con sus palabras... ¿Su plan de amargarle la existencia? ¿Pero que decía esta loca? Comenzó a pensar de nuevo si se trataba de la verdadera mujer, la que conocía, o si era un demonio disfrazado para matarlo.

La siguió con la mirada hasta que se detuvo y lo encaró, preguntándole de forma terminante. Al oír eso, casi se pone a reprochar que no le grite ni le ordene, que no era nadie para hablarle de ese modo, pero sus últimas palabras fueron un balde de agua helada que enfriaron al ardiente hombre. Su expresión y semblante se suavizaron, sus ojos se entrecerraron un poco y bajó sus brazos, que los estaba levantando en señal de queja.
Sus ganas de reclamarle el mal modo de hablar se comenzaron a apagar. Quizás... ¿Podría entenderla? Él no conocía ese sentimiento. Quizás era peor tener a una persona amada y no verla por dos años, que no haber tenido nunca a nadie. Gilgamesh nunca tuvo el peligro de alejarse de alguien, pues nunca tuvo a nadie cerca... Y asociaba un poco sus situaciones.

De pronto, al ser un sueño, algunas lagunas se generaban en la mente de Gilgamesh, y veía sus recuerdos nublados y sin contenido. A veces solo se le aparecía él y Leonna, pero en un fondo blanco. Al mismo tiempo, a causa de eso, sus palabras salían sin explicación de un modo entrecortado para los oídos de ambos.

- Ella... bosque... segura... hablamos de... y de... - De a poco, las palabras del rey iban volviéndose unidas y claras, hasta volver a formar una conversación normal. Él no podía controlar eso. Si quería volver a hablar del mismo tema, pasaría lo mismo. Solo podía decir cosas que no estaban "dañadas" en su sueño. - La he tratado mas que bien, y lo que hemos hecho... no te incumbe. Nada de esa información te serviría.- Concluyó con una mirada sincera, sin intención de crisparla. Era verdad, y no tenía intenciones de revelar lo que hizo.

Luego se puso pensativo y desvió la mirada... - Así que Ghatta...


Última edición por Gilgamesh el Mar Mar 08, 2011 4:36 am, editado 1 vez


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Mar Mar 08, 2011 4:04 am

Unas palabras sin sentido comenzaron a salir de la boca del rey. Ghatta arqueó una ceja pero permaneció mirándole. ¿Acaso se le había roto la lengua ahora? Suspiró nuevamente ante sus palabras. ¿Que no le incumbía? ¿Que no le incumbía algo sobre su propia hermana? No llegó a escuchar las últimas palabras del rey pues pronto los pasos de Ghatta se aceleraron hasta él hasta cogerle por el cuello de la camisa de una manera muy brutal. ¿Cómo no iba a ser asunto suyo...? ¿Cómo no iba a ser asunto suyo algo que tuviese que ver con su hermana desaparecida? De pronto, los ojos de Ghatta comenzaron a ponerse rojos, pero no de furia.. Era, ese rojo que se te pone cuanto cortas cebolla.. O cuando vas a llorar.

- ¡No tienes ni puta idea! ¿Cómo no va a ser de mi incumbencia la primera noticia que tengo de mi hermana? - espetó sin fuerzas - ¿Me lo quieres.. explicar? - acabó con un susurro.

Le soltó de la misma manera que le había agarrado y aprovechó para arrancarle su propio collar, el cual metió en su bolsillo inmediatamente. No le volvió a mirar y se dió la vuelta, no quería mirarle no quería saber nada de él. No sabía por qué pero quería irse de allí, quería largarse de ese puto salón.

Sin mediar más palabra comenzó a andar hacia la salida. Iba a buscar a su hermana... ¡Iba a hacerlo!






avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Mar Mar 08, 2011 4:31 am

El rey cada vez se sorprendía mas por las reacciones desaforadas de la chica. Estaba fuera de sí, mas que nunca... su hermana le provocaba todo esto... ¿Que era ese sentimiento? ¿Por qué no podía sentirlo? ¿Por qué esas cosas le llegaban y no le llegaba el dolor físico? Notó los ojos de la ladrona y se preguntó a que se debían... él no recordaba haber llorado jamás. No se lo permitía. ¿Tan importante era para ella? ¿De verdad saldría agua de sus ojos? De alguien como ella?? Todo eso parecía.... parecía un sueño.

- Bueno! Tranquilízate... como quieras- Dijo algo abrumado por la ferocidad nunca antes vista de la chica. Estaba a la defensiva, incluso se arqueó un poco hacia atrás. Se había dejado agarrar por el cuello de la camisa solo para no alimentar el fuego de esa mujer. Era intimidante en cierto punto. Una mujer enfadada era de temer... pero una mujer enfadada de preocupación, tristeza y amor al borde del llanto era... era algo con lo que no se debía jugar.
De pronto, notó como le arrancaba el collar del cuello con facilidad.... ¿QUÉ? Él había probado hacerlo con todas sus fuerzas, varias veces, y el collar no cedió ni un ápice de su cuello... y ahora ella lo había arrancado como si nada.
Al darse la vuelta, y apenas el colla se separó de su cuello, el collar de Leonna, el otro de la dupla, había aparecido en su mano. Pero era confuso, parecía transparente, una nube. Como un residuo de algo que estaba pero ahora ya no. Y efectivamente, Gilgamesh ya no tenía el collar de Leonna en su poder, el que tanto quería recuperar Ghatta...
La vio marcharse confundido, después de todo el alboroto que había armado... Definitivamente no estaba pensando con claridad, pues aún no sabía nada de ella.

- Espera.... Bien... no es nada que te sirva... Me enseñó algo que ella sabía, un arte.- Le daba algo de vergüenza admitir tal cosa. El rey de por sí debía saberlo todo. Era una humillación que alguien le enseñase algo. Luego trató de repetirle lo que habían hablado, pero una vez mas salieron palabras entrecortadas. Al menos salía una palabra clave, que era el paradero de Leonna, pero seguramente ya dejó ese lugar. El rey se quedó un momento en silencio y caminó hacia ella, con el ceño fruncido. La tomó por un hombro y la volteó con firmeza para que se miraran a los ojos. Con una mirada penetrante, directo a las orbes color miel de la chica, le dijo con seguridad.

- No le he hecho nada... ¿entiendes? No mato a todo el mundo que me cruzo, como tu piensas de mi.- La siguió mirando a los ojos, como pidiéndole que se deje de tonterías y que confíe en él. Ya debía cargar con suficientes cosas.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Mar Mar 08, 2011 12:52 pm

¿Que se tranquilizara? En fin, como se notaba que jamás había tenido a nadie cercano junto a él, a la ladrona no le extraba nada con lo... Arrogante que podía llegar a ser. Gilgamesh caminó hasta pararla, cogiéndola del hombro y girándola. ¿Qué quería? ¿Seguir burlándose? Ella no tenía tiempo que perder, tenía que ir a buscarla como fuera que fuese y quería hacerlo ya. Sus palabras le chocaron un poco... ¿Su arte? Ghatta, no sabía que su gran hermanita se había convertido finalmente en toda una auténtica y experta druida. Hacía tanto tiempo que no la había visto, que desconocía por completo sus nuevos artes. De pronto, sintió un pinchazo en el corazón, no por la mirada del maldito rey, sino por la impotencia que acababa de sentir al darse cuenta que otra persona sabía más de su hermana que ella misma...

La siguiente mirada del chico la desconcertó y su agarre también, ahora que se había dado cuenta de él. ¿Por qué la miraba así? Con esa mirada... Con esa mirada tan normal a pesar de ser rojiza cual demonio. Parecía querer que confiara en sus palabras pero es que ella.. Ella no confiaba en nadie nunca, no podía, no le salía. Había dos personas que extramente habían indagado en ella de manera increible y no sabía como habían logrado romper ese muro tan inquebrantable para ella... Seth, Firenze. ¿Dónde estarían? Negó con la cabeza suavemente para quitarse esos pensamientos ahora de la cabeza.


- Ya bueno.. Lo que tú digas.

Era lo más parecido a un "te creo" que iba a salir de sus labios, de eso había que estar seguro. Ella no decía palabras como "gracias, perdón, lo siento, te creo, confío en ti..." y todas esas cosas. Normalmente las podía pensar, pero de sus labios no salía... O por lo menos, no normalmente todos somos humanos. Lo que ocurría es que con los chicos eso no salía tan fácilmente, sin embargo con las chicas era casi automático.

- Yo... Yo tengo que ir a buscarla. - dijo, desviando su mirada, triste.



avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Mar Mar 08, 2011 11:56 pm

- No tiene sentido salir ahora, no sabes donde está en este momento.- Dijo calmado, buscando su mirada que había desviado. A los ojos de Gilgamesh, las puertas del salón parecían muy lejanas, mas de lo usual, y cualquier paso que daría hacia alguna de ellas, éstas se alejarían. Parecía como si en la mente de Gilgamesh, solo cabía el recuerdo del salón en ese momento. ¿Pasaría lo mismo en la cabeza de la gata?

Aún la tenía agarrada por los hombros, y la sacudió un poco, solo para que le prestara atención. - Tranquilízate de una vez... se que es difícil, pero nada ganarás así.- El rey se sorprendió de sus propias palabras, usualmente no diría algo así, jamás, a nadie. Pero la veía tan perturbada que algo tenía que hacer. Incluso por un momento se le pasó fugazmente por la cabeza la idea de que no sería difícil para un rey ubicar a una persona. Pero... ¿Lo haría? No tenía por qué hacerlo. Al fin y al cabo ¿Que tenía que ver él en el asunto? No era nada de esa mujer, no le había dado nada a cambio de su ayuda. Pero, aunque él no lo supo en ese momento, la inesperada realidad era que ya lo había hecho, ya le había brindado su ayuda.

De pronto, ese recuerdo pasó por su mente. Se le apareció claro como el agua, por unos segundos, y luego desapareció. Sus ojos se abrieron de par en par, y miró a Ghatta a los ojos. Ni él podía creer lo que había visto. Parecía una ilusión... Lo que Gilgamesh no sabía era que él mismo estaba en un sueño, y estaba imaginando lo que fue la realidad.
Le tomó del mentón a la ladrona y le guió la cara para que lo mirase. Sus ojos rojos atravesaron los de ella, los cuales ahora podía ver claramente rojos y al borde del llanto. Sus facciones nuevamente se suavizaron y serenaron, como si transmitiese calidez. Por una fracción de segundo le vino a la mente la idea de que rodear la espalda de ella con sus brazos sería una acción eficaz para aliviarla. ¿QUÉ? ¿Que era eso? Parecía sin duda que el cuerpo humano tenía una memoria motriz, que aún no habiéndolo hecho nunca, daba a entender que ese gesto era significativo. ¿Rodearla con los brazos? Intentó amagar a hacerlo, pero estaba duro y paralizado. Simplemente continuó sosteniendo su mentón con una mano, la otra la levantó y la extendió temblorosamente en dirección a la cintura de ella, sin llegar a tocarla. - Creo que ella será la que te busque a ti, y te encontrará. Algo me lo dice. ¿Ya puedes calmarte y quitar esa cara?- Preguntó esto último casi como un pedido o un ruego. - Es preciso que te quedes aquí...- Concluyó. Quizás en sueños las personas se hacían mas humanas...


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Miér Mar 09, 2011 12:34 am

Seguía tan sumisa a sus pensamientos que había pasado por alto las primeras palabras de Gilgamesh. Por desgracia, sabía que tenía razón pero no quería creerle, ella podía encontrarle ¡claro que podría! Estaba demasiado metida en el tema, pensando demasiado, cuando de pronto la pequeña sacudida del rey la hizo entrar en si de nuevo sin embargo, sólo su cuerpo dio un pequeño espasmo mientras ella seguía con la vista desviada. Le dijo que se tranquilizara... ¿Por qué le estaba diciendo eso? ¿Por qué la estaba tratando así? Le estaba poniendo nerviosa, normalmente el rey no era así.. Alzó una ceja durante unos instantes algo pensativa. Cierto, desde el principio él había reaccionado a cada cosa de forma distinta cuando por ejemplo, si Ghatta hubiese intentando matarle él directamente la hubiese carbonizado o algo por el estilo... De pronto, un suave gesto la desconcertó. El rey la agarró por le mentón de forma... ¿Dulce? E hizo que la ladrona le mirase.

- Creo que ella será la que te busque a ti, y te encontrará. Algo me lo dice. ¿Ya puedes calmarte y quitar esa cara? Es preciso que te quedes aquí...

Ghatta arqueó una ceja y entonces de manera brusca apartó su mano. ¿Quién se había creído? ¿Quién era este tipo? ¿Por qué la trataba así de pronto? Joder, qué desconcertante situación. Todo era demasiado pesado para ella... Era como si nada fuera real, ¿qué cojones estaba pasando? Le comenzó a doler la cabeza durante unos instantes y entonces frunció el ceño.

- No me toques. - dijo de pronto - No lo entiendes, debo buscarla, debo encontrarla.

Fue entonces cuando se dio la vuelta y comenzó a correr. Sus pies pesaban muchísimo era como si corriese peor de la habitual. No obstante, de pronto, unos barrotes comenzaron a brotar del suelo haciendo que Ghatta acelerara el paso de forma incrédula. La puerta de acceso había quedado cerrada completamente, no podía atravesar los barrotes y cuando se dio la vuelta para ver si quedaba salia por algún balcón, fue demasiado tarde, pues pronto otros aparecieron, quedando tanto el rey como ella en una especie de cárcel. De nuevo, se giró hacia los primeros barrotes y se agarró a ellos con una furia imperturbable que comenzaba a afectarle de verdad y muy seriamente. Ghatta volvía a tener esa mirada algo loca, ese odio, esa furia. ¿¡Había sido el rey!? Seguía agarrando los barrotes con tanta furia que comenzó a apretarlos, haciéndose casi daño pues eran puro hierro.

- ¡DÉJAME SALIR! - bramó.

De pronto, de la fuerza, del sentimiento, de la furia, del odio... El fuego la rodeó por completo haciendo que sus cabellos se moviesen de forma suave. Sus ropas estaban bien, su cuerpo estaba bien.. Todo estaba bien. ¿Qué estaba pasando? Ghatta se miró las manos completamente desconcertada pero entonces al comprobarlo, al sentir que había vivido esto antes volvió a pegarse contra los barrotes zarandeando estos con muchísima fuerza. No podía calmarse, por lo menos ella sola no..


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Miér Mar 09, 2011 1:41 am

El rey de alguna forma sentía el impulso de explotar también. De encender su fuego y abarcar todo el salón con él. Después de lo que había hecho... después de mostrarse así... ¿Como se había atrevido? ¿Como se atrevía a tratarlo así después de abrirse de esa manera? Pero por alguna razón que no comprendía, no actuó de esa manera por completo. El Gilgamesh del sueño parecía ser el inverso del real, pero el sueño era tan palpable que incluso parecía vivirlo.

Bajó la mirada apenado y algo... ¿triste? ¿Se sentía... triste? ¿Quién era ese doble del rey? Al Gilgamesh en pijamas le dolía en el pecho que la ladrona lo tratase así, luego de su buena voluntad. Al comienzo del sueño no era así, pero poco a poco se iba ablandando, se iba convirtiendo mas en el lado opuesto al real. En la realidad, lo mas seguro es que se hubiera volteado totalmente enfadado y alejándose de ella rápidamente, soltándole gritos y reproches. ¿A Ghatta le pasaría lo mismo en cuanto a su personalidad?

Acongojado, se dio la vuelta para dejarla hacer lo que quisiera, pero afectado por su actuar agresivo, cuando creía no merecerlo. Solo una cosa lo hizo voltearse nuevamente y fue el sonido de los barrotes cerrar todas las salidas del salón. Por alguna razón, le parecía de lo mas normal y lógico que eso sucediera, aunque en situaciones normales fuese una locura y un imposible.
- No me mires a mi, no tengo la culpa de todos tus males, como piensas.- Le recriminó de modo sereno y calmado. Ya no fruncía el ceño, sino que mantenía la expresión tranquila. Justo lo contrario de Ghatta.

Gilgamesh, a varios pasos de la chica, la miraba a lo lejos como zarandeaba los barrotes, y le llamó la atención un instante de fulgor anaranjado que la rodeó y se expandió por toda la sala. Su cabello pareció flotar por un segundo y luego todo desapareció. ¿Que fue eso? Se estaba saliendo de control... No había palabras que pudieran apaciguar su desesperación. El rey podría repetirle mil veces que realmente su hermana la buscaría a ella y la encontraría muy pronto. Lo sabía por la visión que tuvo, ese recuerdo vago. Pero no, eso no serviría aunque lo hiciera cientos de veces, no le llegaban las palabras. Suspiró resignado.

El hombre rubio del sueño, ya irreconocible que ni podía llamarse rey, decidió intentarlo una vez mas. Una vez mas... una vez mas... Palabras que retumbaban en todo el salón y que solo él podía oír. Se acercó lentamente. Ella seguía de espaldas a él, mirando y apretando los barrotes. Se acercó sigiloso, pero sin dudar. Una vez mas... Sin palabras, que ya éstas quedaron obsoletas. ¿Entonces ahora que hacía falta, un balde agua en su cabeza? No...

Sin mediar palabra, se acercó por detrás, sintiendo mucho calor a medida que se acercaba, cada vez mas... Cuando llegó a su espalda, ni lento ni perezoso pasó sus brazos por los lados de su cuello y los cruzó en el pecho de la chica, abrazándola por detrás fuertemente y estrechando su espalda contra el pecho del rubio. Acercó su cara al lado de la suya, desde el lado izquierdo, y cerró los ojos, tratando de pasarle un poco de su serenidad. El salón quedó en silencio a sus oídos, como si se hubiera quedado sordo.

Para el Gilgamesh dormido en la cama, parecía convertirse en una pesadilla.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Miér Mar 09, 2011 11:04 am

¿Que no le mirara a él? ¡Seguro que había sido culpa suya! Aunque ahora que lo pensaba aunque fuese un poco, si tanta culpa tenía estaría ahora riéndose de ella y ordenándole que volviese a su lado, sine mbargo no había hecho eso bajo ninguna circunstancia.. ¿Qué estaba haciendo? No podía permitirse el lujo de pensar en otra cosa que no fuera su hermana ahora mismo y por ello, siguió zarandeando los barrotes o por lo menos intentándolo. El fuego seguía ahí, alrededor de todo su cuerpo, sin dañarlos.. Sin embargo el suelo, el mármol, se estaba poniendo cada vez más negro... Pero le daba exactamente igual.

De pronto, unos brazos la rodearon por encima de su pecho para luego notar un estrechamiento entre la persona de atrás y ella misma. Sus ojos se abrieron como platos de pronto y su corazón ahora enfadado había comenzado a calmarse derrepente y a latir más rápidamente. ¿Qué estaba haciendo...? ¿Por qué la estaba abrazando? Ghatta continuaba con las manos en los barrotes cuando de pronto éstas dejaron de tener fuerza para quedarse inmóviles al lado del cuerpo de Ghatta, totalmente relajadas o más bien algo muertas. La mejilla derecha de Gilgamesh rozó la izquierda de la ladrona haciendo que sus pensamientos estuviesen aún más desconcertados que antes.

¿Por qué estaba haciendo eso? ¿Qué pretendía? Quizás calmarla.. Quizás hacerle entender que ahora mismo no había salida, por lo menos si se ponía de aquella forma. Sin embargo el corazón de Ghatta estaba totalmente destruído. Quería ver a su hermana y no lo había conseguido, quería volver a encontrar.. Y encima, ahora era más que seguro que se encontraba en las tierras de Arcadia, ya no había ninguna duda, y eso, la desesperaba más aún. Cerró los ojos durante unos segundos. El fuego ahora envolvía a los dos, aunque no por mucho tiempo pues pronto... Empezó a calmarse. No comprendía que es lo que intentaba el rey, pero la estaba poniendo nerviosa con tanto movimiento inesperado. Sus palabras, el cogerle por el mentón, ahora abrazarle... Sí, todo estaba muy raro.

Cuando se serenó, suspiró y con delicadeza se zafó de su agarre. Ya no era brusco como antes o de forma en la que el rey se pudiera sentir repudiado sino todo lo contrario. Lo que pasa es que no quería quedarse mucho tiempo abrazaba a él o más bien pegada... Le ponía nerviosa estar al lado de un chico, fuera quien fuese y más aún, si era... El estú.. El rey.


- Siento lo del suelo - masculló entre dientes.

De momento, no sabía qué decir.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Miér Mar 09, 2011 2:24 pm

Comenzaba a funcionar. La ladrona se comenzaba a calmar y el rubio se relajó, pues en lugar de rechazarlo, había reaccionado como quería. ¿Así que esa era la manera de consolar a una mujer? Estaba aprendiendo muchas cosas nuevas para él. Sí... una parte de él podía comprenderlo aunque no lo haya vivido, simplemente porque era una humano, y algunos comportamientos propios de esta raza están arraigados en lo mas profundo. Todos tienen un corazón, y hasta el rey mas frío, duro y orgullo tenía "algo" dentro de sí, y exteriorizarlo sería equivalente a hallar el tesoro mas valioso jamás imaginado, y así de difícil era.

Podía ver a Ghatta, podía hacerlo por dentro. Como si estuviera en un sueño, podía verla traslúcida a través de sus ojos. Por primera vez creía podía ver, entender y sentir lo que necesitaba otra persona, o como se siente. Y por mas Ghatta que fuera, necesitaba descargarse, llorar, quizás eso era lo que quería, lo que necesitaba... pero por su orgullo no se dejaba, o por estar frente al rey que tanto odiaba.
Una vez mas insistió acercándose y abrazándola, pero esta vez de frente. Apoyó la mano derecha en su cabeza y la guió hasta que se apoye en el pecho del rubio, como si se acostase allí. Comenzó a jugar con sus cabellos mientras que el brazo izquierdo lo pasó alrededor de su espalda. Si eso era lo que necesitaba, eso iba a darle, cualquier podía darse cuenta de algo tan evidente. Incluso él... o al menos esa persona rubia del sueño.

Está bien... no te preocupes... todo está bien... llora... llora cuanto necesites. Todos tienen una capa dura y gruesa por fuera, pero no puede durar para siempre- Esas palabras no las había pensado ni dicho, pero sonaban con la voz del rubio a través de todo el salón, haciendo eco en los rincones.
En ese momento olvidó todo lo que había vivido con ella, las agresiones y peleas, solo veía a una chica sufrir a montones por una persona querida. Si él tuviese una... estaría igual... ¿verdad? Pero no era el caso.

- Sabes que me importa un cuerno el suelo... Lo que me importa en este momento es... eres... tu- Susurró bajando el tono al final, mientras continuaba conteniendo a la muchacha.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Miér Mar 09, 2011 2:42 pm

Creyó que por fin se había zafado de su agarre, que ya esa actitud extraña habría pasado y que ahora le echaría una bronca sobre su precioso suelo en mármol. Pero contra todo pronóstico, el rey no hizo para nada eso... Reaccionó de una forma que hizo que Ghatta volviese a abrir los ojos de forma desorbitada mientras por su cabeza se pasaban diez mil preguntas sin sentido. ¡Es que no podían tenerlo! Gilgamesh de Lagash había abarazado a la ladrona esta vez por delante, y había encima comenzado a jugar con sus cabellos de forma suave, como pidiéndole así que se relajara. ¿Q-Qué?... La chica no podía estar más confundida y desconcertada. ¿Qué coño pasaba aquí? Esto no podía ser real. Justo en ese momento, cuando su mente pensó exactamente eso: que no podía ser real la situación, oyó una voz como difuminada pero que era claramente la del chico. ¿Que llorase?.. Ya se salía todo de la realidad pero demasiado. ¿Quién era este que estaba aquí? ¿Quién cojones era y donde estaba Gilgamesh? Espera, ¿se estaba preocupando? ¡No! ¡Claro que no! Sólo que tampoco le gustaba que le tomasen el pelo.

- Sabes que me importa un cuerno el suelo... Lo que me importa en este momento es...

Cerró los ojos fuertemente y posó las manos sobre el pecho del chico, el cual no estaba con la fría armadura sino con ropa normal y corriente, además oscura.. No se había fijado hasta ahora, qué raro. Nada más posar las manos sobre el pecho, le apartó mirándole a los ojos. No se había alejado de él y por lo tanto de su agarre pero la cosa comenzaba a mosquearle muy seriamente. Si no era el rey... ¿Quién coño era? Porque tenía la misma apariencia aunque este no tenía nada que ver con el otro... Era como un contrario...

- Qué... ¿Qué cojones está pasando aquí? - preguntó, como para ella misma.

Su mente pensaba muy rápidamente, demasiadas ideas para todo lo que estaba pasando. Si nada de esto era real ¿qué cojones era? No podía serlo, ella no podía soltar fuego estaba claro, los barrotes no podían aparecer de la nada... ¿No? Y aún menos Gilgamesh podía ser amable... ¡Y menos con ella! ¿Y si no era real qué era? ¿Una ilusión? ¿Un sueño? Un sueño... No era la primera vez que la ladrona se daba cuenta de que estaba en un sueño y entonces aprovechaba para robar e hincharse a pescado, total.. Cuando se levantara no habría pasado nada. En sus sueños normalmente podía controlarlo todo, en cuanto se enteraba de que era un sueño claro y nadie podía decirle nada, ni siquiera la podían pillar. Y si esto era un maldito sueño...

Levantó la vista durante unos instantes y miró hacia las paredes. Era algo que normalmente hacía con la ciudad con la que soñaba, la cambiaba de color. Quizás pareciera algo infantil pero a ella le gustaba. De pronto, las paderes del salón se tornaron en un color totalmente esmeralda y Ghatta volvió a abrir los ojos sorprendida. ¡Estaba soñando! Espera... Entonces ¿no había intentado matar al rey? ¿Y las respuestas que él le había dado de su hermana quizás fuesen falsas? ¡Quería despertarse! No podía perder el tiempo soñando tonterías... Sin embargo, cuando giró la vista y vió al rey de frente se medio asustó. ¿Qué hacía entonces él ahí? Ella nunca solía soñar con nadie conocido, ni siquiera con su hermana, era incapaz de hacerlo. ¿Por qué entonces estaba Gilgamesh ahí?

Todo se complicaba, y eso no le gustaba nada. De pronto dio unos pasos hacia detrás como si de pronto hubiera descubierto algo y miraba al rey con el ceño medio fruncido pero sus ojos mostraban total sorpresa y desoncierto.


- ¿Qué haces aquí? ¿Qué quieres? ¿Quién eres? - formuló de forma rápida.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Miér Mar 09, 2011 5:46 pm

El rubio la miró cuando se separó un poco. Parecía algo desconcertada, bastante mas bien... pero Gilgamesh la miraba impasible como si no notara su inquietud. Aún seguía abrazándola, cerca de él, aunque ella haya tomado un poco de distancia. Arrimó un poco los brazos para evitar que se alejara, si es que lo intentaba. La miraba con ternura, esbozando una sonrisa dulce que decía "todo está bien".

A pesar de esto, en lugar de tranquilizarla, Ghatta se iba incomodando mas y mas. El joven no entendía lo que pasaba... se suponía que eso le haría bien... que se dejara llevar... que acepte sus brazos y sus intenciones, que se suelte y abra ante él. Pero eso no ocurría, por el contrario, la ladrona empezaba a darse cuenta de ciertas cosas, estaba cada vez mas insegura y se notaba. Sin embargo, el joven no aflojaba sus brazos, aún la tenía contra él. Luego de que algo le hiciera click en la cabeza de Ghatta, que el joven no había podido distinguir qué fue, ella se soltó y se alejó unos pasos hacia atrás. El rubio comenzaba él a impacientarse... pero no de mala manera, sino de forma angustiada y preocupada. Había hecho todo lo humanamente posible por ella, todo lo que era capaz de hacer en ese momento y lugar, pero a ella no le bastaba y se estaba desesperando. Aún así supo mantenerse sereno y tranquilo, demasiado tranquilo... la miró y sonrió con simpatía.

- Soy lo que soy, mi querida... Soy lo que ves. Soy lo que quieres que sea.- Respondió mientras se acercaba caminando hasta ella, acortando su distancia hasta quedar nuevamente muy cerca de su rostro. - No te preocupes por nada...- Terminó diciendo para volver a intentar abrazarla mientras acercaba sus labios a los suyos. Quería convencerla en se momento, estaba a punto pero algo interfirió con ella. Quería que se dejara caer en sus brazos y olvidara todo... si lo hacía.... si lo hacía... caería por completo en un mundo de sueños y no despertaría jamás, el rubio se la llevaría con ella...

Pero no. No ese día. Cuando estuvo a punto de abrazarla por completo y de apoyar sus labios en los de Ghatta, un fugaz movimiento violento cortó la escena y atravesó al rubio de forma horizontal, por la cintura. Su torso cayó hacia atrás, dejando sus piernas de pie en el lugar, y se esfumaron como humo. Cuando el torso cayó... dejó ver lo que había detrás... Y... A través del humo lo único que se veía.... ¡¡era otro Gilgamesh!! Uno con armadura dorada y una expresión que incitaba a cualquiera a alejarse de él. Había quedado en la misma posición luego de dar el espadazo horizontal. Algo encorvado, con las piernas abiertas, rodillas flexionadas bien apoyado en el suelo, y con el brazo derecho extendido hacia un lado, sosteniendo su espada. Estaba agitado y tomaba bocanadas de aire con la boca abierta. - ¿Que estabas a punto de hacer, maldita basura?- Dijo al recuperar el aliento, dirigido al otro Gilgamesh, el que había desaparecido. Aún no le había puesto atención a Ghatta, estaba demasiado encolerizado en ese momento.

Atrapado en una especie de burbuja que no le permitía ser visto, ni oído ni salir de ella, el Gilgamesh de la armadura había presenciado todo lo ocurrido desde el principio, con mucha claridad. Pero solo ese acto final fue el desencadenante de que destrozara su prisión etérea. Ya nada era seguro que cosa era sueño, ilusión o realidad. Lo único seguro era que había dos Gilgamesh. Como si nada pasara, y así como se desvaneció, el rubio con ropas comunes apareció por un lado de la habitación, caminando y con su cuerpo unido. No parecía enfadado sino todo lo contrario, se acercó de forma tranquila e ignoró a un encolerizado Gilgamesh, que lo miraba sin quitarle la vista de encima con el ceño fruncido y los dientes apretados con fuerza. Se puso de pie justo a su lado y miró a la ladrona.

- Mira Ghatta, esta salvaje ilusión fue la que se llevó a tu hermana. Solo él sabe las atrocidades que le hizo. Ven conmigo antes de que esa cosa te ataque- Dijo el rubio en pijama, extendiendo un brazo en dirección a ella.

- ¿QUÉ? ¿COMO TE ATREVES?! MALDITA ESCORIA MENTIROSA!!- Gritó el de la armadura a todo pulmón, directo al oído del otro, pero parecía no sentirlo o no molestarle. Luego se giró rápidamente hacia Ghatta - No le creas!! Yo soy el verdadero!! Ni se te ocurra acercarte a él, mujer!!- Le dijo medio a los gritos también, mas sumido en la prisa por hablarle que por enojo.

- Eso no es cierto, sabes que yo soy el rey. El verdadero rey de corazón noble. Te quiero, Ghatta. Has soñado siempre con un rey así. Para el pueblo y para ti. Te quiero a mi lado.- Replicó con serenidad y templanza, mirándola de una forma tan dulce que convencería a cualquiera. Incluso lágrimas comenzaron a acumularse en sus ojos. - Confía en mi... Él secuestró a tu hermana apenas supo su identidad!

- MMMGRRR!! HIJO DE PUTA!- Gritó a los cuatro vientos, totalmente sonrojado mientras le propinaba un golpe con el puño cerrado en la mejilla. El rubio lo recibió y retrocedió unos pasos, pero no se desvaneció ni nada. Lo recibió como una persona que lo acepta porque se lo merece o algo por el estilo. Volvió a erguirse con la mejilla totalmente roja por el golpe y volvió a su lugar. Si su intención era dar lástima, le salía redondo el plan. El Gilgamesh de la armadura dejaba ya ver una vena formándose en la piel de si sien. Se ponía cada vez mas rojo de ira y de... de... de algo que no sabía definir, pero que le molestaba hasta la punta de los pelos que el otro le dijera esas cosas a Ghatta.

- Yo no te mentiría, Ghatta. Sabes que no lo haría, tengo orgullo de rey. Él la encerró!!

- ¡¡MENTIRA!!

- Él la torturó!

- ¡¡MENTIRA!!

- ¡¡El la mató!!

- ¡¡MENTIRA!!

- ¡¡Él no te quiere!!

- ¡¡MENTIRA!!

Luego un silencio total se hizo en el salón...



Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Miér Mar 09, 2011 6:20 pm

La ladrona no sabía ya qué cojones pensar. Allí estaba él, de negro, mirándola y acercándose. Sus palabras la hicieron dudar todavía más. ¿Querida? ¿Desde cuando la llamaba así? ¡Desde nunca! Estaba claro que aquí había gato encerrado, por mucho que no le gustara esa expresión. Sus ojos mostraban totalmente desconfianza sobre cuando de pronto él la agarró con fuerza para que no se escapara comenzando a acercarse más y más a ella. ¿Qué pretendía? ¿Qué estaba pensando en hacer...? Notaba su presión sobre una de sus muñecas y su cintura y a pesar de ella haber puesto la mano sobre su pecho, él seguía acercándose sin dudar ni pestañear. Frunció el ceño todavía más y se dispuso a darle una patada en sus partes nobles, y nunca mejor dicho, cuando observó como sus labios se acercaron hasta que de pronto... Algo le atravesó. La cara de Ghatta se quedó totalmente a cuadros cuando oyó las palabras de la otra persona... ¡Otro Gilgamesh!

- Q-Qué coño... - murmuró.

¿Y ahora qué cojones pasaba? En sus sueños no solía pasar esto y ya le estaba empezando a cabrear tanta escenita. El primer rey había aparecido luego por un lateral, caminando tranquilamente como si nada ni nadie pudiera perturbarle jamás. Oyó sus primeras palabras y se quedó totalmente desconcertada. ¿Cómo es que la había llamado así de pronto? ¿Cómo sabía su nombre? ¿Acaso se le había escapado antes..? Da igual, no lo recordaba y estaba muy cansada como para pensarlo. No obstante, nada más oir al otro Gilgamesh lo supo. Ese era el verdadero, nadie le faltaría el respeto ni le hablaría de esa forma como lo hacía él, de manera tan bruta.. Aunque quien sabe si era otro ilusión... Ya no sabía qué pensar. Sin embargo pronto comenzaron una gran discusión y un puñetazo salió desde el Gilgamesh con armadura hasta el otro, propinándole un fuerte golpe en la mejilla y dejando ésta totalmente enrojecida. Ghatta por unos instantes se llevó la mano a los labios por la sorpresa pero pronto, recuperó al compostura como si no le importara lo que estuviese pasando en ese momento.

El Gilgamesh falso se había girado nuevamente hacia la ladrona diciéndole que él jamás le iba a mentir, y que era el de la brillante armadura quien la engañaba, quien había encerrado a su hermana y por ello Ghatta no pudo sino mirar rápidamente a éste, con el ceño fruncido. Pronto, el mismo, desmintió gritándole con fuerza aunque el primer Gilgamesh de todos volvió a las andadas diciendo que la había torturado. Ghatta volvió a girar su vista una vez más totalmente incrédula y esperando que eso no fuera verdad porque ya no sabía qué creer. Otra vez, de los labios del de la armadura brillante salió la palabra "Mentira" que hacía que de forma automática la mirada pasara de nuevo al primer Gilgamesh. Sin embargo era imposible no volver a mirar al Gilgamesh enfadado cuando el otro volvió a decir que había matado a su hermana. ¿Qué? ¡Qué cojones estaba pasando! Ghatta no podía ya con tanto estrés y de nuevo, como si de un partido de algún deporte con pelota se tratase, giró nuevamente su vista pero ooootra vez el otro lo desmintió. Se dio la vuelta desesperada y harta y entonces oyó lo último, algo que hizo que tras comenzar su marcha, parase de golpe.


- ¡¡Él no te quiere!!

- ¡¡MENTIRA!!

¿M-Mentira? El silencio reinó en el salón durante varios segundos, varios segundos totalmente interminables para Ghatta. ¿Por qué cojones se habían teñido sus mejillas de un rosa pálido? ¿Por qué estaba ocurriendo esto? ¿Por qué estaba soñando con él? ¿Por qué encima estaba soñando CON DOS? Quería que el sueño acabase de una maldita vez... Esto le estaba incordiando y encima, le estaban dando información errónea de su hermana y además uno de ellos estaba jugando con ello... Sí, eso comenzó a cabrearle. ¿Con qué derecho se atrevía a hablar de su hermana? Y además inventándose datos? Gilgamesh, el que ella conocía "bien" no había torturado a la propia Ghatta seguramente por ser una mujer así que... Dudaba que la hubiese torturado, quizás sí que la había encerrado, pero nada más. Nadie jugaba con su hermana, ni con ella, ni con su nombre. Por ello se giró y comenzó a caminar hacia el Gilgamesh sin armadura, no con aires enfadados sino todo lo contrario. Nada más tenerle en frente subió su vista y "sonrió". Pero tan rápido como sonrió, cambio la sonrisa por un ceño fruncido y una mirada de odio.


- No te atrevas a hablar de mi hermana - dijo, para luego asestarle su segundo puñetazo del día.

Tal y como se había acercado, comenzó a alejarse. Con un suspiro se marchó del lugar aunque no antes sin mirar al otro Gilgamesh de reojo, pero aún sonrojada. No tardó en irse corriendo, para largarse por la única puerta que ahora no estaba sellada. La que daba a los pasillos para luego adentrarse en la cocina y demás habitaciones. No tardó en comenzar a caminar por un pasillo que era totalmente largo y no recordaba... Joder, otra vez con todo esto. Le estaba molestando y de verdad... Buscaría alguna ventana por la cual poder suicidarse y así lograr una especie de "patada" para despertarse. Sin embargo algo le decía que sería una tarea difícil.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Miér Mar 09, 2011 9:37 pm

Un silencio bastante incómodo se hizo en el salón por unos largos, largos segundos. El Gilgamesh de la armadura contestaba tan deprisa que no procesó la última pregunta. Se quedó de una pieza, boquiabierto y sin saber que decir. Miró de reojo a Ghatta para ver su reacción, pero no se atrevió a voltear por completo.

Quiso decir algo pero no salió nada de su boca mas que aliento. En eso, una Ghatta no menos confundida que él se acercó con un rostro extrañamente apacible al rubio de ropas negras. - No... NO! Espera!! ¿QUE HACES? NO PUEDES CREERLE, IDIOTA! NO VAYAS!- Gritaba el Gilgamesh de la armadura... no solo gritaba como si estuviese lejos, sino que sentía que corría hacia ella. Estaban todos de pie a muy corta distancia unos de otros, pero aún así Gilgamesh la veía lejana, tanto que comenzó a sentir que corría hacia ella, con el brazo extendido y la palma de la mano abierta, corría y corría a todo dar, para alcanzarle y que no vaya con el otro. En el salón, nadie corría, aún seguía de pie. No entendía nada de lo que ocurría en su propia mente.

- Eso es, Ghatta. Eres mi Sol, mi compañera. La única mujer que ha soportado estar conmigo, la única persona que se me ha acercado tanto, la única que me querría... pues siempre estuve solo, como el fracasado rey que soy. Todos me temían o me desafiaban hasta la muerte. Nadie se imaginaba el compartir nada conmigo. Nadie me veía como a un igual, incluso intentando. Era un rey tonto y mimado. No hacía nada por mi mismo y todos los sirvientes me realizaban hasta las mas mínimas tareas. Sigo siendo un cobarde con una máscara, y siempre estaré solo. Ni siquiera tu te quedarás conmigo, apenas puedas te apartarás para siempre.- El semblante del rubio de negro comenzó a cambiar, comenzaba dulce y amigable pero terminó con una sonrisa malévola y sádica en su rostro, y cada vez propinando mas y mas injurias. Todo lo que decía era a propósito para atacar al Gilgamesh de armadura, que lo escuchaba con rabia e intentaba llegar hasta él, sin conseguirlo. Solo Ghatta parecía capaz de acercarse.
El rubio parecía conocer todos los mas recónditos detalles de la memoria de Gilgamesh, y los usaba en su contra, con mentiras y calumnias. Mezclaba viles mentiras con.... con otras que no lo eran del todo. No podía permitirlo... nada de eso... No aceptaba nada de eso como la verdad, no lo era.... El maldito manipulaba todo. Y ahora Ghatta... Intentaba correr hacia él furioso y sonrojado a mas no poder, pero no le alcanzaba, a pesar de que realmente estuviera a unos centímetros de él. No lo soportaba, acabaría con lágrimas de furia si continuaba, o resquebrajándose los dientes de tanto que los apretaba y sangrando sus palmas de tanto que apretaba sus puños.

Gilgamesh no podía llegar hasta ellos, pero Ghatta sí, y en lugar de irse con él como pensaba, la ladrona lo sorprendió dándole un golpe del cual se acordaría toda la vida. Por un segundo, creyó haber sentido ese contacto en su propia mejilla. Una vez recibido el golpazo, el rubio de negro retrocedió bruscamente, cerrando los ojos de dolor, y se desvaneció haciéndose humo... Ya no volvió a aparecer. Aunque sus mentes y sueños estaban unidos, parecía que solo la mente de Ghatta era la que debía acabar con esa ilusión, y solo ella... aunque apelara a recuerdos que solo tenía Gilgamesh. Una vez cumplida esta tarea, el Gilgamesh de armadura se sintió "liberado", pudiendo caminar y moverse a gusto.
Pero mientras comprobaba esto, Ghatta comenzó a alejarse... El rey la miró confundido. - ¿Y ahora qué? ¿Que demonios le pasa? No es sensato ponerse a correr así por un sitio como este...- Pensó frunciendo el ceño. ¿Qué debía hacer ahora?

- Maldita sea!! No es momento de perseguir conejos!- Maldijo para sí mismo en voz alta, mientras comenzaba a caminar a paso normal hacia donde Ghatta había corrido. Tarde o temprano la encontraría, pues él conocía mejor que nadie el castillo... pero su fastidio venía porque nadie sabía lo que pudiera aparecer frente a ella... ¿Y si otra vez aparecía el impostor intentando lastimarla? Gilgamesh apresuró su paso negándose constantemente estar preocupado.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Ghatta el Miér Mar 09, 2011 11:28 pm

Ya había empezado a caminar por los pasillos mirando hacia todos lados para encontrar una maldita ventana pero no, no encontraba ni una miserable ventana. Continuó caminando por los pasillos en los cuales de vez en cuando el suelo ondeaba como si se tratase del mismo mar pero sin llegar a sumergirse y haciendo que la ladrona caminara como mareada apoyándose en las paredes simultáneamente. Pronto paró de moverse y entonces pudo seguir el ritmo. Abrió una de las puertas y seguidamente se encontró con otra, del mismo tamaño. Alzó una ceja y entonces volvió a abrirla y así hasta abrir un total de seis puertas que conducían a una extraña sala en la cual no pensaba entrar. Era mejor seguir por un pasillo que irse a una habitación extraña pues ya no se fiaba de absolutamente nada.

Siguió caminando pues por el pasillo hasta toparse con un gran ventanal aunque éste.. Estaba cerrado. Intentó abrirlo girando el pequeño pomo pero fue inútil así que no esperó más y le dio un fuerte puñetazo, la daba igual hacerse daño. Sin embargo, eso fue exactamente lo que obtuvo y entonces no le hizo tanta gracia.. ¿Por qué el cristal no se había roto? Desde luego... No lo pensó ni dos veces antes de darle una patada y ver que efectivamente, no quería romperse. Con el ceño fruncido pasó de él y siguió caminando, ahora más rápidamente, por el pasillo. De pronto se paró en seco... ¿Ese cuadro? Ya lo había visto antes... ¿Estaba caminando en círculos? Se maldijo a si misma y entonces comenzó a correr por el pasillo de forma desesperada.

De pronto, encontró una pequeña estatuilla hecha de oro por lo que no tardó ni tres segundos en cogerla y darse la vuelta inmediatamente para encontrar el maldito ventanal. Después de incansables minutos corriendo hasta todas las direcciones sin oir nada más que el silencio, algo bastante agobiante, encontró el ventanal. Otra vez, sin pensarlo demasiado, lo alzó y con gran fuerza lo estampó contra el ventanal. Éste, se quebró y por lo tanto al ladrona continuó acestándole golpes de forma brusca hasta que finalmente acabó por romperse. Continuó machacándolo hasta que finalmente pudo apartar los trozos de cristal y desajustar un poco el cierre para que se abriera y finalmente.. ¡Conseguido! Por fin podría... Por fin podría despertarse.

No vaciló ni un segundo en subirse a ese bordillo. El viento soplaba pero ella no tenía miedo, ya lo había hecho muchísimas veces. Miró hacia abajo viendo la tremenda altura que había. Miró hacia el frente y de pronto cerró los ojos... Iba a hacerlo.


- Por favor.. Que esto me saque de aquí - susurró.


avatar
Ghatta
Daguera
Daguera

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1606

Edad : 21

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••• (5)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Gilgamesh el Jue Mar 10, 2011 12:09 am

Los pasos de Gilgamesh comenzaban a ser mas acelerados, de a poco algo le iba a dando mala espina y luego de unos minutos se encontró a sí mismo corriendo por los pasillos de su castillo. No se equivocaba, todo allí estaba mal. No era como siempre, ahora los corredores eran laberínticos y confusos. Algunos eran infinitos y otros no tenían salida, sino un paredón en medio. Corrió en círculos un par de veces antes de elegir otros caminos. Estaba completamente perdido. ¿Y Ghatta? Si él estaba perdido, ella mucho peor.

De la nada, un gato negro se atravesó por delante de él. Había salido de la nada y se dirigía a ningún lado. Un segundo después no volvió a verlo. Siguió corriendo enfureciéndose mas por las vueltas que le hacían hasta que escuchó un sonido... luego otro... y otro... era sonido a vidrio. Sería Ghatta... seguramente. Habría encontrado una ventana para escapar, pero... estaban a varios pisos en lo alto!!! no podía salir por allí o se mataría al caer. No sabía si la ladrona sabía ese detalle, por lo que ya harto de todas las vueltecitas, le propinó a la pared un fuerte golpe envuelto en una bola de fuego, y ésta se cayó en pedazos. Siguiendo el mismo ritmo, destrozó a la fuerza bruta todas las paredes que le impedían el paso hasta abrirse camino por sus propios medios en dirección al sonido. Al llegar, lo pudo ver claramente... una luz... era la luz del exterior. Corrió hacia ella y luego pudo divisar a Ghatta en el borde del ventanal. ¿Que pensaba hacer la idiota?

Se detuvo en seco a pocos pasos de ella. No le creía capaz... Se quedó un momento mirándola, mientras ella solo miraba el vacío. No era como realmente era... en ese sueño, el vacío era un acantilado que terminaba en rocas filosas golpeadas por fuertes olas. Nadie podía explicar como el castillo había acabado allí, era una locura... Pero no importaba eso ahora, ninguno de los dos pensó en eso ahora... Ghatta saltó.

Gilgamesh abrió los ojos como platos, y en lugar de inmovilizarse, solo atinó a saltar tras ella. Le tomó su mano izquierda con la derecha, y el rey usó la izquierda para agarrarse de un trozo de ventana que estaba aún fijo. Su mano sangraba mucho por el vidrio incrustado en ella, pero no le dolía para nada. Ghatta estaba colgando del acantilado, solo sostenida por la mano del rey.

- ¿Estás... loca?- Preguntó de forma entrecortada, mientras la miraba con asombro.


Spoiler:
Gran trabajo de Ghatta! ;)

Gran trabajo de Bell ;)


Gracias Ghatta por la firma!

avatar
Gilgamesh
Caballero Aristócrata
Caballero Aristócrata

Elemento : Fuego
Raza : Humano
Mensajes : 1470

Edad : 30
Empleo : -

Heroísmo del Personaje
Valentía Valentía: ••••••• (7)
Puntos de Vida Puntos de Vida: 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Abrasadora pesadilla

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.